X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Guerras en las que solo mueren civiles

Publicada 03/07/2014 a las 06:00 Actualizada 03/07/2014 a las 12:14    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 11

El asesinato cerca de Hebrón de los adolescentes judíos Eyal Yifrach, de 19 años, Gil-Ad Shaer y Naftalí Frenkel, de 16, es una tragedia, un sinsentido más en una larga historia de violencia, injusticias y manipulación. No existe causa política ni ideología que pueda justificar el secuestro y muerte a sangre fría de civiles, sean hijos de colonos o hermanos de una organización palestina armada. Las guerras deberían ser entre soldados, o mejor aún, un duelo al sol entre los que las dirigen, los que se benefician de ellas. En las guerras modernas se matan más civiles que militares. Gana quien más terror produce en la población del contrario. Quien vence tiene, además, el derecho de escribir la Historia.



No hay excusa posible en el asesinato de los tres jóvenes israelíes, ni que la colonia judía de Hebrón, una de las más radicales dentro del movimiento colono, sea una anomalía territorial e ideológica en una tierra palestina, ni que por ese puñado de colonos (800) que viven sobre la tumba de los Patriarcas, toda la población (175.000) de la ciudad sufra una ocupación salvaje y padezca el apartheid.



No hay excusas para la muerte de civiles. La ciudad se dividió en dos hace 15 años, una parte bajo control palestino y otra bajo control israelí para evitar conflictos. Los 800 colonos viven protegidos por 2.000 policías y soldados israelíes. Hebrón es un agujero negro de los derechos humanos y la justicia. No hubo reivindicación del secuestro de los tres jóvenes.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, señaló desde el primer instante a Hamás, un grupo palestino que mantiene la lucha armada contra la ocupación israelí. Hamás es considerado una organización terrorista por Israel y EEUU, lo mismo que el libanés Hezbolá.

Hamás ganó las elecciones palestinas en 2004, un resultado que Occidente no reconoció. Tras años de dos gobiernos paralelos, los considerados palestinos buenos, es decir los de Abu Abbás (Autoridad Palestina, Al Fatah) pactaron un Gobierno de unidad con los palestinos malos (Hamás). Israel condenó el pacto y Netanyahu ordenó la construcción de más viviendas en territorio palestino ocupado. La desproporción de medios militares y propagandísticos es tal que ya ni siquiera se llaman ocupados, basta con decir "los territorios".

Netanyahu no ha esperado a finalizar el duelo por la muerte de los tres jóvenes. Ha lanzado su aviación sobre Gaza, que aunque está lejos de Hebrón es la plaza fuerte de Hamás. Otros civiles pagarán el precio del odio y se generará más odio, más muerte. Netanyahu hace lo que le pide la sociedad judía: ojo por ojo, diente por diente. Es un círculo de venganza bíblico, o de la Torah para ser precisos, que nadie sabe, puede o quiere romper.



Tampoco debe haber justificaciones para las represalias, sean redadas masivas más destinadas a propagar el miedo y llenar titulares en los que se presume de mano dura, que a resolver problemas. Hace unas semanas murieron dos jóvenes palestinos a tiros de soldados israelíes de la prisión de Ofer, cerca de Ramala. No hubo investigación ni escándalo. Solo eran daños colaterales. Habrá quienes entre los palestinos se alegren de la muerte de los tres adolescentes, que los rebajen a un eufemismo.

Para matar es necesario deshumanizar al contrario. En el proceso se deshumanizan los dos, el verdugo y la víctima. Dos links sobre este asunto, uno propalestino y otro israelí. Una sociedad sana no pone apellidos a los muertos; cada muerte innecesaria es una desgracia colectiva que afecta a los dos comunidades. El problema de Israel-Palestina es que esa visión tolerante es minoritaria. La culpa la tienen sus dirigentes, que se lucran del odio y el miedo.


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • Enrique G. Duro Enrique G. Duro 11/07/14 01:06

    Dar la razón al Estado de Israel en la actual masacre contra los palestinos, o simplemente mantener la equidistancia, es una suerte de perversión perceptiva, de locura paranoide: los responsables israelíes se sienten perseguidos y en consecuencia masacran fanática e indiscriminadamente a los palestinos. El síndrome de perseguido-perseguidor, socialmente mortifero

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • taxista y rojo taxista y rojo 09/07/14 14:41

    No creo que sea necesario tener grandes conocimientos del mundo árabe ni del de los indios americanos para poder distinguir lo que es una agresión ignominiosa no solo a los Palestinos, sino a toda la humanidad. Cómo se puede pretender equidistancia entre el abusón en el patio del colegio y el que siempre sufre sus abusos; éste a lo más que llega es a insultarle en la distancia, lo que le supone más abusos. Siento haber llegado a la conclusión (nunca lo hubiera sospechado) de que se merecen todo el desprecio, no por estar anclados en leyes (para los demás) de la edad de piedra, sino por estar orgullosos de ello y no querer cambiar en los próximos tres mil años. Gracias Isabel, gracias Fernando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • terrícola terrícola 03/07/14 19:53

    Fué muy duro lo del asesino Hitler con los judíos. Es muy duro lo de los asesinos Israelís con los Palestinos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Barañain Barañain 03/07/14 18:59

    Que si quiero opinar? Este artículo de Lobo es, sencillamente, repugnante. No voy a opinar. No creo que merezca la pena. Es inútil tratar de manera razonada con  el fanatismo disfrazado de equidistante rechazo de las muertes civiles. "No hay excusa para el asesinato d ellos tres adolescentes" dice, solo como excusa para hablar de los colonos de hebróan, d ellos asentamientos, de los incomprendidos de Hamás, de la maldad de Netanyahu. A duras penas puede el autor esconder el prejuicio antisemita. Adios, InfoLibre, adiós. Esperaba otra cosa.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Pintaius Pintaius 04/07/14 12:05

      Cuando hablas de «prejuicio antisemita» aplicado al señor Lobo entiendo que te referirás a los palestinos, que también son de origen semita. También podría ser que tu comentario rebose una ironía que no acabo de captar. Porque dudar de la complicidad y pleitesía que Ramón Lobo muestra hacia el OTANerismo, sionismo, usamericanismo, y demás poderes «occidentales» en todos y cada uno de sus artículos... Eliminar al gobierno sirio a bombazo limpio para empoderar, entre otros, a los que siembran hoy el terror en Irak, o pararle los pies a Putin mientras el fascismo campa a sus anchas por Ucrania, son dos ejemplos de lo que Ramón Lobo solicitaba desde esta página no hace mucho; hay muchos más. Él lo llama periodismo de altura. Yo lo llamo propaganda pura y dura.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Pintaius Pintaius 03/07/14 11:33

    Otra cosa: En este artículo nos pones dos enlaces, uno propalestino y otro israelí. O mi navegador está maldito o el enlace proplalestino no enlaza con nada. Este fallo tecnológico resume muy bien el sesgo que sueles imprimir a tus artículos disfrazados de equidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • Irenepaz Irenepaz 05/07/14 19:47

      Solo por curiosidad desde cuando sigue usted los comentarios del Sr. Lobo?. Siempre coincido con sus opiniones.  El señor Lobo me parece  muy pro americano, pero por otro lado no tengo los conocimientos que quizas si tenga usted sobre todo del mundo Arabe. un saludo. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Pintaius Pintaius 06/07/14 10:58

        Si Ramón Lobo escribiera en otro tipo de prensa ni siquiera le prestaría atención. Me duele que utilice InfoLibre para su propaganda y me duele más aún que este medio le tenga en tan alta estima (fui socio y en un intercambio de pareceres así me lo dejaron ver). Me gusta contrastar las noticias y desafortunadamente dispongo de más tiempo libre del que me gustaría, de modo que busco otras opiniones, otros datos, aquí y allá (Red voltaire, Rebelión y otros...) y saco mis propias conclusiones. La mentira es inherente al sistema capitalista; para convencer a la sociedad de la bondad de que unos pocos vivan bien a costa de los demás hay que mentir, y mucho; y la mentira tiene las patas muy cortas... Las «armas de destrucción masiva» más efectivas de estos tiempos son los medios de comunicación. Ramón Lobo nos invita, por ejemplo, a dudar de RT por el mero hecho de ser rusa. Hagamos lo mismo con nuestra prensa «occidental» aunque toda ella nos cuente la misma milonga. Salud.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • Artero Artero 05/07/14 03:41

      Debe ser que tu ordenador está maldito, puesto que yo he utilizado ese link. Saludos

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Pintaius Pintaius 05/07/14 09:58

        En el momento que hice los comentarios no iba; luego ya sí. Tampoco deja de ser una mera anécdota, pero me pareció una buena forma de ejemplificar el sesgo que el señor Lobo suele aplicar a casi todos sus escritos; según mi criterio, claro está.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Pintaius Pintaius 03/07/14 11:23

    Veamos: «Una sociedad sana no pone apellidos a los muertos; cada muerte innecesaria es una desgracia colectiva que afecta a los dos comunidades» pero nos cuentas que de un lado han muerto «los adolescentes judíos Eyal Yifrach, de 19 años, Gil-Ad Shaer y Naftalí Frenkel, de 16» y por otro lado «dos jóvenes palestinos» y ya está. Los jóvenes israelíes murieron asesinados, los palestinos a tiros. Sabes dónde colocar los adjetivos para no molestar. «Netanyahu hace lo que le pide la sociedad judía: ojo por ojo, diente por diente». No. No faltes a la verdad, Ramón. La vara de medir del gobierno sionista es canjear un soldado israelí a cambio de cientos de presos palestinos; bombardear Gaza, la cárcel a cielo abierto más grande del mundo, sembrando destrucción, terror y muerte entre civiles inocentes no es «ojo por ojo, diente por diente»; es otra cosa. ¿En serio crees que se puede llamar guerra a lo que ocurre entre Israel y Palestina? ¿A quién pretendes confundir?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre