X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Michael Oakeshott vs Pablo Iglesias: la risa de hoy o la utopía de mañana

Aurora Nacarino Publicada 08/09/2015 a las 06:00 Actualizada 08/09/2015 a las 17:16    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 115

Cuentan que un día, durante una fiesta en la facultad donde era profesor, un alumno vestido de gótico, ropas negras, cadenas incluidas, acorraló a Michael Oakeshott llevado por los ardores del alcohol. El joven, visiblemente exaltado, acusó al filósofo de evadir deliberada y sistemáticamente el problema de la “existencia”. ¿Y qué problema es ese?, quiso saber Oakeshott, más divertido que acobardado por su siniestro pupilo. El muchacho miró al docente con severidad y le espetó: “¡Es la desesperación!”. Entonces Oakeshott entendió. Alzó los ojos hasta alcanzar los del apesadumbrado estudiante y le respondió sin gravedad: “Bueno, creo que te darás cuenta de que te acostumbras a eso”.

Hoy he recordado esta anécdota leyendo el artículo '¿Y si al final no pasa nada?', donde Ignacio Sánchez-Cuenca argumenta que, a pesar de las pulsiones de cambio que han sacudido tanto España como Europa desde que estalló la crisis, es probable que la aversión al riesgo de los ciudadanos les lleve a rechazar aventuras transformadoras. Señala Sánchez-Cuenca con atino que, “cuanto más tiene la gente que perder, más conservadora y medrosa se vuelve ante lo incierto”. Esta sería la razón por la que los partidos tradicionales se recuperan en las encuestas conforme se aproximan las elecciones generales, mientras las alternativas nacidas al calor de la indignación, con Podemos como referente, tienden a perder fuelle.

Al final, las personas simplemente se acostumbran, como advertía Oakeshott, a la desesperación. Puede sonar descorazonador, pero lo cierto es que el filósofo británico lo asumía sin un ápice de derrotismo. Al fin y al cabo fue el propio Oakeshott quien nos legó la definición de conservadurismo más maravillosa jamás escrita, que para él se trataba de “preferir lo familiar a lo desconocido, lo contrastado a lo no probado, los hechos al misterio, lo real a lo posible, lo limitado a lo desenfrenado, lo cercano a lo distante, lo suficiente a lo superabundante, lo conveniente a lo perfecto, la risa presente a la dicha utópica”. Y mucho de esto hay en los ciudadanos remisos a embarcarse en peripecias de dudosa arribada.

Oakeshott era, a diferencia de muchos de sus colegas coetáneos, un optimista. Sin embargo, eso no le hacía permanecer ajeno al contexto histórico que le había tocado vivir. El conservadurismo del filósofo, que por encima de todo fue un liberal (en el sentido genuino del término), ha de entenderse como un cinturón de seguridad frente a la política de masas, el auge del nacionalismo y el colectivismo autoritarios, y las dos guerras mundiales a sus espaldas. Hacia 1940 se había evaporado el triunfalismo que había caracterizado la Europa de principios de siglo, cuando existía una creencia generalizada en el progreso como algo inevitable. La expansión de la democracia y el desarrollo técnico habían contribuido a alimentar esta opinión que, sin embargo, pronto se vio frustrada en todo el continente.

Algo parecido puede señalarse en el caso de los ciudadanos españoles y europeos de nuestros días. Atendiendo a la cuestión doméstica, la crisis económica fue para los españoles un frenazo en seco después de varias décadas de modernización, de catching up con Europa y de crecimiento económico sostenido. La debacle financiera desató la indignación, y acaso la desesperación, de los ciudadanos, dando alas a formaciones como Podemos, que prometían una ruptura con el orden político del 78.

Pero, a la hora de la verdad, parece que serán de nuevo los partidos viejos los que protagonicen los próximos gobiernos. Sánchez-Cuenca se pregunta: “¿Y si al final no pasa nada?”, y yo me pregunto si alguna vez estuvo escrito en algún sitio que tuviera que pasar algo. Es verdad que, durante algunos meses, Podemos se alzó como primera fuerza en las encuestas, pero no es menos cierto que esas encuestas quedaban muy lejos de la cita con las urnas. Recogían un sentimiento de hartazgo creciente, sí, pero no podíamos inferir de él que todo el tablero político fuera a quedar patas arriba a finales de 2015.

Por otro lado, debemos recordar que en la configuración de un resultado electoral participan numerosas variables, que no todo queda al albur de un electorado caprichoso, ahora indignado, ahora conformista. Es seguro que la recuperación económica está jugando a favor de los partidos tradicionales, especialmente del PP, y es lógico que así sea: si la situación económica tiende a mejorar, menor será la tentación de los ciudadanos de romper con el sistema

Y tampoco puede el electorado ser indiferente a los aciertos y los errores comunicativos de los partidos. Hace solo unos meses, los medios presentaban a Pablo Iglesias y Errejón como dos genios de la comunicación política. Después vinieron más de un escándalo sobre su financiación y, sobre todo, Grecia. Podemos tomó partido desde el principio por Tsipras y Varoufakis, y se alineó contra Europa. La prudencia, la indefinición con la que tantas veces había planeado el partido sobre asuntos como el aborto, el pago de la deuda o la cuestión territorial dio paso a un torrente de entusiasmo por Syriza. Pablo Iglesias midió mal las probabilidades de éxito de Tsipras en una negociación con la Unión Europea. Y, sobre todo, no entendió que los votantes quieren estabilidad política, no pulsos constantes a las instituciones que todos nos hemos dado. Según una encuesta de Metroscopia, un 43% de los españoles considera que tiene más razón el Eurogrupo que Tsipras (25 %).

Por último, y a pesar de su intento de viajar al centro, Podemos es reconocido por los ciudadanos como un partido muy escorado a la izquierda, lo cual limita irremediablemente su capacidad de crecimiento, así como sus opciones de convertirse en una alternativa de gobierno. Su ubicación ideológica, sumada a los errores estratégicos y comunicativos cometidos por la formación, y los últimos buenos datos sobre crecimiento económico y empleo han contribuido a desinflar las expectativas electorales de los de Pablo Iglesias.

Todo ello, por supuesto, sin olvidar la aversión al riesgo de los ciudadanos que señalaba Sánchez-Cuenca. Después de todo, son mayoría los que, como Oakeshott, prefieren la risa presente a la dicha utópica; los que se conforman con cultivar su jardín en lugar de tomar el cielo por asalto.
______________________--

Aurora Nacarino es politóloga y periodista. También es miembro del colectivo Socialismo es Libertad.



Hazte socio de infolibre



23 Comentarios
  • Lunilla Lunilla 21/09/15 09:25

    .......Estimado LUIS RAMON: Decir que los votantes de Podemos no esperan a Iglesias como sin fuera un  mesias que viene a salvarnos...etc. etc. es una conjetura tuya, convertida en una conclusiòn, per se; Nada hay en el intelecto que no haya estado antes, inculcado en los sentidos y emociones , lo que forma -una intuiciòn-  nada mas y nada menos-  Esta locuciòn no tiene ningùn sentido peyorativo, creelo. Salud ...Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 16/09/15 11:02

    El Popuilismo mediatico de Pablo Iglesias se mueve a golpe de coyuntura, mediante mensajes radicales inconexos pero sin horizontes ideològicos que tracen una estrategia a medio y largo plazo. El terreno propicio reside en un anticapitalismo de discurso puntual vestido de truenos muy sonoros vacio  de convicciones solidas y contenido real. Este mismo populismo no es mas que la vieja socialdemocracia (la que abraza ahora podemos) adaptada a los tiempos profundos de la crisis y el caos permanente; Ahora mismo la clase traabajadora no tiene conciencia de sì  la inmensa mayoria de la poblaciòn, encuadrada dentro de lo que denominamos Sociologicamente clases medias: Un espacio amorfo en donde cabe todo, y enel cual se diluyen las capacidades y energias del pueblo llano. Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Lunilla Lunilla 16/09/15 12:38

      En la linea nº 7 del comentario permitanme concretar la frase con dos conceptos "caidos"  al  teclear. ¡Muchas Gracias: "Ahora mismo la clase trabajadora no tiene conciencia de si  "misma" la inmensa mayoria de la ploblacion, "està" encuadrada dentro  etc. etc....

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • LUIS RAMON LUIS RAMON 14/09/15 21:20

    Cuando hablamos de los políticos, todos damos por hecho que dentro de la palabra "político" va incluido el ansia por gobernar, la demagogia, discursos vacíos llenos de promesas, etc. No debería ser así pero el hecho es que todos lo asumimos. Lo que no termino de entender es que al único político que eso no se le permite es a Pablo Iglesias. Por lo visto este señor tiene que ser un dechado de virtudes al que no se le permite ni el más mínimo error. Y eso que todavía ni siquiera es parlamentario. Vaya preparándose Sr. Iglesias porque cuando llegue al parlamento le van a vigilar hasta que no levante la tapa del wáter para mear.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    0

    • Lunilla Lunilla 18/09/15 19:09

      LUIS RAMON (105) (...)Establecido el rasero conel cual poder evaluar un resultado; En mi opiniòn es una cuestion de"mimetismo":  Es la habilidad que tienen ciertos individuos para asemejar la situacion ambiental a su propio entorno para obtener ciertas ventajas funcionales. El objeto de mimetizarse  es  egañar a los sentidos de los otros (ej. nosotros) induciendonos una determinada conducta. Analicemos aquì tu premisa... "y eso que todavia no es parlamentario"...y sigamamos el hilo conductor;  Al despretigiar al resto de seres (llammosles aqui parlamentarios) los demas  seres (nosotros) se crean la ilusiòn  que el mimetizado es el ùnico capaz parlamentario. Con las expectativas (falsas) creadas, de ahì deviene el  primer "tozolòn" un primer fallo, despues vienen otros, y otros tras ellos el mimetismo se desvanece de los sentidos de la gente y todo vuelve a la normalidad. moraleja: como humanos somos dificiles de manejar. Molete. PD. no somos tan credulos como pareciamos. (algunos)

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      0

      0

      • Lunilla Lunilla 20/09/15 22:26

        ¡Pues veamos! Contemplando este "mimetismo" una idea vertebradora la constituye la comparaciòn  de Pablo Iglesias con Espartaco, o con los càtaros-los puros- Hoy como ayer, el Pueblo ese vulgo que incluso sabe latìn , aguardaba laa llegada de ujn Mesiaas incorrupto è incorruptible-de Pablo y sus correligionarios- pero sus fantasias redentoras no pudieron ser mas que  el resultado de unas cabezas que reforzadas por la audiencia hicieron creer a mis compatriotas que ya llegaban los buenos tiempos que nos contaban,. como cuando antaño  los hebreos esperaaban a ttraves de sus profetas. Una semejanza entre polìtica y religiòn  apuntalada por el mensaaje constanate de cambio, asì como en  la creencia ingenua en la voluntad del pueblo, como decia no hace mucho Juan Carlos Monedero; Podemos acoge jn "Cristo humano un Mesias hecho gente". No obstante el adveenimiento del reino de Podemos "in terram" puede generar peores consecuencias de las que ya soportamos. Molete.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • LUIS RAMON LUIS RAMON 20/09/15 23:12

          Los votantes de Podemos no esperan a Iglesias como si fuera un mesías que viene a salvarnos, a redimirnos de nuestros pecados y a darnos la vida eterna. Los votantes de Podemos son gente normal a la que le gusta lo que dicen que van a hacer y por eso les votan. Si llegaran a gobernar (cosa que dudo mucho) y no cumplieran sus promesas pues dejarían de votarles y punto. Es el juego normal de la democracia. Supongo yo que los que votan al PP y PSOE también les gustará lo que estos prometen y por eso les votan. Lo que yo digo es que estos últimos ya han gobernado muchos años y ya sabemos lo que han hecho pero Aquéllos todavía ni están en el parlamento y no han tenido tiempo de incumplir sus promesas pero usted ya habla de fantasías y falsas expectativas creadas. Yo no tendré ningún problema en darle la razón cuando eso ocurra pero permítame que espere a que ocurra.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • Lunilla Lunilla 21/09/15 08:32

            Amigo LUIS RAMON: Pues segùn de ve ; No somos tanignorantes ninguno de los dos, pero ¡ojo! a esa premisa que pretendes achacarme conjeturando fantasias a mi cuenta. ¡no!..¡no! proviene de J.Carlos Monedero, como viene expresado al final del comtº 112: la metafora dice lo que dice, escrita està (sic) "las fantasias y falsas expectativas creadas, no son mias; Los silogimos y sofismas provienen de la Direccion de Podemos, cuando se proclamaban Monedero pertenecia  al "triunvirato" dirigente de  la "tribu" Podemos..¡no yò!.  Un saludo..Molete

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

      • LUIS RAMON LUIS RAMON 20/09/15 01:55

        Le ruego disculpe mi ignorancia pero no he entendido nada de su comentario

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • Lunilla Lunilla 20/09/15 10:36

          Pues yò he enetendido todo del tuyo...serà que soy tambien un ignorante como tù...?  Molete.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • LUIS RAMON LUIS RAMON 20/09/15 12:46

            Será

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • Lunilla Lunilla 14/09/15 20:14

    ..............Viene del anterior...[...] Pablo Iglesiaas ha sido un tipo , que como Pereira en la obra de Tabucchi, tuvo una relacion con los medios del Capital, pero recorrio el camino en sentido inverso. En algùn momento el encumbrado plagiador de la metàfora marxiana"el asalto a los cielos" debiò creerse ungido por los Dioses para tal misiòn . Para acabar convertido en una caricatura de si mismo, presa de un ansia Parlamenmtaria y de los vaivenes de los creadores de opiniòn  y sus demoscòpicos juegos al servicio del Capital que pone y quita idolos de barro.  Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 14/09/15 20:07

    "Sostiene Pereira" : Literatura Universal del contemporanea del Siglo XX; Evidenetemente P. Iglesias no alcanza ni de lejos el grado de dignidad final del viejo periodista Pereira de la novela de Antonio Tabucchi-  Comparar al personaje Pereira- no por  su decision final , decente aunque medrosa,  sino por el crecimiento de una conciencia polìtica que nunca pretendiò tener-; Con Pablo Iglesias, siento  injusta la comparaciòn ; En el argumento  de Sostiene Pereira el asesinato de un joven antifascista a manos de la PIDE, hace comprender al viejo periodista que el mundo del Poder es injustamente mas cruel y horrendo de lo que el mismo habia captado hasta entonces. Comprende que hay otro mundo de libertades posible. Tras denunciar el asesinato politico SE AXILARA: Pereira avanzò e Iglesias es un cangrejo ermitaño.  Sigue..........continua.............

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/15 22:08

    Me pareció bastante acertado en su día el artículo de Sánchez-Cuenca y me lo parece también éste. Hay únicamente un elemento de gran incertidumbre que puede hacer añicos cualquier predicción electoral: el asunto catalán. Una previsible declaración unilateral de independencia inmediatamente después de las autonómicas catalanas será difícil de ignorar hasta las generales de diciembre. Es posible que esto le dé aun más votos al PP (fuera de Cataluña, se entiende) de los que obtendría de otro modo, pero también puede que sea el detonante de una crisis de consecuencias muy graves que vayan mucho más allá de si el PP gana con mayoría simple o absoluta. Lo más probable es que no pase nada, pero es posible que vayamos hacia una separación como la checoslovaca y no es imposible que acabemos como en Yugoslavia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Lunilla Lunilla 14/09/15 09:16

      Estimado contertulio, estoy de acuerdo en tu opiniòn sobre los articulos de Nacarino y Sanchez Cuenca, y fundamentalmente en las premisas sobre el tema a debate:  recomiendo leas  los comtº 58 y 59 de Lunilla, para no tener que repetirme a algunos conceptos que relato a continuacion: Opino que tenemos en este "galimatias" tres actores  con un mismo truco: Mariano Rajoy, Pablo Iglesias y Oriol Junqueras, me explicarè, estos tratan  de imponer sus diferentes posiciones como obvias, indiscutibles  y de "sentido comùn"; Es una mercancia sospechosa por "apolitica" premoderna - piensan lo  mismo, o segun como se mire no piensan en nada- ; lo cierto  es que coinciden en utilizar el mismo argumento- el del sentido comùn, pretendiendo dejar sin replica con este argumento a cualquier posible adversario- como los son ellos entre sì- ; O sea lideres muy distintos piensan lo mismo...Verbigracia: ¡No Piensan!; el sentido comùn es el menos comun de los sentidos¡. Molete. PD siga leyendo...

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Lunilla Lunilla 14/09/15 09:22

        ................"El sentido comùn es el menos comùn de los sentidos": verbigracia;  es realmente tan comùn este sentido..?...¿ No es mas bien algo totalmeente subjetivo y sujeto a convencionalismos...?, Molete.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • estovamal estovamal 13/09/15 11:28

    Estaba equivocado. Es un troll. Ya saben, es bueno para la salud y ahorra un montón de tiempo, el salto del troll. Que tengan un buen dia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • Jaime Richart Jaime Richart 13/09/15 11:39

      Es espantoso el número de sus comentarios...  a los que indudablemente tiene derecho. Pero este buen artículo, un tanto o un mucho tendencioso, está invadido, en un 80 por ciento de comentarios, por la nada...

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Lunilla Lunilla 13/09/15 13:40

        No se preocupe Vd. , no me incomodan para nada sus sutilezas, ni las invectivas que me brinda, no se ande con "melindres" por ello. Molete.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Lunilla Lunilla 13/09/15 12:26

        ..........."El Predicante melindroso, embozado entre su parroquia, se apoya en ella para que  le saquen "Las Castañas del Fuego"...¿Acaso este que suscribe tendra que improvisar algunos argumentos màs, para que quede tranquilo...? ; Y asì dejar de molestar a los demàs en sus cuitas conmigo...? Pues en su terreno de juego queda ¡Señoria!,  Molete.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Lunilla Lunilla 12/09/15 20:03

    ...............viene del anterior[...] Todo ello es usado como argumento para demostrar una aseveraciòn ; Especial atenciòn , para el recurso al victimismo en el que se mezclan  como falacia el argumento ad hominem (ataques  sobre las personas y un a aprehension de las "emociones")  Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 12/09/15 19:52

    SESGO DEL FALSO CONSENSO:Es la tendencia de algunos lideres a sobreestimar el grado de consenso en el cual los demas coinciden y cambian rapidamente las opiniones , creencias y predilecciones para aparentar mas alardes o una mayor sintonia con el pùblico en general, tendiendo a creer que todo el  mundo ya, piensa del mismo modo- entonces se recurre a las emociones: Recurrir a las emocioes es  una Falacia en la cual el locutor trata de manipular las emociones del receptor, mas que usar validez de argumentos para demostrar la validez o invalidez de los argumentos del contrario. Dentro de la Falacia se encuentran otras;  Recurren al miedo, a la culpa, al ridiculo, todo ello son recursos al victimismo  en que las emociones o estado subjetivo de individuos de la sociedad se usan como argumento.  sigue.......

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 12/09/15 18:48

    EL SESGO COGNITIVO: El sesgo es un error que aparece en los resultados de un estudio debido a  factores de recogida de anàliis, interpretacion , publicacion o revision  de los datos que puedan  conducir a conclusiones  que sean sistemàticamente  diferentes de la verdad predicada o incorrestos o incorrectos acerca de  los objetivos esperados de una investigaciòn . Por otra paarte una creencia, es un modelo creado por la mente para satisfacer un deseo generado sobre un hecho real o, nò solo imaginario, del cual se desconoce o no se acepta un alternativa determinada, o una respuesta racional. En una creencia todos aquellos individuos que compartan dicho deseo daran por buena una proposicion y actuaran  como si fuera verdadera aunque no lo sea; Mas aùn si tratan dicho tema desde "infulas viscerales".  Molete.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre