x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Estados Unidos

Trump se opone a renombrar las bases militares de EEUU que llevan el nombre de comandantes confederados

  • "Estados Unidos entrenó y desplegó a nuestros héroes en estos terrenos sagrados y ganaron dos guerras mundiales", manifiesta el mandatario norteamericano
  • Las protestas contra el presunto homicidio de George Floyd prosiguen, y un grupo de manifestantes  derriba la estatua del general confederado Williams Carter Wickham en Richmond

Publicada el 11/06/2020 a las 09:15 Actualizada el 11/06/2020 a las 09:35
Discurso del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Efe

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha mostrado este miércoles su oposición a la posibilidad de renombrar las bases militares estadounidenses que llevan el nombre de comandantes confederados, informa Europa Press.

Trump ha señalado que las "monumentales y muy poderosas" bases militares con nombres de comandantes confederados "se han convertido en parte de una gran herencia estadounidense y en historia de victoria y libertad".

"Estados Unidos entrenó y desplegó a nuestros héroes en estos terrenos sagrados y ganaron dos guerras mundiales", ha continuado, en una serie de mensajes difundidos a través de su cuenta de Twitter.

"Por lo tanto, mi Administración ni siquiera considerará el cambio de nombre de estas magníficas y legendarias instalaciones militares. Nuestra historia como la nación más grande del mundo no se alterará", ha explicado. "¡Respetad a nuestros militares!", ha concluido.

El secretario de la Armada, Ryan McCarthy, y el secretario de Defensa, Mark Esper, se han mostrado abiertos a mantener una "conversación bipartidista" sobre cambiar el nombre de la casi una docena de instalaciones militares que llevan los nombres de comandantes confederados, ha informado la cadena de televisión CNN. Algunas de ellas son Fort Bragg, en Carolina del Norte, Fort Hood, en Texas, y Fort A. P. Hill, ubicada en Virginia.

El presunto homicidio del afroamericano George Floyd a manos de la Policía ha desatado en Estados Unidos y otros países del mundo una ola de indignación y protestas multitudinarias que claman por justicia y critican la desigualdad racial, y están consiguiendo que muchos cuestionen el 'status quo' en el país norteamericano.

Derribada la estatua de un general confederado

Durante la manifestación contra el racismo en Richmond, Virginia, ha sido derribada la estatua del general confederado Williams Carter Wickham, un hecho similar al ocurrido en Brístol (Reino Unido), donde ha sido derribada y arrojada al río la estatua del esclavista del siglo XVII Edward Colston.

En Richmond los manifestantes concentrados en el parque Monroe derribaron la estatua en la noche del sábado. Wickham era abogado, dueño de una plantación, político y general de caballería de la Confederación durante la guerra civil americana (1861-1865). La estatua data de 1891.

En ese mismo parque --utilizado como hospital de campaña durante la guerra-- hay otras dos estatuas dedicadas a personalidades confederadas, una de ellas a Fitzhugh Lee, general confederado y sobrino del mítico Robert E. Lee. El gobernador de Virginia, Ralph Northam, había ordenado el jueves la retirada de una estatua de Robert E. Lee situada cerca.

En la misma línea, el viernes el Cuerpo de Marines de las Fuerzas Armadas estadounidenses anunció la retirada de todas las banderas confederadas. "Los acontecimientos actuales son un terco recordatorio de que no basta retirar los símbolos que provocan división, sino que debemos eliminar la división en sí misma", ha declarado el comandante de los marines, el general David H. Berger.

La orden incluye objetos cotidianos como tazas, carteles o pegatinas de vehículos. "La bandera de batalla confederada ha sido utilizada por extremistas violentos y grupos racistas cuyas creencias causan división y no tienen cabida en nuestro Cuerpo", afirmó Berger.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión