x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Rajoy se prepara una sorpresa

Publicada el 12/06/2015 a las 06:00 Actualizada el 11/06/2015 a las 22:01
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Arrecian las críticas de analistas, expertos y todólogos contra lo que vienen tachando de “espectáculo lamentable”, en referencia a las negociaciones de gobierno tras las elecciones autonómicas y municipales. Cierto que la forma de abordar posibles pactos ha sido y es francamente mejorable, sobre todo cuando las dos principales fuerzas emergentes han hecho bandera de la absoluta transparencia y del rechazo a los cabildeos y trapicheos de la llamada “vieja política”. Vale. Pero esos pequeños "espectáculos" están desviando la atención del mayor de todos ellos, que es la forma en que Mariano Rajoy aborda inminentes cambios en el Gobierno y en el PP.

Uno no recuerda precedentes que superen la inconsistencia que caracteriza el mandato del actual presidente del Gobierno. Es verdad que, desde que pisó la Moncloa, siempre ha actuado a la defensiva y a rebufo de los acontecimientos o de las indicaciones que le hacían desde Berlín, Bruselas o Francfort, siempre bajo sesudas y tranquilizadoras justificaciones: “tenemos que hacer lo que hay que hacer”, “no hay otra” o “pudo ser mucho peor”.

Pero nada comparable a la ausencia de iniciativa o, mejor dicho, la evidente falta de criterio que viene demostrando como estratega político tras el desastre electoral del PP en los comicios del pasado 24 de mayo y el pluripartidismo que dibujan los resultados. Repasemos sus propios anuncios:

1.-No haré cambios, ni en el PP ni en el Gobierno”, proclamó Rajoy el 25 de mayo tras analizar los resultados con la plana mayor del partido.

2.- Iré tomando, poco a poco, las decisiones más convenientes para que el PP llegue a las generales en la mejor forma posible”, anunció apenas dos días más tarde, después de que varios barones territoriales se rebelaran anunciando sus respectivas retiradas y apelando a la necesidad de autocrítica y de asumir responsabilidades por el desastre electoral.

3.-Tenemos cosas que cambiar y lo haremos”, dijo el presidente el día 30 de mayo ante el empresariado catalán reunido en Sitges en las Jornadas del Círculo de Economía, donde añadió, eso sí, que los cambios no afectarán a la política económica.

4.-Los cambios, sean en el partido o en el Gobierno, se anuncian una vez que se han producido, como es perfectamente entendible”, ha comentado Rajoy cada vez que se le ha interrogado por la crisis de gobierno en las últimas dos semanas.

5.-Los cambios se conocerán antes de que acabe este mes [junio]”, concretó el presidente el miércoles desde Bruselas.

y 6.- "Que no se genere tanta expectativa...", ha declarado Rajoy este mismo jueves. "No vamos a cambiar las políticas y a partir de ahí se pueden sacar algunas conclusiones. Yo desde luego las expectativas no las he generado", ha añadido, no sabemos si para tranquilizar a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, a Cospedal, a los "mercados", a los ciudadanos o a nadie en particular.

Un giro de 360 grados

Como todo el mundo sabe, las crisis de gobierno son oportunidades que los líderes políticos intentan manejar con la mayor habilidad para sorprender al personal y reconvertir un problema en un tanto a favor. La mejor crisis de gobierno es la inesperada, o al menos la que contradice todas las quinielas que analistas y todólogos rellenan durante días o semanas. Suelen venir aliñadas de topicazos como “el presidente es el único que sabe…”, “sólo él tiene en la cabeza lo que va a hacer"... y por ahí hasta el clímax de la adulación: "es un artista en el manejo de los tiempos…”. (Lo dicen a menudo colaboradores y ministros desesperados con su jefe). Caben pocas dudas acerca de lo que habría dicho el PP si Zapatero hubiera tenido la ocurrencia de andar anunciando durante varias semanas cambios en el Ejecutivo. ¡Qué frivolidad! ¡El Gobierno paralizado! ¡La 'Marca España' por los suelos!  

En nuestra (más que joven) cuarentona democracia se recuerdan ya casos de tipos nombrados ministros de una cosa que terminaron en otra cartera en el último minuto sólo para que Felipe González pudiera presumir de su pericia como estratega. O la demostración de esa mezquina audacia tan propia de José María Aznar, cuando en 1999 dejó creer a todo el mundo que Elena Pisonero sería ministra, y ella estuvo toda una tarde recibiendo ramos de flores de felicitación de amigos y familiares, para quedarse luego compuesta y sin cartera.

Rajoy ha hecho tal despliegue de contradicciones y ha dado tan pocos pasos por iniciativa propia, tanto en el partido como en el Gobierno, que tiene atrofiada la capacidad de sorprender. Ya hemos escrito alguna vez sobre el perfil ecuestre de Rajoy como político. En cualquier momento de las próximas horas o días, "antes de que junio acabe", anunciará unos cambios en el Gobierno y en el partido sobre los que él mismo rebaja las expectativas. (Tampoco había tantas).

Es evidente que Rajoy no se cree la necesidad de los cambios que él mismo va a realizar. Dijo que no hacían ninguna falta, pasó a asumir que tenía un problema "de comunicación”, dejó luego filtrar que los cambios no serían meramente "cosméticos” y finalmente ha echado un jarro de agua fría a las expectativas creadas, en una especie de giro de 360 grados para volver al punto de partida.

Puede que Rajoy termine dándose una sorpresa a sí mismo. Incluso un autosusto. Es un territorio sin explorar en el arte de las crisis de gobierno.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

29 Comentarios
  • Llamas Quintana Llamas Quintana 16/06/15 10:47

    A mi se me cae la baba leyendo estos artículos y se me ponen los ojos saltones como a los sapos y me entra la risa nerviosa y no sale, hasta tal punto que mi mujer me pregunta a voces ¿¡DE QUÉ TE RÍES CAPULLO, YA HAS ANDADO SOPLANDO, NO¡? y tengo que hacer un ejercicio yóguico rapidísimo de autocontrol porque la escucho que sube por las escaleras para ver qué es lo que me traigo entre manos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Angels Angels 13/06/15 19:42

    Sr. Maraña, seria un ejercicio de periodismo interesante, que nos informaran, de los alcaldes mas representativos, de capitales, grandes ciudades cuantos de ellos son funcionarios publicos, (profesores, cargos de las administraciónes, etc.), para saber quienes son los que despues de su vida politica, tienen asegurado su puesto de trabajo y su sueldo publico.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Saido Saido 13/06/15 16:13

    A Macrons #8.Siempre de acuerdo con tu opinión y tus informes,permíteme tutearte,si no es así,disculpa.Tus comentarios son muy interesantes.Saludos y Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Saido Saido 13/06/15 14:00

    Aunque este comentario este un poco desfasado,quiero comunicar que estoy en un continuo orgasmo cerebral en esta mañana,y voy a informar el por que;señoras y señores,gente en general,estoy viendo la Sexta TV desde las 11h.y viendo la cara del personajillo Ed u ardo Inda,la mala leche y la hiel que rezuma su boca,esos ojos inyectados en un odio que quiere como contener a la izquierda,que lo demuestra porque es superior a él.QUE GOZADA MAS GRANDE.Cuanto daría por ver la expresión ahora mismo del tal Marhuenda.Saludos y Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maca Maca 13/06/15 01:36

    Librepensador, comentario número 2. No pienses que le queda poco. Mira un poco a los "votantes" del PP, y, a todos sus familiares. Todavía queda "mucho sobre" por repartir. En estas últimas elecciones no tenía a mano a quien fuera a buscar los sobres con "papelitos" de 500,00. Hubiera sido un descaro, muy descarado. Lo único que pudo hacer fue decirle a la empresa, de turno, que le pagara unos euritos de nada a los jueces y secretarios judiciales no recuerdo, en este momento de que juzgado se trata. Esto lo sabemos porque me imagino que alguno de ellos no estaba recibiendo "lo que se merecía". La campanada la dará en las próximas GENERALES. Ya tiene a gente...........Un saludito. Maca  

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Irenepaz Irenepaz 12/06/15 20:18

    Recuerdan ustedes cuando José Maria Aznar, enseñaba un cuaderno azul cada vez que aparecía en los medios de comunicación y decía "Aquí tengo el nombre de mi sucesor". Cuantas veces se habrá arrepentido de esa maravillosa decisión. Como decía Javier Marias ese hombrecillo que nombra a este individuo para luego el volver a salvar España y al partido. Quien nos lo iba a decir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • nicanor nicanor 12/06/15 18:01

    De LE OBSERVATORE MARIANO no se puede esperar, como en toda la legislatura nada de nada, es la inaccion personificada, nada de nada y a estas alturas de su vida como para cambiar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Fran López Fran López 12/06/15 15:20

    Calma .... tranquilidad ..... Con mayor o menor acierto, al final ..... el tiempo, deja a cada uno en su sitio.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • paco arbillaga paco arbillaga 12/06/15 17:03

       "... el tiempo, deja a cada uno en su sitio." ¡Pues qué quieres que te diga! Estoy más cerca de los 80 años que de los 70 y casi toda mi vida he visto que en este país mandan los de derechas. ¿Será que el sitio de la derecha es mandar?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • MASEGOSO MASEGOSO 12/06/15 13:16

    Yo creo, acaso es mucho creeer, que Rajoy se esta acordando de las Elecciones Municipales de 1931, si, aquellas que terminaron con la monarquía de Alfonso XIII, y con todas las chapuzas políticas del siglo XVIII. Hemos crecido como pueblo en cultura, estimación de situaciones y todos los etceteras que queramos pero, advinarle el pensamiento a Rajoy y a la pequinesa de la vicepresidenta 1ª, es harto díficil. Solo saben insultar al pueblo que puede elegirlos o botarlos y, se dá el caso, que hay tanto gilipuertas que les sigue votando que yo dudo que alguna vez seamos capaces de salir de la mierda en que la derecha nos ha metido siempre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • iregua1 iregua1 12/06/15 13:07

    ¿Un autosusto? Pues que tenga cuidado Porque a los ciudadanos Nos tiene acostumbrados A unos sustos de muerte No sea que le de un jamacuco

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.