x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Monago y la parabólica del sistema

Publicada el 16/11/2014 a las 06:00 Actualizada el 15/11/2014 a las 21:30
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Lo peor del caso Monago no es José Antonio Monago, sino lo que representa su forma de reaccionar tras el escándalo suscitado. Lo peor (con ser grave) no es que un senador viaje a Canarias porque le apetece a costa del contribuyente, sino que mienta con total desparpajo y demuestre un absoluto desprecio a la inteligencia de los ciudadanos y a la diferencia entre lo público y lo privado. Lo peor no es que Monago haga el ridículo al proclamar que (por no tener) no tiene antena parabólica. Lo peor es que la reacción oficial del PP y de algunos representantes de la oposición indica que sigue fallando la parabólica del sistema, que no termina de captar las señales de hartazgo de la ciudadanía. (Para desgracia de quienes ejercen honestamente la política y para alegría de quienes la utilizan simplemente para medrar o para favorecer otros intereses).

Sólo unos apuntes para no perder la perspectiva tras el culebrón Monago:

1.- El presidente de Extremadura debería dimitir urgentemente. No ya por haber utilizado dinero público como senador para viajes privados, sean 16, 32, 27 o 14. Da lo mismo la cifra. En realidad el número al que no da ninguna importancia Monago es al que debería dársela si respetara su función política: según sus propios cálculos, en un periodo de año y medio pasó al menos 27 fines de semana (16 “viajes de trabajo” y 22 “vuelos privados” según su penúltima versión) fuera de su circunscripción, Extremadura, cuyos intereses representaba en el Senado. Teniendo en cuenta que la mayor parte de los días laborables cabe suponer que estuvo precisamente en el Senado, y puesto que no tiene parabólica, cabe imaginar el conocimiento que Monago acumulaba sobre los problemas de sus representados. Monago debería devolver hasta el último euro de todos sus viajes a Tenerife (como él mismo anunció en su primera versión) y dimitir porque ha engañado en una o varias ocasiones a los ciudadanos y porque ha demostrado que no distingue la frontera entre el interés público y privado.

2.- José Antonio Monago ha ofendido a los extremeños porque es obvio que no se dedicó full time como senador a defender sus intereses. Ha ofendido a los canarios al empeñarse en contar que viajaba al archipiélago para ayudar a resolver problemas de los canarios, aunque para él no existieran Gran Canaria, ni Fuerteventura, ni Hierro, ni La Gomera… sólo Tenerife. Ha ofendido a todos los españoles, al convocar una rueda de prensa para un egocéntrico y lamentable ejercicio de autocompasión fingida en el que llegó a presumir de que paga la luz, el agua y come en la barra en bares de carretera. Como si hubiera que agradecérselo. Sigue Monago la escuela de la cazatalentos Esperanza Aguirre, que ya en su día se quejó amargamente de que sus ingresos no le llegaban para pagar la calefacción del palacio en el que vive.

3.- El espectáculo Monago discurre en paralelo al que precisamente ha organizado Aguirre en Madrid con los supuestos exámenes “anticorrupción” a los sucesores de los alcaldes detenidos en la Operación Púnica. Ha faltado conectarlos a una máquina de la verdad, a la que por cierto convendría haber conectado hace mucho tiempo a la propia Aguirre y a su delfín y sucesor, Ignacio González. Antes que preguntar a un futuro alcalde si tiene previsto corromperse (como se pregunta al viajero al entrar en Estados Unidos si tiene el plan de asesinar al presidente) nos conformaríamos con que faciliten documentalmente todos los datos de sus bienes, patrimonio y negocios. Para saber cómo y con cuánto se entra y se sale de la política. Es bastante sencillo si no hay nada que ocultar. Sorber y soplar a la vez no puede ser. Tener un sueldo público justito y luego comprar áticos de lujo casa mal.

4.- El Gobierno, por boca de su vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido a Monago con el argumento de que “ha dado la cara”. Lo cual demuestra que el Gobierno tampoco tiene parabólica o le importa una higa lo que transmite. Dar la cara para decir que puede probar unos viajes de trabajo pero que no entrega los documentos ni facilita las fechas; que sólo permite echar un vistazo a unos papeles que no demuestran nada; aseverar que el letrado mayor del Senado confirma todos sus viajes (cuando ese letrado ni lo ha hecho ni está para hacerlo); dar la cara para mentir a los ciudadanos no puede celebrarse con un elogio. (Salvo que simplemente se comparen la seguridad y el desparpajo con el que ha “dado la cara” Monago y los titubeos y parrafadas incomprensibles que Cospedal o la propia Sáenz de Santamaría han protagonizado al “dar la cara” sobre Bárcenas o la financiación ilegal del PP).

5.- Si Monago no dimite ni su propio partido ni el Gobierno se lo exigen, Izquierda Unida de Extremadura será de nuevo cómplice de una tomadura de pelo a la ciudadanía si sostiene un día más al presidente extremeño. Después de dudarlo demasiado, los representantes de IU han exigido su dimisión, pero tendrán que ser coherentes negándole el más mínimo apoyo y rechazando su proyecto de Presupuestos, por ejemplo.

6.- La pretensión de Monago de acusar a la prensa (en este caso concretamente a publico.es, que fue el medio que descubrió los viajes a Tenerife) de tener intereses torticeros contra él y de manipular la realidad es también ofensiva, pero no tanto para la prensa, como Monago imagina, sino de nuevo para los ciudadanos. Porque la ya tópica acusación sólo demuestra que Monago, como tantos otros políticos que tiran de manual con esta reacción, viven en otro planeta. Creen que los hechos desaparecen cuando uno lo decide desde el púlpito, seguramente muy tranquilo al gozar, efectivamente, de medios a su servicio que manipulan la realidad al antojo del político y capaces de explicar que a mediodía es noche cerrada si un Monago lo reclama.

7.- La opacidad que se mantiene sobre los gastos de diputados y senadores es completamente inadmisible y sólo sirve para multiplicar las sospechas sobre un mal uso del dinero público. No hacen falta grandes pactos anticorrupción ni complejísimas leyes de transparencia. Ya que sus señorías viajan a menudo al extranjero, basta con que se fijen en cómo se regula esto en otras democracias. Hay varias fórmulas, pero más o menos consisten en lo siguiente: se asigna una partida concreta para gastos de desplazamiento, transporte o vivienda en la capital; esa partida tiene un tope, por ejemplo en Alemania 4.204 euros al mes para viajes y estancia, y si surge cualquier otro viaje necesario puede cargarse siempre que todos los gastos se justifiquen debidamente. La Asamblea Nacional francesa paga 80 viajes aéreos al año a cada parlamentario entre su circunscripción y París, además de otros 12 viajes anuales a otros destinos dentro de Francia. El transporte por la red ferroviaria (pública) es gratuito para los parlamentarios. En el Reino Unido cada miembro de la Cámara de los Comunes dispone de una tarjeta de gastos, que obviamente tiene que justificar. Una coincidencia final en los distintos modelos y que no se cumple en España: los informes de justificación de los gastos son de acceso público, y si cualquier político es sorprendido en una utilización privada es multado o pierde la tarjeta o se ve obligado a dimitir del escaño.

8.- Tienen razón nuestros parlamentarios en que sus sueldos figuran entre los más bajos en comparación con el resto de Europa. Lo demuestran las cifras oficiales. Incluso los recursos para desarrollar su trabajo también son menores. No corren los mejores tiempos para revindicar algo que debería haber sido abordado en otra época para dignificar la actividad política como efectivamente merece. Pero por bajo que sea ese sueldo, no es desde luego el que tiene el 70% de los trabajadores ocupados españoles, que oscila entre los mil y los 2.000 euros al mes según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. Algún día habrá que revisar eso, pero antes hay que devolver la credibilidad a la política. Y no ayuda en nada la opacidad del propio Congreso de los Diputados, que se niega a informar de los salarios de sus funcionarios. De modo que se entiende la indignación de congresistas honrados y honradas que soportan insultos por la calle pese a que ganan menos que los letrados de las Cortes, por ejemplo.

Pero tampoco hace falta antena parabólica para entender que está mucho más justificada la indignación ciudadana y que los Monagos de turno y su forma de "dar la cara" son una fábrica de antipolítica.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

35 Comentarios
  • Abuelohara Abuelohara 19/11/14 12:42

    Es un asunto vergonzoso. No solo el de Monago, sino el de tantos políticos sin vergüenza que han ocupado la poltrona con los votos y la confianza de los ciudadanos y ahora se creen emperadores. Los ciudadanos no somos tontos y debemos considerar estas cuestiones y no echarlas en el olvido a la hora de votar en las próximas elecciones. Ni uno solo de los corruptos y sinvergüenzas debe volver a gobernar. En política los honrados, que hay muchos y estos a devolver el dinero de los ciudadanos y a la cárcel si procede. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • LANZAROTE LANZAROTE 19/11/14 10:15

    PP y PSOE ya se han retratado en el acuerdo que han hecho para mantener el oscurantismo de estos gastos. Espero que IU sea consecuente y deje claro que no todos son iguales, que con el dinero público debe edificarse una casa con paredes de cristal, a través de las cuales los ciudadanos podamos comprobar en todo momento cómo se utilizan nuestros impuestos. El sistema de impuestos y cómo se utiliza es básico para sostener la calidad de un sistema democrático.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 18/11/14 21:28

    ... El gobierno del PP avanza a pasos acelerados hacia atrás... ya estamos en en las postrimerías del franquismo... 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • losdel38 losdel38 18/11/14 21:04

    ....Aqui hay gato enserrao....Sr. Monago,si a Ud. no lo han echado el jefe,el PPadrino,es porque le tienen miedo...¿Tiene el Sr. Monago un disco duro en la manga ?       Sres. de IU  si Uds, les sigue apoyando. ¿ Porque ?.....Hay chorizos por esos lares ?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jean elisabeth jean elisabeth 18/11/14 19:36

    Excelente articulo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • baldos baldos 18/11/14 17:56

    Apreciado Jesús, magnifico análisis, como no podemos esperar de ti y del equipo que diriges, pero como va a dimitir Monago, cuando el bipartidismo, a firmado ya el pacto, para que sólo los gastos de los Senadores, solamente se sepa en el Senado, lo cual significa el oscurantismo antes los ciudadanos, que somos los paganos y es que el bipartidismo, nos han tomado a los ciudadanos, por imbéciles, sin remedio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ela ela 17/11/14 23:43

    Ela dice: Esta Monago lo tenía muy callado, parecía el mas honrado de todo el PP y al final se ha descubierto. A cada cerdo le llega su San Martín. este ya está tocado y ha de irse.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jaca1930 Jaca1930 17/11/14 17:15

    Si no fuera por las presiones a las que seguramente serían sometidos, los que conocen la existencia de los múltiples viajes "gratis total" de senadores, diputados y demás "monagos" que hay en TODOS los partidos, nos ilustrarían sobre la magnitud del problema. Y aunque es mucho más grave que viajen para ver a un/a novio/a, también me parece indignante que aprovechen cualquier acto de sus respectivos partidos para tomarse unos días de relax en cualquier parte. ¡Ya está bien!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 17/11/14 16:04

    1-  Ni España es Venezuela, ni el IBEX, ni FELIPE GAL NATURAL, ni RAJOY, Ni las ELITES IMPUNES, van a engañar a una sociedad civil trabajadora, joven, madura, preparada y con ganas de trabajar por el bien común y por el futuro de todos… 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 17/11/14 16:03

    2- Aviso a la sociedad civil que apuesta por cambiar la denigrante política de crueldad social del BIPARTITO PPSOE por otra democrática y centrada en trabajar por el bien común de todas las persona… El País y sus dueños: Los acreedores: Los bancos, las Elites, Los Amigotes del Estado, el Ibex, Felipe González y su “aparato” y la ultraderecha del PP…Han DICHO ¡BASTA !... A partir de ahora, y en coordinación con todos los medios comprados, trataran a la alternativa de la sociedad, a Podemos, como  el “Chavismo Venezolano en España”…No habrá un instante de descanso hasta las próximas elecciones generales. Usaran todo su poder mediático para convencer que “una peligrosa dictadura tercermundista” quiere acabar con el “serio, responsable, estable y magnífico, régimen Bipartito”…La editorial de El País levantado la veda.  Léanlo y adviértanlo… no van a entregar sus chollos y su impunidad sin luchar: http://elpais.com/elpais/2014/11/16/opinion/1416163492_526496.html    

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.