x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El vídeo de la semana

El hábito de la desproporción

Publicada el 19/07/2014 a las 06:00

Israel intensifica su ofensiva terrestre en Gaza

Israel ha intensificado su ofensiva terrestre en Gaza esta pasada noche, causando numerosos muertos y decenas de heridos, entre ellos niños. Tras once días, los incesantes ataques aéreos han dejado 250 palestinos muertos (más de la mitad civiles y entre ellos más de 40 niños) y más de dos mil heridos. Las cinco horas de tregua humanitaria del jueves fueron las últimas en las que la población pudo salir a las calles.

Atlas
El cuerpo sin vida de un bebe de cinco meses en Gaza

El cuerpo sin vida de un bebe de cinco meses en Gaza

EFE
Hamás gobierna en la franja de Gaza, pero es una organización terrorista. Así lo considera la Unión Europea y Estados Unidos. Hamás comete y ha cometido crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, torturas, asesinatos y secuestros según Amnistía Internacional o Human Rights Watch.

Hamás dispara con tecnología de última generación cohetes y misiles contra objetivos civiles en su vecina y sitiadora Israel. Hamás no esconde sus armas en búnkeres o centros militares sino en escuelas, hospitales o junto a gasolineras. Hamás utiliza sin disimulo la criminal táctica de colocar escudos humanos como barrera protectora de sus líderes y dirigentes.

Pero si Hamás es el mal, si su credo radical, su intolerante nacionalismo islámico, su forma de entender las relaciones entre los pueblos, nos resulta difícilmente soportable, ahí está Israel para darle oxígeno y por la vía de la sangrienta desproporción quitarle filo y hasta metal al alma criminal de su enemigo.

Gracias a Israel y su habitual política de responder con mares de sangre ajena las heridas que se le infieren, Hamás sigue teniendo aún cierto predicamento en Occidente, y en particular en Europa que no termina de interiorizar de qué hablamos cuando hablamos de ellos: quién es el agresor y quién la víctima.

Gran parte de la responsabilidad de lo que sucede en la Gaza de entreguerras es de Israel y su cerco militar y económico, real aunque se empeñen en negarlo. Pero quien gestiona los territorios, quien sacrifica el bienestar de su pueblo a su obsesión por la destrucción de Israel, quien rechaza cualquier diálogo que no pase por el exterminio de su adversario es el gobierno de Hamás.

Dicho lo cual, no hay más que observar atentamente el presente y repasar la historia para hacerse cargo de una realidad que sirve para volver a poner peor las cosas periódicamente: el hábito israelí de la desproporción. Que te ataquen con cohetes no justifica que mates a cuatro niños que juegan en un tejado, sobre todo cuando utilizas, y presumes de ello, sofisticado armamento de última generación. Que te ataquen con cohetes no te exime de responsabilidad criminal cuando tus batidas de caza y respuesta arramplan con todo lo que rodea a tu objetivo, su ecosistema vital sea civil, militar, escolar o ama de casa. Que te ataquen con cohetes no te da derecho a seguir arrebatando a la población de Gaza, la mitad de ellos niños, su futuro, su casa y sus familias.

Resulta inaceptable que un país que presume de tener los mejores servicios secretos del mundo, arrase un pueblo entero para castigar a los terroristas que les disparan; que un país que dice ser occidental y democrático, que se jacta de que los crímenes en su territorio sí se resuelven, “no como en Gaza”, se convierta en un régimen criminal cuando atraviesa la frontera.

La reiterada y una vez más evidente desproporción de la respuesta israelí quizá satisfaga a los menos escrupulosos y hasta atornille políticamente al gobierno de turno, en este caso a Netanyahu, pero nos sitúa de nuevo ante su desautorización moral como estado democrático e invita a una condena internacional contundente que aún no se ha producido y me temo que no se producirá más allá de algunas palabras sueltas y con la boca pequeña.

Es evidente que Hamás es un grupo terrorista y como tal tiene que ser combatido, pero la desproporción de la nueva operación israelí, los centenares de muertos que deja en el camino de esta última ofensiva no conseguirá acabar con el radicalismo y el dolor, ni traer más tranquilidad y paz al pueblo de Israel, más bien al contrario.

Lo que sí está consiguiendo es que vuelvan a difuminarse las fronteras entre democracia y terrorismo de modo que gran parte de la opinión pública mundial no tenga claro ante lo que estamos viendo cuál es la diferencia entre un Estado democrático que practica el terrorismo o un Estado terrorista supuestamente democrático.
Más contenidos sobre este tema




17 Comentarios
  • viaje_itaca viaje_itaca 24/07/14 10:41

    Las fronteras entre democracia, dictadura, terrorismo y cosas similares es actualmente ínfima. Un buen ejemplo es Cuba: las violaciones más sangrientas de los DDHH, con torturas espeluznanes se comenten en esa isla, pero en la base militar norteamericana de Guantánamo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Faquir Faquir 21/07/14 13:44

    La crueldad y barbarie israelitas no tiene nombre , ni es defendible de ninguna manera. Si Hamas es terrorista, Israel es 1 estado terrorista . Quien puede defender esa barbarie y crímenes contra la humanidad, si existe ?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • dudasygrises dudasygrises 21/07/14 01:01

    ....Líbano, Siria, Gaza, Cisjordania, Kuweit e Israel. Los palestinos siguen reclamando su "gran imperio". Por eso batallaron el "septiembre negro" en Jordania y el Rey Hussein los reprimió, por eso apoyaron la invasión de Kuweit y fueron expulsados. El odio irracional y asesino por parte de sectores israelíes y palestinos es una lacra difícil de superar. Pero en Israel hay pacifistas, grupos antibelicistas, críticos con su país. No los he conocido en Palestina. La existencia de Israel está amenazada desde su fundación (no así Jordania y Kuweit, que son países "falsos", bluffs). Su población está entrenada para la amenaza de guerra. Saben los segunos que tienen para alcanzar un bunker ó lugar seguro. Escuelas, guarderías, transporte escolar se suspende en situaciones críticas, bajo el control de la administración de turno. Es superviviencia. ¿Quién protege a los ciudadanos, ancianos y niños palestinos ante el sinsentido de ataques y guerras? ¡¡Hamas no!! ¿Qué dice y hace  Cisjordania?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Giordano Giordano 21/07/14 23:23

      Quizás estos artículos publicados en The Guardian puedan despejarte algunas dudas. Uno de ellos denuncia el comercio de armas que hay detrás del ataque de Israel y pide un embargo mundial como el impuesto al régimen de apartheid de Suráfrica. El otro defiende el derecho de una población ocupada a resistir. (1) http://www.theguardian.com/world/2014/jul/18/arms-trade-israel-attack-gaza (2) http://www.theguardian.com/commentisfree/2014/jul/16/gaza-shameful-injustice-israel-attacks-occupied-people

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • dudasygrises dudasygrises 21/07/14 00:49

    Llevo horas dudando y temiendo escribir.... Suele haber más pasión que argumentación cuando se toca este espinoso tema. Pero también  quiero apoyar el post y el intento de una visión crítica. Se que las muertes duelen. Pero no hay que obviar que estamos hablando de Gaza, controlada por Hamas. No de Palestina, que también es Cisjordania, ni de palestinos, que también son el 80-90% de la población jordana, gobernada por la minoría hachemita. Me repelen los halcones israelíes y los ultraortodoxos, al igual que me repelen los halcones palestinos, que no duan en utilizar a su propio pueblo. No voy a recordar las denuncias de Amnistía Internacional y otras ONG en relación con vulneración de Derechos Humanos por parte de los "Señores de la Guerra" palestinos contra su propio pueblo. Los señores coloniales franceses y británicos ofrecieron "la Gran Palestina" a cambio del apoyo en las dos guerras mundiales, que incluía Jordania (pais tan "inventado" como Israel, cuya existencia no se cuestiona

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alfar Alfar 19/07/14 19:14

    Mientras, la UE intenta acallar su conciencia y su servilismo a EEUU, siendo el primer donante de Palestina. Que digo yo, que le debería dar vergüenza a los ricos países árabes del Golfo. Pero ellos también están postrados ante el amo americano y ni siquiera son capaces de protestar por la masacre a sus "hermanos". Tampoco hemos oído al papa Francisco (al menos yo), tan piante él, y al que tanto le gustan los golpes de efecto. Por no hablar de la ONU, que ha tenido que esperar a que las víctimas pasen de 250, para que su cabeza visible, haga el esfuerzo de ir a la zona a pedir moderación. En fín, un asco.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • hartodjetas hartodjetas 20/07/14 00:07

      Exacto. Un asco institucional global. Estas "pseudodemocracias" del tenido como mundo occidental apestan a intereses criminales. Así pues, todo filfa y patraña. La cruel realidad que se promueve desde el dinero de Wall Street es muy otra, es el crimen organizado desde los poderes públicos. Sólo se salva de tanta iniquidad gubernamental, Latinoamérica y poco más.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Bacante Bacante 19/07/14 14:10

    No se puede decir lo que tú has escrito sin que te lluevan insultos por la red. Yo quisiera saber quiénes son los verdaderos beneficiarios del espanto, los que juegan con el miedo y la miseria de unos y otros y con la intolerancia torpísima de los dos bandos. Me niego a santificar el terrorismo del doctor Habash, etc. etc. y me niego a que la historia se cuente según convenga.  Todos estamos espantados y en desacuerdo con el matonismo israelí, pero las víctimas tampoco se quedan mancas y si pudieran ... Ahora digan que no , vaya.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • unbeing unbeing 19/07/14 10:57

    Mejor que otras veces Lucas. Pero se te sigue viendo el plumero: la palabra desproporción puede sevir para la sal pero no para el cianuro. Decir que es desproporcionado matar niños está fuera de lugar. Sugiere que existe una dosis "apropiada" de esa "medicina".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • hartodjetas hartodjetas 19/07/14 10:45

    ¿A vueltas con quiénes sí y quiénes no, son terroristas?... (RAE-terrorismo: 1. m. Dominación por el terror; 2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.) Ante tal definición, y en la que no se explicita con qué medios se infunde terror, ni de qué clase (RAE-terror:1. m. Miedo muy intenso), y dado que tales matices no cambiarían el sentido de terror), podría Vd. haber hecho constar en su manipuladora exposición que tanto el criminal Gobierno de Israel como la gran mayoría de los estados, tenidos o no como democráticos, se han valido y se siguen valiendo de diferentes módulos practicadores de terrorismo. Y para no irnos muy lejos, el actual Gobierno del PP es la mano ejerciente del terrorismo-social que, a través de las instituciones del Estado español, no cesa de aplicar contra la población menos favorecida. Hay muchas y "legales" (que no legítimas) maneras de terrorismo. ¿O sólo es terrorismo cuando una organización armada funciona según su estrategia?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Giordano Giordano 19/07/14 12:59

      Coincido contigo en denunciar el cinismo con que el lenguaje oficial decide lo que es terrorismo y lo que no. Hay muchas formas de terrorismo, unas más visibles que otras, unas más lentas que otras. El terror que está viviendo Gaza no es sólo terrorismo de estado por parte de Israel; es mucho más: es una invasión militar. Un episodio más de la guerra histórica que Israel está librando con el objetivo último de expulsar a los palestinos. Todo ello con la pasividad y el consentimiento de una comunidad internacional bloqueada siempre por un obsoleto Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Más que de “hábito de la desproporción” hay que hablar de la “sistemática de la destrucción”.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Oslez Oslez 19/07/14 10:10

    La parte en negrita del primer párrafo es también aplicable a USA. Son tal para cual. También, por supuesto a Israel y muchos otros países. Ciertamente, la difuminación entre democracia y terrorismo (o dictablanda en la España actual) es el verdadero problema.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 19/07/14 14:11

      La parte en negrita del primer párrafo es también aplicable a USA. Son tal para cual. También, por supuesto a Israel y muchos otros países. Ciertamente, la difuminación entre democracia y terrorismo (o dictablanda en la España actual) es el verdadero problema. Ha dicho Oslez, y estoy completamente de acuerdo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Esperanza Berenguer Navarro Esperanza Berenguer Navarro 19/07/14 01:04

    Recomiendo la obra de Miko Peled, un Israeli que da su propia version del conflicto Israel-Palestina. "The General's son", muy reveladora.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión