X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

España reforzará el control de pruebas PCR a los viajeros procedentes de Reino Unido e insiste en tomar "medidas coordinadas" con la UE

  • "Si no la hubiera actuará en defensa de los intereses y derechos de los ciudadanos españoles", aseguran desde Moncloa
  • Países Bajos, Bélgica, Austria, Alemania, Italia e Irlanda suspenden los vuelos a Reino Unido por la nueva cepa de coronavirus. Francia también estudia hacerlo
  • El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha convocado una videoconferencia para abordar el tema
  • En respuesta al pico de contagios, Reino Unido decretó el sábado el cierre de Londres y el sureste del país. Este domingo, registró un récord de casi 36.000 nuevos contagios

Publicada el 20/12/2020 a las 14:25 Actualizada el 21/12/2020 a las 09:05
Viajeros caminan por la terminal de llegadas del aeropuerto de Palma, este domingo.

Viajeros caminan por la terminal de llegadas del aeropuerto de Palma, este domingo.

EFE

El Gobierno de España ha anunciado que ante la aparición de una nueva cepa de coronavirus en Reino Unido reforzará en aeropuertos y puertos el control de verificación de pruebas PCR a las personas que procedan del país. En este sentido, el Ejecutivo insiste en que defenderá "la necesidad de adoptar medidas coordinadas sobre los vuelos procedentes del Reino Unido" en la reunión de expertos del mecanismo de la UE de Respuesta Política Integrada a las Crisis (RPIC) que se celebrará este lunes a las 11.00., según informa Europa Press.

"España mantiene su postura de que cualquier decisión en este sentido debe ser común y evitar la unilateralidad", ha informado Moncloa. Además, el Gobierno recuerda que, para poder viajar a España, "es obligatorio que todo pasajero procedentes de países o zonas en riesgo se realice una Prueba Diagnóstica de Infección Activa, PDIA, para SARS-Cov-2 en las setenta y dos horas previas a su llegada con resultado negativo".

El Gobierno de España ha pedido este domingo a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y al presidente del Consejo, Charles Michel, "una respuesta comunitaria coordinada" tras conocer el anuncio de varios países de suspender sus vuelos con el Reino Unido. Moncloa informó en un primer comunicado que "el objetivo es proteger los derechos de los ciudadanos comunitarios desde la coordinación, evitando la unilateralidad".

En este sentido, el Gobierno español señaló en esta primera nota que esperaba la "respuesta rápida" de las instituciones europeas, pero ha adelantado que "si no la hubiera actuará en defensa de los intereses y derechos de los ciudadanos españoles". Es decir, suspenderá los vuelos de manera unilateral. 

Por la tarde, se ha conocido que los países de la UE han convocado una reunión por videoconferencia para abordar la respuesta conjunta ante la nueva cepa de coronavirus detectada en Reino Unido. Hasta el momento, han anunciado la suspensión de los transportes Países Bajos, Bélgica, Austria, Alemania, Italia e Irlanda. Francia lo está estudiando.

Fuentes europeas han informado a Europa Press que el presidente del Consejo Europeo ha convocado una videoconferencia "para compartir la información disponible sobre la nueva cepa y las medidas relacionadas con la misma". La reunión está convocada a nivel de capitales, pero no a nivel de líderes, que estarán representados por miembros de su gabinete.

Países Bajos, Bélgica, Austria, Alemania, Italia e Irlanda ya han suspendido los vuelos

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia que dirige el viceprimer ministro Luigi di Maio ha ordenado suspender los vuelos con Reino Unido, según ha informado la prensa italiana. "Reino Unido ha dado la alarma sobre una nueva forma de covid que sería el resultado de una mutación del virus. Como gobierno tenemos el deber de proteger a los italianos", ha explicado Di Maio en un mensaje publicado en Facebook. "Por ello, y tras haber notificado al Gobierno británico, estamos trabajando con el Ministerio de Sanidad para firmar la disposición para suspender vuelos con Reino Unido. Nuestra prioridad es proteger a Italia ya nuestros compatriotas", ha reiterado.

El primer ministro de Bélgica, Alexander De Croo, ha explicado por su parte en declaraciones a la cadena VRT que se suspenden los vuelos y también los viajes del tren Eurostar pese a que aún se estudia la nueva cepa. "No tenemos una respuesta concluyente", ha reconocido De Croo. El mandatario belga ha anunciado además controles preventivos de carretera y los viajeros procedentes de Reino Unido serán vigilados estrechamente para garantizar que cumplen con las reglas de cuarentena. "Proporcionaremos información muy clara a todos los recién llegados sobre lo que se espera de ellos", ha indicado De Croo.

El ministro de Sanidad de Holanda, Hugo de Jonge, anunció previamente la suspensión de las comunicaciones británicas con Países Bajos. "Una mutación infecciosa del virus COVID-19 (sic) está circulando por Reino Unido. Se cree que se propaga más fácil y más rápidamente y es más difícil de detectar", ha explicado.

En el caso de Irlanda, el Gobierno ha suspendido durante 48 horas tanto los vuelos como las comunicaciones marítimas a partir de la medianoche del domingo al lunes tras un encuentro de los tres partidos que participan en la coalición de gobierno.

Alemania ha anunciado a través de su portavoz en Bruselas, Sebastian Fischer, que "debido a la mutación del coronavirus, el Gobierno Federal tiene intención de restringir los viajes entre Alemania y Reino Unido y también con Sudáfrica". "Se está redactando una regulación en estos momentos. El Gobierno federal está en contacto con sus socios europeos", ha indicado.

Cierre de Londres y del sureste de Reino Unido

En respuesta al pico de contagios, Reino Unido ha decretado el confinamiento par Londres y el sureste del país, designadas como zonas en nivel 4, lo que obliga a los residentes a quedarse en sus domicilios salvo limitadas excepciones, cierra las instalaciones de ocio y servicios no esenciales e impone el trabajo desde casa salvo circunstancia inapelable.

Aunque en principio la duración inicial estipulada es de dos semanas, estas restricciones se revisarán el próximo 30 de diciembre, día en que el Gobierno británico se pronunciará sobre una posible extensión para salvar, en la medida de lo posible, la última semana navideña.

Este domingo, además, las autoridades británicas han confirmado casi 36.000 nuevos contagios, récord histórico, y 326 fallecidos durante las últimas 24 horas, tal y como refleja el nuevo balance de víctimas de coronavirus. En lo que a hospitalizaciones se refiere, 2.034 pacientes han sido ingresados en las últimas horas, para un total de 18.771 hospitalizados, de los cuales 1.364 necesitan respiración asistida para sobrevivir, según el balance del Gobierno británico.

Antes de conocerse este balance, el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, ha reconocido este domingo que la nueva cepa de coronavirus detectada en Inglaterra está "fuera de control" y por eso el Gobierno ha tenido que actuar "rápidamente y con decisión". La nueva cepa no es más grave, pero sí se propaga más rápidamente. "Es una enfermedad mortal y debemos controlarla, lo cual es más difícil con esta nueva variante", ha afirmado Hancock en una entrevista con la cadena británica Sky News. "Todo el mundo, en particular quienes viven en regiones designadas Nivel 4 deben comportarse como si tuvieran el virus. Esa es la única forma de poder recuperar el control", ha añadido.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión