X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Caníbales

Nunca es lunes para la gente del cine

Publicada 09/04/2015 a las 06:00 Actualizada 08/04/2015 a las 23:53    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 1

Éramos seis en la cena. Cinco tipos dedicados al cine y yo, una infiltrada. Cuando ya llevábamos horas hablando y en la mesa no quedaban ni las migas, se acercó el dueño del local y nos increpó:

– ¿Qué? ¿Ya habéis cerrado los negocios?

– (…)

– (estupor)

– (incomprensión)

Y el tipo sonrió a nuestros seis silencios.

– Yo, como vosotros, hasta en vacaciones gano dinero.

El dinero es siempre una información inquietante en una mesa de gente dedicada a la cultura, la verdad. Así que nos miramos los unos a los otros, buscando al que ganaba pasta en vacaciones hasta que F. dio con la clave:

– Creo que lo que quiere decir es que es autónomo. A su manera, con grandes beneficios, pero como yo… Que también curro todos los días de la semana. Y tiene una ventaja, que conste, que para mí nunca es lunes.

No es lunes nunca para la gente del cine. Nunca. Porque cuando no trabajan piensan, y cuando no piensan, crean. Por eso tiene todavía más mérito la película de Borja Cobeaga, justo lo que estábamos comentando cuando el dueño del restaurante nos interrumpió para poner el dinero en la mesa y la inquietud en la conversación.

Yo, lo admito, vi El negociador con miedo. Me daba miedo el tema y me daba miedo el éxito de Ocho apellidos vascos. Me daba miedo que Borja se hubiera puesto intenso y/o estupendo. Pero no.

El tercer largo de Borja Cobeaga es un milagro. Un milagro de ternura e irreverencia, de naturalidad, humor y sencillez.

No era fácil hacer El negociador después de Ocho apellidos vascos, después del dinero, las masas, la fama. No era fácil, pero debe ser que a Borja le resultaba necesario.

Y hay que agradecérselo porque nos ha enseñado una obviedad: al final, detrás de todo, hay personas, que a última hora del día lo que quieren es un filete con patatas. “Los personajes son mucho mejores cuando son humanos y los puedes imaginar en pijama”, apunté yo, infiltrada todavía en mi mesa de sabios, pero no me hicieron mucho caso porque (después de darle la matrícula de honor a Cobeaga) ya habían virado la conversación al cine clásico.

– Llegas tarde. Hablamos del cine clásico y de lo poco que se estudia ahora –me puntualizaron–.

– ¿Y si no te gusta una peli de las que “hay que ver”? –dijo otro casi igual de incauto–.

Como espectador puedes tener gustos, como cineasta tienes obligaciones –sentenció el más grande de la mesa–.

Como espectador, además de gustos, también, tienes un derecho: cuando quieras alejarte del ruido y de los haters vocacionales, cuando quieras viajar, puedes pedir refugio político en cualquier sala de cine, siempre encontrarás detrás un cineasta trabajando.

P.D.1: Hay que querer a Ramón Barea, el protagonista de El negociador.

P.D.2: Naturalidad es también lo que hay en otra película vasca: Loreak (en euskera justo porque es lo natural). Comparte con El negociador al grandísimo Josean Bengoetxea, y comparte también la sencillez y la excelencia.


Hazte socio de infolibre



1 Comentarios
  • Lunilla Lunilla 12/04/15 09:04

    La mente es Maravillosa: por norma general no nos gusta sentirnos  obligados a nada, cuando algo nos apetece, por nosotros mismos correspondemos; insistir demasiado, amistosa o amorosamente etc. etc.  lo que a menudo produce, es que las personas deseen  alejarse. En reuniones  tan simples... haber...haber...¡¡ Una Simpleza  Insignificante !! Hacemos tertulia con la "Fiesta de la Insignificaacia" de Kundera...Veràn que no resulta la tertulia tan "Insignificante".  Molete

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.