x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Verso Libre

Poetas, políticos…, la gente

Publicada el 02/11/2014 a las 06:00
Participo en las V Jornadas de poesía española que organiza la Universidad de Turín. En el Aula Magna del Liceo Europeo Vittoria, hablo, escucho, me preguntan, pregunto. Se trata de pensar en común sobre las inquietudes y las palabras que me han acompañado a lo largo de los años. ¿Por qué la poesía es un género minoritario? ¿Por qué se venden tan pocos libros de poesía? ¿Qué sentido tiene escribir?

Son muchos los matices, las perspectivas, las dudas. Pero cuando todo el mundo se centra en el mercado, el enjambre de monedas furiosas, la telebasura, las deficiencias de la educación y los malos tiempos para la lírica, me da por presentir también la responsabilidad de los propios poetas. ¿Pueden quejarse de que la gente no lea poesía después de haberse despreocupado ellos mismos de la vida de la gente?

La respuesta es clara, pero no conviene plantearse la claridad de manera sencilla. Los matices que entran en una discusión fácil sirven para iluminar una realidad oscura: la distancia entre la poesía y la gente. ¿Remedios? Más que una reivindicación de lo liviano, lo superficial, la comunión con lo publicitario, se trata de reflexionar sobre el sentido de la cultura. Y se engañan los poetas cuando piensan que la ausencia de lectores se debe sólo a una falta de cultura. En realidad hay muchos lectores cultos que han renunciado a los libros de poesía.

Médicos, abogados, periodistas, profesores, funcionarios… Resulta muy estrecha la definición que deja fuera de la palabra cultura a miles de hombres y mujeres que nunca leen poesía, ni se acompañan de ella para sentir el amor o la muerte, el miedo o las frágiles ilusiones. Esta constatación ilumina el asunto: una parte importante de la poesía contemporánea ha confundido el rigor de su trabajo. En vez de escribir para gente culta, los poetas buscan más bien a los tecnócratas, especialistas y compañeros de gremio. Es decir, escriben para poetas. La poesía, como reacción de autodefensa orgullosa ante la mentalidad utilitaria, se consume a sí misma y se devora hasta quedarse en los huesos. Es sólo una parte del problema, claro está, pero conviene tenerlo en cuenta a la hora de examinar el esqueleto.

No basta con decir que la gente es antipoética y utilitaria. La duda entra también en el oficio con su rumor de moscardón, aletea e insiste en preguntar a través de qué mecanismos la poesía ha quebrado sus orígenes y su utilidad. Hay versos que se parecen mucho al ataúd en el que se entierra a la poesía.

Como las incertidumbres de España se han convertido en una obsesión, mezclo mis dudas líricas con el aliento enfermizo de política española. ¿Por qué la gente se ha apartado de la política? ¿O por qué la política oficial se ha apartado de la gente? ¿Con qué maderas se ha fabricado su ataúd? La vocación poética me empuja a mezclar las cosas y voy de los versos a la realidad y de la realidad a los versos. Siempre me planteo el rigor, el populismo, el exceso, la mentira, la verdad, la corrupción y la honestidad como si estuviese delante de un poema por escribir, de un mundo que debe elaborarse con palabras.

La política oficial ha quebrado sus orígenes y se ha apartado de la gente. Muchas voces insisten en los peligros del populismo, en la amenaza de un futuro desorganizado. Pero la realidad es que los padres y las madres más solemnes de la patria son también los signos más claros de un comportamiento antisistema. La política privatizada, que se somete a los despachos económicos y se distancia de la soberanía cívica, ha quebrado sus orígenes, se descuartiza a ella misma en una corrosión de mentiras, inutilidades y avaricias.

El debate electoral de los próximos meses se situará en una tribuna de dinámicas complejas: la seriedad frente al populismo, los hombres de Estado frente a la locura, la responsabilidad frente a la demagogia, la política culta frente al analfabetismo. Es una parte sólo del asunto, claro está, pero conviene tener en cuenta que hay muchos ciudadanos que no son antisistema y están ya hasta las narices de los padres y las madres de la patria, de su falsa seriedad. La corrupción, el blindaje de los aparatos, la falta de democracia y el gremialismo del poder han convertido a la política oficial en un ámbito tecnocrático y deshonesto alejado de la gente.

Poetas de aparato, políticos redichos, gente, obsesiones. Siento rabia al tomar conciencia de que la belleza del otoño y de la ciudad me están pasando desapercibida. Cruzo las calles de Turín, veo los árboles heridos por el óxido de noviembre y descubro que se me olvida disfrutar del mundo por culpa de esta obsesión llamada España. No es poca broma: otro antisistema obsesionado por su patria. La sonrisa me devuelve a la paradoja más seria de la poesía: el compromiso de los solitarios, el ámbito de la soledad como conciencia y razón de las ilusiones públicas.

Más contenidos sobre este tema




18 Comentarios
  • javielito javielito 02/11/14 23:55

    Luis, las ilusiones públicas están compuestas de compromisos solitarios que se unen en un bien que trasciende el del propio yo, en un país como España que tradicionalmente ha sido muy individualista, compaginar ese compromiso solitario en uno colectivo o público es nuestro gran reto, la poesía es el refugio de los locos, pero no es solo la poesía de las palabras es la poesía de las ideas de un mundo mejor, los grandes poetas como tu Luis siempre aportan un perfil humano y bohemio de la actualidad política, esa que nos duele a muchos y nos acompaña allá a donde vayamos, porque España somos todos y todos tenemos que cambiarla.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Montaigne Montaigne 02/11/14 18:52

    "Siento rabia al tomar conciencia de que la belleza del otoño y de la ciudad me están pasando desapercibida"; Siento rabia de dejar pasar lo bello de la vida, pero debo hacerlo porque podrá llegar el día que sea físicamente imposible si nos despreocupamos... ¡Qué bella reflexión!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Giordano Giordano 02/11/14 18:25

    España está hecha un poema.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Irenepaz Irenepaz 02/11/14 13:51

    Cuando Miguel Hernandez vino a Madrid, fué rechazado por la crem de la crem lo consideraban un paleto y se tuvo que volver a su tierra natal. Solo encontro dos personas que supieron valorar su gran trabajo su gran amigo Ramón Sijé y Neruda. Sin embargo su poesía es universal. Lo que quiero decir para no  alargarme  más es que  no dependen la vida de lo que representas ante los demás si no de lo que realmente eres. Disfrute usted Luis del Otoño. que a mí me gusta su poesia y sus articulos mucho. Un saludo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Irenepaz Irenepaz 02/11/14 13:43

    Todo no es negro o es blanco. Hace poco conocí a la poeta Julia de Burgos quedé tan impresionada que decidi ir a una librería a comprar uno de sus libros. No he sido capaz de encontrarlo disponible, nadie la conoce ni saben de que les hablo cuando la nombro. Buscando información sobre su vida resulto que esta mujer que a mí me parece una gran poeta murio en una calle de Nueva York pobre, enferma y sola supongo que lo único que la salvo de su soledad fuéron sus poemas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • VHS VHS 02/11/14 09:35

    Entiendo que el Sr. García Montero nos quiere decir que el poeta escribe para su ombligo y el político hace política para su bolsillo. Lamentablemente no es tan sencillo y en ambos campos hay de todo:bueno, malo y regular (sobre todo regular). Dudo de que el asunto de la política se pueda arreglar solamente con Podemos; habría que contar con todos los buenos y regulares. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 02/11/14 09:30

    Pareciera que los poetas, de un tiempo acá, hayan elaborado un lenguaje críptico para demostrar su pertenencia a la élite entre las élites y que sólo les entiendan los que demuestren ser los más listos.  La Literatura obliga a pensar como la Poesía, pero a Baudelaire, y a Gerardo Diego, a García Lorca, a Góngora y a Shakespeare se les entiende todo. Sí, son como una Casta, y luego se quejan porque nadie les lee ni les compra. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Colas45 Colas45 02/11/14 10:47

      Practicamente de acuerdo en todo de su exposición, pero una metáfora siempre tiene algo críptico, ese es el juego: descifrar el significado dejando volar la imaginación; pero ahora, muy frecuentemente, se usan pseudo-metaforas imposibles de descifrar, sólo fachada, pura estética. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Bacante Bacante 02/11/14 13:59

        Quizás me refería a eso.  Cuando leo poesía, puede ocurrirme que no entienda  nada, pero síntiendo emociones comparables a las que produce la Müsica. Es verdad que ambas artes exigen esfuerzo y familiaridad.  Gracias por su comentario. 

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Maria garcia Maria garcia 02/11/14 09:08

    El Equipo Podemos son trabajadores de la publica. Sus estudios los costeo la sociedad..Elaboran informes marginales para terceros..En este momento se han volcado, en diagnosticar la realidad..En su favor si no fuera porque demandan el poder absoluto. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    0

    • MI15 MI15 02/11/14 09:55

      ¿Conoces algún partido político que no reclame el poder absoluto? La diferencia es lo que se hace, o se pretende hacer con él, una vez adquirido. Fíjate en el PP. Este sí ha tenido poder absoluto, poder que le ha servido para desmantelar absolutamente un sistema elaborado durante los últimos treinta y tantos años. De Podemos no sabemos lo que harán, y sobre todo lo que podrán hacer, porque si lo que pretenden es devolverles los derechos, fagocitados por el neoliberalismo del PP durante estos últimos cuatro o cinco años, a los ciudadanos, entonces habrán de tener cuidado de que no les saquen los tanques a la calle

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Maria garcia Maria garcia 02/11/14 11:58

        Se de quienes no votan nunca por sistema..Se creen superiores por nacer en un lugar..Piensan que el voto no ha de ser para cualquiera. 

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • Bacante Bacante 02/11/14 09:32

      ¿Conoce muy bien los programas y los debates de Podemos o habla de oídas? Sea sincera. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • Maria garcia Maria garcia 02/11/14 11:47

        Gozaba de mi apoyo mientras era asambleario. Ya No..

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Giordano Giordano 02/11/14 18:36

          ¿Se va a hacer usted definitivamente abstencionista?

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • terrícola terrícola 02/11/14 11:06

        Permítame contestarle. Su duda sobre el conocimiento de Podemos por parte de María, en qué se basa ? María acierta en lo fundamental sobre Podemos. Es muy fácil, observar la realidad y posicionarse sobre qué se puede hacer. Es cierta la financiación pública de la formación académica de los promotores de Podemos. O no ?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Bacante Bacante 02/11/14 13:54

          Terrícola, la duda es mi estado habitual, elevado hasta la neurosis. Y si lee los comentarios de este apartado, quizás me entienda. Saludos. 

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Maria garcia Maria garcia 02/11/14 00:04

    La Poesía, ha de servir. Utilidad no es preciso..Mediante la prosa la belleza cuesta permanecer. El verso se aprende fácilmente. Quizas la formula aceptada como corriente,  es mas acorde con la entonacion musical. En momentos tenebrosos, las palabras adecuadas, resucitan el alma. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión