x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Salud

Johnson & Johnson, condenada a pagar 515 millones por promover el consumo de opiáceos en EEUU

  • El fabricante de productos farmacéuticos y de higiene personal ha anunciado que apelará la sentencia
  • El juez de distrito del condado de Cleveland, Thad Balkmam, considera que los acusados "tomaron parte en la comercialización engañosa de sus drogas y opiáceos en general"
  • Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU, el consumo de opiáceos estuvo relacionado con 400.000 muertes por sobredosis en el país entre los años 1999 y 2017

infoLibre
Publicada el 27/08/2019 a las 10:36 Actualizada el 27/08/2019 a las 17:40
Pastillas, fármacos

Imagen de archivo de diversas pastillas.

La multinacional estadounidense Johnson & Johnson (J&J) ha sido condenada en Oklahoma a pagar 572,1 millones de dólares (515 millones de euros) por su papel en la crisis sanitaria por la adicción al consumo de opiáceos, aunque el fabricante estadounidense de productos farmacéuticos y de higiene personal ha anunciado que apelará la sentencia.

Por su parte, las farmacéuticas Purdue Pharma y Teva habían llegado anteriormente a sendos acuerdos extrajudiciales por importe de 270 millones de dólares (243 millones de euros) y 85 millones de dólares (76,5 millones de euros), respectivamente, para evitar el juicio.

En su sentencia, el juez de distrito del condado de Cleveland, Thad Balkmam, considera que los acusados "tomaron parte en la comercialización engañosa de sus drogas y opiáceos en general", añadiendo que la crisis generada por la adicción a estas sustancias representa "un peligro inminente y una amenaza".

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU, el consumo de opiáceos estuvo relacionado con 400.000 muertes por sobredosis en EEUU entre los años 1999 y 2017. Desde el año 2000, alrededor de 6.000 personas murieron por esta causa en Oklahoma, según los datos de las autoridades del Estado.

"La decisión en este caso es errónea", ha señalado J&J en un comunicado, ya que el Estado no presentó evidencias de que los productos o acciones de la empresa provocaran las molestias, además de considerar que las reclamaciones del Estado violan los principios fundamentales del proceso al tratar de responsabilizar a una empresa por conductas permitidas por las leyes y regulaciones federales.

"Janssen (J&J) no causó la crisis de los opiáceos en Oklahoma, y ni los hechos ni la ley respaldan este resultado", declaró Michael Ullmann, vicepresidente ejecutivo y asesor general de Johnson & Johnson. "Reconocemos que la crisis de opiáceos es un problema de salud pública tremendamente complejo y tenemos una profunda solidaridad por todos los afectados", añadió.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Lo más...
 
Opinión