X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Ancianos y trabajadores sanitarios en las "trincheras", primeros receptores de la vacuna en Europa

  • Países como Alemania, Hungría y Eslovaquia decidieron no esperar a este domingo y comenzaron a administrar la inyección a última hora del pasado sábado
  • Irlanda y Países Bajos, por contra, no comenzarán sus vacunaciones hasta el próximo miércoles, en el primer caso, y el 8 de enero, en el segundo

Publicada el 27/12/2020 a las 18:41 Actualizada el 27/12/2020 a las 18:42
Una mujer recibe la vacuna contra el covid-19 en una residencia de Milán (Italia).

Una mujer recibe la vacuna contra el covid-19 en una residencia de Milán (Italia).

EFE

Menos de un año después de la declaración del primer caso de coronavirus en Europa —en Francia, el 24 de enero— la población europea ha comenzado a recibir este domingo las primeras dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech por todo el continente, comenzando por grupos de riesgo como los ancianos y los trabajadores sanitarios que han visto la enfermedad cara a cara. También se han vacunado algunos dirigentes políticos para infundir confianza en el fármaco, ha informado Europa Press.

Este domingo es el "Día de la Vacuna" o "V-Day", el término anglosajón que hace referencia a la conmemoración de una victoria y el fin de una guerra, aunque todos los expertos coinciden en que la población tardará en conocer la normalidad, cuyo retorno no se espera como mínimo hasta el próximo verano, y siempre con el recuerdo de los aproximadamente 336.000 fallecidos por la enfermedad en territorio europeo.

Con todo, el "conmovedor momento de unidad" que anticipaba este sábado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha comenzado este domingo con la administración de las vacunas a los primeros de los 450 millones de europeos de los 27 estados miembros, llegadas desde la fábrica belga de Pfizer, y en ocasiones con escolta policial.

Países como Alemania, Hungría y Eslovaquia decidieron no esperar a este domingo y comenzaron a administrar la inyección a última hora de este sábado, como ocurrió en una residencia de Halberstadt, en el estado alemán de Sajonia-Anhalt. Allí, en el centro Krueger para mayores, Edith Kwoizalla, de 101 años de edad, se convirtió en una de las primeras europeas en recibir la dosis.

Irlanda y Países Bajos, por contra, no comenzarán sus vacunaciones hasta el próximo miércoles, en el primer caso, y el 8 de enero, en el segundo.

Vacuna televisada

El primer ministro de República Checa, Andrej Babis, se ha convertido este domingo en uno de los primeros mandatarios europeos en recibir la vacuna, en el Hospital Militar Central de Praga, y ante las cámaras de televisión. "No sentí nada y me encuentro perfectamente", declaró posteriormente Babis, acompañado de la veterana de la II Guerra Mundial Emilie Repikova, a la que le "escoció un poquito y ya está".

También han comenzado las vacunaciones en Italia, donde han llegado unas 10.000 dosis del medicamento durante su primer desembarco, en una fecha "que vivirá con nosotros para siempre", ha hecho saber en Twitter el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

En Suecia, Gun-Britt Johnsson, de 91 años de edad, fue la primera residente del país en recibir la inyección en un centro de la localidad de Mjolby, a 230 kilómetros de Estocolmo. "Es maravilloso no estar enferma", declaró después sobre una vacuna que el primer ministro del país, Stefan Lofven, calificó de "luz en las tinieblas" y un "momento extraordinario para la ciencia y la Humanidad".

En Francia la primera vacunada ha sido Mauricette, de 78 años, ingresada en la unidad de cuidados de larga duración del hospital René-Muret de Sevran. "La razón y la ciencia deben guiarnos. Tenemos una nueva arma contra el virus: la vacuna. Mantengámonos juntos de nuevo. (...). Estemos orgullosos de nuestro sistema de salud ”, ha destacado el presidente galo, Emmanuel Macron, a través de un hilo de Twitter.

Oporto ha sido el escenario de la primera vacuna administrada en Portugal, concretamente el Hospital de Sao Joao, donde una enfermera ha vacunado al médico infecciólogo António Sarmento ante atenta mirada de la ministra de Sanidad, Marta Temido, y de decenas de fotoperiodistas desplazados para el evento.

En Dinamarca un mayor de 79 años de una residencia de Odense, Leif Hasselberg, ha sido el primer destinatario de la vacuna. "Esperemos que funcione", ha afirmado el sanitario encargado de suministrar el fármaco. "Si no funciona vendré a por ti", ha respondido Hasselberg, según recoge la televisión pública danesa DR. "Hay luz al final del túnel después del año más difícil desde la Segunda Guerra Mundial", ha subrayado la primera ministra danesa, Mette Frederiksen. La dirigente danesa, presente en la vacunación, ha destacado que se trata de un "gran punto de inflexión para el mundo entero".

En Polonia la primera vacunada ha sido una enfermera, Alicja Jakubowska, directora de Enfermería del Hospital del Ministerio del interior, en Varsovia. "No ha dolido", ha destacado Jakubowska en declaraciones a la agencia de noticias polaca PAP.

"Como el primer hombre que pisó la Luna. Como Neil Armstrong", a dicho por su parte Svein Andersen, el primer vacunado en Noruega desde su residencia de mayores de Oslo. "Me siento raro. Casi parece que he hecho historia", ha declarado tras recibir el primer pinchazo en torno al mediodía de este domingo.

En Grecia ha sido una enfermera la primera vacunada, pero enseguida han sido vacunados la presidenta griega, Katerina Sakellaropoulou, y el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, incluidos en el listado de 45 altos cargos con prioridad para la inmunización para garantizar la continuidad institucional. "Es un gran día para la ciencia y para la Unión Europea (...). Nos van a vacunar primero para demostrar que la vacuna es segura y eficaz", ha destacado Mitsotakis, según recoge el periódico Kathimerini en su edición digital.

En Austria, tras las cinco primeras vacunas administradas, el canciller Sebastian Kurz ha destacado que la vacuna "cambia las reglas" en la lucha contra el coronavirus, aunque ha advertido de que la pandemia no desaparece por ello. "Hoy es el primer día de una nuva fase. Con cada vacunación avanzamos poco a poco hacia la normalidad", ha argumentado.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión