x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de voz

Hollande liquida la voz de su conciencia

Publicada el 26/08/2014 a las 06:00 Actualizada el 25/08/2014 a las 21:43
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

“Todo dura siempre un poco más de lo que debería”, dejó escrito en París (donde murió y está enterrado) Julio Cortázar, de cuyo nacimiento se cumplen cien años precisamente este martes 26 de agosto. Y eso mismo parecen haber pensado François Hollande y su primer ministro Manuel Valls después de 147 días de existencia de un Gobierno insostenible por sus contradicciones internas. Las encuestas indican que la mayoría de los franceses opina a su vez que el dúo Hollande-Valls está durando ya más de lo que debería, y el electorado de izquierda que situó al primero en la presidencia gala hace sólo dos años tiene serios motivos para temer que la ‘decepción Hollande’ suponga el penúltimo disparo en la rodilla de la socialdemocracia.

En un movimiento totalmente coordinado, Valls presentó este lunes a Hollande la dimisión en bloque de su Ejecutivo, y de inmediato el presidente le encargó la formación de un nuevo gobierno del que desaparecerán las voces críticas. Muy especialmente la de Arnaud Montebourg, ministro de Economía que este mismo sábado declaraba a 'Le Monde': “Hay que dar prioridad a la salida de la crisis y trasladar a segundo plano la reducción dogmática del déficit”. Justo la prioridad contraria de la que Valls defiende y de la que Bruselas y Berlín reclaman a París.

Valls, cabeza visible del ala social-liberal en el Partido Socialista galo, anunció en abril un programa de recortes de gasto de 50.000 millones de euros en los próximos tres años, y provocó la rebelión de 41 diputados socialistas, que se abstuvieron en la votación tras un discurso del primer ministro trabado con argumentos casi idénticos a los que defiende Mariano Rajoy: “No podemos vivir por encima de nuestras posibilidades”, proclamó Valls ante la Asamblea Nacional, para luego concluir que la reducción del déficit “asfixiante” es imprescindible para crear empleo, mejorar la competitividad, etcétera, etcétera. Es decir, el manual del austericidio impuesto en la zona euro.

La incoherencia de Hollande

En realidad el cambio de gobierno en Francia viene a ser un gesto de “coherencia” de Hollande con el giro que dio a su mandato con el nombramiento de Valls y su compromiso con las políticas de austeridad. Tener como primer ministro a un seguidor fiel de la doctrina liberal y como ministro de Economía a alguien que considera que la austeridad es “ineficaz e injusta, y origina un sufrimiento inútil a los ciudadanos” resultaba esquizofrénico. Hollande ha decidido, pese a la constante caída de su popularidad, unir por completo su suerte a la del primer ministro, lo cual supone apostar todas las fichas a una incoherencia de fondo, porque Hollande ganó las presidenciales de 2012 con un programa mucho más cercano al que representa Montebourg. Prometió que pararía los pies a Merkel, que pelearía por la mutualización de la deuda (los eurobonos), que no recortaría el Estado del Bienestar, que pondría freno a los privilegios del poder financiero… Tras una primera fase en la que intentó mantener el pulso con Berlín, Hollande tuvo la ocurrencia de hacer convivir en el mismo Gobierno dos almas incompatibles al colocar a Valls como primer ministro y a Montebourg en Economía, como si este fuera la voz de su propia conciencia o el parapeto ante los reproches desde sus propias filas. El invento no ha resistido cinco meses. Y de los compromisos que llevaron a Hollande a la presidencia queda poco o nada.

El nuevo gobierno que este mismo martes estrena Francia no es sólo una especie de última oportunidad para Hollande y Valls. Más allá de las consecuencias internas (Montebourg se dibuja como aspirante a disputar las próximas presidenciales y la división entre los socialistas sólo puede crecer) este nuevo ejercicio camaleónico supone una nueva derrota de la política respecto al poder económico. Y augura además otro golpe a las esperanzas de renacimiento de los socialdemócratas. Zapatero practicó el harakiri famoso a mediados de su segunda legislatura, cuando entró en contradicciones con su propio electorado. Hollande se ha dado más prisa en decepcionar a los suyos.

Sigue en marcha en Italia el exitoso experimento (al menos por ahora) de Matteo Renzi, que ha conseguido frenar el auge de los populismos con un proyecto de reformas audaces que prometen respuestas a los nuevos retos políticos. El tiempo dirá si Renzi se confirma o no como referente sólido, lo cual dependerá mucho de la marcha de una economía condicionada por el mismo recetario. Y el tiempo aclarará si lo que va adquiriendo cuerpo en los países del sur, no resignados al ‘discurso único’, es la necesidad de frentes amplios que otorguen mayor peso a un nuevo progresismo.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

30 Comentarios
  • isachampman isachampman 30/08/14 22:00

    Y esta semana ha dicho -seguramente al volver de algun paseo en moto - que va a reunir en Paris a todos los líderes socialdemócratas europeos "para hacer converger sus posiciones". ¿Qué posiciones, Monsieur Hollande?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • javielito javielito 29/08/14 11:59

    ... Segando trigo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Artero Artero 29/08/14 06:03

    Si el PSOE lo tiene mal, a hollande no le arriendo las ganancias Al PSOE según como empiece a actuar, puede tener aún bastante recorrido, pero el partido socialista francés, ese recorrido como mucho, va a llegar hasta las próximas eleciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • javielito javielito 29/08/14 03:41

    Cuanto antes se de cuenta la menguante clase media española, que sueña con viajes y coches todoterrenos que tiene que colaborar en las urnas para obligar a que ese 1% de clase privilegiada pague impuestos y colabore a pagar la deuda mejor, porque sino van a terminar con alpargatas como los pobres y comiendo en comedores sociales, porque son los destinados número uno a ser los paganinis, que a los pobres ya no se les puede rascar más el bolsillo porque no hay donde rascar. Así que se vayan bajando de la nube que lo único que se les pide a esa clase medía que sueña con delirios de grandeza es que piense bien a quien le va a votar porque el liberalismo es muy bonito cuando tu eres el explotador pero cuando eres el explotado te quedas con el culo pelao como los monos de Gibraltar, y nosotros hemos pasado a ser los explotados del sistema capitalista liberal, ahora hay unos chinitos de capataces del cortijo contando los Euritoss que les producimos trabajando de sol a sol cegando el trigo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • javielito javielito 29/08/14 03:07

    Ahora no piensa la gente en viajes o coches o casas en la playa, ahora piensa en poder comer el mes que viene, cada españolito debe 22.000 euros y subiendo cada año, y la Merkel recortando y mandando a que se recorte más y ni aun así vamos a reducir la deuda, al contrario va a subir, si con los recortes que estamos haciendo y vamos a seguir haciendo en el Estado del bienestar, no somos capaces de que la deuda deje de aumentar, al contrario van a ir aumentando los intereses que tenemos que pagar, ¿a dónde vamos a llegar? Te aseguro yo que la gente no está para viajes y coches, eso era cuando creíamos que estábamos en la Champions League, ahora somos consciente de que somos pobres de alpargatas y sabemos que jugamos en regional preferente, y también sabemos que los 22.000 euros que debemos de media cada uno los va a tener que pagar otro porque hay gente que no ha visto en su vida esa cantidad en su cuenta corriente, ni tiene perspectiva de tenerlos en mucho tiempo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • serpiente serpiente 28/08/14 21:27

    Felicidades director Maraña! Visto lo que ocurre en nuestro vecino pais, y dado que aquí no tenemos un FN que defienda los valores de la patria, pues hay que acudir a la unión de todas las fuerzas democráticas, eso de izquierda o derecha no me vale para este objerivo, todos, desde la izquierda auténtica hasta la UPYD más Ciudadanos, todos en bloque para ganar este desafío al menos aquí, y luego ya iremos a por las alianzas con los franceses, ingleses, etc Creo que estamos ante un desafío de tal magnitud, que lejos de horrorizarnos lo que tenemos que hacer es documentarnos, y unir a todos. Y ni reforma del PP ni gaitas, no desperdiciar energía en bagatelas que es lo que quieren con esta maniobra de distracción de rajoy y sus asesores. y por supuesto el PSOE fuera del pacto!!.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pedrohz pedrohz 28/08/14 17:14

    El problema de la socialdemocracia ( y de los que crtican por la izquierda) es que no se atreven a decir la verdad. Que para ir al cielo hay que morirse antes.Amplios sectores de la clase media progresista piensan que se puede financiar el Estado del Bienestar expropiando plusvalías a los "ricos" y a la vez mantener el estilo de vida consumista ( viajes, coches, vacaciones, cultura subvencionada...) propio de los sistemas de producción capitalista. Demasiado fácil. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • javielito javielito 29/08/14 02:42

      Eso era cuando eramos ricos, ahora vamos a pasar a ser en Europa un área periférica de tercer nivel dentro del capitalismo central que ha desplazado su hegemonía a Asía, y vamos a pasar a pagar la factura del capitalismo central, ahora hay que hacer una reforma fiscal progresiva , evitar el fraude, la evasión fiscal y acabar con los paraísos fiscales, no para irnos de vacaciones, comprar coches, etc. sino para pagar la deuda monstruosa que tenemos nosotros y todo el conjunto de los países europeos, una deuda que todo el que sabe sumar sabe de sobra que no se va a poder pagar, porque solo hace crecer, y aumentar los pagos de los intereses, ¿quién la va a pagar?, el parado, el pensionista, el que antes era mileurista y ahora con suerte gana 600 euros que no le llega ni para mediados de mes, la deuda la hemos doblado en los 7 años de crisis que llevamos, y llevamos unos recortes sociales bestiales y aun así ha pasado de medio billón a un billón en 7 años.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • benicadell benicadell 28/08/14 16:05

    por repetitivo y cansino tendemos a olvidar que estas últimas hornadas de políticos europeos incluidos los españoles son títeres del poder financiero. países soberanos europeos arrodillados ante el Capital. llego la hora de ponerle el cascabel al gato.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 27/08/14 21:10

    Jjosse, nos ha .....o mayo con las flores, ahora resulta que el PSOE es izquierda. Qué chiste más bueno. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • baldos baldos 27/08/14 18:01

    Por lo menos a los franceses, les honra su dimisión, cosa que en nuestro país, no dimite nadie de su cargo, aún sabiendo que están, con el austericidio, hundiendo al país además de sus proliferas mentiras, pero la "DIGNIDAD", es una palabra desconocida en España.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.