x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




VERSO LIBRE

Ganemos la ciudad


Publicada el 07/09/2014 a las 06:00 Actualizada el 06/09/2014 a las 22:32
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Nuestra política parece una parodia de la política. Nuestros políticos parecen una parodia de lo que debe ser un político. Nosotros empezamos a ser una parodia de nosotros mismos. Enciendo la televisión, oigo la radio, leo los periódicos, y tengo miedo que todas las cosas de España estén hechas con cartón pintado, que todo sea un escenario de quita y pon.

Más que teatro o representación pública, esto parece reteatro, una teatralización del teatro, un esperpento, una astracanada. ¡Pero cuidado! La cuestión es que no es lo mismo un esperpento que una astracanada. Aunque se trata de dos verdaderas obras maestras, hay diferencias importantes entre Luces de bohemia de Valle-Inclán y La venganza de don Mendo de Muñoz Seca.

Es verdad que en las dos obras juega un papel decisivo la parodia. La literatura, ya se sabe, es hija de su tiempo. En las dos primeras décadas del siglo XX era ya muy difícil tomarse en serio los comportamientos políticos de la Restauración borbónica. Sometida a los intereses de sus caciques, la España oficial se había alejado tanto de la España real que el poder parecía una parodia de sí mismo. La moral y las palabras de la esfera pública resultaban ajenas a la vida cotidiana, no respondían a la experiencia común de la gente.

Palabras como España, honor, rey, gobierno y política empezaron a tener un inevitable aire de chiste. Así surgió la genialidad de don Mendo, convertida la honra de nuestro teatro clásico y el dolor de las tragedias románticas en una continua carcajada. Las palabras se cachondearon de sí mismas, los versos se partieron de risa entre nobles cornudos y grandes damas más tornadizas que las gallinas. La solemnidad se aplicó a la descripción de la vulgaridad para destacar la distancia existente entre la realidad y su representación.

Así surgió también la genialidad de Max Estrella, su paseo por Madrid, la deformación sistemática de la existencia en los espejos cóncavos del callejón del Gato. Como la vida oficial era una gran deformación de la realidad, el esperpento quiso exagerar de un modo guiñolesco la realidad en la idea de que deformando lo ya deformado por el poder se podía dar una visión objetiva de las cosas.

Veo al presidente Rajoy, oigo sus declaraciones y me acuerdo de las distancias existentes entre la realidad cotidiana y la España oficial de la Restauración. Veo a la familia Pujol, el inmenso escándalo de la herencia del padre, la hermana que no sabe nada, Felipe González que lo defiende, y siento que asisto a una teatralización del teatro, a una parodia de la representación política.

Pero cuidado porque hay en juego cosas muy importantes y no son lo mismo la carcajada que te cierra los ojos y el humor que te ayuda a entender la realidad y te empuja a la disidencia ética. La venganza de don Mendo, sin duda una obra maestra, es una carcajada perpetua, la risa que necesita la oligarquía para pasar el rato –o el trago– sin que nada cambie. Luces de bohemia rompe las dimensiones del teatro y de la teatralización del teatro, sale a la calle, toma la ciudad, la convierte en un escenario implacable para iluminar las mentiras del ministro, del poeta, del amigo, del periodista, del policía, de la puta y de cualquier personaje que se atreva a pasar por el argumento y a participar en la farsa.

En esta España de carcajada y llanto no caben ya las soluciones tibias. Entre una gran coalición de los intereses del sistema y un nuevo proceso constituyente, la realidad busca una salida a su representación.

Cuando veo a los políticos oficiales, cuando analizo las reformas electorales que se proponen e, incluso, cuando oigo las declaraciones de algunos líderes sectarios de la revuelta, siento desolación. Creo probable que salgamos de esta coyuntura como se sale de La venganza de don Mendo después de una función escolar y navideña. Muertos de risa, pero igual que estábamos y creyendo en los Reyes Magos.

Por eso agradezco el esfuerzo de los que intentan buscar en común una alternativa a la realidad para ganar un escenario distinto fuera de los límites del teatro. Ganemos la ciudad, como hizo Valle-Inclán con Luces de bohemia.
Más contenidos sobre este tema
Relacionados




Hazte socio de infolibre

11 Comentarios
  • Irenepaz Irenepaz 09/09/14 17:28

    salir a la calle para iluminar las mentiras del ministro,poeta, puta, etc. buscando una salida a la represnetación. Esto creá incertumbre y coraje pq no se sabe bien quien va ha pòner fin a la representación, sería deseable que fueran espiritus libres. Un saludo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • javielito javielito 09/09/14 00:38

    Al menos en los periodos de crisis política y económica en España han florecido las artes y la literatura habrá que esperar que se esté gestando una nueva generación de artistas en España y en especial de literatos que nos ofrezcan una visión nueva de nuestra realidad y nos hagan más llevadera  nuestra visión deformada de la realidad, nunca desarrollo económico y político han casado bien con desarrollo de las artes, parece que solo ante la adversidad, sale lo mejor que llevamos dentro. España nunca ha sido un país de buenos políticos, sin embargo ha dado a luz a algunos de los mayores genios mundiales  de las artes y la literatura, quizás tengamos que aceptar la realidad la piel de toro es un territorio para que florezca el genio individual y no el colectivo, el asociacionismo y la colaboración no lo llevamos en los genes, ojalá lo Ganemos en mayo, juntando todo ese pequeño genio individual de cada uno, gestando un genio colectivo mayor. Ganemos la ciudad  y hagamos cambiar la historia

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • javielito javielito 08/09/14 23:00

    Ayer fue un día triste parece que la nueva manada encabezada por su macho beta, el alfa anda de gira, ha dejado claro que solo hay espacio para una nueva manada, así que parece que se ha acabado la convivencia, nos espera unirnos a la nueva manada o buscar un nuevo territorio de momento vamos a reorganizarnos, porque la primavera está a la vuelta de la esquina y el grueso de la manada se ha ido en busca de nuevos territorios por descubrir, si conquistamos esos pequeños territorios con el esfuerzo de todos desde abajo, quizás no sea tarde para mirar al otoño próximo con ilusión.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • javielito javielito 08/09/14 22:42

    Magnífico artículo Luis, en cuanto a los dos últimos párrafos, estoy totalmente de acuerdo contigo, tengo la misma visión, parece que hemos pasado de la esperanza de las flores de mayo  al otoño de Robespierre, quizás echamos las campanas al vuelo demasiado pronto, una sociedad no cambia de la noche a la mañana y la nuestra parece que todavía no está lo suficiente madura o tal vez si, al igual que tu pienso que aunque parece que se cierra una puerta se mantiene la puerta abierta del pueblo, que quizás sea la de verdad, porque este país y su historia nos ha enseñado que aquí el verdadero conductor del pueblo para lo bueno y lo malo es el propio pueblo, en los lideres al uso en España siempre ha sobrado la arrogancia. Me parece repetir otra vez la historia del 82, con dos clones 30 años más jóvenes, ojalá me equivoque, pero como a ti me ilusiona Fuenteovejuna quizás sea el principio de una gran realidad que nos hagas recobrar la decepción de la revolución de mayo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Estrella Estrella 08/09/14 16:57

    Mi sueño ya no está aquí, tiro la toalla, mi ciudad no tiene remedio, no hay respuestas quien la gane que al menos sea ecologista y si es feminista mejor que mejor. Mi pueblo, Madrid necesita... quien lo sabe

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alex Mene Nubesos Alex Mene Nubesos 07/09/14 17:46

    Esas ciudades tienen que ser ganadas para los ciudadanos y ciudadanas

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rafael María Rafael María 07/09/14 14:38

    !Luis qué delicia de texto!!Qué lucidez en el análisis! ¿Sería  posible verte participar en la política de primera línea? tal vez si personas como tú intervinieran podría ponerse conciencia en la voz de una Alternativa necesaria, con sentido, coherencia, consciencia y alejada de los viejos tópicos izquierdistas, frente-populistas, que no pueden conectar con una sociedad sensible a la historia como tú nos recuerdas en tu magnífico artículo. Se traería de sumar consciencias, para que las ciudades se conviertan en espacios ciudadanos dignos, creativos y estimulantes. El programa lo co-creariamos a través del diálogo. La cuestión es la humanidad, que personas como tú podrían aportar a la gestión de la cosa pública, participada y consciente. Gracias por tus palabras luminosas... y aquí tienes una persona que te apoyaría si decidieses unirte a esta oportunidad para la evolución como dirigente. Un abrazo de luz.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maria garcia Maria garcia 07/09/14 11:50

    Desconozco estas obras..Mi ignorancia da paso a mi convicción. Pienso que en una gran parte, es una bendición. Estar con la mente lo mas libre que se pueda..Pero dentro de un orden. Contemplar la realidad precisa levantar todos los velos tupidos..Impera el control de los telares..Hay que saber de hilos y cuerdas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jjosse jjosse 07/09/14 09:13

    Cada artículo de García Montero me recuerda lecturas. Luces de Bohemia, lectura obligada y obra maestra del esperpento español. Su recuerdo me lleva a su relectura por mi mala memoria. Pero en lo político, no todo es lo mismo hasta ahora, no todo es esperpentico o risible. Yo diría más bien ganemos las ciudades al PP. No es lo mismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MASEGOSO MASEGOSO 07/09/14 07:25

    La Historia igual que la morcilla, se repite. Olvidamos nuestra historia, acaso la más reciente. ¿Qué es un siglo en la vida de una nación?  Nada. Y a los tiempos que alude el artículo son tan recientes que, por su proximidad, no vemos con soltura. Cuando hemos tenido unión del pueblo ha habido cambios, tan graves como una Guerra Civil. Ahora es el momento de volver a unirse y quitarnos, acaso para siempre, la basura de la política corrupta de este país.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.