X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Golpes estado

Golpe en Birmania: los militares asumen el poder en el país declarando el estado de emergencia durante un año

  • La oposición y el Ejército han denunciado posibles irregularidades en las elecciones del pasado mes de noviembre, pero no han presentado ninguna prueba
  • Los militares han detenido a los principales líderes y miembros del partido gobernante Liga Nacional para la Democracia (NLD), entre ellos el arresto de la líder de facto del país, Aung San Suu Kyi

Publicada el 01/02/2021 a las 08:31 Actualizada el 01/02/2021 a las 14:48

Un golpe de Estado acaba con el nuevo gobierno de Myanmar antes de empezar su legislatura

El Ejército detiene a los principales dirigentes el mismo día que se constituía el parlamento tras las elecciones de noviembre.

El Ejército de Birmania ha asumido el poder del país y ha declarado el estado de emergencia durante un año tras la detención de los principales líderes y miembros del partido gobernante Liga Nacional para la Democracia (NLD), entre ellos el arresto de la líder de facto del país, Aung San Suu Kyi, ha informado Europa Press.

Así lo ha informado la televisión militar Myawaddy este lunes, después de los rumores extendidos durante la última semana de un posible golpe de Estado por parte de los militares tras las elecciones de noviembre, en las que tanto la oposición como el Ejército han denunciado posibles irregularidades, aunque sin presentar pruebas.

La televisión controlada por los militares era la única que seguía en antena tras la toma de poder del Ejército.

La declaración emitida ha sido firmada por el presidente interino, el exgeneral Myint Swe, hasta ahora vicepresidente. Como presidente en funciones, Swe ha transferido todo el poder al comandante en jefe del Ejército, Min Aung Hlaing, mientras dure el estado de emergencia de un año.

Los militares ocupan las calles de la capital, Naipyidó, y de la ciudad principal, Rangún, mientras que se han cortado las líneas telefónicas y de internet, según ha informado la BBC.

Presuntas irregularidades electorales

Tras los comicios electorales de noviembre en Birmania, en los que el NLD se hizo con la victoria, la oposición ha rechazado los resultados y altos cargos militares se habían pronunciado en contra de los mismos recientemente. Aunque el NLD obtuvo suficientes escaños en el Parlamento para formar un Gobierno, el Ejército había pedido que se pospusiera la convocatoria del Legislativo, que estaba prevista para este lunes.

Las detenciones se han producido en la madrugada del lunes, horas antes de que el Parlamento de Birmania comenzara su sesión de apertura tras las elecciones de noviembre, en las que el NLD obtuvo 396 de los 476 escaños, mientras que el Partido de la Unión, Solidaridad y Desarrollo, respaldado por los militares, obtuvo 33 escaños.

En los últimos días se había elevado la preocupación ante las declaraciones del jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing, que llegó a afirmar que la Carta Magna podría ser "revocada", dejando entrever la posibilidad de un golpe de Estado militar. El Ejército cuenta con el 25% de los escaños en el Parlamento, según la Constitución.

Condenas internacionales

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reaccionado este lunes al golpe reclamando "la inmediata liberación de todas las personas detenidas y el restablecimiento del proceso democrático" en Birmania. Lo ha hecho en un mensaje publicado en Twitter en el que también ha incidido en que "la Constitución y los resultados electorales deben ser respetados".

En la misma línea se ha pronunciado el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, condenando "enérgicamente" el golpe de Estado y reclamando "la liberación inmediata de los responsables electos detenidos esta madrugada". "Las disputas electorales deben resolverse pacíficamente y por los cauces legalmente previstos", ha sostenido el departamento que dirige Arancha González Laya en su Twitter. Según Exteriores, "las elecciones del 8 de noviembre permitieron expresar la voluntad democrática al pueblo de Birmania" por lo que "sus resultados deben ser respetados".

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado "enérgicamente" la detención de Suu Kyi, del presidente, Win Myint, y de otros dirigentes políticos en vísperas de la sesión de apertura del nuevo Parlamento de Birmania.

Asimismo, ha expresado su "grave preocupación" por la declaración de "la transferencia de todos los poderes legislativo, ejecutivo y judicial a los militares", según ha comunicado su portavoz, Stéphane Dujarric, en lo que ha considerado "un grave golpe para las reformas democráticas del país".

La UE también ha condenado el golpe. "Condeno firmemente el golpe del Ejército en Birmania. Se trata de una violación de la constitución del país y un intento de derrocar el deseo del pueblo birmano y su compromiso con la democracia, expresado en las pasadas elecciones de noviembre", ha señalado el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, en un comunicado. El jefe de la diplomacia europea ha lamentado que las acciones del Ejército recuerdan a "episodios dolorosos de otras décadas". "La democracia debe prevalecer. Estamos en contacto con nuestros socios internacionales para asegurar una respuesta coordinada", ha asegurado. 

En la misma línea se ha expresado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quien ha condenado el golpe militar y ha pedido la libertad de los líderes birmanos. "El resultado de las elecciones debe respetarse y restaurarse el proceso democrático", ha señalado en un mensaje en Twitter. Por su lado, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha denunciado el golpe y ha hecho hincapié en que se restaure el Gobierno civil y se ponga en libertad a los detenidos, según ha informado en otro mensaje en la misma red social.

También Estados Unidos ha mostrado su preocupación, tanto el presidente, Joe Biden, a través de la secretaría de Prensa, Jen Psaki, como el secretario de Estado, Antony Blinken, han pedido que se libere "a todos los funcionarios gubernamentales y líderes de la sociedad civil y respeten la voluntad del pueblo de Birmania expresada en las elecciones democráticas del 8 de noviembre".

Psaki ha advertido de que Estados Unidos "tomará medidas contra los responsables si estos pasos no se revierten", algo en lo que ha insistido Blinken a través de un comunicado, subrayando que "los militares deben revertir estas acciones inmediatamente".

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




3 Comentarios
  • Trinchera Trinchera 01/02/21 17:48

    Por analogía: ?Como va la investigación del caso XIX promoción del  Ejército del Aire¿ Estimó esta tardando bastante. Observemos a los militares de Birmania y no nos descuidemos. Cada cierto tiempo hay una rebelión militar en el mundo. Hay que estar alerta. El Poder Militar no descansa, aunque parezca dormido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Antonio O´Connor Antonio O´Connor 01/02/21 09:03

    No hace mucho se reprochaba a su leader, la pesima gestion con los Rojayas , ahora resulta que va de nuevo a ser una democrata de toda la vida, que cosas mas raras

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • mirada Oblícua mirada Oblícua 01/02/21 10:53

      rojayas no. ROHINGYA

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión