x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Irán

Reino Unido sopesa recuperar las sanciones contra Irán en plena escalada de tensión por el petrolero apresado

  • El ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, anunciará este lunes un paquete de medidas punitivas contra Irán, tanto diplomáticas como económicas
  • "Se trata de evitar la guerra", ha expresado Heiko Maas, ministro de Exteriores alemán, que ha advertido del peligro de esta escalada de tensión entre ambos países

Publicada el 21/07/2019 a las 14:00 Actualizada el 21/07/2019 a las 16:56
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Captura del

Imágenes del abordaje al petrolero británico 'Stena Impero' difundidas por Irán.

El Gobierno de Reino Unido se está planteando recuperar las sanciones contra Irán que fueron retiradas por virtud del acuerdo nuclear firmado en 2015, en respuesta a la captura del petrolero británico Stena Impero en el estrecho de Ormuz por parte de la República Islámica, según ha avanzado The Telegraph y recoge Europa Press.

El diario británico apunta que el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, anunciará este lunes un paquete de medidas punitivas contra Irán, tanto diplomáticas como económicas. En un paso más, incluso podría pedir a la ONU y la UE que reactiven sus sanciones contra Irán, que también fueron retiradas por el acuerdo nuclear, de acuerdo con The Telegraph. "Vamos a considerar una serie de opciones", ha dicho este domingo el ministro junior de Defensa, Tobias Ellwood, preguntado sobre la reactivación de las sanciones contra Irán en Sky News. "Hablaremos con nuestros colegas y nuestros socios internacionales para ver qué se puede hacer", ha añadido.

Reino Unido es uno de los firmantes del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 por las principales potencias mundiales e Irán, por virtud del cual el régimen de los ayatolás se compromete a limitar el desarrollo militar de su industria atómica a cambio de la retirada progresiva de las sanciones internacionales. Estados Unidos abandonó el acuerdo nuclear alegando un supuesto incumplimiento por parte de Irán. Los demás firmantes -Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China- se comprometieron a mantenerlo vivo, si bien la recuperación de las sanciones británicas podría minar este objetivo.

Ellwood ha subrayado que en estos momentos "lo más importante" es lograr una solución para el Stena Impero, así como "garantizar que otros barcos de bandera británica operan de forma segura en esas aguas para después mirar el cuadro completo", en alusión a la situación en el golfo Pérsico.

Reino Unido ya ha enviado una carta al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y al Consejo de Seguridad de la ONU en la que informa sobre la captura del Stena Impero, asegurando que se trata de "una interferencia ilegal" por parte de las autoridades iraníes. "El barco estaba ejerciendo el legítimo derecho de paso en tránsito por un estrecho internacional, conforme al Derecho Internacional", según el cual "el derecho de paso no debe ser impedido, por lo que la acción de Irán constituye una interferencia ilegal", sostiene Reino Unido en la carta, a la que ha tenido acceso la agencia de noticias Reuters.

El Ejecutivo de Theresa May ha asegurado que su prioridad es "reducir la tensión" porque no busca una confrontación con Irán, si bien ha apostillado que "las tensiones actuales son extremadamente preocupantes". "Es inaceptable y sumamente peligroso amenazar a los buques que realizan sus actividades legítimas", ha aseverado.

El embajador iraní en Londres, Hamid Baeidinejad, ha reaccionado a estas informaciones instando a Downing Street a "contener a las fuerzas políticas domésticas que quieren aumentar la tensión existente entre Reino Unido e Irán más allá de la cuestión de los barcos". "Esto es algo peligroso y poco inteligente en un momento sensible para la región", ha dicho en su cuenta oficial de Twitter, al tiempo que ha recalcado que la nación persa "permanece firme y está preparada para diferentes escenarios", sin precisar cuáles.
 

En un tono parecido, el portavoz para temas de Justicia del Partido Laborista, Richard Burgon, ha pedido al Gobierno que no se convierta en el "mensajero" del presidente estadounidense, Donald Trump, recordando lo ocurrido con la guerra de Irak. "No queremos acabar siendo los mensajeros o secuaces de Donald Trump", ha dicho Burgon en Sky News, abogando por que Reino juegue un "papel positivo" a favor de la reducción de las tensiones en Oriente Próximo y del acuerdo nuclear.

La versión iraní

El Stena Impero fue apresado el viernes con 23 personas a bordo -de Rusia, India, Letonia y Filipinas- mientras navegaba por aguas internacionales cerca del estrecho de Ormuz por una presunta violación del Derecho del Mar, según informó entonces la Guardia Revolucionaria.

Ya el sábado, el jefe de la Organización Marítima y de Puertos de la provincia iraní de Hormozgán, Alá Morad Afifipoor, detalló que el Stena Impero "colisionó con un barco pesquero" que intentó contactar con el petrolero británico, pero no obtuvo respuesta, por lo que dio aviso a las autoridades iraníes.

Además, el portavoz de la Guardia Revolucionaria, el general Ramezan Sharif, dijo que el Stena Impero navegaba por una ruta equivocada hacia el estrecho del Ormuz escoltado por un buque de guerra de Reino Unido para evitar, precisamente, que fuera interceptado por la República Islámica.

Conforme al relato de Teherán, los efectivos de la Guardia Revolucionaria pidieron al petrolero británico que se detuviera pero hizo caso omiso de los avisos, por lo que finalmente fue abordado con lanchas rápidas y un helicóptero, una actuación que quedó grabada en un vídeo que ha sido difundido en las últimas horas.

Toda esta escalada de tensión podría tener su origen en el pasado 4 de julio cuando un destacamento de los Marines británicos apresó el superpetrolero Grace 1, contratado por Irán, cuando navegaba cerca de Gibraltar ante la sospecha de que trasladaba un cargamento de crudo con destino a una refinería de Siria, lo que supondría un incumplimiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea contra el Gobierno que preside Bashar al Assad. Desde entonces, el Grace 1 permanece bajo custodia de las autoridades británicas en Gibraltar. La República Islámica ha pedido insistentemente a Reino Unido la liberación del superpetrolero y ha advertido de que adoptará represalias contra los británicos y los estadounidenses por esta acción.

La operadora pide permiso para visitar a la tripulación 

La operadora británica del petrolero Stena Impero ha formulado una petición oficial a las autoridades de la república islámica para visitar a los 23 integrantes de la tripulación, según ha confirmado la compañía en un comunicado. "Puedo confirmar que una solicitud formal de permiso para visitar a los 23 miembros de la tripulación se hizo a las autoridades en el puerto de Bandar Abbas", ha declarado el presidente y consejero delegado Erik Hanell a través de un comunicado.

"La solicitud ha sido reconocida, pero esperamos una respuesta formal. Mientras tanto, continuaremos cooperando y comunicándonos con todas las autoridades apropiadas", ha añadido. "Hay 23 marinos a bordo de nacionalidad india, rusa, letona y filipina. No se tiene constancia de heridos. La seguridad y el bienestar de nuestra tripulación sigue siendo nuestra prioridad", ha añadido.

Alemania pide "evitar la guerra"

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha advertido este domingo de que la actual escalada de tensión entre Irán y Reino Unido por la captura de buques podría llevar a una nueva "guerra" en el golfo Pérsico que ha urgido a evitar. "Se trata de evitar la guerra", ha dicho en una entrevista publicada por el dominical Bild am Sonntag. "Todos los esfuerzos (que llevamos a cabo) junto a los socios europeos y a los países de la región están dirigidos a este fin", ha apuntado.

El jefe de la diplomacia alemana ha augurado además que, "en el caso de que se produjera una escalada militar incontrolada, no habría ningún vencedor, solo perdedores". Así las cosas, "se necesita una diplomacia inteligente que mantenga abiertos los canales de comunicación (entre las partes), que encuentre formas de crear confianza y reduzca las tensiones, aun cuando esto parezca difícil".

Maas ha urgido a "hacer valer la voz de la razón y no dejar el campo a disposición de quienes quieren agravar el conflicto". En concreto, ha pedido a Irán que "no siga alimentando la espiral", lamentando que la situación es cada vez "más peligrosa".

Omán urge a Irán a liberar al Stena Impero

Omán ha urgido este domingo a Irán a liberar al petrolero británico, para frenar así la escalada de tensión en el golfo Pérsico. "El Sultanato (de Omán) hace un llamamiento a no exponer a la región a riesgos que afecten a la libertad de navegación", ha dicho la cadena estatal Oman TV en su cuenta oficial de Twitter. Además, la nación árabe ha pedido moderación a todas las partes, insistiendo en la necesidad de que resuelvan sus diferencias por vías diplomáticas.

Omán se suma así a Bahréin, que ha condenado "enérgicamente" la captura del Stena Impero y ha exigido a Irán que ponga fin de inmediato a sus acciones "irresponsables".

Panamá retira la bandera a un petrolero remolcado a Irán

La Autoridad Marítima de Panamá ha confirmado este sábado que ha comenzado el proceso para retirar el registro a un petrolero llamado RIAH, que fue remolcado a Irán después de que desapareciera de los mapas de seguimiento de barcos en el Estrecho de Ormuz el pasado 14 de julio.

Ante esta situación, Panamá ha iniciado este viernes el proceso para retirar la bandera a este buque, después de que una investigación haya determinado que el petrolero había "violado la normativa internacional de manera deliberada" al no informar de una situación inusual, según ha confirmado la autoridad en un comunicado. "Es completamente inaceptable que una de nuestras naves se vea involucrada en situaciones o actos ilícitos en cualquier parte del mundo", ha añadido.

Por su parte, Irán ha dicho que remolcó un barco en sus aguas desde el estrecho después de que el buque emitiese una llamada de socorro. Aunque Teherán no haya nombrado el barco, el RIAH es el único cuyos movimientos registrados parecen coincidir con esa descripción. Las autoridades estadounidenses han indicado que no están seguros de si el petrolero fue capturado por Irán o rescatado después de tener que hacer frente a una serie de fallos mecánicos, como afirma Teherán.

La autoridad marítima de Panamá ha avisado de que retirará la bandera a todos los barcos que violen sanciones internacionales o el Derecho Internacional en el marco de la disputa por la interceptación en Gibraltar de un petrolero iraní acusado de intentar burlar las medidas punitivas de la UE sobre Siria. Washington ha pedido una mayor seguridad para las embarcaciones en el Golfo.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.