x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Sinrazón yihadista y sinrazón cervecera


Publicada el 25/03/2015 a las 06:00 Actualizada el 24/03/2015 a las 22:40
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

A nadie en su sano juicio se le ocurriría responsabilizar a la Declaración de Independencia de Estados Unidos y su redactor, Thomas Jefferson, de las torturas en Guantánamo, la invasión de Irak, la guerra de Vietnam, los asesinatos y golpes de Estado de la CIA, las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki y otras atrocidades cometidas por la superpotencia. Las ideas fundacionales de Estados Unidos no tienen la culpa de que algunos políticos y eso que Eisenhower llamó el complejo militar-industrial las invoquen para justificar tales o cuales desmanes imperialistas. Tampoco es culpable, por cierto, esa mayoría de ciudadanos estadounidenses excesivamente crédula ante lo que les cuentan desde arriba.

La Declaración de Independencia es uno de los más fantásticos productos del Siglo de las Luces. Sus ideas siguen siendo vigentes, aunque, por determinadas razones históricas, las élites económicas y políticas de Estados Unidos –o buena parte de ellas– se hayan ido alejando de su espíritu para construir un país cada vez más agresivamente temeroso, más proclive al patrioterismo y el autoritarismo internos y al intervencionismo y el belicismo externos. Estados Unidos también precisa una reforma a fondo.

Sírvame este brochazo para aludir a la islamofobia rampante con que son acogidas en Occidente las barbaridades de los yihadistas. Se produce la espantosa matanza de Túnez y uno tiene que escuchar por enésima vez que la culpa la tienen El Corán y Mahoma, la religión islámica en sí misma y hasta el conjunto de los árabes (no pocos de los cuales son cristianos) y de los musulmanes. Los que sueltan estos rebuznos están más emparentados con los propios yihadistas que con Jefferson y los hijos de la Ilustración.

Cuando los del ISIS destruyeron antigüedades babilónicas, un islamófobo llegó a decir que lo hacían para acabar con ¡la cultura occidental! Como si los asirios, los babilonios, los persas y las demás civilizaciones anteriores a Alejandro Magno no hubieran sido orientales. Como si durante siglos Mesopotamia y Persia no hubiera sido mayoritariamente musulmanas sin que nadie le tocara un pelo a esas antigüedades. Del mismo modo que nadie se lo tocó a los morabitos de Tombuctú o a los Budas de Afganistán hasta la aparición del islamismo político contemporáneo y esa letal criatura suya que llamamos yihadismo.

La ignorancia es muy atrevida, ya lo sabemos. Y generalizar el estigma, muy fácil. Y sin embargo, me niego a deslizarme por esa pendiente. Jamás se me ocurriría culpar a Jesús de Nazaret de los miles de muertes en la hoguera que causó la Inquisición, de las violencias de los Guerrilleros de Cristo Rey o del gusto por la vida lujosa del cardenal Rouco. Si Jesús existió, debió ser un buen tipo, un tipo frugal, pacífico y afectuoso. Conozco a muchos cristianos que intentan seguir su ejemplo y no el de los Borgia. Como conozco a muchos musulmanes a los que cada atentado yihadista les duele como una puñalada en el corazón.

Oficinas de Cinfa

Tunecinos con trajes tradicionales protestan de forma solidaria en la puerta del museo del Bardo, reabierto tras el atentado yihadista en el que murieron 21 personas

Las tripas no sirven para pensar, hay que usar la razón. El yihadismo es fruto de una interpretación apocalíptica y delirante del islam que florece en unas determinadas condiciones políticas, sociales y económicas. Como el nazismo (¿o es que me van a decir que Hitler es inherente al alma germana?). Nietzsche, que detestaba a los antisemitas y los militaristas prusianos, debía de revolverse en su tumba cada vez que los matones de las SS lo citaban como referente intelectual (sin haberlo leído, por supuesto).

Al yihadismo hay que combatirlo con inteligencia, el gran instrumento que la humanidad hereda del Siglo de las Luces. En primer lugar, la prevención es capital ante unos descerebrados dispuestos a morir matando. No les vamos a disuadir con la cadena perpetua, hay que detenerlos antes de que actúen. Para eso están la Policía y los servicios secretos, que no necesitan photo opportunities politiqueras como la de Rajoy y Sánchez, sino medios humanos y materiales, conexiones internacionales y buena dirección, no la dirección de gente que negaba que el 11-M hubiera sido obra de los yihadistas. En ese sentido, la cooperación de las comunidades musulmanas en Occidente y de los países meridionales es vital.

Hoy le llamamos ISIS, ayer Al Qaeda, antes Yihad Islámica. No voy a negar que los de ahora son aún más gore, lo que quiero decir es que llevamos así unas cuantas décadas. Yo mismo comencé a publicar sobre el islamismo y el yihadismo hace tres décadas desde Beirut, Gaza, Teherán, El Cairo o Argel. Lo que decía entonces me parece cada vez más evidente: no se puede terminar con la peste si no se desecan los pantanos donde germina.

¿Cuáles son estos pantanos? Los hay ideológicos y financieros: el wahabismo y los petrodólares de Arabia Saudí. Los hay políticos, económicos y sociales: la tiranía, la pobreza y las desigualdades en los países musulmanes; el déficit de integración de los hijos de los inmigrantes en Occidente. Y también los hay éticos y morales: el doble rasero del que se benefician Israel y Estados Unidos, el nulo apoyo que se les brinda a los demócratas del sur.

Vamos a seguir yendo a peor si se les sigue haciendo el juego a los Bin Laden, Abu Bakr al Bagdad y compañía, si se acepta su propuesta milenarista de Choque de Civilizaciones, si se confunde la parte con el todo como hace el rebuzno islamófobo, si se deja de usar la razón para cultivar la versión cervecera de la sinrazón.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

14 Comentarios
  • Rogerio Rogerio 25/03/15 17:09

    Estoy bastante de acuerdo con el articulo, sobre todo con los dos ultimos parrafos, aunque soy ateo. Lo que mas me molesta de todo, sobre todo de la prensa, es con el sectarismo que dan las noticias. Y como bien dices en el penultimo parrafo, hay unos personajes detras de todo esto, son los que los financian, ¿ o es que pretenden hacernos creer que aparecieron de la nada, con armamento, dinero para dar de comer a todas esas personas? Hay personajes de occidente que han  financiado a estos para derrocar a Gadafi o al presidente sirio. Pero de eso no se habla, hasta el mismo Hollande sale en una foto con alguno de estos ideologos. Por que no atacan a Arabia Saudi como hicieron con Irak, acusada de financiar el terrorismo de Bin laden? Hay muchos intereses de cieros paises occidentales detras de toda esta barbarie.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • gusalo gusalo 25/03/15 14:37

    Lo primero y principal, estoy de acuerdo con el conjunto del artículo, y especialmente con el penúltimo párrafo, donde enumeras varias causas del terrorismo yihadista. También creo que, como adviertes en el último párrafo, con demasiada frecuencia se confunde la 'parte' (ISIS, la Santa Inquisición...) con el 'todo' (la religión); aunque el 'todo' , en mi opinión, tampoco sea nada ejemplar.  Creo, además, que el fanatismo sectario es demasiado frecuente en las religiones –especialmente en las tres grandes religiones del Libro–. Recuerdo como grabada en piedra una frase de Steven WEINBERG (citada por DAWKINS en “El espejismo de Dios”):  “La religión es un insulto a la dignidad humana. Con o sin ella, hay buena gente haciendo buenas obras y mala gente haciendo malas obras. Pero para que la buena haga cosas malas se necesita la religión”. Yo hubiera añadido el patriotismo, que a veces se convierte en mero disfraz de la misma xenofobia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Toño Inares Toño Inares 25/03/15 11:45

    Desde el punto de vista de análisis social no se debe comparar la Declaración de Independencia con El Corán. La primera es un texto político susceptible de negociación y critica, mientras que en el segundo la critica estigmatiza por ir contra la fe, ya que es un texto religioso . No estoy de acuerdo con ese aspecto del artículo y mientras que no se sepamos diferenciar entre ambos vertientes de la realidad social no podremos intentar explicar el resto de fenómenos indeseables que se citan. Me parece un artículo carente de rigor para un asunto tan complejo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Alfar Alfar 25/03/15 17:12

      No me da a mi la impresion de que se este comparado la Declaracion de Independencia con el Coran. Lo que entiendo que dice el articulista es, que lo mismo de absurdo es echarle la culpa a la primera de las barbaridades cometidas por EEUU, como al segundo por las cometidas por los yihadistas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Pintaius Pintaius 25/03/15 11:26

    Que sea precisamente en Tunez donde tenga lugar la 24 edición del Foro Social Mundial seguramente es otra causalidad. Perdón, ¿he dicho causalidad? Me habré equivocado...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pintaius Pintaius 25/03/15 11:22

    El terrorista de París estaba «fichado», pero viajó a donde le dio la gana, volvió cuando quiso, se hizo con rifles de asalto, chalecos antibala y demás pertrechos, y se lió a tiros en el mismísimo París en un lugar protegido contra gente como él, con una facilidad y tranquilidad pasmosas. Los encargados de seguirle los pasos «antes de», seguro estaban con las pipas (las de comer). O son unos completos ineptos rayanos en la estupidez, pues es inquietante comprobar cómo los terroristas tienen esa manía de hacer coincidir sus atentados con ejercicios antiterroristas en la misma fecha, modo, lugar y hora: 11S, Londres, Madrid*, Utøya. La policía encargada de proteger el museo tunecino no estaba en su lugar en el momento M por «una larga cadena de fallos». Casualidades inquietantes... ### *Los ejercicios antiterroristas de la OTAN en Madrid finalizaron el 10 de marzo...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pintaius Pintaius 25/03/15 11:21

    El terrorista de París estaba «fichado», pero viajó a donde le dio la gana, volvió cuando quiso, se hizo con rifles de asalto, chalecos antibala y demás pertrechos, y se lió a tiros en el mismísimo París en un lugar protegido contra gente como él, con una facilidad y tranquilidad pasmosas. Los encargados de seguirle los pasos «antes de», seguro estaban con las pipas (las de comer). O son unos completos ineptos rayanos en la estupidez, pues es inquietante comprobar cómo los terroristas tienen esa manía de hacer coincidir sus atentados con ejercicios antiterroristas en la misma fecha, modo, lugar y hora: 11S, Londres, Madrid*, Utøya. La policía encargada de proteger el museo tunecino no estaba en su lugar en el momento M por «una larga cadena de fallos». Casualidades inquietantes... ### *Los ejercicios antiterroristas de la OTAN en Madrid finalizaron el 10 de marzo...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pintaius Pintaius 25/03/15 11:21

    Un reciente artículo que Ramón Lobo escribe en un periódico de aquí al lado comienza así: «¡Qué huérfana sería nuestra vida occidental si no tuviéramos un malo a mano! Alguien terrible con el que asustar a los niños y a los adultos respondones». Ante el terrorismo yihadista es necesario preguntarse quién sale beneficiado con todo esto, es decir, cuando se recortan las libertades de la ciudadanía en «Occidente», cuando Boko Haram sea la disculpa perfecta para el «desembarco» de la OTAN en África, cuando ese caos reinante hoy en Oriente Medio se extienda por las fronteras de Rusia y China, etc., etc., etc. La democracia está muy bien siempre y cuando los ciudadanos no se equivoquen al votar según los parámetros del Imperio Financiero Anglosajón. Porque si te equivocas, en seguida te encuentras con una crisis, una revolución de colores, un Maidan, terrorismo yihadista...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • francisco54 francisco54 25/03/15 09:16

    Pues a mi me gusta el artículo y me aporta criterio para entendelo. Explica los orígenes del fenómeno terrorista y hace uso de razón al plantear sus posibles soluciones. Felicidades 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Oslez Oslez 25/03/15 09:13

      Ciertamente, olvidé decir que el artículo me gusta, por las razones que francisco54 argumenta. Solo quería poner una apostilla al comentario de Artero, sin estar en contradición con él. Creo que hay una "raíz del mal" (que suelen decir) actual y la encuentro, además de en los argumentos de Javier Valenzuela, en la guerra de Irak.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • marlboro marlboro 25/03/15 09:13

    Los 3 españoles, nombrados son ejemplo de la baja estatura que ordenan y manda en España. Rajoy, Sáchez y Rouco. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Artero Artero 25/03/15 04:50

    Puestos a argumentar, todo el mundo encuentra un argumento mejor o peor, para llevarse a la boca. Yo, simplemente señalo lo siguiente; desde hace mas de una década, apenas si hay terrorismo, que no sea de origen musulman. Co esto, no tengo la intención de sobreponer otras religiones sobre el Islam, ya que todas y cada una de las religiones, me repatean

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Oslez Oslez 25/03/15 08:56

      Hace más de una década se produjo la invasión de Irak. Bush, Asnar y Blair son los causantes de la situción en la que nos encontramos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Ayla Ayla 25/03/15 19:08

        Efectivamente

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.