X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Estados Unidos

¿Qué está en juego? ¿Quién vota? ¿Por qué el 3 de noviembre?: Guía rápida de las elecciones 2020 en Estados Unidos

  • La pandemia ha provocado una mayor movilización del voto por correo, pese a las críticas de un posible fraude por parte de Trump, y se teme que eso atrase los resultados
  • Para alcanzar la Casa Blanca, es necesario haber nacido en Estados Unidos y haber residido en el país al menos 14 años, así como tener una edad mínima de 35

Publicada el 20/10/2020 a las 12:20 Actualizada el 20/10/2020 a las 13:04
Una mujer pasa frente a un mural que muestra a la Estatua de La Libertad mutilada.

Una mujer pasa frente a un mural que muestra a la Estatua de La Libertad mutilada.

EFE

Si hay unas elecciones que despierten interés en todo el mundo son las de Estados Unidos. En esta ocasión hay un interés particular en conocer si Donald Trump conseguirá revalidar su puesto como presidente o tendrá que ceder el testigo al antiguo vicepresidente Joe Biden.

A continuación, repasamos algunas de las claves de la cita electoral en Estados Unidos:

¿Por qué el 3 de noviembre?

Las presidenciales en Estados Unidos se celebran cada cuatro años y siempre el primer martes después del primer lunes de noviembre, tal como se estableció en 1845. La elección del mes se debe en su origen a la necesidad de evitar el invierno y la concreción en el día pretende evitar que la votación tuviese lugar el día de Todos los Santos.

¿Quién puede votar? 

Las leyes que regulan el derecho electoral varían en función de cada estado, aunque como norma general pueden votar los ciudadanos con nacionalidad de Estados Unidos, mayores de 18 años y registrados oficialmente. Algunos estados marcan límites en caso de antecedentes penales o incapacidad mental.

Los estadounidenses residentes en el extranjero o en misiones militares también pueden participar si lo solicitan con anterioridad a la fecha de los comicios. En el caso de los astronautas en misión espacial, remiten la papeleta por correo electrónico.
 
La pandemia de coronavirus, que tienea Estados Unidos como el país más afectado, ha provocado también una mayor movilización del voto por correo -pese a las críticas de un posible fraude por parte de Trump-, y son ya millones los estadounidenses que han depositado su papeleta ya por esta vía o mediante el voto anticipado previsto en algunos estados.
 

¿Qué está en juego?

Además del inquilino de la Casa Blanca, los estadounidenses también renuevan la Cámara de los Representantes en su totalidad (435 escaños) y un tercio del Senado (34 escaños). Los demócratas aspiran a revalidar el control que actualmente tienen de la Cámara Baja y arrebatar a los republicanos también la Cámara Alta.

Asimismo, están en juego un amplio abanico de cargos estatales, entre ellos los gobernadores de once estados y dos territorios -Samoa Americana y Puerto Rico-, así como los legislativos de numerosos estados.

¿Quiénes son los candidatos?

Para alcanzar la Casa Blanca, es necesario haber nacido en Estados Unidos y haber residido en el país al menos 14 años, así como tener una edad mínima de 35. Hasta 1951, no había límite de mandatos pero la aprobación de la 22 Enmienda de la Constitución los reduce actualmente a dos.

Trump buscará la reelección frente al candidato demócrata Joe Biden, quien fuera vicepresidente con Barack Obama. En general, todos los presidentes que han buscado la reelección desde principios del siglo XXI la han obtenido, pero hubo cuatro a los que los votantes se la denegaron: Herbert Hoover, Gerald Ford, Jimmy Carter y George H.W. Bush.

​​​​

¿Cuándo se conocerá el resultado? 

Por regla general, el resultado se conoce durante la noche siguiente a las elecciones, a medida que cierran los colegios de los distintos estados y se publican las proyecciones de los medios, o al día siguiente. En 2000, sin embargo, hubo que esperar hasta diciembre cuando el Tribunal Supremo dio la victoria a George W. Bush en Florida y con ello la mayoría en el Colegio Electoral.

En esta ocasión, los expertos coinciden en señalar que el resultado también podría tardar en llegar. El elevado número de votos anticipados y por correo, que algunos estados no cuentan hasta después del 3 de noviembre, hace temer que los datos oficiales se demoren, a lo que se suman las dudas expresadas por Trump respecto a posibles fraudes, que hacen presagiar recursos en caso de que los resultados no sean los esperados.

¿Qué es el colegio electoral? 

Los ciudadanos no eligen directamente a su presidente, sino a los 538 compromisarios del Colegio Electoral. Estos representantes se reparten entre los distintos estados en función de su población y van a parar íntegramente al candidato vencedor en cada territorio, salvo en los casos de Nebraska y Maine que funciona un sistema proporcional.

Para ser elegido presidente no es necesario ganar en voto popular, sino lograr el respaldo de al menos 270 compromisarios del Colegio. Esto solo ha ocurrido en cinco ocasiones en la historia del país, la última de ellas fue precisamente la victoria de Trump en 2016.

El Colegio Electoral vota el lunes posterior al segundo miércoles de diciembre -el día 14 este año- y el resultado lo anunciará el presidente del Senado, Mike Pence, ante las dos cámaras del Congreso el 6 de enero.

¿Qué ocurre si hay empate? 

En caso de empate en el Colegio Electoral, la designación del presidente pasa al Congreso: La Cámara de Representantes elige al presidente entre los tres candidatos más votados y el Senado, al vicepresidente. Sólo ha ocurrido en dos ocasiones (1801 y 1825).

¿Cuándo empieza el mandato? 

Tanto si gana Trump como si es Biden quien se impone, su mandato no comenzará hasta el 20 de enero, día en que tendrá lugar la ceremonia de toma de posesión en las escaleras del Capitolio y ante el presidente del Tribunal Supremo.

La fecha quedó establecida en la Vigésima Enmienda de la Constitución norteamericana, que fue ratificada en 1933 para acelerar plazos. El 4 de marzo era hasta entonces la fecha habitual por los retrasos en el recuento, pero los avances tecnológicos permitieron el adelanto.

A un presidente saliente se le conoce como un 'pato cojo' (lame duck) en el periodo que va entre las elecciones y el traspaso de poderes.

¿Qué puede hacer el presidente?

Estados Unidos cuenta con un régimen presidencialista, por lo que el inquilino de Casa Blanca es jefe de Estado, de Gobierno y de las Fuerzas Armadas. Tiene competencias para designar a los miembros de la Administración y también propone otros altos cargos como los jueces del Tribunal Supremo.

El presidente puede ser sometido a un impeachment o juicio político en el Congreso, pero también -al menos en teoría- podría verse abocado a ceder el poder a su 'número dos' si así lo deciden una mayoría de miembros del Gobierno. El vicepresidente también asciende en caso de fallecimiento o dimisión, o por incapacidad temporal del mandatario.

¿Cuál es el papel de los partidos? 

La política estadounidense está dominada por los dos grandes partidos, el Republicano y el Demócrata, desde hace casi un siglo. En general, a los demócratas se les suele identificar con políticas más progresistas y a los republicanos con más conservadoras, pero dentro de ambas formaciones hay personalidades muy diversas con intereses muy diferenciados.

Tradicionalmente, a los republicanos se les representa con el color rojo y a los demócratas con el azul. La explicación es de carácter anecdótico y no fruto de una decisión de los partidos. En las elecciones de 1976, la cadena NBC mostró un mapa con bombillas que se iluminaban de rojo cuando ganaba en un estado el candidato demócrata y azul cuando lo hacía el republicano.

En elecciones sucesivas, las distintas cadenas emularon la presentación de resultados, pero cada una optó por emplear colores distintos. Finalmente, en 2000 terminaría imponiéndose, el uso del azul para los demócratas y el rojo para los republicanos. Uno de los que lo impusieron fue el New York Times, uno de cuyos responsables dijo que optaron por el rojo porque empezaba por 'r', igual que republicano.

Los demócratas tienen un burro como mascota por las críticas a Andrew Jackson, que reutilizó como emblema el apodo que le impusieron en 1828 sus críticos: jackass (burro o asno en inglés). Los republicanos comenzaron a utilizar el elefante a partir de una viñeta de Thomas Nast en la que reflejaba la victoria de este animal sobre un burro demócrata en los comicios de 1877.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión