x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El vídeo de la semana

No deja de sonar la música aunque se baje el volumen


Publicada el 13/09/2014 a las 06:00

No deja de sonar la música aunque se baje el volumen

Cientos de miles de personas han participado en la manifestación de la Diada, en una V simbólica de la vía catalana para exigir la consulta del 9 de noviembre.

Como ciudadano celebraría con regocijo que el jefe del Gobierno de mi país me dijera cómo demonios piensa resolver lo de Cataluña. No porque lo espere. Tampoco porque crea que tiene la cintura y la visión política que en esta tesitura sería necesario. Ni siquiera porque sea su obligación. Simplemente estaría encantado de que contara a la ciudadanía de qué habla cuando dice que tiene un plan y si ese plan es tan sólo acudir al Tribunal Constitucional para que detenga la consulta, o es que en Moncloa están trabajando de verdad para encontrar una salida a esta complicadísima situación.

Algún indocumentado o alguien con mala baba, o las dos cosas, podría pensar que:

A) El plan de Rajoy pasa por poner el ventilador delante de los Pujol y que el veneno de ese aire rebajara o hasta anulara la euforia nacionalista. Las palabras atribuidas a su asesor Moragas sobre lo importante que sería que la ex nuera del molt honorable siguiera largando, “si lo contases todo salvarías España”, evidencian que el entorno del presidente establece una interesante relación directa entre la mentira fiscal del clan y el desinfle de la euforia nacionalista. Vamos, casi parece que piensan que si Pujol se hunde, su caída arrastra el independentismo.

B) Que el señor Rajoy espera que sea Europa del zumosol la que se ponga gallito ante el nacionalismo catalán, a la vista de que se empieza por Escocia, se sigue por Cataluña y en unos años más de crisis y desencanto se rompe el continente desde los bordes hacia el interior.

C) Que el plan oculto pase por sentarse a esperar que Mas se ahogue en su propia contradicción, se pierda definitivamente en el laberinto en que se metió y del que, acaso piense Rajoy, el president sólo va a poder salir rompiendo o robando la baraja que él mismo repartió con entusiasmo.

D) Y luego está lo del Constitucional que se supone detendrá la consulta, o incluso, ya puestos en una situación de desobediencia extrema, acudir a la vía penal acusando a los promotores de prevaricar o desobedecer.

La política ficción daría para mucho, pero probablemente quien esto escribe no sería capaz de acertar en su vaticinio. Sí se me antoja en cambio tremendamente peligroso que no lo haga quien o quienes han sido mandatados para gestionar la política, que es mucho más que ganar unas elecciones, publicar decretos e interpretar estadísticas.

Los gobiernos no tienen que solucionarnos los problemas a los ciudadanos, pero sí la obligación moral y legal de gestionar la cosa pública de manera que todos o al menos una gran mayoría podamos sentirnos escuchados y seguros.

Podemos especular, fabular, jugar o ironizar con la inacción o la insolvencia del gobierno o los gobiernos, pero el no hacer bien su trabajo tiene muy serias, gravísimas consecuencias, y la Historia está llena de lecciones en esa dirección.

Quien no vea que la movilización del jueves pasado, festiva, pacífica, ciudadana, es la expresión de una sociedad que reclama lo que considera suyo por equivocada que pueda estar, es que tiene dificultades para entender la realidad y no está, por tanto, capacitado para actuar sobre ella.

Algo tiene que cambiar en la actitud del gobierno hacia este movimiento que no se va a detener ni siquiera amortiguar ni con la corrupción de históricos dirigentes, ni con la acción decidida de los tribunales de justicia, ni siquiera –me temo– con la aclaración de algunas manipulaciones históricas no menores y evidentes. Lo que pasa en Cataluña, lo que vive y siente gran parte de la población catalana que está convencida de que el futuro mejor al que aspira está fuera de España, tiene un origen, unas causas y unas consecuencias que no deben ser abordadas con recetas simples o lineales: no va a dejar de sonar la música aunque se baje el volumen.

Por eso me gustaría saber, como ciudadano primero y como permanente aspirante a atento observador después, qué piensa hacer el presidente del gobierno de mi país.

Es la hora de la política, de la imaginación y del sentido de la historia. No es tiempo de carril, silencio e inoperancia. Sería terrible que ante lo que está pasando el gobierno se tomara en serio utilizar las recetas más arriba apuntadas. Terrible.
Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • Andrew Andrew 18/09/14 13:11

    Es fácil opinar lo que se quiera. Hoy es cierto que una mayoría de catalanes quieren ser independiente de "España" gracias al nacionalismos como los de Rajoy lo han logrado. Me refiero a la burguesía Catalana, o a caso quienes creen que han invertido y puesto los recursos para lograr ese sentimiento, o acaso las mentes de los catalanes no son manipulables como las mentes de los votantes del PP.   Pero la burguesía catalana como buenos fenicios ha conseguido que ante la incertidumbre en unos momentos donde lo que debe imperar es la rotura del sistema establecido, ellos consiguen dirigirlo a un sentimiento antes que a dicha unidad para la ruptura del sistema y no les afecte a sus interese.  Y los vascos están agazapados esperando su movimiento en el mismo sistema. El Gobierno Central si no antes los jueces es evidente que es corrupto. El Gobierno catalán le sigue a la saga y el Vasco aun está por salir entre todos nos han metido en este berenjenal.  Y así se escribe la historia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • VDV VDV 15/09/14 14:22

    He leido lo del estatuto. Menuda Milonga!. Vaya, que no nos queremos enterar. Con lo que esta cayendo no lo veis todavia?. No pido que se lea el estatuto, nadie lo hace, pero si al menos las enmiendas por lo que lo hacia inconstitucional. Los avezados nacionalistas querian crear un organo judicial independiente al poder judicial espanol, por el cual solo ellos tendrias jurisdiccion en su propio territorio, en otras palabras, la audencia nacional dejaba de tener competencias en cat. Es que somos tontos, o nos lo hacemos?. El estatuto era el instrumento legal para salvaguardar de la justicia espanola toda la corrupcion que hay en cat. Os manipulan como quieren!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • VDV VDV 15/09/14 14:13

    Y tu?, tu que harias Juan Ramon?. Claro, si. Si que me puedes contestar algo que quede muy bien, muy en consonancia con el compromiso social y la "libertad" de los pueblos y bla, bla. Al fin y al cabo no eres mas que un periodista que escribe en una columna. Las consecuencias de lo que tu harias no tienen ninguna trascendencia, porque solo das una opinion, pero la cosa cambiaria si de tu decision tuviera consecuencias, amigo, la cosa cambia. Dialogar, muy bien, el que?, llevamos decadas prestando una atencion y un esfuerzo a la sensibilidad y problematica catalana que no hemos prestado a otras comunidades muchos mas desfavorecidas, ha servido de algo?. Que no os enterais, los nacionalistas catalanes son nacionalistas y nada mas, y despues de la indenpendencia, que?, despues toca la anexion de valencia y baleares y la franja....los paises catalanes. Esa es la logica, no hay otra.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • para3 para3 14/09/14 16:05

    Pues que va a hacer Rajoy, nada. Sentarse a esperar leyndo el Marca a que la situación se resuelva sola. O tal vez su plan sea dilatar el asunto hasta las próximas elecciones y como entonces habrá pasado a la oposición (salvo que Pedro Sámchez se lo remedie) empezará su campaña de que el nuevo gobierno no sabe ponerle solución al problema y solo el PP está capacitado para ello.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mariag mariag 14/09/14 00:02

    Dudo que Rajoy tenga algún más allá de esperar, como siempre que la tormenta se destroce sola. Al día siguiente del referéndum, se haga o no se haga, tenemos que salir en toda España a pedir la dimisión de este gobierno por incapaz y corrupto, elecciones adelantadas con carácter de urgente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • juancfraile juancfraile 13/09/14 21:59

    No me lo tomen a mal, ni piensen que no tengo en consideración los argumentos de cualquier nacionalidad en territorio español, où ailleurs, pero reivindico mi derecho a votar para separarme de Rajoy y lo que representa. Yo también quiero votar. Viva mi pueblo, libre ( no pretendo simplificar, es puro humor).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Deupi Deupi 13/09/14 19:49

    Gran artículo Juan Ramón ,pero a Rajoy Don Tancredo se lo va llevar por delante este Toro de la Vega. Para mayor Inri PPera.   Irenepaz Los catalanes lo único que queremos  es decidir, ejercer nuestro derecho supremo a elegir nuestro propio camino. No es un asunto de dinero, ni de competencias ni por supuesto de filias ni fobias. No, es taj sencillo como el poder decidir.  Y si, tienes razón. Todos los hombres y mujeres somos libres e iguales y todos deberíamos tener los mismos derechos, pero eso es un tema para otro debate.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 13/09/14 15:04

    Las familias españolas y catalanas nunca nos separaremos.Los catalanes se separan del la España medieval. Le pregunte a mi amigo catalán sobre la tranquila pero imparable convicción de independencia de sus coterráneos. Me contestó con esa apacible melancolía mediterránea que tienen, comentó:  "España no es Francia, no es Holanda, no es Finlandia... los españoles y los catalanes vivimos en un país, día a día, más medieval. Y de eso huimos los catalanes... queremos trabajar y tener un futuro que valga la pena." Su opinión personal no era chulería política, más bien cierta tristeza. Nosotros los españoles sabemos muy bien que esta España que sufrimos es la que nos legó Franco y la que preserva el Bipartidismo PPSOE. Un Coto Privado de Caza para 4 señoritos... y sabemos, además, que en Europa no hay lugar para señoritos medievales ni para vasallos obedientes. De Europa echaron por la puerta grande a Mariano y a su Guindos y apenas aceptaron a Cañete, eso sí con 2 guardianes para vigilarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jorge Cruz Jorge Cruz 13/09/14 14:42

    Mucho ojo con subestimar la pasividad (que no serenidad) de Rajoy, pues hasta ahora no le ha ido mal del todo practicándola. Con el problema en Cataluña no sé de qué le puede servir, la verdad, pero no parece tener intencion de mover un dedo. Comparto con el compañero Manu la opinión de que hemos llegado hasta aqui por la estrechez de miras del PP cuando se aprobó en el parlamento catalán el famoso estatut. Por lo pronto y desde la ignorancia que da el no vivir en Cataluña. sigo pensando que no tiene nada de malo conocer qué opinan los catalanes de todo esto. También pienso que no deberían obcecarse con este objetivo, ya que un hipotético futuro nuevo gobierno de la nación podría tener voluntad de afrontar de forma constructiva este problema. Todos tenemos que tener altura de miras.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MANU MANU 13/09/14 13:19

    Sin ánimo de molestar. En este fenomenal embrollo estamos metidos porque el PP inisitió en llevar al Constitucional un Estatut previamente validado por los catalanes (tanto en el Parlamento como en las urnas). Y ello a pesar de que muchas de las normas impugnadas eran semeejantes a la de otras reformas estatutarias sobre las que el PP no dijo ni absolutamente nada. Aquella frustración fue el caldo de cultivo para la situación que vivimos ahora. Y, evidentemente, el PP no reconocera nunca que estamos donde estamos por su ceguera politica y su desmedido afan partidista. Esperar que los que nos han llevado hasta aquí sean capaces de resolver esta situación es esperar demasidado (sobre todo tenioendo en cuenta la talla, arrojo y capacidad de decisión del inquilino de la Moncloa). La solución, si es que la hay, no vendrá por ahí. Y mira que me gustaría equivocarme. Pero bueno, esto es lo que los españoles votaron.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Irenepaz Irenepaz 13/09/14 15:55

      Usted que es catalán. Yo para centrarme le dire que soy de Madrid y desconozco lo que quieren los catalanes me imagino que más igualdad en cuestión de recaudación de impuestos, pero no he leido todavia cuales son sus peticiones no pueden ser solamente Independencia sin más. Y tengo una pregunta ¿Que esperan los catalanes de ERC?. Acaso no, nos movemos todos por la educación, sanidad y un reparto equitativo de la riqueza. Un saludo.  

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • MANU MANU 13/09/14 22:00

        Estimado compañero. No soy catalan, ni tengo familia catalana ni vivo en Cataluña. Pero creo que nada eso es relevante a la hora de analizar por qué estamos donde estamos y que negras perspectivas de solucíon nos ofrece este Gobierno. Y lo que es más triste,  si la inacción como forma de hacer política no habrá arruinado ya cualquier opción de entendimiento.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



 
Opinión