Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Orient XXI

Refugiados sirios lanzan un periódico digital en España

  • Vivieron las primeras horas del levantamiento en Siria, luego el horror de la guerra y el dolor del exilio
  • Ahora se han embarcado en una aventura única: crear un medio de comunicación independiente, con el fin de contar la vida de quienes tienen muy poca voz en el asunto
  • infoLibre publica contenidos de Orient XXI, un digital independiente cuyo objetivo es contribuir a un mejor conocimiento del mundo árabe y musulmán, cuya imagen se presenta a menudo en los medios de deformada y sesgada

Laurent Perpigna Iban (Orient XXI)
Publicada el 23/08/2021 a las 06:00
Parte del equipo de 'Baynana'.

Parte del equipo de 'Baynana'.

Mohammad Okba

Es una pequeña revolución que está sacudiendo el panorama mediático español: desde el 7 de abril, ha surgido un nuevo periódico en línea, Baynana (Entre nosotros), diseñado y dirigido por refugiados en España.

Los primeros artículos no tardaron en florecer en el sitio bilingüe (árabe-español) de la revista: la solidaridad de las familias hacia los migrantes en el enclave español de Ceuta, el reciente interrogatorio de un periodista palestino por el Mossad en España, los cambios en marcha en la narración de la cuestión israelo-palestina, o la lucha de un joven influencer de origen marroquí contra la islamofobia son parte de ella. Pero el tema más leído hasta la fecha sigue siendo el que relata la historia de refugiados sirios en proceso de ser arrojados a las calles de Tarragona por falta de alojamiento. Después de compartir muchas veces el artículo de Baynana , eventualmente encontrarán una solución temporal.

Este proyecto, Moussa Al-Jamaat, Mohammad Shubat, Ayham Gareeb y Mohammad Okba, que tienen entre 22 y 39 años, lo llevan a cabo a la distancia. La línea editorial de Baynana es explícita y ocupa un lugar destacado en el sitio: "Ofrecer información útil a la comunidad de habla árabe de España y, al mismo tiempo, tender puentes entre migrantes, refugiados, españoles de origen extranjero y resto de la sociedad".

Tras el nacimiento en 2017 de Amal Berlin , creada en Alemania por periodistas iraníes, afganos, sirios y egipcios, y en 2019 de Guiti News1 en Francia, es el turno de España de ver a los periodistas extranjeros recuperar la voz que habían perdido cuando abandonaron su país.

Sin embargo, antes del inicio del levantamiento sirio, ninguno de los cuatro hombres era periodista. Explican que lo hicieron casi por obligación, en las peores horas de la guerra. “Estaba estudiando informática antes de la revolución. Nunca imaginé trabajar en periodismo. Me vi obligado a hacerlo. Tenía que hacer algo y quería dar a conocer la realidad de lo que estaba pasando en mi país y ante mis ojos”, explica Moussa Al-Jamaat, de 29 años.

Mohammad Okba tenía solo 12 años cuando comenzó la revuelta siria en las calles de Daraa, aproximadamente la edad de los jóvenes que dibujarían los primeros esbozos de la revolución en las murallas de la ciudad, antes de ser arrojados al calabozo por los moukhabarat (miembros de los servicios de inteligencia). Cinco años después, Mohammad Okba sin realmente darse cuenta abrazó una carrera como periodista: “Deraa era una zona de combate intenso, quería hacer algo. Comencé a informar sobre lo que vi en las redes sociales y luego a tomar fotografías de mi ciudad devastada por la guerra."

Moussa, que resultó herido durante los bombardeos atribuidos al ejército sirio y las fuerzas rusas, asegura: la profesión de periodista en el lugar era de lo más peligrosa. “Nuestras vidas estuvieron en peligro todo el tiempo. Cuando el régimen y Rusia tomaron el control total de la región, no tuve más remedio que irme. Al quedarme, solo habría tenido dos opciones: la muerte o la cárcel”, informa.

En 2018, los cuatro amigos, que entonces solo se conocían virtualmente, abandonaron Daraa tras un acuerdo entre el Ejército Sirio Libre (ELS), Rusia y el régimen sirio. Dispersos por un tiempo en el noroeste del país, terminan cruzando la frontera turca, antes de ser acogidos por el Comité Internacional para la Protección de los Periodistas ( CPJ ), una estructura neoyorquina que organiza la recepción de periodistas en el exilio. Se encuentran por primera vez en la Embajada de España en Ankara. “Los aproximadamente 45 periodistas que vinieron como nosotros desde el sur de Siria fueron divididos por el CPJ en tres grupos: Francia, Alemania y, en menor medida, España, donde 12 de nosotros nos hemos refugiado", explica Mohammad Okba. Hay que decir que la Península Ibérica sigue siendo un destino de exilio marginal: del millón de sirios acogidos en Europa, alrededor de 20.000 han solicitado asilo allí desde 2011, según cifras comunicadas por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (Comisión Española de Ayuda al Refugiado, CEAR ).

La voz de los olvidados

Una vez instalados en España, los cuatro hombres se enfrentan a las mismas dificultades que los miles de personas que llegan cada año, principalmente de Marruecos y del Sahara Occidental, pero también del África subsahariana: acceso a la vivienda y al mundo del trabajo. y discriminación que complica su integración. “Aquí, los migrantes y refugiados tienen muchos problemas con el sistema de salud, el programa de asilo. Mucha gente no quiere alquilarles una casa o un apartamento ” , explica Mousa Al-Jamaat. “ Fue una sorpresa para nosotros: no pensamos que hubiera tantos refugiados y migrantes en España”, continúa Mohammad Okba. Fue una realidad que nos impactó, nos dimos cuenta de la muy difícil situación en la que se encuentran muchas personas en España, que se enfrentan a un déficit de información. Nos dijimos que faltaba algo. 'Baynana' nació de esta observación."

La población de habla árabe de España está en constante crecimiento: en diciembre de 2020, el país tenía 5.800.000 extranjeros, incluidos 811.530 marroquíes, según cifras del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migración. Los cuatro periodistas deciden lanzar una revista online accesible para quienes aún no hablan correctamente el español. Si ningún medio accede a darles la bienvenida a su redacción, la fundación Por Causa, que reúne a expertos y periodistas comprometidos, los apoyará logísticamente.

Con la inestimable ayuda de varios periodistas, pusieron en marcha una campaña de crowdfunding que se concretaría con una magnífica muestra de solidaridad, y 36.000 euros más tarde nació Baynana: “En España solemos hablar de migrantes y refugiados de forma dramática o negativa. Tuvimos que contar otras historias, esas que nunca se cuentan” , explica Mohammad Okba. El joven periodista firmará varios papeles, decididamente centrados en las consecuencias humanas de los conflictos políticos: “Quería plantear cuestiones fundamentales. ¿Por qué toda esta gente está intentando entrar en Ceuta ? Que piensan, que quieren ? Debemos humanizar estas migraciones para poder explicarlas y, sobre todo, dar voz a las personas afectadas."

Una iniciativa tanto más singular cuanto que el panorama periodístico español se mantiene muy polarizado: si ciertos medios destacan por su carácter progresista, la mayoría sigue presentando una fuerte tendencia ideológica, donde la sobreoferta de opiniones radicales y la búsqueda de la confrontación se han convertido, como en Francia, un negocio.

Y si el proyecto de estos cuatro hombres es valiente es porque los migrantes y refugiados se encuentran entre las primeras víctimas de los estallidos de odio. Una evolución directamente ligada al ascenso de la extrema derecha española a nivel político: si durante años el ala más reaccionaria del espectro español estuvo contenida dentro del propio Partido Popular, la creación de Vox en 2013 y su entrada en las Cortes en 2019 fueron un cambio de juego.

La banalización de las palabras estigmatizantes en el ámbito mediático es espectacular, como explica la periodista Andrea Olea, quien también fue coordinadora de Baynana durante el lanzamiento de los medios: “Antes pensábamos que estábamos a salvo. Y si los problemas del racismo y la intolerancia no son nuevos en España, desde que la extrema derecha ha alcanzado un nivel político importante se ha producido una normalización del discurso de odio y un sensacionalismo emergente que tiene especial interés en calificar a los migrantes como una amenaza. "Todo bajo la mirada de una justicia al menos complaciente, ya que el portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de la Monteros, no se mostró preocupado tras haber declarado en Antena 3 que "un extranjero tiene tres veces más posibilidades de violación que un español”.

Nada nuevo en una Europa atormentada por viejos demonios, donde los problemas migratorios están parasitados por noticias falsas y odio. Pero, en las últimas semanas, en España quizás más que en cualquier otro lugar, estos temas han tenido una gran repercusión, en particular por la muy difícil situación humanitaria en los alrededores del enclave de Ceuta, que cristaliza el racismo de una parte del país. “Es importante decir que el racismo no se limita a las cosas de la calle, es sobre todo estructural e institucional. Incluso si la situación en España es mejor que en Francia, hay que destacarlo” , dice Mohammad Okba. "Esta cultura del entretenimiento, si también está presente en Francia e Italia, todavía nos cuesta analizarla en España, prosigue Andrea Olea. Carecemos de voces críticas, especialmente si se compara con Francia, donde las personas racializadas de origen inmigrante ocupan más espacio en los medios de comunicación. Son discursos que nos faltan, necesitamos urgentemente más voces."

Reforzados por su campaña de recaudación de fondos que les permitirá "durar al menos un año ", Moussa Al-Jamaat, Mohammad Shubat, Ayham Gareeb y Mohammad Okba han hecho la promesa. Serán las voces de aquellos de los que todo el mundo está hablando, pero nadie parece querer escuchar.

Aquí puedes leer el texto original en francés.

 
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




1 Comentarios
  • @tierry_precioso @tierry_precioso 23/08/21 11:44

    Lo leerê esta noche.

    Bienvenida a Baynana aunque yo sé que unos pocos socios de infoLibre estân a favor de Aleksandr Lukashenko en Bielorusia, del Hizbulah en Libano y de Bashar El Asad en Siria.

    Suerte a Baynana y a la buena gente de Siria.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

 
Opinión