x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El vídeo de la semana

Que no sea otra oportunidad perdida

Publicada el 04/10/2014 a las 06:00 Actualizada el 03/10/2014 a las 23:35
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La Audiencia Nacional investiga las tarjetas B

Restaurantes, viajes, ropa y alimentación aparecen en la lista de gastos de las tarjetas que usaron presuntamente 86 consejeros de Caja Madrid y Bankia durante nueve años. La Audiencia Nacional va a seguir el rastro de lo que la cúpula del banco llamaba tarjetas 'black', negras. Se crearon de forma opaca, sin que las aprobase el consejo de administración. No se declaraban a Hacienda. Sus movimientos se anotaban a mano por la secretaria del director general, Ildefonso Sánchez Barcoj, responsable de las tarjetas, y se camuflaban en un apunte contable denominado "errores informáticos". En la época previa a la nacionalización de Bankia, se disparó la factura. Gastaron 3.8 millones de euros en un solo mes y hay 28 consejeros que siguieron usándolas hasta ocho meses después de ser cesados. El que más dinero gastó fue precisamente el responsable, Sánchez Barcoj, 484.200 euros; seguido del consejero de Izquierda Unida, José Antonio Moral Santín, que cargó 456.500; el expresidente Miguel Blesa facturó 436.700 euros; y quien le sucedió en el cargo, Rodrigo Rato, 54.800. Éste último lo ha devuelto junto a otros tres consejeros de la última época porque Bankia se lo ha reclamado, pero queda por recuperar la mayor parte, la que corresponde a la era Caja Madrid. La Fundación de la Caja, que sigue existiendo, está estudiando si va a pedir el dinero a sus titulares, entre los que está su propia presidenta.

Por robar un banco o una caja te pueden caer de tres a cinco años de cárcel, y no vale que lo devuelvas. Salvo que hayas sido consejero o alto cargo y entonces vale la dación en pago y no vas a la cárcel, como mucho dimites y tendrás que ajustar cuentas con Hacienda. Tampoco son iguales todos los banqueros, ni todos los sindicalistas. Mientras Gorigoilzarri, a quien sacaron de su dorada jubilación del BBVA para reflotar Bankia consigue su objetivo, se compromete con la transparencia y lleva a la fiscalía las prácticas indecentes, señoritos como el otrora todopoderoso Sánchez Barcoj o el no menos señorito y todopoderoso Miguel Blesa, que precedió al vasco en la gestión de Bankia, actúan como golfos apandadores y se meten en el bolsillo todo lo que pueden especialmente cuando sabían que el festín estaba a punto de terminar. Luego algunos lo han devuelto, pero eso no redibuja solidez moral alguna, en todo caso apunta a que conscientes de lo que han hecho devuelven lo que no les corresponde.

Algo que no estará al alcance de todos los 86 principales que durante casi diez años tiraron de tarjeta ajena hasta llegar a los quince millones de euros. Imagino que al no tener patrimonio antiguo ni gran capacidad económica antes de ser consejeros tendrán más dificultad los dimitidos sindicalistas de UGT y comisiones obreras, José Ricardo Martínez o Rodolfo Benito, que gastaron respectivamente 44.200€ en tres años y 140.000 en siete. Dirigentes sindicales a los que el brillo de la banca y el confort de la tarjeta les sirvieron de inesperado camino para conocer su verdadera naturaleza. Sindicalistas clase alta, bien remunerados y a veces con capacidad para repartir entre los amigos. Como los hay, no se crean, clase media, que se dedican a copar poder y organizar la vida interna en las empresas públicas. Y luego están los de clase baja que son los que se dejan la piel en el tajo, en la empresa, partiéndose la cara por sus compañeros. Hay sindicalistas y sindicalistas como hay banqueros y banqueros. Y aunque no lo parezca, también hay políticos y políticos.

Y sin embargo, qué difícil nos lo ponen para creerlo.

Porque no puede ser más variopinto y plural el origen de los beneficiarios de este entramado sucio y oscuro, esto de las “tarjetas opacas” o “errores informáticos” o, como decía el informe que Bankia remitió a la fiscalía “tarjetas complementarias”. No puede haber más riquezas de presencia de los poderes económico, político y sindical  que este consejo de estrellas del plástico impreso. Ahí están todos, y todos, como dice mi amigo el crítico flamenco José Manuel Gamboa, “llevándoselo muerto”.

Los socialistas y los sindicatos han cortado cabezas, Izquierda Unida ya lo hizo hace tiempo con el manirroto Moral Santín –no haré bromas con ninguno de los dos apellidos- y el partido socialista ha pedido disculpas. Comisiones y UGT han exigido dimisiones. Todos han reaccionado con más o menos agilidad ante las informaciones de los medios. Bueno, no todos: desafina aquí el Partido Popular que no obliga los suyos a dimitir de manera fulminante porque, según su portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, “las responsabilidades se depuran en la justicia”, como si en política la ética se limitara a lo escrito en el código penal.

Pero las reacciones ante lo que cuentan los periódicos o las radios o enseña la tele no son suficientes por muy decididas que sean. Debieron haber vigilado mejor y ante la sospecha, actuar.

Tiendo a seguir creyendo, a pesar de la tozuda realidad, que hay políticos honestos, sindicalistas generosos, empresarios conscientes y banqueros responsables. Pero mientras se siga escribiendo con esas medias tintas, mientras no se corte con energía y sin matices todo esto, mientras el grupo arrope o esconda o justifique a los suyos, mientras haya que esperar a que salga en la prensa para tomar medidas, mientras los ciudadanos no perciban en las instituciones una decidida determinación contra los corruptos, me temo que las cosas no van a cambiar demasiado.

¿Será esta también una oportunidad perdida?

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

9 Comentarios
  • Calra Calra 09/10/14 14:25

    Es todo tan indignante que no se a que estamos esperando. SAquemos todo nuestro dinero de los bancos y cuando los ladrones hayan devuelto todo a las cuentas de donde lo arrebataron empezamos a hablar de volver a tener productos bancarios. ¿Qué gobierno lidia con eso? El pueblo tnemos el poder!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • luzin luzin 05/10/14 16:12

    ¿Las barbaridares que está viviendo el país en los últimos tiempos? Me parece increíble la desmemoria. Nadie se acuerda del Gobernador del Banco de España Mariano Rubio, del Director General de la Guardia Civil, de los crímenes de Estados, de Filesa, ... La corrupción es algo intrínseco al régimen político que nos dieron los herederos del dictador. La corrupción política no puede ser evitada sin cambiar el régimen político e instaurar una democracia en España.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Eibaruztarra Eibaruztarra 04/10/14 21:16

    Ante las barbaridades que está viviendo el país en estos últimos, para que está la AUDIENCIA NACIONAL ??. A esta gentuza (Blesa, Pujol, etc,etc..) se le debería aplicar la ley con la misma dureza que se trataba a los terroristas y sus colaboradores, ya que estas prácticas atentan contra la sociedad, de la misma manera que antes lo hacían otros con bombas. Lo que pasa que este tipo de "bombas" no matan en el acto, pero nos van matando poco a poco, cuando comprobamos que siguen libres y además se permiten exhibirse sin el menor sonrojo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 04/10/14 21:09

    ESCÁNDALO DE LAS “TARJETAS NEGRAS”….. Cuando la militancia del Psoe se adelantó a los acontecimientos y denunció lo que estaba pasando, Rubalcaba hizo oídos sordos a las advertencias. El fraude que ahora investiga Anticorrupción por el uso de tarjetas opacas de Caja Madrid y Bankia y que se ha saldado con varias dimisiones esta semana ya levantó las sospechas entre algunas voces socialistas hace dos años y medio…. “El Aparato” del PPSOE acalló todo…

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ela ela 04/10/14 19:35

    Ela dice; A cualquier partido se le puede colar un corrupto o varios, y este procura pasar desapercibido , pero hay que tener en cuanta qué hace cuando lo cogen con las manos en la masa. IU a los que tenía en Banquia los hechó hace tiempo, luego acuó mas rápido que otros. No todos son iguales, aunque la perfección no existe. una vez descubiertos denunciarlos ante los tribunales como han hecho los de IU.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Makoki-2 Makoki-2 04/10/14 19:22

    Me dan mucha pena la gente que han atracado un banco, se han llevado seis mil euros para arreglar un poco "lo suyo" -a veces situaciones de miseria y penalidades familiares- y les han caido años de cárcel como para acabar una carrera. La Justicia debería pasar el mismo rasero a toda esta panda de "ladrones con corbata" que nos han traido tanta desgracia al resto de la gente. ¡Todos a la cárcel!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CapitanRed CapitanRed 04/10/14 19:01

    #1 Luzin. tienes toda la razón. no es cuestión de individuos, es el sistema que les dá completa inpunidad y claro, como no hay consecuencias, primero van con sacos y para luego pasar a las carrillas. Mientras no se cambie en profundidad no hay arreglo. Y la casta no cambia por lo que tenemos, debemos, Podemos deshacernos de ella. saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Juliánoller Juliánoller 04/10/14 13:48

    Un articulo blando señor Lucas, no se si PODEMOS con tanto chorizo sin escrupulos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • luzin luzin 04/10/14 10:44

    Es increible que personas inteligentes y sensibles puedan mantener lo expresado en este artículo. O sea, que la corrupción que observamos es una cuestión de individuos, que los hay buenos y malos, y miren que mala suerte, a los españoles nos han tocado los malos: sindicalistas, empresarios, políticos de alto nivel, concejales, funcionarios, profesores universitarios, reyes y princesas, banqueros, ... Por favor, necesitamos gente seria y formada que analice lo que ocurre en España donde la corrupción campa a sus anchas, de arriba a abajo, de derecha a izquierda, hasta en diagonal. Sólo un diagnóstico correcto puede darnos las soluciones, y desgraciadamente, ese diagnóstico y las soluciones están escritas desde hace cientos de años.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.