x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Patriotas del euro y puertas giratorias

Publicada el 08/07/2015 a las 06:00 Actualizada el 07/07/2015 a las 20:42
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Lástima que la actual explosión de patriotismo europeísta no se produjera en 2010, cuando tanta falta hacía lanzar urgentemente a Grecia un flotador que no fuera de plomo. Ahora das una patada en los periódicos o telediarios y salen 14 políticos y analistas dispuestos a matar por la familia del euro. A costa, eso sí, de prescindir de ese hermano ateniense golfo y respondón. Venimos insistiendo en que el problema medular de la crisis griega (y europea) es de carácter político, y lo demuestra el fallo multiorgánico provocado por el fracaso de las recetas tecnocráticas aplicadas. Para no cansar con la argumentación ya desarrollada sobre lo que pudo haber sido y no fue, nos interesa hoy poner los focos sobre un aspecto tan oscuro como fundamental en el pasado, presente y futuro de la zona euro. Se trata de esas enormes puertas giratorias por las que circulan políticos, técnicos y altos funcionarios con una facilidad tan fructífera para ellos como letal para el resto de la ciudadanía.

Entre las historias que han pasado casi inadvertidas en mitad del ruido del referéndum griego hay una cercana y escandalosamente gráfica. Contaba el pasado domingo Rafael Méndez en El País que una tropa de abogados del Estado (español) en excedencia asesora a fondos extranjeros que pleitean contra el Estado (español), al que reclaman miles de millones de euros por los recortes aplicados desde 2010 en las primas a las energías renovables. Por algo un 40% de los 650 abogados del Estado en ejercicio se encuentra en situación de excedencia.

Sin el menor problema de incertidumbre, esta élite de la administración pública a la que se accede por oposición con un nivel 28 del funcionariado puede permitirse cobrar una talegada por asesorar al “enemigo” del Estado una temporada y regresar después a cobijarse de nuevo bajo el manto público protector. Recuérdese que el recorte de las primas se hizo para favorecer una rebaja de la factura eléctrica a los consumidores, y que nadie lo olvide: si finalmente hay que soltar miles de millones a fondos de inversión perjudicados por esos recortes, no serán las compañías eléctricas las paganas, sino los ciudadanos-consumidores.

Abogados del Estado y de sus adversarios


Un abogado del Estado puede trabajar en la cúpula de un banco, pasar tres años en la sede de la presidencia del Gobierno y regresar a la cúpula del mismo banco con unas breves vacaciones de por medio. En ese punto está, por ejemplo, Jaime Pérez Renovales, que ha sido subsecretario de Presidencia en Moncloa con Rajoy y acaba de regresar al Santander como responsable jurídico sin que nadie pregunte (más allá de su innegable prestigio profesional) si en tres años ha participado en alguna decisión que estuviera relacionada con el sector financiero.

Otro abogado del Estado, Juan Manuel Herrero de Egaña y Espinosa de los Monteros, dejó hace tres semanas la dirección del servicio jurídico de la Agencia Tributaria para fichar por Deloitte Abogados, donde es ya socio-responsable de un área muy concreta: la que lleva precisamente  asuntos de derecho fiscal y tributario. ¿Quién mejor para discutir con el Estado que aquel que supuestamente mejor conoce sus debilidades y fortalezas?

Sería injusto cargar en exclusiva sobre los hombros del cuerpo de abogados del Estado la acusación de antipatriotas o mercaderes. Aparte de escudarse en la legalidad vigente o argumentar que la oposición para entrar en ese cuerpo es tan dura como la de notario o registrador de la propiedad aunque el desempeño esté mucho peor pagado, los aludidos podrán decir que a los primeros que hay que cerrar las puertas giratorias es a los políticos. Se cuentan por decenas los excargos públicos que se sientan en consejos de administración de empresas del Ibex-35. Y dado el laxo régimen de incompatibilidades aún vigente en el Congreso, ahí sigue por ejemplo Vicente Martínez Pujalte, tan pancho después de documentarse que ha compaginado la labor de diputado con la de asesor de empresas en busca de subvenciones (precisamente para construir parques eólicos).

¿Y qué tiene que ver todo esto con la crisis griega? Mucho. El dominio de la tecnocracia sobre la política no ha surgido por esporas ni es un fenómeno de origen meteorológico, sino que está directamente relacionado con el funcionamiento de las puertas giratorias. En 2009, cuando se conoció que las cuentas griegas habían sido maquilladas durante años, también se supo que esa manipulación fue posible por el asesoramiento técnico de Goldman Sachs, el gran banco de inversiones estadounidense. Y que durante los años del engaño se sucedieron los fichajes de altos ejecutivos del Banco Central Europeo (BCE) y del Bundesbank por parte de Goldman, del mismo modo que, una vez descubierto el fraude, exdirectivos de Goldman fueron colocados al frente del BCE y en puestos clave del FMI y de otras instituciones financieras precisamente. Entre ellos el propio Mario Draghi, presidente del BCE. En su ensayo La impotencia democrática, el politólogo Ignacio Sánchez-Cuenca citaba algunos estudios del profesor norteamericano Christopher Adolph para ilustrar el permanente trasvase de funcionarios de las instituciones europeas que acaban trabajando en grandes bancos internacionales y viceversa.

Europeísmo y otros intereses


¿Está en las mejores manos el patriotismo del euro cuando el presidente de la Comisión Europea es Jean Claude Juncker, el primer ministro luxemburgués que autorizaba las argucias de ese gran ducado para funcionar como paraíso fiscal dentro de la UE? Los mismos que describen Grecia como un Estado fallido por su disparatado nivel de economía sumergida han elegido como máximo responsable europeo a uno de los magos de la elusión fiscal.

Este mismo martes, el expresidente español Felipe González publicaba en El País un artículo titulado 'Grecia: y ahora, ¿qué?', en el que vaticina que “lo peor está por venir” y critica salomónicamente a Tsipras y a los políticos europeos, recordando una cena del Consejo Europeo en marzo de 2010 a la que asistió como invitado: “Esto me brindó la ocasión –escribe González- de oponerme a las políticas de austeridad extrema que han conducido a un fracaso que no quiere reconocerse”.

Es obvio que tiene razón González en que “no quiere reconocerse” ese fracaso. Y también sabe por qué. No se trata sólo de un orgullo germánico que impida asumir responsabilidades por errores cometidos. Hace ya demasiado tiempo que las instituciones europeas “compraron” la doctrina neoliberal como único ideario de política económica. Se han impuesto los balances de grandes bancos y empresas internacionales por delante de los intereses de los ciudadanos. Y hace demasiado tiempo que se contaminó la función pública en esas instituciones con la puerta giratoria que comunica directamente con bancos y multinacionales. Felipe González, que fue consejero de Gas Natural desde diciembre de 2010 hasta el pasado mayo en que abandonó ese puesto “por aburrimiento”, lo sabe muy bien.

La historia del euro, su éxito o su fracaso, está por escribir. Pero su final no depende sólo del susto que el referéndum griego provoca en los (llamados) mercados, sino en la disposición o no de los actores políticos para rescatar la idea de una unión económica y política basada en el progreso social, no en las cuentas de resultados de grandes compañías por cuyos consejos van y vienen ejecutivos formados además en una sola doctrina: la que alienta el capitalismo más especulativo y salvaje.


P.D. Algún día habrá que recopilar datos también sobre las puertas giratorias utilizadas por periodistas y ejecutivos de empresas de información con gobiernos, partidos y entidades empresariales y financieras. Se explicarán así no pocos editoriales y portadas que sorprenden (cada vez menos) a sus lectores aplicando a la realidad el porcentaje correspondiente de intereses espurios.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

67 Comentarios
  • frida56 frida56 13/03/16 00:45

    Ay por dios,Podemos existe por todas las arbitrariedades,injusticias y un largo etcétera a las que nos han sometido los poderes fácticos a través de sus esbirros (gobiernos del PSOE y del PP),y si no existiera habría que inventarlo...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • el perito el perito 23/02/16 10:10

    magnifico articulo, que si fuera el prologo de una investigacion sobre las puertas giratorias seria un gran avance, en ese informe constatariamos como todos, tirios y troyanos, se han benficiado de su paso por el poder, unos invocando la sacrosanta filosofia neoliberal y otros, lo que para mi es mas grave invocando las politicas sociales e igualitarias, estoy pensando en los ministros y secretarios de estado de zapatero

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JM Candal JM Candal 09/02/16 20:12

    Agradezco la suerte de contar con prensa independiente para poder denunciar lo que jamás harían los pesebreros de siempre . Muchas gracias Infolibre . Así se puede mantener la esperanza en una verdadera DEMOCRACIA ,donde el pueblo  haga valer su condición de SOBERANO  , por cierto , pueblo muy responsable de lo que pasa . 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Copito Copito 18/01/16 11:32

    Magnífico artículo. Imprescindible, clarificador.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pinolere Pinolere 06/12/15 23:18

    Esto lo denunció Pablo Iglesias en el parlamento europeo y nadie se inmutó.O los cambiamos a todos o nos vamos a paseo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • phentium phentium 23/10/15 22:52

    ¡¡¡¡ Creanme ¡¡¡Hagan lo mismo que yo ¡¡¡. Se sorprenderan ¡¡¡. Consiste en compara una lata de galletas danesas, de esas que son metalicas. Haganse tambien con una buena bolsa hermetica de plastico lo mas gruesa posible pero flexible y que se pueda doblar bien. Vayan a su banco y diganle a su director que quieren sacar todo su dinero porque no les gusta lo que el banco esta haciendo con el (tampoco tiene que ser una decision para toda la vida). Por muchos lamentos, perjurios y anuncio de mil males a su economia que le haga el director del banco, no le crean. Creanme a mi....se puede vivir sin tarjeta de credito. DQuedense solo con una cuenta.....por desgracia es imprescindible, pero dejenla a saldo cero todos los meses....creanme...sAquen su dinero de todas las demas, cierrelas, pero sobretodo diganle a su banquero por que lo hacen....recuerdan???....porque no les gusta lo que hace el banco con su dinero. No tienen que decir nada mas. Decirles eso ya es tenerles cierta condescendencia. Bien.....tomen su dinero, metanlo en la bolsa de plastico.A continuacion introduzcan esa bolsa en la caja de galletas (metalica, ¿Recuerdan?), y vuelvan a meter la caja de galletas con la bolsa con u dinero (recuerden...es suyo, no del banco) en otra bolsa bien resistente y hermetica. Vayanse al campo, donde nadie les vea y entierren el dinero en un lugar facilmente reconocible. Asegurese que no lo recalifican para construir. Dejelo alli. Vuelva despues de dos años y compruebe cuanto dinero hay en la bolsa. ¡¡¡ Exactamente el mismo que dejaron dos años antes¡¡¡¡. Ya han salido ganando porque si lo hubieran dejado en el banco ese mismo tiempo ahora tendrian menos. Pero lo mejor es que los banqueros se deberian poner las pilas y volverse a colocar en su sitio de donde jamas deberian haber salido. No se preocupen por el crack economico. Solo lo van a padecer todos aquellos cuyo dinero no cabe en una, dos o tres cajas de galletas. No es mi caso.....no me importa. Que se jodan ¡¡¡. Como tanto les gusta decir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jose Mª Jose Mª 12/07/15 18:33

    A estos sinvergüenzas se les debería obligar a jurar lealtad bajo pena de cárcel por traición y por supuesto expulsarlos del funcionario y de la abogacía del estado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • SANEV SANEV 11/07/15 12:50

    Deseo que algún día el LEGISLATIVO acabe con este estado de cosa por lo menos en nuestro País se pueda decir ESPAÑA no PAGA a TRAIDORES ( considerados TRAIDORES todos aquellos que de una u otra manera desfalcan al pueblo haciéndole deudor de por vida de sus beneficios)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • t.santiuste t.santiuste 10/07/15 19:40

    panda de golfantes profesionalizadas bajo sus caretas de políticos abnegados, sabihondos y patrióticos. . . hasta la náusea de su descaro e indecente comportamiento, bajo la legalidad más estricta. Mientras tanto nos irán induciendo entre los más y los menos pobres para no perder . . . nuestras miserias y que se las lleven los vecinos. T. Santiuste

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rafael María Rafael María 10/07/15 18:18

    Gracias a periodistas como tú vamos comprendiendo los mecanismos de los poderosos para gobernarnos, al margen de la democracia. Serías un gran asesor para el gobierno que necesitamos, incluso, por qué no, un gran ministro. Un abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.