X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de voz

Grecia y Europa: políticos en manos de tecnócratas

Publicada 29/06/2015 a las 06:00 Actualizada 28/06/2015 a las 22:35    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 84

“La pobre actuación del Gobierno griego no cambia para nada el escándalo de que los políticos en Berlín y Bruselas sigan negándose a confrontarse con sus colegas griegos como políticos (…) Se presentan como políticos, pero sólo hablan en su papel económico como acreedores”. Lo escribía hace unos días el sociólogo y filósofo alemán más influyente, Jürgen Habermas, en el diario Súddeutsche Zeitung. Y lo ve cualquiera que repase sin gafas ordoliberales lo ocurrido con Grecia desde que en 2010 comenzó a aplicarse la doctrina del austericidio. Este lunes, 29 de junio, los bancos griegos estarán cerrados. Su falta de liquidez es equiparable a la vaciedad de unos dirigentes políticos europeos incapaces de solucionar un problema que afectaba al 2% de la economía continental y que, cinco años y unos 230.000 millones de euros después, amenaza con provocar un desastre en el conjunto de la zona euro.

Ha fracasado por completo la tecnocracia, pero esos mismos dirigentes e instituciones que se entregaron a sus recetas pretenden ahora instalar la especie de que son exclusivamente los griegos, y más concretamente sus gobernantes de Syriza, los culpables de esta crisis por convocar un referéndum para que los ciudadanos decidan si aceptan o no las condiciones que se les imponen para continuar viviendo de prestado. Habermas recordaba, precisamente, que “son los ciudadanos y no los bancos quienes deben tener la última palabra en cuestiones existenciales para Europa”. Ya no es que sorprenda, pero resulta indignante el papel de grandes medios de comunicación que se proclaman editorialmente “europeístas” y que prestan todos sus altavoces al mensaje sensacionalista y parcial de que “Grecia se precipita hacia el abismo…” Como si nadie la hubiera empujado.

Los efectos de las recetas


Ahí van unos apuntes mínimos sobre lo ocurrido en Grecia desde que empezaron a aplicarse los planes de rescate dictados por la troika formada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.


   - El Producto Interior Bruto griego ha caído alrededor de un 25% (de 237.000 millones en 2009 a 179.000 en 2014). Como recordaba el economista Lucas Duplá aquí mismo hace una semana, la contracción de la economía griega ha sido similar a la sufrida por otros países tras perder una guerra.

   - El déficit público (la gran obsesión germana) se ha reducido desde el 15% en 2009 al 3,5% en 2014. Como este domingo señalaba Carlos Sánchez en El Confidencial, el control del déficit griego es “un auténtico récord mundial”.

   - Los salarios reales han caído desde 2010 más de un 25%.

   - La tasa de paro, que estaba en el 10% en octubre de 2009, ha llegado a superar el 27% de la población activa.

   - Las pensiones se han reducido hasta en un 48%, y más de un millón de hogares tienen esa pensión como único ingreso.

   - El número de funcionarios públicos ha pasado de 907.000 en 2009 a 651.000, para una población de once millones.

   - La deuda pública, cuya reducción era supuestamente el otro gran objetivo de las medidas de austeridad, suponía en 2009 el 126% del PIB. En 2015 superará el 180%.

El último dato citado es suficientemente demostrativo del fracaso de las medicinas de la troika, como algún informe del propio FMI ha reconocido, y como ya avanzaron muy variados economistas poco escuchados en Europa, como el Nobel Joseph Stiglitz o el profesor Mark Blyth, autor de Austeridad. Historia de una idea peligrosa. Salvo contadas excepciones que responden a factores muy concretos, nunca en la historia económica han funcionado las políticas de austeridad como respuesta a una crisis económica y financiera como la que ha afectado a Europa y especialmente a los países del sur. En Grecia (como en España) la deuda sigue creciendo y el paro estructural resulta insoportable y obliga a emigrar a toda una generación de jóvenes, además de provocar un empobrecimiento de las clases medias.

Los intereses protegidos


Los casi 230.000 millones de euros prestados al Tesoro griego desde el estallido no han ido destinados a reflotar la economía, sino que más del 85% de ese dinero ha vuelto de inmediato a los bancos alemanes y franceses acreedores principales de ese endeudamiento griego. Los propios asesores económicos de la canciller Ángela Merkel han expuesto en más de una ocasión la necesidad de convocar una Conferencia Europea para la Reestructuración de la Deuda como única forma eficaz de afrontar el problema de fondo. Dicho de otro modo: coinciden con el gobierno de Tsipras en que esa deuda es impagable y sólo se podrá recuperar una parte de ella si se permite a los griegos hacer crecer su economía en lugar de ahogarla. "Es verdad que Grecia no podrá pagar su deuda. Pero ni Grecia ni ningún otro país si tuviera que hacerlo. Ni siquiera EEUU", apuntaba hace unos días en El Mundo Juan Ignacio Crespo, matemático y analista financiero.

No hace falta reproducir estadísticas para abonar las tesis cerriles de la dirigencia europea cuando pone los focos en la economía sumergida griega, en las prejubilaciones tempranas o en la nula afición de sus empresarios y autónomos a pagar impuestos. Basta con leer a Petros Márkaris para conocer rasgos que describen un Estado semifallido. Pero todos y cada uno de esos dirigentes saben perfectamente que la burbuja griega, como la española, ha supuesto pingües beneficios a la gran banca del núcleo duro de la UE. Y son los intereses de esa misma banca los que se están protegiendo, mientras se desprecia por el camino el interés último de los ciudadanos europeos.

En esta especie de juego suicida en que se han convertido las negociaciones entre Bruselas y Atenas, la prepotencia no es, ni mucho menos, una actitud exclusiva del ministro Varufakis. Este mismo domingo, y tras el voto del Parlamento griego a favor de convocar el referéndum, la Comisión Europea ha considerado oportuno publicar los detalles de la última oferta realizada a Grecia. Si se repasa el documento y se tiene en cuenta lo que la zona euro se está jugando, resulta un sarcasmo pensar que no sea posible alcanzar un acuerdo. Si se puso freno inmediato a los ataques al euro con aquellas simples (y tardías) palabras de Mario Draghi, por supuesto que no hay argumentos para aceptar la imposibilidad de ayudar a salir del pozo a quien supone un 2% de la economía europea.

Si se ha llegado a este punto es precisamente porque el problema no es económico sino político, y trasciende el caso griego aunque éste lo represente. Si quedaran restos de inteligencia en Bruselas (en el conjunto de los gobiernos europeos) harían algún caso a la advertencia lúcida de Habermas en ese artículo ya citado: “la Unión Monetaria seguirá siendo inestable mientras no se complete con una unión bancaria, una unión fiscal y una unión económica. Eso significa, si no queremos reducir la democracia a un decorado, convertir la unión monetaria en una unión política”. 

Para lo cual necesitamos más políticos (honestos) y menos tecnócratas.



Hazte socio de infolibre



18 Comentarios
  • phentium phentium 03/11/15 13:29

    Me vais a tener que discul`par porque seguramente la pregunta que voy a hacer es un sinsentido, pero yo soy un ciudadano de a pie a quien la macroeconomia le queda muy lejana. Pregunto yo: ¿Que pasaria si todo ese dinero -inimaginable para mi-, en lugar de darselo a los bancos directamente se hubiera "inyectado" en la sociedad a traves de las personas". Yo me hago un poco "la cuenta de la vieja"....tantos millones entre tantos habitantes, tocamos a tanto por cabeza, asi que entre la abuela que vive con nosotros, mi señora y los dos churumbeles salimos a tanto. Que me den a mi esa pasta que los bancos se la quedan para ellos y no alcanza a la sociedad (yo no me enterado del rescate) y nosotros los ciudadanos ya nos encargamos de pagar la hipoteca, lo que falta del coche, el comedor de los chicos y renovar el vestuario. Todo ello claro, a traves de las entidades bancarias. En realidad yo entiendo que ese dinero es para mejorar la situacion del ciudadano de a pie. Algo asi estimularia el consumo interno con la consiguiente alegria del mercado laboral y ademas sanearia tambien a los bancos. A ver......que alguien me diga que pasaria si se hiciera tal como digo. ¿O es directamente imposible?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Angels Angels 07/07/15 20:32

    Por cierto he leido un articulo...duro, de gran intelectual como Ignacio Sotelo sobre Grecia en El Pais. Claro siempre y cuando vuestra religión os lo permita.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 07/07/15 20:40

      La fanáticoreligiosa  es usted, no se confunda. Jamás varía su opinión, cosa que todos hacemos, aparte de leernos con mucho interés y respeto. Eso se pierde porque yo aprendo. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Angels Angels 07/07/15 21:04

        Por cierto, no es necesario insultar cuando hay discrepancias, incluso incompatibilidades. Es una cuestión de convivencia.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Angels Angels 07/07/15 21:02

        Me alegro de haberme equivocado. Que caracter!!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Angels Angels 07/07/15 20:29

    Mientras tanto supongo que el gobierno griego estara tomando medidas, gestionando y gobernando al pueblo griego, aparte de estar en continua pelea de gallos con Alemania.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ina Ina 07/07/15 14:18

    Magnifica exposicion de la realidad griega. La no aceptacion de la misma por algunos politicos es consecuencia de su falta de cultura democratica como en el caso de Rajoy, para otros aparte de intereses economicos y de la proteccion de sus elites es ceguera, ceguera politica por la que algunos dirigentes , como Pedro Sanchez no se enteran, se pierden, se equivocan y se van hundiendo poco a poco como el pasok cuando se hacen llamar socialistas y le siguen haciendo la ola a Angela Merkel, que no gasea a los griegos, por no matar a la gallina de los huevos de oro. Un magnifico articulo, absolutamente irrefutable y contrastado, una prueba de que otra clase de periodismo, es deseable, posible y existe, muchas gracias por ello

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • manuel romero mesa manuel romero mesa 07/07/15 13:25

    Suscribo al completo el árticulo, y subrayo que lo principal para los ciudadanos es el último párrafo, no hay unión si no hay una fiscalizad homogénea, no se puede admitir que en algún estado de la Unión el impuesto de sociedades sea del 10 y en otro del30%, eso solo vale para que las empresas se deslocalicen hacia donde se pagan menos impuestos, no es asumible que el IVA sea para el mismo producto del 16% en un lugar y en otro del 23, la presión fiscal debería  ser mas o menos homogénea, y no tan dispar, y los medios para luchar contra el fraude homologables, crear un banco europeo, que lo sea de facto, y que los estatales sean una sucursal del mismo. De esta forma se constituiría una unidad económica, y los técnicos, deberían entonces dedicarse a proponer cosas para mejorar, la comunidad, en lugar de dictar fórmulas que solo ayudan a los dtentadores del capital a atesorar cada vez más en detrimento de la mayoría de la población.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JM JM 07/07/15 11:00

    Ineptos en manos de listillos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MI15 MI15 07/07/15 09:53

    Y otra cosa, se acusa a Tsipras de forzar una negociación de mala manera. Me gustaría saber de qué otra forma podría Tsipras negociar y que quienes le critican las formas y los fondos, propongan alternativas y nos digan de qué manera la parte débil de una negociación se puede enfrentar a la fuerte si no es con la fuerza de la razón de la mayoría, mayoría que tan solo se puede adquirir en unas elecciones o mediante referéndum, y ambas tiene Tsipras. En las elecciones por ser capaz de aunar fuerzas de distintos signos bajo su presidencia y en cuanto al referéndum, nada más que añadir

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Angels Angels 07/07/15 10:13

      Primero habria que definir la palabra negociación. Y sus ordagos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • MI15 MI15 07/07/15 12:14

        Si quieres puedes hacerlo. Define negociación para ver si hablamos el mismo idioma

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • MI15 MI15 07/07/15 09:47

    Pero ¿tu no crees Jesús, que no saben que el problema es político y no económico? Siguen un plan perfectamente trazado en el que los países del sur de Europa haremos de escudo protector de los países del norte de Europa a través de una élites propias vendidas a la causa con la promesa de que ellos mismos también serán agraciados con la misma protección con tan solo provocar la miseria de sus pueblos. Los bancos invierten, esto lo sabemos todos, y tb sabemos que cuando se invierte se corre el riesgo de perder. Los Bcos alemanes invirtieron y perdieron, ¿por qué los pueblos del lugar donde se produjeron inversiones ruinosas tienen que pagar las deudas adquiridas por bcos ajenos? Esto lo saben, pero en su casino global ellos ganan sí o sí. ¿Por qué esto no se les explica a los alemanes?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Angels Angels 07/07/15 07:31

    La UE no cambio porque Merkel lo impuso, cambio cuando se eligio una comisión, Barroso, que incumplio todos los principios fundacionales de la Union, ( con la complicidad de los estados) para hacer lo que le interesaba al RU y a los EEUU. Se convirtio en una empresa, para dejar de ser una asociacion de paises con intereses comunes para sus ciudadanos. Simplemente hay que volver a lo que fué antes de la comisión Barroso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 07/07/15 09:41

      Curiosa interpretación. Europa nunca ha sido otra vos a que un Mercado, el que inició su fundador en el Benelux

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Angels Angels 07/07/15 09:51

        Cuando se conocen los principios fundacionales de la Europa comunitaria de Schuman, Monet, nadie es capaz de decir lo que vd. dice.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Bacante Bacante 07/07/15 11:49

          Marché Commun. 

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • talía talía 06/07/15 10:18

    Por cierto se me ha pasado agradecerle a J. Maraña su, como siempre, buenísimo artículo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.