X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Newsletter Covid-19

'Corona-news': La esperanza en los anticuerpos, la manipulación rusa y la inesperada adhesión a la "recuperación verde"

  • Una nueva terapia contra el covid-19 despierta la ilusión entre los investigadores, explica The New York Times: consiste en multiplicar los anticuerpos más eficaces de personas recuperadas
  • Putin mantiene que el coronavirus ha sido derrotado en Rusia, pero las cifras le desmienten y los expertos que ponen pegas son silenciados, recoge The Washington Post
  • Estados Unidos participará en la única gran cita climática de 2020, que intentará que los países se comprometan a más inversiones medioambientales para salir de la crisis, cuenta The Guardian
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 01/07/2020 a las 06:00
Una mujer vota en el referéndum constitucional de Rusia.

Una mujer vota en el referéndum constitucional de Rusia.

EFE

Esta es la última edición de corona-news, nuestro resumen semanal de las informaciones más interesantes sobre el covid-19 en la prensa internacional. Eso sí, seguiremos informando y analizando la pandemia en infoLibre. ¡Gracias por leer!

La esperanza en los anticuerpos (Der Spiegel)

La investigación sobre nuevos tratamientos contra el covid-19 avanza a buen ritmo. El fármaco Remdesivir ya ha demostrado su eficacia para evitar los casos más graves, pero los expertos tienen más esperanzas puestas en los anticuerpos que se podrían inyectar en la sangre para mejorar la respuesta inmunitaria de potenciales contagiados, explica Der Spiegel. No se trata de inyectar directamente plasma de recuperados, otra posible solución en la que se trabaja. Las terapias que nos ocupan consisten en escoger de ese plasma los anticuerpos más eficaces (cada persona genera varios tipos) y multiplicarlos en laboratorio.

Estos anticuerpos más eficaces se llaman "neutralizantes" y no solo se podrían usar en personas contagiadas con una gran probabilidad de desarrollar síntomas graves: también en personas sanas, funcionando como una "vacuna pasiva" para sanitarios y personas con un sistema inmunitario débil que puede conseguir que la enfermedad sea mucho más leve. Así, el éxito de este tratamiento significaría la construcción de un "puente" hasta el definitivo descubrimiento de una vacuna segura y efectiva.

"Esperamos que en otoño tendremos los datos clave que nos permitirán evaluar la seguridad y la eficacia de este medicamento", aseguró para el periódico alemán uno de los responsables de la investigación. Hay obstáculos, eso sí: no es barato producir en masa anticuerpos.

La manipulación rusa (The Washington Post)

El discurso oficial del presidente Vladimir Putin, en Rusia, es que el coronavirus se ha ido, que sus compatriotas han ganado la batalla contra el virus. Pero los datos no dicen lo mismo: los contagios no dejan de subir, día tras día. Aquí lo explica The Washington Post. Y el confinamiento ya es cosa del pasado. Activistas, sindicatos médicos y expertos alertan, además, de que la cifra oficial de fallecidos, en torno a los 9.000, no es real. Muchos casos se catalogan como una simple neumonía y la falta de test atenaza a las regiones más pobres. Pero son silenciados en base a la ley de noticias falsas, que prevé penas de cárcel de hasta seis años para quien publica o difunde informaciones que no le gusten al Ejecutivo.

Rusia afronta estos días una votación de una semana sobre una reforma constitucional que permita a Putin permanecer en el poder hasta 2036. Los epidemiólogos se temen que las aglomeraciones que se pueden producir en el referéndum lleven al país a una segunda ola cuando la primera aún no se ha ido. En concreto, lo alertó en una entrevista para un medio local la doctora experta en enfermedades infecciosas Victoria Adonyeva, que afirmó también que los médicos estaban "al límite". La Fiscalía la llamó para interrogarla y el gobernador regional culpó al periodista por "malinterpretar" sus palabras, pese a que había sido publicada en un formato de pregunta y respuesta.

La inesperada adhesión a la "recuperación verde" (The Guardian)

Ante la suspensión de la cumbre del clima (COP26) de Glasgow, el encuentro online que ha organizado para la próxima semana la Agencia Internacional de la Energía (AIE) se ha convertido en el único gran evento relacionado con el cambio climático de este desastroso 2020. Y, explica The Guardian, tendrá una presencia sorprendente: la de Estados Unidos, que, según fuentes del periódico, está interesado en la llamada "recuperación verde". Es decir, la apuesta por una inversión fuerte en energías limpias, eficiencia energética y otras herramientas para salir de la crisis económica generada por el covid-19 y, de paso, no agravar más la delicada situación del planeta con respecto al calentamiento global. También estarán otras grandes potencias industriales como China, India y, cómo no, la Unión Europea.

A pesar del negacionismo del presidente Trump, se espera que la cumbre termine con un compromiso fuerte de los países para suscribir planes ecológicos de reconstrucción de sus economías. Ni siquiera hace falta creer en el cambio climático, dice el director ejecutivo de la AIE. La construcción de paneles solares y aerogeneradores, la rehabilitación energética de los edificios y el despliegue de puntos de carga para vehículos eléctricos crean empleo. Como siempre, está por ver si las promesas de los países se convierten en realidad.

El fin de la clase media africana (The New York Times)
 

El desarrollo de muchos países de África ha estado vinculado en los últimos años al crecimiento de las clases medias, definidas como personas que tienen ingresos estables y que gastan entre 10 y 100 dólares por unidad familiar al día. Kenia, Nigeria, Ruanda, Sudáfrica o Zimbabue estaban, hasta ahora, reduciendo año tras año a las personas que vivían en una pobreza extrema. Hasta la llegada de la pandemia y el confinamiento. No solo los ya pobres son más pobres ahora: muchos africanos que disfrutaban de cierta estabilidad lo han perdido todo en cuestión de semanas, relata The New York Times. El tímido crecimiento de estos países se ha derrumbado y no está muy claro cuándo se recuperará.

Es el caso de James Gichina, keniano que tras mucho esfuerzo compró dos pequeños autobuses para trasladar a los turistas que llegan al aeropuerto de la capital hasta los parajes naturales orgullo del país. Con la llegada de la pandemia, quitó los asientos y se puso a vender fruta y verdura. Pero ya no le da para vivir. Como este, miles de ejemplos de africanos que estaban saliendo adelante en los últimos años, vinculados a los centros de comercio de las grandes ciudades, y que ahora solo ven oscuridad.

Políticamente, explican los analistas, esta clase media no solo es clave para el desarrollo económico de los países, también para el desarrollo social y político. Son los que piden mejores equipamientos para la sanidad y la educación, los que empujan reformas democráticas. "Este colapso de la clase media podría tomar varios años para recuperarse", advierten los expertos.

La 'camisa Zoom' (The New York Times)
 

El confinamiento y la irrupción del teletrabajo han cambiado hábitos laborales en todo el mundo. The New York Times se hace eco de una de estas nuevas costumbres: tener una camisa limpia, planchada y lista al lado del puesto de trabajo del hogar por si surge una videollamada improvisada. Al principio, explica Joe Farrell –vicepresidente ejecutivo del imperio de comedia Funny or Die– sentía vergüenza por si alguien se daba cuenta de que usaba siempre, una y otra vez, la misma prenda. Pero nadie se fijó. Finalmente lo confesó a sus colegas y todos dijeron, entre risas: "oh, sí, yo también tengo una camisa Zoom". Solo el 10% de los teletrabajadores se visten igual en la oficina que en casa, según una encuesta de una analista del mundo de la confección.

Y como quien no corre vuela, ya han surgido líneas de moda específicas para videollamadas: camisas y vestidos que no son ni muy informales ni demasiado formales, porque un exceso de arreglo puede interpretarse como pretencioso –todo el mundo sabe que, aunque te pongas corbata, estás en tu salón–. En Walmart, las ventas de prendas de cintura para arriba se han disparado, y las de cintura para abajo se han desplomado. Para determinados negocios, la necesidad de aparentar no ha cambiado ni un ápice. Quizá por desgracia.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión