x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Bolivia

El Gobierno de la autoproclamada Áñez expulsa al personal diplomático de Venezuela en un giro radical de la política exterior de Bolivia

  • Jeanine Áñez anuncia que han sido cesados el 80% de los embajadores designados por la Administración de Morales e informa de la salida de los tratados ALBA y UNASUR
  • Cuba ha optado por "retirar de Bolivia a 725 ciudadanos cubanos que trabajan en diferentes áreas de la cooperación para no empeorar más la situación"
  • Morales reitera su llamamiento a un "diálogo nacional" para resolver la crisis postelectoral y la OEA acuerda enviar una misión de "cooperación" para las nuevas elecciones

Publicada el 15/11/2019 a las 21:17 Actualizada el 15/11/2019 a las 22:00
La autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez.

La autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez.

EFE
El Gobierno de la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ha anunciado este viernes la expulsión del personal diplomática de Venezuela por involucrarse en asuntos internos, en un giro radical de la política exterior del país hacia sus vecinos regionales respecto a la era de Evo Morales.

La ministra de Exteriores, Karen Longaric, ha informado en rueda de prensa de que el personal venezolano ha sido declarado "personas non grata" por "violar las normas de la diplomacia" por "haberse involucrado en asuntos internos". "Se les dará un plazo para que abandonen el país (...) a todo el personal diplomático de la Embajada de Venezuela en Bolivia que representa al Gobierno del señor (Nicolás) Maduro", ha indicado Longaric.

La nueva jefa de la diplomacia boliviana ha explicado que "existen pruebas contundentes contra ciudadanos venezolanos en los eventos agresivos de la semana pasada". "Han sido encontrados con armas de fuego, uniformes y otros instrumentos", ha detallado. Posteriormente, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, ha presentado ante los medios de comunicación a nueve venezolanos detenidos con placas de la Policía de Venezuela y dos microchips con imágenes de personas con armas.

Longaric ha avanzado asimismo que los actuales funcionarios bolivianos en Venezuela serán cesados. A este respecto, ha añadido que ya han sido cesados el 80 por ciento de los embajadores designados por la Administración de Morales. "Todo se orienta a (...) reconstituir las relaciones de Bolivia con ese país (Venezuela), en un marco de democracia y respeto fundamental a los principios del Derecho Internacional y (...) los Derechos Humanos", ha indicado.

Cuba retira a 700 profesionales

Además, Longaric ha revelado que ha tenido "una larga conversación" con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, "en términos muy respetuosos –muy amistosos, si se quiere–" sobre la presencia de ciudadanos cubanos en Bolivia. "Hay una serie de acusaciones contra ciudadanos cubanos en el sentido de que habrían estado actuando en estos movimientos agresivos que han atormentado a la sociedad estos días", ha declarado en la cadena local TVU, según informa La Razón.

En este contexto, Cuba ha optado por "retirar de Bolivia a 725 ciudadanos cubanos que trabajan en diferentes áreas de la cooperación", sobre todo en el ámbito sanitario, "para no empeorar más la situación". La canciller boliviana ha argumentado que "es oportuna y necesaria esa salida" de los profesionales cubanos porque "va a permitir un trato respetuoso, como siempre hubo entre Cuba y Bolivia".

ALBA y UNASUR

Por otro lado, Longaric ha informado sobre la salida de Bolivia de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y ha anticipado que hará lo mismo con la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). "El Gobierno ha desvinculado a Bolivia del tratado del ALBA, ya no somos parte del tratado del ALBA, y estamos analizando también la desvinculación de Bolivia del tratado de UNASUR", ha declarado.

No obstante, poco después ha aclarado que en el caso de UNASUR, la decisión política está tomada y solamente quedaría darle forma a través del Ministerio de Exteriores y la Asamblea Legislativa, que tienen que intervenir en el trámite. Longaric ha argumentado que en UNASUR solo "quedan cuatro estados que serían los que están sustentando económicamente" una organización regional "que en los hechos no existe, no opera y no nos beneficia para nada".

Morales, dispuesto a no participar

El ex presidente boliviano Evo Morales ha asegurado este viernes que está dispuesto a no participar en las nuevas elecciones presidenciales que su sucesora interina, Jeanine Áñez, ha prometido celebrar para superar la crisis política aunque vetando expresamente al líder indígena. "Por el bien de la democracia, si no me quieren no participaré, no tengo ningún problema con no participar en las nuevas elecciones", ha dicho Morales en una entrevista concedida a Reuters en Ciudad de México, a donde llegó el martes en calidad de asilado político.

Morales ha reiterado que su única intención es "pacificar Bolivia", algo que ya declarado en los últimos días pero ha mantenido la incógnita sobre cuál sería su rol político bajo el Gobierno de Áñez. Interrogado a este respecto, en esta ocasión ha explicado que, si la Asamblea Legislativa aprueba su dimisión a la Presidencia de Bolivia, regresará como mero ciudadano y militante de Movimiento Al Socialismo (MAS).

Además, ha rehusado pronunciarse sobre quién podría ser el candidato presidencial del MAS, señalando únicamente que esa decisión corresponde al pueblo boliviano. Morales ha llegado a reconocer en estos años que la falta de un heredero político claro le quitaba el sueño.

La OEA acuerda una misión para las nuevas elecciones

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha acordado con la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, enviar una misión de "cooperación" de cara a las nuevas elecciones que el Gobierno en funciones se ha comprometido a celebrar para zanjar la crisis política en el país.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha contado vía Twitter que este viernes ha hablado con Áñez, a la que se ha referido como "presidenta del Gobierno provisional de Bolivia", para transmitirle el apoyo del bloque hemisférico al próximo proceso electoral. "Acordamos el envío de una misión de la OEA en Bolivia para la cooperación electoral previa a las elecciones y reiteramos el llamado a la pacificación del país", ha informado.
 
"Agradezco la llamada del secretario general de la OEA, Luis Almagro, su reconocimiento a nuestro Gobierno de transición y el apoyo para convocar elecciones en el menor tiempo posible", ha contestado Áñez en la red social. Además, la hasta ahora vicepresidenta segunda del Senado ha anunciado que la misión de la OEA llegará la próxima semana a Bolivia "para conversar sobre la transición democrática".
 
La UE apoya una "solución institucional"


La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reiterado este viernes el apoyo de la UE a una "solución institucional" en Bolivia que, según ha indicado, pasa por un liderazgo interno que evite un "vacío de poder" que tendría "graves consecuencias" y guíe al país a nuevas elecciones para zanjar la crisis política. Mogherini ha expresado su preocupación por "los recientes eventos en Bolivia, donde las irregularidades en las elecciones" presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre (...) están poniendo en cuestión la estabilidad y paz social del país".

Para la UE, "es de vital importancia el retorno a la normalidad constitucional para que el Estado de Derecho, los principios democráticos y los derechos civiles sean respetados". En concreto, ha precisado que "la UE apoya una solución institucional que permita a un liderazgo interino preparar nuevas elecciones y evitar un vacío de poder que podría tener graves consecuencias para todo el país".
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión