X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Afganistán

Afganistán pide una reducción "significativa" de la violencia para un alto el fuego definitivo en las conversaciones de paz con los talibanes

  • El presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional, el ex primer ministro Abdulá Abdulá, ha destacado que "no es posible la victoria a través de la guerra"

  • Ha lamentado que más de 12.000 afganos han muerto y otros 15.000 han resultado heridos desde que Estados Unidos y los talibanes firmaran su acuerdo de paz en febrero
  • El inicio de las conversaciones de paz directas llega tras varios meses plagados de obstáculos, el principal de los cuales ha sido el proceso de liberación de presos

 

Publicada el 13/09/2020 a las 13:26 Actualizada el 13/09/2020 a las 14:04
El presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional y ex primer ministro Abdulá Abdulá.

El presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional y ex primer ministro Abdulá Abdulá.

EP

Las autoridades de Afganistán han reclamado este domingo una reducción "significativa" de la violencia en el país tras el inicio de sus históricas conversaciones de paz con los talibanes en Qatar y han destacado que la posibilidad de un alto el fuego estará en el centro de la agenda. "El alto el fuego es una demanda de todos los afganos y estoy seguro de que ambas delegaciones hablarán de ello junto a otros temas", ha dicho el presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional, el ex primer ministro Abdulá Abdulá, según recoge Europa Press.

Así, ha destacado que "no es posible la victoria a través de la guerra" y ha agregado que las negociaciones permitirán que "ambas partes ganen y no haya un perdedor", según ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Abdulá ha sostenido por ello que primero debe haber una reducción "significativa" de la violencia de cara a un alto el fuego humanitario y un alto el fuego definitivo. "Sería un error de cálculo pensar que causar más víctimas hará a la gente tener más esperanzas de paz", ha añadido.

En este sentido, ha lamentado que más de 12.000 afganos han muerto y otros 15.000 han resultado heridos desde que Estados Unidos y los talibanes firmaran su acuerdo de paz en 29 de febrero, que debía abrir la puerta a las conversaciones directas, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana 1TV.

Por último, ha resaltado que las diferencias existentes no podrán solucionarse inmediatamente, antes de mostrarse de acuerdo con los talibanes en que "no debe haber extranjeros en la sala de negociaciones". Pese a ello, ha argüido que "podrían ser necesarios en algún momento" del proceso.

Atmósfera positiva

Masum Stanekzai, jefe de la delegación negociadora, ha manifestado por su parte que el primer encuentro con los talibanes, celebrado el sábado, tuvo lugar en una atmósfera positiva y que durante el mismo se debatió la agenda de las negociaciones.

Por contra, Mohamad Naim Uardak, nuevo portavoz de la oficina de los talibanes en Qatar, ha resaltado a través de su cuenta en la red social Twitter que "hasta el momento no ha habido reuniones entre los grupos técnicos o de contacto". "Cuando lo hagan, allanarán el camino para la reunión de los equipos negociadores".

El inicio de las conversaciones de paz directas —Kabul no participó en las que derivaron en el histórico pacto firmado el 29 de febrero por Washington y los insurgentes— llega tras varios meses plagados de obstáculos, el principal de los cuales ha sido el proceso de liberación de presos. Asimismo, desde el acuerdo de febrero, el país se vio sumergido de nuevo en una espiral de violencia, con la reanudación de los ataques de los talibanes contra las fuerzas de seguridad y civiles afganos, mientras los insurgentes acusan al Ejército de Afganistán de seguir atacando sus posiciones.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión