x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




EL VÍDEO DE LA SEMANA

El crimen impune

Publicada el 16/11/2013 a las 06:00 Actualizada el 15/11/2013 a las 21:25
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La sentencia del Prestige absuelve de responsabilidad penal a todos los acusados

La sentencia del Prestige absuelve de responsabilidad penal a todos los acusados

ATLAS
Nunca Mais se concentra frente al juzgado que ha dictado sentencia.

Nunca Mais se concentra frente al juzgado que ha dictado sentencia.

EFE
Esta semana escojo la imagen de una justicia que ha sido incapaz de escribirse en mayúsculas, de ser Justicia ante uno de los mayores crímenes perpetrados contra la naturaleza en España. Once años después del vertido del Prestige no hay responsabilidades de ningún tipo. Sólo el capitán ha sido condenado a una pena que no cumplirá y la aseguradora a un pago que ya realizó.

No entraré en debatir la decisión de la Audiencia Provincial de Coruña entre otras cosas porque no me corresponde ni tengo la cualificacion técnica para ello. Si se ha considerado que no hay responsabilidad penal, será porque no la hay. No seré yo quien se ponga a prender hogueras. Pero como ciudadano tengo el derecho a la estupefacción y hasta a indignarme por un hecho incuestionablemente injusto: que nadie vaya a pagar por aquel desastre. Y que, por tanto, no se va a hacer Justicia.

El daño del vertido del Prestige hace ahora once años no fueron unos cuantos percebes como el otro día ponía en tuiter un reputado escritor más conservador que conservacionista. Según un informe de Seo/Birdlife sobre el impacto en las aves marinas, entre el 16 de noviembre de 2002, cuando se recogió el primer ave petroleada, y el 31 de agosto de 2003, se contabilizó más de 23.000 aves afectadas, de las cuales 17.000 murieron. Los casi 3000 kilómetros de litoral de España, Portugal y Francia afectados registraron daños a más de 230.000 aves, y vieron desaparecer sus ecosistemas marinos ahogados por el petróleo que contaminó cosas y rocas y se depósito en los fondos marinos. En realidad las dimensiones de la tragedia aún no se han podido determinar entre otras cosas porque un lustro después ya se habían detenido las investigaciones.

La sentencia judicial de esta semana deja todo aquello impune y cierra las vías a las indemnizaciones que muchos esperaban: a efectos penales lo del Prestige habría sido realmente un desastre natural. Pero acaso lo peor sea que se siembra para el futuro una verdad inquietante: el que contamina no paga. Que el final de once años de proceso judicial sea esta conclusión es tan inaceptable como real, porque es lo que finalmente va a suceder, que nadie pagara ni el dolor ni los daños ni las indemnizaciones por lo mucho que se perdió. No asegurarse de que quien haga daño cargue con ello es una invitación a la muerte cada vez menos lenta de nuestro entorno natural. Y no estamos en este tiempo para esas alegrías.

La justicia española ha desnudado su dramática carencia en este territorio, lo que hace absolutamente necesario que se pongan ya en marcha tribunales medioambientales a los que no les vengan grandes historias como estas. Pero también hay que comprometer al legislador, a parlamentos y gobiernos para que las leyes se ajusten a una realidad imparable de deterioro medioambiental que hay que detener. O paramos esto ahora o a nuestros hijos les dejaremos un mundo irrespirable.

Lo del Prestige ya no tiene remedio, todo lo más algún recurso que pueda quedarle a los afectados a la vía civil, pero podemos aprender la lección y avanzar en la prevención de desastres y la sanción a quienes los provoquen. Es una cuestión de supervivencia y también de salud y tranquilidad social. Para que los ciudadanos no volvamos a quedarnos por enésima vez con la sensación de que no siempre la paga quien la hace.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

1 Comentarios
  • Makoki-2 Makoki-2 20/11/13 19:35

    ... Quizás el juez entiende que no hubo delito, que no pasó nada, que estas cosas pasan porque sí, que fue un accidente de circulación sin responsable alguno, una tontería, vamos. ¿qué piensan los jueces de las personas que pusieron su vida en riesgo para limpiar las consecuencias de la negligencia de navegar con un barco-chatarra, algunas de las cuales están enfermas o han muerto como consecuencia de su acción solidaria?... ¿"riesgos colaterales"?... ¿ningún responsable?... (Quizás estos jueces le deben algún favor a alguien de los que entonces eran responsables de la actividad naútica y ahora "cortan el bacalao"). ¡Vaya desencanto con la Justicia!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.