x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Buzón de voz

El sentido común emigra (como el dinero)

Publicada el 18/03/2013 a las 21:23 Actualizada el 18/03/2013 a las 22:41
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

“Europa está tomando un camino muy peligroso; a veces creo que el sentido común ha emigrado a otro sitio”. No es la opinión de un presunto antisistema o de un economista heterodoxo, sino la reacción del portugués Aníbal Cavaco Silva, presidente de otro país rescatado, tras conocer las medidas que se pretenden aprobar en Chipre. Aunque finalmente se reduzca o se elimine el efecto de la quita o impuesto sobre las cuentas de menos de 100.000 euros, una parte importante del despropósito ya no tiene remedio. La confianza en las garantías sobre los ahorros, en la fortaleza del euro o en la unión bancaria existe o no existe, pero no conoce grados o momentos. No es posible confiar “un poco” o "un rato" en que los ahorros personales están seguros en un banco.

Quienes pretenden achicar daños argumentando que Chipre ‘sólo’ supone el 0,2% del PIB de la eurozona y que su caso no es comparable ni puede contagiarse a otras economías parecen dar la razón a Cavaco. El problema no es el volumen de la ayuda financiera que Chipre necesita (unos 10.000 millones de euros, teóricamente, aunque solicitaba 17.000) sino que la fórmula elegida para ejecutar ese rescate ha supuesto un varapalo casi letal a la confianza en el euro y una inmejorable forma de agravar la recesión.  

La letanía del 'mal menor'

Si quedara sentido común entre los dirigentes de las instituciones comunitarias, deberían haber salido en tromba y con urgencia a exigir al Gobierno chipriota que anulara su intención de quedarse con una parte de los depósitos bancarios, al menos de los inferiores a 100.000 euros. No podían hacerlo porque fue precisamente el Eurogrupo quien aprobó en la madrugada del sábado pasado las condiciones para facilitar 10.000 millones de euros a Chipre, y fue el holandés Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, quien anunció que esa tasa a los ahorros figuraba entre las cláusulas acordadas con Chipre después de diez horas de negociaciones. De hecho, los representantes del Gobierno español presumieron de que el impuesto del 6,7% era un “triunfo diplomático” de España e Italia, entre otros, mientras Alemania y el núcleo duro de la UE se empeñaban en imponer una tasa más alta y lineal a todos los depósitos. La chapuza ha sido de tal calibre (o el globo sonda tan arriesgado) que el Eurogrupo se ha visto obligado dos días después a dar marcha atrás y aceptar que esa tasa sobre los ahorros sólo afecte a los depósitos de más de 100.000 euros, mayormente en manos de oligarcas rusos.

Pudo haber sido peor, sostienen quienes llevan años justificando cada una de las medidas que componen la política de ‘austericidio’ con la letanía del mal menor. El resto de condiciones para el rescate de Chipre es el manual de la troika formada por la UE, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional: privatización de servicios públicos y un recorte brutal del gasto. De nuevo es la población quien paga los desmanes de la banca y serán grandes grupos empresariales los que se queden con los recursos de Chipre.

Mientras tanto, el amago de corralito a la chipriota puede facilitar una vez más la retirada masiva de fondos en los países de la periferia y su refugio en los bancos de Alemania, Holanda, Finlandia o Luxemburgo. Más castigos para el sur que quizás ayuden a Angela Merkel a ganar las elecciones germanas en septiembre, pero que ponen en riesgo el futuro del euro, la confianza en la idea de Europa y, quizás, la paz social. El sentido común ha emigrado, como el dinero.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

8 Comentarios
  • crdecepcionado crdecepcionado 20/03/13 21:49

    Alguien debería pensar con absoluta seriedad en la posibilidad de salir del euro y alguien debería decirle a la Sr. Merkel que hasta aquí hemos llegado. Esta buena Sra. está haciendo una politica doblemente insolidaria, sacrificando a los paises del sur en benficio de sus bancos y aprovechando la crisis para implantar las teorias neoliberales hasta en su propio pais. Persigue dos objetivos, la hegemonia de Alemania que, por dos veces en el siglo pasado, no pudieron conseguir apoyados en las armas y el desmontaje del estado del bienestar para beneficio de los grandes capitales. Es una alumna aventajada de Reagan y Tacher que se encuentra en una posición de fuerza frenta a una izquierda desnortada y sin ideas -

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • E.Faure E.Faure 20/03/13 01:52

    Una pregunta de ignorante: ¿Qué es mejor, aplicar un impuesto a las cuentas bancarias tras la aprobación del Parlamento (Chipre), o bajar los sueldos, subir los impuestos y aumentar el IVA sin pasar por un debate parlamentario? Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • unomas unomas 19/03/13 17:32

    ¿Qué Europa defender? La de los monopolios, bancos y demás ralea? O la de los ilusos, en los que me incluyo, que desean una sociedad más justa y transparente,con las menores diferencias socio-económicas posibles, con el sueño de un tal vez utópico mundo de menos trapos ondeantes, sin hierros  rugientes asesinos y con un autentico sentimiento igualitario en todos los aspectos. Como entonces preocuparnos porque un sistema bancario se desacredite. Deberemos apenarnos porque unos capitales, en gran parte basados en el expolio de la sociedad, tengan que pagar un impuesto y  ¿Qué pena!,  pierdan un nido de acogida.  Extrapolando ¿cuantos de los ciudadanos españoles tienen ingresado en los bancos no digo 100.000 E, sino simplemente 20 0 30.000?. ¿Qué más le da al que le desahucian la vivienda, que el banco que le echa no pueda competir con los paraísos fiscales, en guardar capitales negros?. Creo que aunque no es lo más importante, si hay que defende

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • passarola passarola 19/03/13 13:33

    Sugiero un castigo del pueblo a los bancos, que son quienes han creado este problema con sus estramboticas politicas financieras y paquetes financieros y manejos corruptos, saquemos todos el dinero de los bancos, inmediatamente y que jueguen entre ellos, "banco contra banco" y que se maten entre ellos  de una vez por todas, sera la unica manera de acabar con tanta avaricia asesina

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • republicano republicano 19/03/13 11:23

    se hace un primer ensayo con una pequeña economìa y cualquier dia nos lo aplican a los demàs.El euro ha resultado ser un regalo envenenado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JOSEMAR JOSEMAR 19/03/13 10:20

    Estimado jesus, he llegado a la conclusion, de que ni las elecciones alemanas, ni leches en vinagre, nos salvan de estos neo-liberales de origen universal (no solo europeos), que solo pretenden el beneficio de unos pocos con el trabajo,misero y degradado de unos muchos, por lo tanto,solo creo que una revolucion social a niveles ,minimos europeos, nos pueden colocar en el camino de un mundo más justo y serio, donde la justicia, el laicismo, la cultura, educacion, sanidad , sean señas de identidad y no la corrupción, la religion y la incultura, que pretenden inculcarnos estos dirigentes neo-liuberales , al servicio del capital

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • encafer encafer 19/03/13 07:46

    Lo mejor que nos puede pasar ha los países del sur, es que Merkel  pierdas las elecciones,su política nos esta llevando a la ruina económica y social  , la única beneficiada es Alemania.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Belley Belley 19/03/13 04:05

    Corren malos tiempos, y no para la lírica, sino para la idea falsa de Europa que nos habían vendido. Nunca fue la Europa social, la de los pueblos, pero teníamos la esperanza de lograrla algún día. Ahora ya no. Esta Europa insolidaria no nos interesa y mucho menos este euro. Cada vez entiendo más la postura de Alberto Garzón e Izquierda Unida: si la pertenencia al club supone condenar a los pueblos europeos a la miseria durante décadas para que los bancos y los ricos no se hundan, salgámosnos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión