Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Israel

Netanyahu advierte que derribará la nueva coalición de Gobierno en Israel tan pronto como sea posible

  • El primer ministro ha calificado a la nueva coalición de Gobierno de "simpatizante del terrorismo"
  • Netanyahu ha asegurado que este "peligroso" Gobierno cederá a la presión de los estadounidenses sobre el acuerdo nuclear con Irán

Publicada el 06/06/2021 a las 16:38 Actualizada el 06/06/2021 a las 17:30
Benjamin Netanyahu en el parlamento israelí.

Benjamin Netanyahu en el parlamento israelí.

EFE

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, no ha escatimado en críticas hacia la nueva coalición de Gobierno que se está configurando en su contra y que podría arrebatarle el poder en los próximos días al describirla como "un gobierno de rendición", simpatizante del terrorismo que ha prometido derribar tan pronto como le resulte factible.

"Nos opondremos enérgicamente a la formación de este peligroso gobierno de fraude y rendición. Y, Dios no lo quiera, acaba formándose, lo derrocaremos muy rápidamente", ha hecho saber el primer ministro sobre la coalición que liderarán el movimiento de derechas Yamina, de Naftali Bennett, y el partido centrista Yesh Atid, de Yair Lapid, por el que ambos se harían con el cargo de jefe del Gobierno israelí en un modelo rotatorio.

"Este peligroso gobierno de izquierda paralizará la ampliación de los asentamientos y cederá a la presión de los estadounidenses sobre el acuerdo (nuclear) con Irán, que representa una amenaza para nuestra propia existencia", ha añadido el primer ministro en declaraciones recogidas por el Times of Israel.

Netanyahu, que ha descrito la coalición como la "mayor estafa electoral de la historia" -su partido, Likud, se alzó con el mayor número de votos en las últimas elecciones, pero perdería el Parlamento contra la acumulación de escaños de la agrupación opositora-, ha añadido que el futuro de Israel queda a expensas de "partidarios del terrorismo", incapaces de "tomar medidas" contra las "organizaciones terroristas palestinas en Gaza".

El primer ministro ha querido, no obstante, condenar la presión de la que están siendo objeto tanto Bennett y Lapid por parte de sectores de la ultraderecha y que el servicio de seguridad interior, el Shin Bet, ha considerado merecedoras de ser descritas como una incitación al odio.

"Es algo que quiero condenar aunque recuerdo que la incitación en nuestra contra también se ha desbocado. Nos han llamado cosas terribles. Nos han amenazado de muerte a mí, a mi familia y a mi mujer", ha denunciado antes de indicar que "libertad de expresión no es incitación al odio, y no podemos describir las críticas de la derecha como una expresión de odio, y las de la izquierda como una acción legítima". "Éste es un intento", ha concluido, "de describir a la derecha como una fuerza peligrosa para la democracia".

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión