Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones

El Tribunal Supremo de Estados Unidos falla a favor de que los estudiantes trans usen el baño acorde a su identidad de género

  • Tras ser obligado a utilizar un baño unisex o uno que correspondiera con el sexo asignado al nacer, Gavin Grimm, joven transgénero, demandó a la junta escolar de Virginia
  • La comunidad LGTBIQ recuerda que las leyes educativas prohíben a las escuelas discriminar por razones de sexo

Publicada el 28/06/2021 a las 18:28 Actualizada el 28/06/2021 a las 19:37
Imagen de la bandera LGTBI y la bandera trans.

Imagen de la bandera LGTBI y la bandera trans.

E.P.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha fallado este lunes a favor de que los estudiantes transgénero utilicen los baños escolares que se corresponden con su identidad de género, rechazando una apelación de una junta escolar de Virginia, informa Europa Press.

El caso ha resultado ser una victoria para la comunidad LGTBIQ. Tras azuzar los temores sobre el posible rechazo de la opinión de un tribunal inferior desde el Alto Tribunal, se situaba en el centro el contenido del Título IX de la Ley de Enmiendas a la Educación de 1972: la prohibición en las escuelas a la hora de discriminar a los alumnos"por razón de sexo", según ha informado la cadena de televisión CNN.

La revisión del uso de los aseos comenzó en 2015 cuando Gavin Grimm, un joven transgénero, demandó a una junta escolar de Virginia tras pedirle que utilizara un baño unisex o uno que se correspondiera al sexo que le fue asignado al nacer, femenino. A juicio de Grimm, la política de la junta escolar en cuestión violaba el citado artículo y la Cláusula de Igualdad de Protección.

El Departamento de Justicia de la Administración de Barack Obama emitió un "comunicado de interés" acusando a la junta escolar de violar el Título IX. Tras esto, un tribunal federal falló a favor de Grimm en primera instancia, pero la junta apeló al Tribunal Supremo.

"Me alegro de que la lucha de años para que mi escuela me viera como soy haya acabado", ha señalado Grimm en un comunicado, donde ha incidido en que "ser obligado a usar la sala de Enfermería, un baño privado o el de chicas fue humillante" para él.

"Los jóvenes trans merecen usar el baño en paz, sin ser humillados y estigmatizados por las propias juntas escolares y los funcionarios electos", ha agregado.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión