Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Diego Armando Maradona

La Fiscalía investiga al médico de Maradona por posible "homicidio doloso" debido a una negligencia

  • Leopoldo Luque trató al futbolista durante los preparativos para la operación quirúrgica a la que se sometió a principios de mes
  • Las hijas del astro argentino fueron quienes pidieron una revisión de las medicaciones que Luque había recetado a su padre

Publicada el 29/11/2020 a las 16:13 Actualizada el 29/11/2020 a las 16:48
Grafiti de Diego Armando Maradona.

Grafiti de Diego Armando Maradona.

EFE

El doctor Leopoldo Luque está siendo investigado del delito de "homicidio doloso" por posible negligencia médica en el marco de la investigación sobre las circunstancias de la muerte, el pasado miércoles, del exfutbolista Diego Armando Maradona, según han informado fuentes judiciales a la agencia de noticias argentina Télam y recoge Europa Press.

El médico, de 39 años, trató a Maradona durante los preparativos para la operación quirúrgica a la que el exfutbolista se sometió a principios de mes por un hematoma subdural en la cabeza.

De acuerdo con las fuentes de Télam, Luque fue informado de sus derechos este domingo durante una doble operación en su domicilio de la localidad bonaerense de Adrogué, y en su consultorio clínico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las mismas fuentes han matizado que el médico "está siendo objeto de una investigación por la posible comisión del mencionado delito" y que la notificación "no implica una medida restrictiva de la libertad".

Ambas operaciones comenzaron después de las declaraciones de las tres hijas del futbolista, Dalma, Gianinna y Jana, quienes pidieron una revisión de las medicaciones que Luque y su equipo le recetaron en los últimos meses de tratamiento en las clínicas Ipensa, de La Plata, y en la Clínica Olivos, lugar este último donde Maradona fue intervenido.

Tras las declaraciones, el equipo de fiscales encabezado por el fiscal general de San Isidro, John Broyad, más sus adjuntos Patricio Ferrari y Cosme Iribarren; y por la fiscal de Benavídez, Laura Capra, decidieron dar luz verde a las operaciones.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión