x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desde la tramoya

Contorsionismo plebiscitario

Publicada el 28/11/2014 a las 06:00
Hubo mucha belleza en la presentación que hizo Artur Mas de su hoja de ruta hacia la proclamación de la independencia de Cataluña: el inmenso Auditorio del Forum de Barcelona, lleno a rebosar con 3.000 representantes de la sociedad política, económica y cultural catalana, que asisten con rigurosa invitación. El president aparece solo en el escenario, delante de fondo azul y escoltado sólo por la senyera. El president más intimista.

Así, en la intimidad, nos contaron, había sido la preparación de su conferencia, y así se presentaba él ante su pueblo. El auditorio queda en silencio y la luz ilumina sólo al orador, que quiere ser el padre de una nueva nación y que habla bajo un cielo de estrellas, que tales parecen las luces del Auditorio. Al terminar, el pueblo saluda en pie a quien quiere ser fundador de la nueva patria, que baja y recorre la fila 0, extendiendo su mano a todos. Sólo Oriol Junqueras le niega el aplauso.

Mucha belleza en los símbolos. Pero yo solo veo a un contorsionista retorciéndose con dificultad.

Porque lo que está proponiendo Mas es un imposible jurídico y un improbable político. Imposible jurídico porque en España no hay elecciones plebiscitarias. Hay referendos, por un lado, y elecciones autonómicas, por otro. Pero no elecciones autonómicas refrendarias. Sin embargo, dice Mas: “Debe haber una pregunta o un programa claro. Que es si se quiere que Catalunya se convierta en un Estado independiente. Se trata de preguntar exactamente esto y no otras cosas”. Así de flexible es el cuerpo del artista: convoco unas elecciones autonómicas, pero trato de evitar que se hable de otra cosa que no sea la independencia.

Sin embargo, supongamos que hay, en efecto, elecciones autonómicas, y que Mas quiere deducir del resultado si los catalanes quieren o no la independencia: ¿cómo contamos los votos? ¿Como votos, o como escaños? ¿Qué participación exigimos? ¿Cómo traducir porcentajes a listas de nombres al Parlament al lenguaje de un “sí” o un “no”? Porque resulta que el resultado de tales elecciones sólo puede ser un listado de diputados y diputadas en un nuevo Parlament, y de ahí la elección de un president de la Generalitat.

Imposible jurídico, pues, pero también improbable político. Porque dice Artur Mas luego que “debemos asumir que habrá otros partidos que hablarán en sus programas de otras cosas que no tienen nada que ver con el proceso soberanista. No tenemos que caer en ello porque esto no convertiría las elecciones en la consulta, sino que serían unas elecciones convencionales". No nos engañemos: el adversario de Mas no es solo Rajoy, sino sobre todo Junqueras.

La política enseña pronto que no hay mayor fuerza que la lucha por un único sillón. En este momento esto es lo que está marcando de verdad la política catalana: si gobernará Mas o gobernará Junqueras. Sería deseable que el resto de los partidos lo entendieran y no entraran en el juego.

Para negar la hoja de ruta de Mas, debe negarse ya el punto de partida, que es el de las “elecciones plebiscitarias”. Sería un error que los partidos unionistas aceptaran el envite y se pusieran a hacer campaña unitaria por el “no”. Quien no esté dispuesto ya a hacerle el juego a este president, deberían decirle que se baje del escenario, que ya está bien. Para que hubiera un plebiscito debería haber tres posibilidades: sí, no y abstención. Y una campaña electoral con dos grupos bien definidos, unos por el sí y otros por el no. Y lo único que puede convocar Mas son unas elecciones autonómicas. Lo demás es fumar con el pie como en un viejo circo de pueblo. Aunque decores muy bonito el Auditorio.
Más contenidos sobre este tema




19 Comentarios
  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 02/12/14 23:30

    Hoy mismo, como siempre, la realidad en Cataluña ha vuelto a contradecir al señor Arroyo. Cuando lo defino como "el asesor de los que pierden" no construyo una broma, hago un diagnóstico... Si hay algo peor que fumar con el pie... es aconsejar con él.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viaje_itaca viaje_itaca 30/11/14 14:18

    Los imposibles jurídicos solo existen en la mente de aquellos que tienen intereses espúreos en que no se cambien leyes que los favorecen. Las leyes son instrumentos, no fines en sí mismas. Y lo de imposuble político, pues habrá que verlo. Con mantas como el PP y el Psoe como principales oponentes, capaces de destrozarlo todo, yo no hablaría tan alto.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • hartodjetas hartodjetas 29/11/14 11:12

    http://blogs.publico.es/econonuestra/2014/11/28/la-gran-marea-podemos-9-n/

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • y10 y10 28/11/14 15:12

    Desde luego, no se le puede negar la coherencia al señor Arroyo,usa la misma tactica en este artículo que la que acostumbra a utilizar respecto a las verguenzas del PSOE y el auge de PODEMOS, la tactica del avestruz. Nos descubre hoy a los catalanes que este último recurso al que hemos llegado no es un referendum con garantías (pero se olvida de decir que el refeendum "de verdad" se nos ha negado una y otra vez) habla de la ley (que bien queda de ves en cuanfo,verdad?)  pero se olvida de que 2.3 millones de catalanes salimos el 9N a decir que una lei que nos prohibe votar no puede impedirnos decidir nuestro futuro. Seguiremos adelante y seguiremos intentando contar al que quiera escuchar lo que realmente esta pasando en Cataluña, pero me temo que el señor Arroyo no es uno de ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    0

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 28/11/14 16:15

      Yo no me fio de los nacionalistas catalanes. Cuando cuentan votos en un referéndum me parecen los franquistas cuando contaban votos en sus referéndums tramposos. Hacen trampas. Yo se de alguien que votó con carnets de familiares que no iban a votar, que no es ilícito, porque como es una consulta participativa en que los nacionalistas hacen propaganda, abren los colegios electorales y cuentan... (lo que quieren). Lo que para los nacionalistas es derecho a votar para los catalanes (no nacionalistas) es la obligación que los tiranos nacionalistas les imponen a votar entre ser catalanes solamente o ser catalanes-españoles-europeos. Por eso la mayoría de los catalanes no quieren que les obliguen sus tiranos a elegir. Resistiremos a los nacionalistas. !No pasarán!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • y10 y10 29/11/14 11:23

        Estimado sr. Basanta, Me permito señalar que (probablemente por un error tipográfico ) de su mensaje parece deducirse que me cita usted a mi. Dado que no suscribo el contenido del mensaje, le ruego tenga más cuidado. SIgo sorprendido con la alérgia que parecen haber desarrollado algunos de mis conciudadanos españoles a las votaciones. No les gustó la del 9N? A mi tampoco. Pero para arreglarlo, la única salida es conseguir una votación con auténticas garantías. Las barrocas invocaciones a la ley no tienen sentido si se hacen contra el sentir de una parte importante de la población. Respecto a las irregularidades en la votación, le invito encarecidamente a demostrarlas pues me interesa el tema. Personalmente:1) pasé el 9N de colegio en colegio y no observé ninguna 2) He seguido los casos publicados en ABC y me consta que son falsos y 3) Leí con interés el informe de los observadores internacionales certificando un grado de seguridad incluso mayor de lo habitual en elecciones

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Antonio Basanta Antonio Basanta 29/11/14 16:19

          Mire usted: Usted da argumentos con trampa, no le voy a decir tramposos para que usted no se considere lesionado. Los catalanes que no han votado en ese seudoreferendum (Para mí tramposo y franquista) no ha sido por otra cosa que porque consideramos que no tenemos porque decidir (como nos exigen los nacionalistas) entre España o Catalunya porque somos catalanes, españoles y europeos. Los nacionalistas quieren obligarnos a decidir y nosotros no queremos decidir como los dictadores quieren. Ese seudoreferendum no es para los catalanes,. es para los nacionalistas. Todos queremos decidir, pero mientras la mayoría de los catalanes quiere decidir con sus conciudadanos españoles y en el marco de la democracia (española y europea, por supuesto) unos pocos de nuestros conciudadanos, nacionalistas fanáticos, quieren que decidamos en el marco y en el tiempo que los nacionalistas catalanes nos quieren imponer. Pero no se preocupe, resistiremos y los nacionalistas no pasarán.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • y10 y10 29/11/14 11:20

        Estimado sr. Basanta, Me permito hacerle notar que (probablemente por un error tipográfico ) de su mensaje parece deducirse que me cita usted a mi. Dado que no suscribo el contenido del mensaje, le ruego tenga más cuidado. SIgo sorprendido con la alérgia que parecen haber desarrollado algunos de mis conciudadanos españoles a las votaciones. No les gustó la del 9N? A mi tampoco. Pero para arreglarlo, la única salida es conseguir una votación con auténticas garantías. Las barrocas invocaciones a la ley no tienen sentido si se hacen contra el sentir de una parte importante de la población. Respecto a las irregularidades en la votación, le invito encarecidamente a demostrarlas pues me interesa el tema. Personalmente:1) pasé el 9N de colegio en colegio y no observé ninguna 2) He seguido los casos publicados en ABC y me consta que son falsos y 3) Leí con interés el informe de los observadores internacionales certificando un grado de seguridad incluso mayor de lo habitual en elecciones

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Antonio Basanta Antonio Basanta 29/11/14 16:26

          Mire, ahora le voy a contestar a eso que llama usted referéndum, o consulta participativa. Mire, por edad se lo voy a decir, los argumentos que me da usted son los mismos que me daban los franquistas que ocupaban las mesas en los referéndums franquistas: "Aquí ha sido todo limpio y yo te lo puedo garantizar, que estuve en la mesa" "Si ha habido alguna irregularidad dímela que yo lo denuncio" "hay observadores que certifican lo que yo les digo". Mire usted, he leído con suma atención sus argumentos, pero perdóneme usted esos argumentos son los mismos, exactamente los mismos, que me decían los franquistas para proteger sus referéndums. Usted considere que la destrucción psicológica que hacen los nacionalistas contra quien se oponen a sus designios como le ocurre a los grandiosos escritores catalanes Javier Cercas o Nuria Amat o la persecución a la empresa catalán Freixenet están mas cerca del franquismo que de la democracia.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • elcaminante elcaminante 28/11/14 13:10

    Sr. Arroyo, es usted el sentido común de este medio, que aqui tambien resulta el menos común de los sentidos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Miju33 Miju33 28/11/14 11:36

    Creo que para una mayor comprensión de lo que está sucediendo en Cataluña, sería conveniente leer artículos del catedrático de derecho constitucional Francesc de Carreras. En ellos se describe lo que han sido estos últimos cuarenta años en cuanto a apoderamiento del espacio público por parte de los nacionalistas gracias al apoyo logístico y de todo tipo de la Generalidad y otros Organismos oficiales que han utilizado de forma torticera buena parte de los recursos destinados a mejorar la calidad de vida de Todos los ciudadanos. Y recordar que tras un año de intensísima campaña para votar el 9N, un 70% de la población se abstuvo. Que en el área metropolitana de B ni un 20% acudió, en la fachada marítima ni un25, y fue en el interior donde más gente lo hizo, mucha por miedo a no ser señalada. C y País vasco no difieren tanto entre sí, sobre todo en los pueblos del interior. Carlismo residual y muchas subvenciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • observador2000 observador2000 07/12/14 13:31

      Si solo lees a Francesc de Carreras, te quedarás con una visión muy parcial de la cuestión catalana. Es uno de los creadores de Ciutadans, el partido más españolista de Cataluña.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Uber Uber 28/11/14 11:15

    Ahora que ya sabemos lo que hay que hacer , podrias contarnos en que situacion estariamos al cabo de un año (por ejemplo) de llevarlo a cabo . Esto sonara muy bonito para quien le convenza la idea , el problema es venderlo en Cataluña y sobre todo , que te lo compren . Que fue antes? Mas o el independentismo? Cuando se vaya Mas , esto se acaba como una moda , o vamos a seguir igual? No entiendo este frente como un muro a todo lo que se plantea (años ha) , sin aportar mas alternativa que "hay que seguir la ley , que para eso puse a los jueces" y tu no lo puedes cambiar . Me temo que ni les vas a convencer ni les vas a amedrentar .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 28/11/14 08:23

    Unos se contorsionan y otros se tumban en el chinchorro. El Pp se lo carga todo, absolutamente todo. El asunto de Cataluña ni hubiera surgido en otras circunstancias. ¡Si todos querríamos largarnos a Laponia, de poder!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Giordano Giordano 28/11/14 04:43

    Yo creo que Artur Mas (y Junqueras) tienen la convicción de que Catalunya puede y deber ser un estado independiente. Sus ideales se retroalimentan con los de una ciudadanía partidaria que más crece cuanto más la desprecian. Si logran elaborar una candidatura unitaria con representantes políticos y sociales cuyo único punto programático para las elecciones sea la independencia se podrá elucubrar sobre cuestiones terminológicas pero el resultado tendrá una significación política indistinguible de la que tendría la consulta que se les niega. Si cegados por las puestas en escena no vemos el argumento de fondo probablemente el estado central tendrá que cambiar el suyo para poner en escena, quizás tarde y mal, la consulta que legítimamente, en democracia, tiene precedentes tan civilizados como los de Quebec o Escocia. Imposible sólo es lo contradictorio lógicamente. En términos históricos los imposibles jurídicos son tanto menos convincentes cuantas más probabilidades de cambio político hay.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • mcn mcn 28/11/14 11:41

      El tema es muy sencillo...pero como queremos siempre inventar la rueda...el orgullo patrio catalán o español...mal entendido, basado en un sentimiento de inferioridad de estos pueblos frente a otros...tan sencillo como dar los mismos pasos que en Escocia...que se presenten los partidos los programas políticos basados en la independencia...cuando salga elegido el nuevo gobierno automónico con ese programa independentista con mayoría...ya estará  legalmente demostrada la voluntad de Cataluña...después negociar el cambio Constitución para poder hacer un referéndum como en Escocia,  referéndum...y ya está....no hay que inventar la rueda de nuevo...salvo que Mas se apunte a la conocida chapuza hispánica...   van a tener razón las malas lenguas del Rosellón francés...que dicen ...que Catalán= persona que acumula los defectos de los españoles y de los franceses...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Miju33 Miju33 28/11/14 00:20

    Me alegra que alguien por esos pagos empiece a verle el plumero a Mas. Tuvo la desfachatez de decir que si conseguía mayoría absoluta de diputados declararía la independencia de C. Cuestión que podría conseguir aún con un menor número de votos dado que en Lérida conseguir un diputado cuesta la mitad de votos que en Barcelona. Y es ya muy agobiante tener que soportar diariamente la impúdica exhibición de banderas independentistas en los balcones. Parece la Alemania de los treinta con la esvástica, ominoso e insoportable para muchos obligados a guardar silencio para no ser señalados como traidores. Esa es la Cataluña actual en que se está obligando a la población a renunciar a una de sus raíces, o catalán o español. Lo del derecho a decidir no es mas que una falacia. La realidad, la obligación de ser uno o lo otro. Y los buenistas de izquierdas sin enterarse ¡bravo!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión