X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis de los refugiados

Los primeros 300 migrantes desalojados de Moria tras el incendio llegan al nuevo campamento provisional

  • El campamento tiene capacidad para cerca de 3.000 personas, lo que implica que la mayoría  de personas afectadas por el incendio se quedará sin alojamiento
  • Más de 12.000 personas han tenido que dormir a la intemperie desde que el fuego arrasara las tiendas donde estaban instaladas
  • Varios países de la UE han accedido a acoger a 400 menores no acompañados, pero UNICEF recuerda que "sigue habiendo demasiados niños y familias que se enfrentarán a otra noche al aire libre"

Publicada el 13/09/2020 a las 12:08 Actualizada el 13/09/2020 a las 18:47
Algunos niños en el nuevo campamento de la isla de Lesbos.

Algunos niños en el nuevo campamento de la isla de Lesbos.

EFE

Unos 300 migrantes desalojados del centro de internamiento de Moria, en la isla griega de Lesbos, han llegado ya al nuevo campamento provisional levantado para acoger a estas personas, que se han quedado sin refugio tras los incendios que han afectado esta semana a Moria, donde vivían unas 12.000 personas hacinadas.

Los migrantes trasladados se han sometido a pruebas rápidas de coronavirus para intentar evitar que haya nuevos contagios en el campamento provisional cuya construcción comenzó el pasado miércoles y que permitirá acoger a unas 3.000 personas.

Las pruebas han revelado siete nuevos casos, según informa la televisión pública griega ERT, que cita al Ministerio de Sanidad. Los positivos han sido trasladados a una zona aislada.

Fuentes del Ministerio de Migración y Asilo han destacado que las familias y las personas de "grupos vulnerables" tendrán prioridad, si bien el citado medio ha indicado que hay migrantes que están negándose a su traslado al nuevo campamento y piden ser llevados a la Grecia continental.

El sábado se produjeron nuevas protestas de los migrantes evacuados del campo de Moria y algunos se enfrentaron a la Policía después de que intentaran marchar hacia el puerto de Mitilene, el más importante de la isla. Los agentes emplearon gases lacrimógenos para cortar el paso a los migrantes.

Previamente, cientos de migrantes se habían concentrado para exigir que se les permita salir de Lesbos con pancartas con consignas manuscritcas con lemas como "No queremos volver a un infierno como el de Moria" o "¿Nos escucha, señora Merkel?", en referencia a la canciller alemana, Angela Merkel.

Más de 12.000 personas, la mayoría africanas y afganas, han tenido que dormir a la intemperie desde que el fuego arrasara las tiendas donde estaban instaladas. Hasta 35 de los residentes de este centro de internamiento tienen covid-19, pero la Policía solo ha podido localizar a ocho de ellos tras los incendios, por lo que se teme que pueda haber contagios.

Varios países de la UE han accedido a acoger a 400 menores no acompañados tras el incendio. Este sábado, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha recordado que "sigue habiendo demasiados niños y familias que se enfrentarán a otra noche al aire libre. Necesitan urgentemente refugio, protección y acceso a servicios básicos". Además, UNICEF ha pedido a más países que acojan a menores en mayor número.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión