x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Johnson retrasa la siguiente fase de la desescalada en Inglaterra al 15 de agosto tras registrar 846 nuevos contagios

  • El jefe médico de Inglaterra, Chris Whitty ha descartado que Reino Unido esté sufriendo una "segunda ola" de coronavirus
  • A partir del 8 de agosto será obligatorio el uso de mascarilla en algunos sitios cerrados como museos o cines

Publicada el 31/07/2020 a las 15:36 Actualizada el 31/07/2020 a las 17:28
El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, en rueda de prensa sobre la situación del coronavirus en el país.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, en rueda de prensa sobre la situación del coronavirus en el país.

Europa Press

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado este viernes que la siguiente fase de la desescalada en Inglaterra, que debía comenzar el sábado, no lo hará hasta el 15 de agosto, debido al aumento de los contagios en el país. El 1 de agosto estaba previsto en Inglaterra la reapertura de casinos, boleras y pistas de patinaje y la reanudación de los espectáculos en lugares cerrados, los eventos deportivos con público y las bodas de más de 30 personas, si bien ahora se retrasará todo al 15 de agosto, según recoge Europa Press.

Johnson ha anunciado también que a partir del 8 de agosto será obligatorio llevar mascarilla en algunos sitios cerrados de Inglaterra, entre los que ha mencionado museos, galerías, cines y lugares de culto.

Estas medidas se suman a las anunciadas a última hora del jueves por el Gobierno británico para prohibir las reuniones sociales en domicilios de Mánchester y otras zonas de Inglaterra, argumentando que, "lamentablemente", las autoridades han detectado "un aumento en la tasa de transmisión" del covid-19.

Johnson ha negado que el conjunto de estas medidas preventivas suponga de facto una vuelta al confinamiento en esta región británica, indicando que obedecen simplemente a la necesidad de "reaccionar" porque "la prevalencia del virus en Inglaterra puede que siga aumentando".

En clave nacional, ha considerado igualmente que el país debe "pisar el freno" de la reapertura social y económica para mantener la pandemia bajo control. "Ya dijimos que podría haber nuevos brotes y ahora estamos viendo la luz de emergencia en el salpicadero, así que estamos respondiendo como debemos hacerlo", ha defendido en una comparecencia.

El jefe médico de Inglaterra, Chris Whitty, que ha comparecido junto a Johnson, ha descartado que Reino Unido esté sufriendo una "segunda ola" de coronavirus, esgrimiendo que en la medida en que cada persona contacta con más gente es "inevitable" que haya más contagios.

Whitty ha sostenido que la mejor forma de controlar el virus es mediante el "comportamiento humano", por lo que ha reiterado la importancia de seguir las recomendaciones sanitarias de distancia social, lavado de manos y mascarilla.

Además, el jefe médico ha recalcado que, en caso de ser necesario, habrá que volver a ciertas restricciones. "La idea de que podemos reabrir todo y mantener el virus bajo control" no es acertada, ha dicho, agregando que "cada sociedad debe probar cuán rápido puede reabrir".

En el caso de Reino Unido, preguntado sobre la perspectiva del otoño, Whitty ha subrayado que aún es "difícil" prever cuál será la situación, aunque ha apuntado que "los colegios son una absoluta prioridad", según informa BBC.

Reino Unido confirmó el jueves 846 nuevos contagios y otros 38 fallecidos, lo que sitúa los totales en 302.301 y 45.999, respectivamente, desde el inicio de la pandemia en el país europeo.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión