x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Newsletter Covid-19

'Corona-news': malas noticias sobre la vacuna, familias más unidas y el poder farmacéutico

  • The Guardian habla con investigadores que avisan de que las dudas sobre la inmunidad podrían desembocar en que nunca encontremos una vacuna 100% efectiva contra el covid-19
  • La pandemia ha roto muchas familias, pero otras se han encontrado durante el confinamiento, acostumbradas a pasar poco tiempo juntas, explica The New York Times
  • ¿Puede una empresa aprovecharse de una pandemia? Der Spiegel relata las dudas sobre la actuación presente y futura de Gilead, farmacéutica responsable del medicamento más útil
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 27/05/2020 a las 06:00
Trabajos para encontrar una vacuna en un laboratorio.

Trabajos para encontrar una vacuna en un laboratorio.

Efe

infoLibre resume semanalmente las informaciones más interesantes sobre el covid-19 publicadas en la prensa internacional. Esta es nuestra selección de hoy.

Malas noticias sobre la vacuna (The Guardian)

Gobiernos de todo el mundo han utilizado la vacuna como condición indispensable para obtener la victoria total contra el coronavirus y pasar de la "nueva normalidad" a la normalidad a secas. Pero The Guardian recoge varias voces de investigadores que ya están alzando la voz para alertar de que una vacuna 100% efectiva podría no llegar nunca. Por lo tanto, conviviríamos con el SARS-Cov2 para siempre. Probablemente con mejores medicamentos, determinados sectores de población inmunizados y mejores sistemas sanitarios, pero con una amenaza de fondo durante décadas.

El problema es la inmunidad. En las últimas semanas han aparecido descubrimientos positivos, asegurando que la resistencia de los anticuerpos generados una vez se pasa la enfermedad dura meses. Pero otros experimentos están empezando a apuntar en la dirección contraria. Investigadores de la Universidad de Oxford analizaron sangre de pacientes recuperados y descubrieron que la inmunidad cae en picado pasado el primer mes. Otro trabajo advirtió de que los que han pasado el covid-19 con síntomas leves no desarrollan anticuerpos efectivos. No es definitivo, aún quedan muchos estudios por delante, pero son malas noticias.

También se baraja la posibilidad de que la vacuna no impida el contagio pero sí atenúe los síntomas, o al revés: que genere un cuadro parecido a un resfriado pero que otorgue inmunidad. En el primer caso los mayores podrían ser el destino principal de la vacuna, en el segundo los más jóvenes. En todo caso, aunque la vacuna conseguida sea 100% efectiva y no cause efectos secundarios (el obstáculo más común en este tipo de trabajos), los expertos advierten: aún nos quedan años de lucha.

 

Familias más unidas (The New York Times)

Dar una buena noticia relacionada con una pandemia y que no tenga relación con su fin siempre es complicado: puede interpretarse como una frivolidad, tratándose de una enfermedad que se ha llevado por delante cientos de miles de vidas en todo el planeta. The New York Times es consciente de que el covid-19 ha roto muchas familias, pero lleva a su titular que ha unido a otras. El periódico ha hecho trabajo de campo en Nueva York, la ciudad estadounidense más golpeada por el coronavirus y aún confinada, y esa es su conclusión: ha sido, para muchos, la oportunidad para pasar más "tiempo de calidad" con sus padres, madres, hijos o parejas.

"Con poco más que hacer, muchas personas están saboreando el tiempo que tienen para placeres simples como comer y bailar con sus seres queridos", explica el reportaje. No pasa por alto que muchas familias se han roto –por la muerte, por el aislamiento–. Además, para muchos ha sido complicado conciliar el teletrabajo con el cuidado de los niños. Pero otras se han encontrado tras años sin mirarse en la mesa a la hora de la comida, sin parar demasiado por casa por un trabajo exigente. Los hijos de Olivia Horton "se han peleado, pero en general, se han unido con una ferocidad que solo proviene de circunstancias extremas", explica. Aili Zhang explica que antes solo comía con su pareja y su hijo una vez por semana: ahora tres veces al día. "Tenemos peleas, pero también tenemos más discusiones abiertas. Es agradable".

 

El poder farmacéutico (Der Spiegel)

Der Spiegel relata el poder que amasa y que puede llegar a amasar Gilead, la farmacéutica responsable del medicamento que, por ahora, mejor parece funcionar para aplacar el covid-19: el remdesivir. Su cotización en Bolsa está por las nubes y los analistas temen que, a la hora de poner en venta el remedio de manera masiva, la empresa aproveche para ganar aún más dinero, poniéndole un precio muy por encima de los costes de producción. "¿Puede una empresa beneficiarse de una epidemia mundial?", se pregunta el diario alemán.

"La industria farmacéutica basada en la investigación se considera una de las industrias más rentables. Y Gilead Sciences, cuyo retorno de ventas es más alto que el de Apple, tiene una reputación de ser obscenamente codiciosa cuando se trata de precios", alerta el reportaje. Una ex miembro del Consejo de Ética alemán advierte: el medicamento ya ha sido desarrollado, ya que se utiliza en la actualidad contra otras enfermedades, por lo que no hay excusas para pedir más dinero del debido. Investigadores británicos han calculado, teniendo en cuenta un pequeño margen de beneficio, que el precio de la dosis debería rondar los 8 euros: la farmacéutica argumenta que el cálculo es incorrecto, puesto que sus gastos de investigación son mucho mayores. Las cuentas de este tipo de empresas son habitualmente opacas, por lo que se antoja difícil saber si la actuación de Gilead es y será legítima.

 

La desescalada de 1918 (The Washington Post)

Se trata de enfermedades diferentes en un contexto muy diferente, pero los historiadores creen que podemos sacar lecciones valiosas de cómo se abordó la pandemia de gripe española al principio del siglo XX. La primera enseñanza que podemos aprender, muy apropiada para la fase en la que ahora se encuentran muchos países, es que hay que tener mucho cuidado a la hora de desconfinarse. El Centro de Historia de la Medicina de la Universidad de Michigan, explica The Washington Post, ha investigado si el distanciamiento social fue efectivo en 1918, año de mayor incidencia de la influenza en Estados Unidos.

A las ciudades que cerraron escuelas y prohibieron las reuniones públicas les fue mejor contra la gripe. San Francisco, incluso, multó a quien no llevara mascarilla en público. Pero la I Guerra Mundial y el relajamiento de algunos territorios condujo a un rebrote muy fuerte. En Filadelfia, un desfile dejó 1.000 muertos en solo 10 días. En ciudades como Denver, el fin de las restricciones provocó aglomeraciones. Por entonces, la economía del país era eminentemente manufacturera, por lo que el cierre de bares, restaurantes y otros comercios no tuvo un gran impacto económico. Pero los investigadores sí han concluido que hay semejanzas, sobre todo en el comportamiento humano: "A pesar de que el contexto histórico cambia, habrá un gran clamor por volver a la vida normal". Y puede ser peligroso.

 

Wuhan se apunta a los test masivos (The New York Times)

La ciudad epicentro de la pandemia, Wuhan, se ha lanzado a hacer test PCR a todos sus habitantes. Ha hecho pruebas a 6,5 millones de personas en apenas unos días. Pero expertos en Salud Pública y virólogos dudan de la utilidad del inmenso gasto público que ha afrontado la ciudad para unos resultados con apenas unos días de validez, explica The New York Times en este reportaje. La foto fija muestra que la urbe china apenas cuenta con 200 contagiados, lo que no quiere decir que un rebrote no se pueda producir.

Los funcionarios del Gobierno chino han rastreado hasta la última esquina de la ciudad en busca de personas que aún no pasaran la prueba. En un escenario propio de Black Mirror, las autoridades han advertido de que quien se negara a hacerse el test obtendría un código amarillo en la aplicación que los habitantes utilizan para combatir el coronavirus, lo que les negaría el acceso a bares, restaurantes y otros comercios. Hay objetores que piensan que podrían contagiarse en las largas colas que se producen para ser testeado. Otros piensan que solo se trata de una campaña de marketing del régimen. Los defensores de la estrategia aseguran que los resultados pueden dar más seguridad a los ciudadanos, animándoles a consumir y a reactivar la economía.

 

Bonus track: la portada de The New York Times con los nombres de cientos de fallecidos por el covid-19 dio la vuelta al mundo la pasada semana, pero no se quedó en el papel: está acompañada de este especial multimedia donde, a modo de homenaje, aparecen unas líneas en memoria de algunos de los afectados. Y esta obra de arte de AJ+, un relato en forma de animación sobre la lucha diaria de un sanitario contra el coronavirus.

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión