x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

La montaña podría parir un ratón

Publicada el 08/04/2015 a las 06:00 Actualizada el 07/04/2015 a las 22:34
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

No habrá un nuevo 14 de Abril de 1931. Ni tan siquiera un 6 de Diciembre de 1978. Los sondeos difundidos estos días auguran que el año electoral de 2015 no concluirá con la expresión de un deseo de cambio en profundidad por parte de una mayoría de españoles. A lo sumo, un tercio del electorado depositará papeletas a favor de las fuerzas políticas –viejas o nuevas– que defienden la apertura de un proceso constituyente, reconstituyente o como quieran ustedes llamarle, de una Segunda Transición democrática en toda regla.

La vida es móvil, por supuesto. Insisto en que escribo a tenor de las encuestas de ahora, de la instantánea que ofrecen de los sentimientos de los electores en este arranque de la primavera de 2015. Sucesos imprevisibles –una tragedia, un escandalazo aún más mayúsculo que los que ya conocemos, un grave deterioro de la situación económica, una campaña particularmente brillante…– pueden cambiar esta instantánea en las semanas que quedan hasta las elecciones municipales y autonómicas y, aún más, en los meses que restan para las generales.

A fecha de hoy, lo que nos dicen esas encuestas –y el resultado de las recientes elecciones andaluzas– es que el PP y el PSOE se desinflan, pierden muchos votos, sí, pero no resultan barridos en absoluto, ninguno de los dos cae en esa marginalidad que asociamos con el PASOK griego. También nos dicen que emergen con vigor dos nuevas fuerzas –Podemos y Ciudadanos–, pero que ninguna de ellas alcanza el nivel suficiente para encabezar el poder ejecutivo, ya no digamos para gobernar en solitario. Preciso que hablo a escala española, entrar en matices locales y comunitarios exigiría cientos de palabras adicionales.

Dado todo lo que ha ocurrido, desde el empobrecimiento de millones de españoles al descubrimiento de la gangrena de la corrupción, pasando por la obscenidad en el ejercicio del autoritarismo y la injusticia, podría decirse –si estas previsiones se confirman– que la montaña parirá un ratón. Para alegría de periodistas y politólogos, que así tendrían de lo que hablar, cambiaría el mapa electoral. Para desesperación de millones de ciudadanos, la España real no cambiaría.

Una mayoría de españoles parece seguir prefiriendo lo malo conocido que lo bueno por conocer. El miedo –el más infeccioso de los sentimientos-, los reflejos conservadores –madrecita, que me quede como estoy– y el lavado de cerebro de los medios tradicionales, empujan en esa dirección. Quizá también el hecho de que, pese a todo, la miseria no ha llegado aquí a ser tan extrema como, por ejemplo, en Grecia.

Y así tenemos que, a finales de 2015, el PP podría seguir gobernando en muchos de sus feudos locales y autonómicos, y hasta en el conjunto de España, con el apoyo de Ciudadanos. Lo que habría ocurrido es un trasvase de una parte de sus votos a una marca de derechas más limpita y presentable. Pero la esencia del programa conservador español –desde la intangibilidad del modelo territorial hasta el capitalismo feroz– seguiría marcando nuestra vida.

Tendríamos, pues, nueva politiquería, no nueva mayoría política. En caso de necesidad, Ciudadanos –ese invento del IBEX 35 y sus apóstoles mediáticos– hasta podría servir para una Grosse Koalition con un PSOE neofelipista, un PSOE imbuido de pragmatismo, responsabilidad de Estado, amor a la monarquía, la Constitución de 1978 y la sagrada unidad de España, rechazo del populismo –sea lo que sea eso, que yo aún no me he aclarado– y compañerismo con los amigos de los consejos de administración. ¿Es así el PSOE de Susana Díaz y Pedro Sánchez?

Oficinas de Cinfa

El rey Juan Carlos firma la ley de su abdicación, en presencia de la reina Sofía, el pasado 18 de junio en el Palacio Real. EFE

Ni que decir tiene que la izquierda partidaria de un cambio sustancial también está contribuyendo a que el cabreo mayoritario no se refleje tal cual en las urnas. Ni tan siquiera es capaz de agruparse. El sectarismo del grupo dirigente de Podemos al que aludió aquí mismo Sánchez-Cuenca, las divisiones cainitas de Izquierda Unida, la sopa de siglas de los que sostienen que nuestra democracia y nuestro modelo socioeconómico son manifiestamente mejorables, resultan desesperantes. A la izquierda del PSOE se enarbolan hoy banderas socialdemócratas, las banderas de Jean Jaurès, pero son tantas y tan peleadas entre sí que la peña está mareada.

Siempre a tenor de las encuestas –y de los resultados andaluces–, Podemos se convertiría en la primera fuerza entre los que proponen jugar con una nueva baraja, no con la que, de tan usada y tan marcada, no aceptaría ni el más fervoroso creyente en los Reyes Magos. Pero su empuje del pasado otoño ha perdido vigor. Han influido, sin duda, la brutal campaña en su contra y el surgimiento de Ciudadanos, pero también su incapacidad para tender puentes con aliados potenciales, para reclutar talento independiente o procedente del PSOE e IU, para explicar bien la menudencia de algunos pecados personales, para desprenderse, en definitiva, de cierta imagen de Nueva Capilla.

España tiene, siempre ha tenido, una derecha más popular y numerosa de lo que la izquierda se imagina. Incluso Franco contó con el apoyo de una parte notable de la población. Y España siempre ha tenido una izquierda comme il faut, o sea, propensa a la división. Si a la derecha hastiada del PP se le propone un yerno presentable, si el PSOE sigue abducido por el felipismo y si las fuerzas a su izquierda persisten en el espíritu del Frente Popular de Judea, el resultado puede ser el soñado por el establishment: que siga lo mismo con algún ligero retoque.



Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

21 Comentarios
  • Miguelo Miguelo 16/04/15 06:46

    Magnífico artículo. Expone con claridad nuestra responsabilidad como ciudadanos. Españistan es así, o nos han amedrentado para que sea así. Nos roban, nos timan, nos estafan, y todavía siguen ahí sumando un 41% en las encuestas. Desesperante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • rita rita 12/04/15 13:22

    Como la gran coalición PPPSOE no ha calado, el régimen lejos de desanimarse lanza a traves de sus voceros otra propuesta de alianza, CiutadansPsoe, que sí parece que va a salir adelante y con éxito. Un poquito de maquillaje, mensajes ambiguos y simplones y a vivir tranquilos y sin sobresaltos, sobrotodo los señores del IBEX. Continuamos con esta siesta eterna ¿seremos capaces de quitarnos esta modorra de encima?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 11/04/15 22:05

    [...] ¿Careceen de ideas propias?...¿O es que les dà igual lo que hagan cuando lleguen al poder porque lo ùnico que eles importa..es eso...llegar al Poder ?. Taambien es contradictorio- Pura verborrea de Trilero - estara contra los llamados recortes ( es decir contra la destruccion del Estado de BIenestar) y al mismo tiempo contra el llamado Regimen dedlo 78-  Regimen que es el que en España creo "El Estado de Bienestar", es decir,  olo que recortan los llamados recortes; -Haber si nos eenteramos de  una vez -. Por lo demàs escuchar debates, o leer entrevistas con representantes de Podemos, aparte de su indumentaria, nada les distingue de cualquier otra formaciòn politica, de no ser por las trampas conceptuales que nos brindan.  Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Juango Juango 11/04/15 10:07

    Como durante tanto tiempo nos han robado nuestra historia, no hemos aprendido nada, el miedo nos atenaza o nos hace ir por mil caminos de reinos de taifas. No somos capaces de compartir, ni de ponernos de acuerdo en nada que no nos beneficie personalmente. Algún dia...... Quizás sepamos ver más allá de nuestro ombligo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Dossy Dossy 10/04/15 19:14

    aceptamos que se retiren las tarjetas sanitarias, que se recorten los derechos fundamentales, que la investigación se haya paralizado, que se expulsen a profesores , médicos....y que todo ello lo aceptemos como NORMAL con una sumisión incomprensible, y como si no hubiese otra forma de HACER POLÍTICA. Somos responsables de nuestro futuro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Dossy Dossy 10/04/15 19:08

    No sé el resultado del citado parto, Sr Valenzuela. Su artículo me ha resultado , como siempre, interesante y clarificador. Tan sólo disiento en su referencia a Podemos. No podemos exigir a ninguna organización, compuesta por personas, la EXCELENCIA. Sí la coherencia y la honestidad. Creo que a Podemos se le está observando con una lupa desmedida y se le está despretigiando continuamente desde todos los medios interesados en que las cosas sigan igual o parecidas. Sus listas, con los errores humanos comprensibles, son las más plurales y democráticas. Sin embargo, el problema fundamental , desde mi punto de vista, es que la ciudadanía, no queremos cambiar porque tememos perder lo que tenemos, aunque sea poco. Sólo pensamos en lo nuestro, no en el bien común ni en los derechos perdidos, ni en cómo viven o malviven muchos ciudadanos. Nos falta conciencia de clase, espíritu solidario y nos sobra el amor a la poquita PROPIEDAD PRIVADA que tememos perder. La respuesta está en los que

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Paco de la Calle Paco de la Calle 10/04/15 17:06

    '..El sectarismo del grupo dirigente de Podemos...'. Opiniones para todos los gustos. De hecho vistas las elecciones en Andalucia y la composición de la lista electoral es la organización menos sectaria que ha conocido la izquierda ya que desde nacionalismo andaluz de izquierdas, trokismo, republicanismos, sindicalismo.., aben dentre de sus siglas. Un monto de grupos se incorporaron a las listas, Podemos ha sido en Andalucia de todo el que ha querido participar unido en Podemos de igual a igual en un único partido. Ser sectario con la tarjetas black de Izquierda Unidad o con el gobierno que ejercieron con el PSOE en Andalucia no es sectarismo es estar al lado de otra política. Pero el 15M, los que lo dirigieron, escepto el grupo de Pablo Iglesia y Anticapitalistas, no quieren dar un paso a delante, prefieren seguir con los movientos de PROTESTA y no dar el paso hacia la toma del poder a disputar el gobierno al régimen del 78. Salud

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Lunilla Lunilla 11/04/15 21:54

      La Politica en España: "Una intuiciòn central del 15-M" fuè que el problema dee este Pais  era polìtico antes que econòmico; ¡ "Democracia Real ya"! Se Jaleaba tambien que los partidos  habian colonizado la Sociedad y se ehabian convertido en focos permanentes de corupcuòn  ¿Es una intuiciòn exacta? ¿Hasta ahora que ha propuesto Podemos para resolverlo?:No lo sè; nunca ales he oido hablar de cambiar la Ley Electoral en serio- para que los votos de todoss los ciudadanos valgan lo mismo. mas aùn , tenemos una idea clara de lo que piensan..IU, o el PSOE peero apenas sabemos lo que piensa Podemos y lo poco que sabemos es temible, contradictorio o muy inquietante; Es temible que en solo unos pocos meses- en cuanto avistaron el poder - hayan pasado de la izquierda mas radical a la Socialdemocracia; mas aun que,  cuando alguien les pregunta por algo concreto,- sea la independencia de Cataluña, o la semana Santa Sevillana - La respuesta sea la misma "nosotros lo que diga la gente". continua...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Dalama Dalama 09/04/15 19:53

    Es una desgracia, pero yo también creo que el parto solo dará un ratón, ¡ ojalá nos equivoquemos! Pero me temo que desde la guerra de 1808 llevamos apostando en contra de los intereses de los trabajadores. Estos aunque les exploten se sienten señores que pueden subir el siguiente escalón social y vivir mejor siendo capataces. No hay solidaridad ni conciencia de que pertenecen a una clase, clase que se puede excluir o eliminar

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CapitanRed CapitanRed 09/04/15 12:02

    Llevamos 4 años de retraso respecto a Grecia; yo aún tengo esperanzas de que, una vez vistas las barbas del vecino quemar, espabilemos y alcancemos de un salto a los griegos; pero parece que solo aprendemos en carne propia y tal vez serán necesarios 4 años más de indecencia para que nos deshagamos de los saqueadores. Pero como digo aún soy optimista. saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Desde mi pueblo Desde mi pueblo 09/04/15 01:10

    Brillante, claro, conciso. Desgraciadamente, la izquierda, para variar, desunida como siempre. Triste, muy triste...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.