x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cultura

Muere el poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, figura clave de la Teología de la Liberación

  • Con su muerte, Nicaragua pierde a su mayor referente literario después de Rubén Darío y  a un luchador incansable por los derechos humanos
  • Suspendido como sacerdote en 1984 por Juan Pablo II​​​​​, la imagen del papa abroncándole en la pista del aeropuerto a su llegada a Managua dio la vuelta al mundo
  • Estando ya gravemente enfermo, el papa Francisco decidió hace un año levantar la suspensión y rehabilitarle en sus funciones de sacerdote

Publicada el 02/03/2020 a las 08:59 Actualizada el 02/03/2020 a las 10:38
Fotografía de archivo del sacerdote trapense y multipremiado poeta nicaragüense Ernesto Cardenal.

Fotografía de archivo del sacerdote trapense y multipremiado poeta nicaragüense Ernesto Cardenal.

EFE

El poeta Ernesto Cardenal ha fallecido este domingo en Managua a los 95 años de edad, según ha confirmado su asistente personal y poetisa Luz Marina Acosta. Cardenal es una de las figuras clave de la Teología de la Liberación y está estrechamente vinculado con el movimiento sandinista.

Tras su muerte, el Gobierno nicaragüense ha trasladado sus "más sinceras condolencias" a familia y amigos en nombre del pueblo. "Al conocer el Fallecimiento del Poeta Cardenal, reconocemos su aporte a la lucha del Pueblo Nicaragüense", ha apuntado el comunicado oficial, recogido por el portal El 19 Digital.

"Ernesto Cardenal (...) constituye una gloria y un orgullo nicaragüenses que admiramos profundamente", ha añadido la nota, que contempla tres días de duelo nacional.

Cardenal, que sufría problemas cardíacos y renales, está considerado como uno de los últimos autores más prestigiosos de America Latina. Sus obras han sido traducidas a más de 20 idiomas y han recibido reconocimientos internacionales como la orden Legión de Honor en Grado de Oficial del Gobierno de Francia. Con su muerte, Nicaragua pierde a su mayor referente literario después de Rubén Darío.

Vinculado a las luchas progresistas de América Latina y al movimiento sandinista de Nicaragua, Cardenal y otros curas adscritos a la Teología de la Liberación fueron suspendidos del ejercicio del sacerdocio en 1984 por el entonces papa Juan Pablo II.

El por entonces papa abroncó a Cardenal, quien permaneció arrodillado ante él en la propia pista del aeropuerto de Manugua, por formar parte del Gobierno sandinista como ministro de Cultura (1979-1987) tras colaborar con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en el derrocamiento del dictador Anastasio Somoza.

Tras estudiar en su juventud en Manuagua, viajó por diferentes partes del mundo, hasta llegar a Estados Unidos, en donde permaneció en una abadía de Kentucky durante dos años, y posteriormente estudió teología en México. En 1965 es ordenado sacerdote en Managua y años después funda una comunidad cristiana en una isla del archipiélago de Solentiname, donde escribe El Evangelio de Solentiname, en el que expone sus ideas acerca de la Teoría de la Liberación y la religión como arma de los pobres para lograr la justicia social.

Décadas después, Cardenal decidió abandonar el movimiento sandinista en protesta por la dirección y el rumbo que el partido estaba llevando bajo la dirección de Daniel Ortega, a quien le llegó a acusar de "dictador", en los años 90.

Estando ya enfermo, el papa Francisco decidió hace un año levantar la suspensión y rehabilitar en sus funciones de sacerdote a Cardenal, quien volvió a tomar los hábitos de manera simbólica para bendecir, desde la cama del hospital en el que se hallaba, al obispo auxiliar de Managua Silvio José Báez, quien había pedido al poeta su bendición.

Nominado hasta en cuatro ocasiones al Premio Nobel de Literatura, Cardenal tuvo tiempo de escribir sus últimos poemas antes de abandonar este mundo, en el que deja una extensa obra traducida a más de 20 idiomas, entre las cuales destaca Canto a un país que naceHomenaje a los indios, o La Revolución perdida.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




8 Comentarios
  • leandro leandro 02/03/20 21:12

    Con este hombre se cumple una vez más la visión que la iglesia católica tiene del cristianismo .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • cexar cexar 02/03/20 15:43

    Soy ateo, vaya por delante, pero creo que si alguna oportunidad tiene la Iglesia católica de mantenerse algún siglo más es con un mensaje de cercanía a los más desfavorecidos. Algo que no practican habitualmente.
    Salud y República,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Tajo Tajo 02/03/20 13:18

    El ultra reaccionario papa Wojtyla que después han subido a los altares, fue un Torquemada para la Teología de la Liberación que defendía los Derechos Humanos frente a las dictaduras latinoamericanas que los reprimía. Mientras tanto, la iglesia oficial vaticana tenía plena colaboración con esas dictaduras que llegaron a asesinar a Monseñor Romero, a Eyacuría y a muchos más sacerdotes comprometidos en la defensa de esos DD.HH. La figura de Ernesto Cardenal se agiganta frente a ese papa ultra que le humilló arrodillado en la pista de aterrizaje del aeropuerto de Managua, y después le suspendió de su sacerdocio. Ha sido en 2019 cuando estando ya enfermo, el Papa Francisco decidió hace un año levantar la suspensión y rehabilitar en sus funciones de sacerdote a Cardenal, quien volvió a tomar los hábitos de manera simbólica para bendecir, desde la cama del hospital en el que se hallaba, al obispo auxiliar de Managua Silvio José Báez, quien había pedido al poeta su bendición.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    9

    • Harry Treleaven Harry Treleaven 02/03/20 15:28

      ¿Recuerda usted a Zbigniew Brzezinski? Uno de los grandes padres de la trilateral, polaco de nacimiento y “pez gordo” en la administración U.S.A. Desde su departamento partieron las instrucciones a su “santidad” para que atizara al poeta, que le estaba molestando en el patio trasero.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      6

      • Tajo Tajo 02/03/20 16:28

        Recuerdo una magistral viñeta de Martinmorales, con la "santísima trinidad", Reagan vestido de Papa, Woijtyla de cuatrero con los revólveres al cinto, y la Tracher; los tres marchando en comparsa, no se cual sería más reaccionario. Ojalá existiera el infierno, para que los tres ardieran en él.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        5

  • Isabelle006# Isabelle006# 02/03/20 12:34

    Siempre me quedará el recuerdo de cómo el papa polaco le abroncó en público durante una visita al país mientras el sacerdote permanecía arrodillado. Fue un gesto, en mi opinión, demasiado inhumano para ser un enviado de Dios, tuce la desagradable sensación de que el abroncador aún no había aterrizado de las alturas divinas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • Tajo Tajo 02/03/20 12:39

      La figura de Ernesto Cardenal fue

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • El chipionero El chipionero 02/03/20 10:21

    Fue un gran hombre, sacerdote revolucionario en defensa de los pobres; fue suspendido por Juan Pablo II (un Papa reaccionario, que lo suspendió por combatir a Somoza, un dictador), con lo que se demuestra, una vez más, que la Iglesia Católica ha venido apoyando a dictadores y condenando a los defensores del pueblo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

 
Opinión