X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

El partido de los que no estamos seguros de tener razón


Publicada 14/06/2015 a las 06:00 Actualizada 14/06/2015 a las 11:33    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 52

Han resonado las palabras del cambio en los consistorios de las capitales más importantes: participación, transparencia, ciudadanía, honestidad, servicio público, compromiso, igualdad… No son palabras nuevas, lo nuevo es la confianza en quienes las pronuncian tras el descrédito acumulado por sus predecesores. Lo nuevo es la ilusión política despertada, que recuerda en las calles al ambiente que se respiraba tras las elecciones municipales de 1979 o las generales de 1982. Lo nuevo, aunque a menudo se olvide, ya no es la democracia sino la forma de perfeccionarla, de mejorarla. Lo nuevo es la convicción generalizada de que los elegidos (incluso los reelegidos) saben que nadie ha firmado un cheque en blanco.

“Estamos aquí porque los ciudadanos han decidido que les representemos. Queremos gobernar escuchando, que nos llamen por nuestro nombre de pila y que nos tuteen, porque estamos para gobernar Madrid en la línea que ellos digan, porque somos sus servidores”. Así lo ha expresado Manuela Carmena, nueva alcaldesa de Madrid. Pero algo muy similar se ha escuchado en Barcelona por boca de Ada Colau, en Valladolid con palabras de Oscar Puente, en Cádiz con el acento de un profesor chirigotero apodado Kichi, en Valencia, en A Coruña, en Zaragoza, en Zamora, en Pamplona… por gente que encabezaba listas de formaciones de izquierda o de plataformas de movimientos ciudadanos o de la suma de ambas. Nuevos alcaldes y alcaldesas han recogido el bastón de mando transmitiendo la conciencia de que se trata de un mando prestado, provisional, por delegación, al servicio de todos y no en provecho particular de nadie.

“Más equidad e igualdad, incrementar la honestidad, mayor eficacia, estructuras de participación, innovación y captación de la inversión… Vamos a mejorar la situación de aquellas personas que sufren… Para que todos los niños y niñas tengan alimentos, comida y cena…” Se trata de prioridades. Carmena ilustró con ejemplos concretos, nombres y apellidos, los objetivos que marca a su gobierno de coalición con el PSM de Antonio Miguel Carmona. Cada ciudad tiene sus nombres, cada pueblo los suyos. Lo trascendente es el esfuerzo para que esos nombres no sean excluyentes, y que lo que representan se convierta en un orgullo colectivo.

El 'martilleo' de la deriva radical

Venimos asistiendo desde el 24 de mayo a un “martilleo” permanente sobre los enormes riesgos que a juicio de algunos acarrean los pactos de gobierno. Desde el PP, desde instituciones empresariales o financieras y desde la enorme batería mediática a su entera disposición hemos escuchado la sonora denuncia de una “deriva radical, de una “galopante frivolidad” que puede “poner en riesgo” la “recuperación de la economía”. Obviamente, las alarmas sólo saltan donde se producen pactos hacia la izquierda. No se ha visto una sola portada alarmista ante los acuerdos que legítimamente firman el PP y Ciudadanos o fuerzas nacionalistas conservadoras con grupos independientes. Ocurre en centenares de municipios y ciudades. Resulta curioso (o ya no) que las advertencias del apocalipsis se produzcan exclusivamente cuando pierden el poder quienes han llegado a considerar que cada ayuntamiento es un cortijo de propiedad limitada. (Que Rita Barberá renunciara a su acta de concejal en Valencia para no tener que entregar la vara de mando a Joan Ribó es la imagen de quien confunde la democracia con un modelo de negocio).

El propio Mariano Rajoy firmó en la tarde de este sábado un tuit poco digno de un presidente del Gobierno. Lo suyo sería felicitar a todos y cada uno de los nuevos representantes de los ciudadanos, pero Rajoy ha preferido expresar su apoyo exclusivamente a los concejales del PP, y calificar de "excéntricos y sectarios" los pactos de otros grupos. Es obvio que a Rajoy no le gustan las sumas democráticas que no den como resultado final el poder al PP.  


El alarmismo parte además de una falsedad supina. Quieren hacer creer que pactos y coaliciones son un fenómeno poco experimentado, lo contrario a la estabilidad, el progreso y el rigor en la gobernanza. Algunos de los países más avanzados del mundo tienen la sana costumbre de ser gobernados democráticamente por mayorías formadas por distintos partidos. Pero no hace falta ir más lejos. Basta con repasar los trabajos del Observatorio de los Gobiernos de Coalición para saber que aquí, en España, lo habitual en las últimas décadas han sido los pactos de gobierno en comunidades autónomas y ayuntamientos con las más variadas fórmulas de cooperación entre partidos.

Desde hoy hasta las generales se escucharán muchos truenos en esa misma línea. Los partidos emergentes y las plataformas en las que participan van a ser vigilados con lupas (fieles y también deformantes). Podemos y Ciudadanos, pero también el PSOE y lo que queda de IU, saben que se juegan buena parte de su futuro con las medidas, mensajes y resultados de sus acuerdos de gobierno autonómicos y municipales. A estas alturas es difícil que la ciudadanía les culpe en pocos meses de no haber solucionado la gran brecha de desigualdad que se percibe en cada pueblo y ciudad de España. Lo que probablemente no se les perdonaría es traicionar la confianza recibida.

Un pacto contra los sectarismos

Si en las principales capitales y comunidades autónomas han hecho falta acuerdos de gobierno es porque entre la ciudadanía hay más coincidencia en la necesidad de cambio que en la certeza sobre las soluciones. Por eso en los próximos meses (y años) necesitamos al frente mujeres y hombres capaces de dudar, de escuchar, de dialogar, de sumar. Así debería ser siempre, por otra parte. Y en la duda, desde la Grecia clásica, está la sabiduría. “El ser humano tiene tendencia a saber, curiosidad por saber; lo grave es descubrir la ignorancia en quienes acumulan más poder”, advertía el filósofo Emilio Lledó hace unos días en la presentación de un libro de entrevistas de Juan Cruz. Y clamaba además en defensa del valor del conocimiento y de la información veraz e independiente: “¡Claro que es fundamental la libertad de expresión! Pero, ¿para qué quiero la libertad de expresión si no digo más que tonterías?” Lledó reivindica la libertad de pensamiento, la exigencia cívica y una batalla permanente contra los sectarismos.

Ahí, creemos muchos, está la clave. Quienes han tomado este histórico 13 de junio el relevo en el poder de ciudades y pueblos tienen la responsabilidad de gobernar para todos, de escuchar a la ciudadanía y de manejar los asuntos públicos con absoluta transparencia. El pacto no es una debilidad democrática sino el instrumento clave de su fortaleza, una cura de humildad contra la prepotencia de las mayorías absolutas.


P.D. “Debería existir el partido de los que no están seguros de tener razón. Sería el mío”. (Albert Camus).



Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • phentium phentium 22/06/15 17:54

    Sobre las declaraciones y los twit´s de Rajoy el Infame creo que no deberia sorprendernos. Al fin y al cabo la mayoria absolutaejercida tal como lo hace el PP es lo mas parecido a una dictadura que es lo que añoran y por la que sienten nostalgia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Birth Birth 22/06/15 12:02

    No suelo dejar comentario a tus substanciosos artículos que leo con atención. Normalmente es dificil añadir algo a la calurosa acogida que reciben! Hoy, sin embargo quiero aprovechar e insistir en lo mucho que me ha gustado tu intervención en la Sexta Noche 20.06. En mi opinión articulaste brillantemente tu justificada indignación en los momentos justos. Fue muy eficaz y me encantó que tuvieras ocasión de mencionar a info-Libre. Tu opinión sobre la intervención de Rajoy no pudo ser más acertada. Eso es el periodismo, y por primera vez vi rezagarse al director del sueño de la Razón. Enhorabuena y mil gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Albi Albi 21/06/15 20:13

    Querido Jesús Maranya: Viendo hoy en diferido (je-je) lo que sufriste el sábado en LSextaN quiero recompensarte con mi promesa de un anyo más de afiliación a Infolibre. Aguantar como un Senyor en esa lucha de barro te honra. Cuanto más te oigo más me gustas. Eres una gran esperanza en el periodismo serio. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ekidad Ekidad 20/06/15 10:32

    Ahora sorprende a muchos  que la nueva formación política “Podemos” asuma un lugar en el espectro político español.  Queremos que las formaciones se abran a las instituciones o que continúen en la rebelión ciudadana que carece de representación.  En muchos países de todos los continentes, han existido  formaciones inconformes con la situación social,  algunos que fueron denominados “Terroristas”, y decidieron con la aceptación de los medios gobernantes, su incorporación a las normas políticas y jurídicas  constituyéndose en Partidos Políticos.  Parece que muchos se olvidan  de situaciones que se dieron en Sudáfrica, Uruguay, Bolivia, Irlanda del Norte, Francia, Palestina, y la propia Ley de Amnistía de 1977 en España. Por qué hay que horrorizarse si los que hoy quieren institucionalizarse cometieron actos de rechazo contra determinadas normas que ellos consideraban injustas o inapropiadas y que en ningún caso han sido definidas como actividades terroristas o corruptas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • marasme marasme 17/06/15 16:55

    Le doy las gracias por su mirada, por su razonamiento.  No sé qué debería causarnos más espanto, si la mediocridad, la "estupidez" del pensamiento gubernamental o su falta de escrúpulos. El "sentido común" del Sr. Rajoy es el de las certezas nunca puestas en duda, las cosas como deben ser, como dios manda, el "sentido común" que desprecia el pensamiento crítico en favor de sus creencias, convicciones e intereses. Y eso nada tiene que ver con "el bien común", con las propuestas de quienes quieren darnos un respiro. Menos mal que no están llenos de grandes certezas: ¡que piensen!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 22/06/15 12:03

      Es por lo que disfruto tanto con los comentarios de muchos de ustedes, rebeldes, inconformistas y rompedores. Algo así como aire puro entrando por las ventanas abiertas de par en par. Impagable. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Lelene Lelene 17/06/15 14:13

    Sr Maraña  le felicito y apoyo por su defensa de la libertad religiosa. Una capilla en una Universida  particularmente me choca yo que soy hija de madre francesa  y que sigo la politica francesa como comprendera me  enfada  que todavia en España  estemos criminizando ciudadanos como Rita Maestre portavoz del nuevo gobierno del ayuntamiento de Madrid.    Es tremendo lo que esta pasando si hubiera  actuamente un Daniel Colhn-Bendit  nunca hubiera llegado a ser eurodiputado  con su liderazo  en el mayo frances  , que hubieran dicho de él.?  Bueno yo ya lo se.....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • sagrario sagrario 17/06/15 13:56

    Sr. Maraña, con el respeto y la admiración que le tengo en su labor profesional, es decepcionante verle defender posiciones y actos no demasiado demócratas de los líderes y cargos públicos de Podemos. Sr. Maraña con el derecho que tiene Vd. a posicionarse como mejor le parezca, sería interesante saber si esa misma defensa la tendría con otros actores políticos. Sr. Maraña, supongo que Vd. sabrá por que lo hace, no creo que lo haga por buscarse un puesto al sol, demasiados medios al servicio de un grupo político, hasta ahora los que hacían eso eran los mercenarios de la derecha y todos los demás los criticábamos. Un poco de objetividad y de equilibrio nos vendría bien a los demócratas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 22/06/15 12:04

      Siempre y cuando la Democracia la defina usted, así como sus límites. Si son estrechitos, mejor.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • viaje_itaca viaje_itaca 17/06/15 09:28

    La deriva radical es que a los de siempre le quiten su cortijo. ¿Pero aún quedan tontos que les crean? PD: los del IBEX 35 no son tontos aunque los apoyen, todo lo contrario: defienden sus privilegios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Llamas Quintana Llamas Quintana 16/06/15 10:03

    El que tenga las manos pringadas que se las laven, y si nos es posible que se las corten. ¡Cuánto manco pulularía por este país!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Atlant*** Atlant*** 15/06/15 20:35

    Quizá en bastantes de estos casos haya algún que otro con las manos pringadas de la misma salsa y no querrán hacerse daño… ¡tú me tapas a mí, yo te tapo a ti! -¿Por qué no puedo pen-sarlo? ¡Veremos qué hay en la lista Falciani! “Si algún día llegamos a saberlo” –Y es que no veo ningún castigo comparado en proporción de daños entre estos sinvergüenzas y el castigo aplicado a una chica que se encontró, ¡que no robo! Una tarjeta bancaria y la usó para comprar comida para su bebe además de otras cosas que necesitaba. Así que, señores del PP, ¿Qué me cuentan? Ustedes podrán convencer a aquellos que sólo quieren oír sus palabras sin uso de crítica porque su condición es creerse todo lo que les venga, ya que, como se suele decir ¡son de los míos! Suma y sigue. El PP lleva la chapuza y corrupción por bandera: Prestige, Yak-42, accidente de Valencia, fraude en visita del Papa, fracaso y fraude en Fórmula 1 en Valencia, censura y manipulación en los medios públicos bajo su control. Es su ética.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    Seis días para evitar el destrozo del 155

    El decreto del 155 (duro, para nada light) quizás logre restaurar la legalidad en Cataluña a corto plazo, pero es prácticamente imposible que consiga recuperar la convivencia democrática rota por un nacionalismo excluyente y un electoralismo conservador implacable. Al contrario.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Dialogar, ¿entre quién?

    Habrá que buscar una verdad alternativa y transitoria, un relato y un poder que le devuelvan la dignidad a la política y al ser humano. No podemos prescindir de la ilusión, no podemos normalizar la catástrofe.
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    Será demasiado tarde

    Ahora, ante los fuegos del norte, nos echamos las manos a la cabeza, pero llevamos décadas de maltrato ciudadano, de egoísmo de especie y de pésima gestión política.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre