X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Diario de campaña

Quién confía en los indecisos

Publicada 20/05/2015 a las 06:00 Actualizada 20/05/2015 a las 21:13    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 42

A cinco días de las elecciones del 24-M, y con dos millones y medio de indecisos por medio, pido disculpas por contar una historia personal, y por tanto aún más subjetiva de lo habitual, aunque juraría que se trata de una experiencia (demasiado) común.

Un familiar cercano se pone muy enfermo. Lo llevamos a Urgencias del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, uno de los centros sanitarios públicos más modernos y avanzados de Madrid, de España y de Europa. El personal que lo atiende hace lo que es su obligación y con un trato profesional y humano intachable. Pero hay que estar nueve horas en Urgencias, el paciente dolorido y agotado en una silla y después en una camilla. “No hay camas. Estamos desbordados”. Y eso que ya ha pasado el pico de la gripe invernal que tenía colapsados los servicios de urgencias de todos los hospitales públicos madrileños. “Si hay algún alta o fallecimiento, le daremos habitación”.

Esa experiencia se repite tres veces en el plazo de un mes y medio. Horas interminables en Urgencias, ingreso en habitación, pruebas clínicas, mejoría provisional, alta a la espera de cita para operación quirúrgica y vuelta a ingresar por empeoramiento. El paciente necesita que se le extraiga la vesícula para evitar nuevas crisis de páncreas y de hígado. Pero hay hasta seis meses de lista de espera. Eso sí: “si usted quiere puede ser operado antes de treinta días en uno de estos siete hospitales”. Seis son de gestión privada.

No se le ocurre a uno la más mínima objeción que hacer al personal médico y clínico del Hospital Puerta de Hierro. Sí, desde luego, una enmienda a la totalidad de los dirigentes del Partido Popular que llevan más de veinte años gobernando en Madrid, trece de ellos con todas las competencias de Sanidad en sus manos. Y que siguen presumiendo de “la mejor sanidad del mundo”.

El paciente ha contribuido devotamente con sus impuestos y sus cuotas a la Seguridad Social convencido de que de este modo se garantizaba un servicio público de salud para sí mismo y para quienes lo necesitaran. El paciente, y sus familiares, hemos dado siempre por supuesto que la sanidad privada es una opción (de hecho muchos pagamos pólizas profesionales para recurrir a la sanidad privada y lo hacemos sin dejar de cotizar a la Seguridad Social y sin que nadie nos haga por ello descuentos fiscales). Utilizan la privada quienes quieren o pueden permitírselo, pero en ningún caso esa opción tiene por qué reducir la eficiencia de la sanidad pública.

Los mitos y los datos

El amable personal de Puerta de Hierro explica que adelantar la operación por la vía privada no supondrá coste al paciente. ¿Alguien conoce una sola memoria económica que explique qué ahorro exacto supone para los contribuyentes el desvío de operaciones y tratamientos desde la sanidad pública a hospitales privados? ¿Alguien ha visto un solo informe detallado sobre los ingresos que los hospitales privados reciben gracias a los recortes en los centros sanitarios de titularidad autonómica? De hecho existen datos en el sentido contrario al que proclaman quienes siempre defienden una mayor eficiencia y menores costes de la gestión privada respecto a la pública.

Los hospitales públicos de Madrid cierran sus quirófanos por las tardes, están prácticamente bajo mínimos de personal desde el viernes hasta el lunes, de modo que en esos tres días no hay forma de ejecutar altas o ingresos salvo en pasillos o camino del tanatorio. Por no hablar de que cuando se dice que no hay camas disponibles, cabe la posibilidad de que estén cerradas una o dos plantas para ahorrar costes. Basta con preguntar a los profesionales de la sanidad pública, tanto en hospitales como en centros de salud, que llevan años advirtiendo del galopante empeoramiento de sus condiciones de trabajo y, por tanto, del subsiguiente deterioro de la atención a los enfermos.

Cuando uno observa que todas las encuestas contemplan a día de hoy entre un 30 y un 45% de electores indecisos y escucha a Mariano Rajoy proclamar en un mitin que “lo que va a pasar es que al final no pasa nada y el PP va a ganar las elecciones autonómicas y municipales”, uno prefiere pensar que la indecisión no supone que el llamado voto oculto sea exclusivo de quienes ya gobiernan en diez de las trece comunidades que van a las urnas. Y que es difícil que en cualquier familia no exista alguna experiencia similar a la relatada.

La duda es sabia, y conviene abrir un debate riguroso sobre las reformas necesarias para sostener el Estado del Bienestar, incluido el modelo fiscal pertinente. Las fuerzas políticas que se proclaman progresistas están obligadas a plantear soluciones que garanticen el derecho a la salud (o a la educación) sin claudicar al puro negocio que esconden los planteamientos neoliberales. Puede hacerse si se escucha atentamente a los profesionales de la sanidad pública, los investigadores, las asociaciones de especialistas que, junto a la Marea Blanca, consiguieron frenar en la calle y en los tribunales el proceso de privatizaciones que se había iniciado en Madrid. Pero que nadie se engañe. Fue un simple freno. El Tribunal Constitucional ha dejado abierta la puerta a la mal llamada “externalización”. Y quienes se juegan en esa apuesta un negocio de miles de millones de euros confían mucho en los indecisos.


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • Antonio Pérez Antonio Pérez 22/05/15 10:00

    Seguirán los indecisos hasta que no se hable de Política con mayúsculas. Mientras la política municipal, regional y nacional esté mediatizada por las grandes corporaciones, dará igual quien gestione. Vivo en un pueblo grande, donde es Psoe la mayoría, pero tiene al PP que se ve reflejado en los presupuestos y a IU que también acepta sin vergüenza la subida salarial en 2011 y 2012 porque les tocó a todos los grupos. Y los bancos a todos dándoles créditos, que ya sabemos que después condonan. Mientras esto siga así, no se tratará sólo de Aguirre, Rivera, etc. pues saldrán otras personas a sustituirles en la misma política.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • asereje asereje 22/05/15 09:17

    Los PPros no escucha a los profesionales de la sanidad pública, ni a las asociaciones de especialistas, ni hacen memorias económicas jamás que hagan públicas. Se limitan a repetir, como los mandos nazis, las muletillas que les interesan, y a hacer todo lo posible por aumentar la incultura y sentido crítico de la gente en beneficio propio y a mayor gloria de sus bolsillos, porque además nunca tienen bastante con lo que amasan. ¡Y que haya gente que les siga votando¡¡¡. No duermo de pensar que en Madrid -donde vivo- continúen.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alfar Alfar 21/05/15 20:55

    A mí me gustaría que en este foro, bueno y en todos los demás, las personas expresaran sus opiniones sin faltar a los demás. Por favor no recurran a los insultos y descalificaciones. Creo que todos tenemos edad suficiente para comportarnos con educación y respeto.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • La RAF La RAF 21/05/15 13:27

    De nuevo, Sr. Maraña, absolutamente de acuerdo. Describe la sanidad madrileña de forma inmejorable. Es poco creíble la existencia de indecisos ante tamañas verdades. Quizás sea u asuntos del cocinado de los resultados de las encuestas que serán definitivas el 24M. Ni una sola abstención todas las elecciones por venir para evitar la cohabitación PP-PSOE o las mayorías absolutas que conllevan a gobernar de forma absolutista (favoreciendo a las élites sociales).Salud

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alfar Alfar 21/05/15 00:29

    Por lo que veo la sanidad está mal en Madrid y en Valencia, pero en Andalucía no está mucho mejor, a pesar de no ser PP. Yo también he tenido que acompañar en estos días a un familiar, una vez a urgencias y dos al médico de cabecera, y no sé cual de las tres veces me he desesperado más. En la primera del de cabecera le dijo el médico con todo desparpajo, si en urgencias no te han hecho una ecografía, aquí mucho menos, textualmente. Mira que se nos han ensanchado las tragaderas. Al final , consulta privada y se arregló, por supuesto el problema. Pero claro, eso el que se lo pueda pagar ¿y el que no? Espero que cuando Dª Susana vaya a dar a luz, no le pongan ninguna pega.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CapitanRed CapitanRed 20/05/15 20:54

    buenas. Este Gobierno ha hecho tanto mal a tanta gente que pagará por ello en las urnas. No puede ser de otra manera, y lo saben. alegrémonos, pues tienen los días contados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jjosse jjosse 20/05/15 20:50

    Pues para conseguir defender lo público de las garras del PP quizás los partidos de izquierda tenían que haber ido unidos a las elecciones. Pero ha primado el deseo de ocupar el espacio del PSOE que echar realmente a la derecha. Muchos socialistas hemos participado en las decenas de mareas blancas que se han celebrado. Y luego resulta que las mareas eran de ¿Podemos? ¡Venga ya, hombre!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • L´inconsciente L´inconsciente 20/05/15 18:44

    Hola Sr. Maraña. Supongo que de la Seguridad Social todos tenemos historias que contar y agradezco la suya. Defender la Sanidad Pública. ¿Qué significa eso? ¿Basta con decirlo para que sea verdad? Entonces podemos llegar a la conclusión de que el PP defiende la Sanidad Pública, él también lo dice. Es común que caiga en saco roto pero creo que hay que repetir para educar: Si está permitido “`externalizar` los servicios sanitarios” es porque existe la Ley 15/97 aprobada con los votos de: PP, PSOE, PNV, CIU y CC. No hay que ser un lince para ver el doblez. Voto a favor pero me manifiesto en contra. ¿De qué estamos hablando? Será que basta con decirlo. Gracias, un saludo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • gusalo gusalo 20/05/15 18:41

    Lo primero, mi admiración por su claridad pedagógica, señor Maraña. La historia que cuenta puede ser personal; pero todos sabemos que es una de las miles y miles de historias parecidas que están ocurriendo, si no en todas comunidades autónomas (no todas –como advierte Itsasmir– están gobernadas por el mismo partido), en buena parte del país; y sabemos también que es un buen ejemplo para quien, además de buena voluntad, tenga aún dudas de a quién votar (o mejor, a quién no votar).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Itsasmir Itsasmir 20/05/15 16:31

    La "Sanidad Pública" en España esta completamente descentralizada. Cada Comunidad Autónoma es responsable de su funcionamiento. No es justo que en su artículo a veces se refiera a la "sanidad pública" sin especificar que en todo momento Vd. está hablando de la "sanidad pública gestionada por el PP en la Comunidad Autónoma de Madrid". Gracias no a Dios sino a la forma de pensar y gestionar de otros partidos en otras comunidades autónomas, en España sigue habiendo, en general, una sanidad pública buena y en algunas comunidades autónomas, excelente.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Irenepaz Irenepaz 20/05/15 18:05

      Esto se puede exportar a Castilla la Mancha cuando se movilizo por las urgencias nocturnas 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    España, fin de ciclo. ¿Reiniciamos?

    Si el marco político y jurídico del que nos hemos dotado no es capaz de garantizar la convivencia, tenemos la obligación imperiosa de modificarlo por procedimientos democráticos.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Bajo los escombros de la política

    Debajo de la ingenuidad y el descrédito, de la demagogia y la verdad, acompañada sólo por un fatigado instinto de supervivencia, espera la política.
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre