x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Putin gana en Siria

Publicada el 01/10/2015 a las 06:00 Actualizada el 30/09/2015 a las 21:38
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Russia: Islamic State, not Assad, the danger in Syria - BBC News

Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu is visiting Moscow to voice concerns over reports of a Russian military build-up in Syria in support of President Bashar al-Assad. The US has already warned that Russian action risks complicating the conflict further. However Russia says that the real threat in Syria is Islamic State, not the country's leader.

Hay un creciente runrún internacional que convierte a Basar el Asad en la mejor solución para acabar con el lío de Siria. Entiéndase por lío, una guerra civil que ha causado la muerte a más de 300.000 personas y expulsado de sus casas a la mitad de la población. Todo empezó en marzo de 2011 en una primavera árabe que derivó en guerra. Occidente decidió que Asad era un problema sin tener claro quién o quiénes podrían ser sus relevos. Sucedió lo mismo en Libia.

El régimen de Basar el Asad –heredado de su padre, Hafez– es una dictadura con las manos manchadas de sangre. También lo es el Egipto del general Al Sisi que cuenta con el apoyo de EEUU, o Arabia Saudí, principal suministrador de crudo y exportador de yihadismo. Ser una dictadura nunca ha supuesto un obstáculo para hacer negocios. Esto cambió con las primaveras árabes; además de los intereses económicos entró el marketing, es decir, parecer que nos importaban los derechos humanos.



Les recomiendo la lectura de este texto: Los refugiados no huyen de la guerra, del periodista Javier Martín, una autoridad en el mundo árabe que acaba de publicar un nuevo libro: ¿Qué queda de las primaveras árabes? (Catarata).

En la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, que se celebra cada septiembre, han sido varios los líderes que han apuntado a la solución Asad para derrotar al Estado Islámico, llamado también ISIS y Daesh, su acrónimo en árabe. Unos lo han dicho de manera clara, como Hasán Rouhani, presidente de Irán; otros, como David Cameron, con ambigüedad.



Aunque EEUU puede estar de acuerdo, y hay síntomas de que lo está, no puede regalarle esta baza a Vladimir Putin cuando aún no se han apagado los rescoldos en Ucrania. La condición es que se vaya Asad, que ceda el liderazgo a otra figura del régimen, algo que no está en la mesa de negociaciones. Esta exigencia es solo cosmética, para hacer menor dura la pirueta política.



El principal síntoma de que Barack Obama cree que el régimen de Asad es la salida a corto plazo fue la decisión de no bombardearle en agosto de 2013 tras el uso de armas químicas contra unos suburbios de Damasco. La línea roja quedó en papel mojado. Desde entonces, las cosas han empeorado.



Rusia está introduciendo material de guerra en Siria. Pese a las protestas estadounidenses, da la sensación de que hay pacto de dejar hacer a Putin, al menos de momento. Según el mando de la OTAN, Moscú trata de construir una burbuja sobre Siria y tener el control del espacio aéreo. Incluso no descarta sumarse a los bombardeos occidentales. Putin justifica este movimiento en los pactos militares firmados con Siria y asegura que no pasará de ahí si no cuenta con una resolución de la ONU. EEUU no cree a Moscú y recela de sus planes a largo plazo.

La BBC recoge fuentes militares occidentales que muestran su sorpresa por la capacidad de Rusia de mover material de guerra con rapidez, como ya demostró en la crisis de Crimea. En la misma pieza, la cadena de televisión pública del Reino Unido destaca alguno de los peligros a los que se enfrenta Putin. Sobre las opciones militares de Moscú sobrevuela el precedente de Afganistán en 1978. Asad tiene enfrente a Turquía y a la mayoría del mundo árabe suní, encabezados por Arabia Saudí y Qatar, muy activos en la financiación de grupos armados salafistas.

La revista Foreign Policy pide dejar el asunto a Putin y a los ayatolás, aliados en el sostén de Asad y de los alauíes.



Los intentos de crear una nueva fuerza que pueda luchar contra Asad y contra Daesh han fracasado. Los estrategas de Washington parecen olvidar que aún quedan unidades del Ejército de Liberación de Siria. El único éxito ha sido Kobane, donde pelearon los kurdos. Pero decir "kurdos" es garantizarse la inquina de Erdogan que parece decidido a lanzarse a una guerra contra el PKK para frenar el avance electoral del Partido Democrático Popular, pro kurdo y progresista, que sorprendió en las últimas elecciones.



Por otra lado está Irán, el nuevo aliado, que combate al Daesh en Irak y en Siria, y la guerrilla libanesa de Hezbolá, que también aporta milicianos al bando de Asad. En medio de esta ensalada, Putin ha actuado con rapidez adelantándose a Occidente, que se conforma con algunos bombardeos para parecer que se hace algo. Estos ataques de Francia, Reino Unido, Turquía, EEUU y Australia, además de otros de la fallida coalición árabe, no han detenido al Daesh ni le han obligado a retirarse.





La crisis de los refugiados ha puesto de manifiesto todas las contradicciones de la política occidental, que pensó que los cuatro millones de refugiados que acampan en Turquía, Líbano, Jordania e Irak, sobre todo, no eran un problema que le afectara. Después de cinco años de guerra hemos descubierto a las personas. En este juego simplista ya se ha colado Putin , el único que parece saber cuál es el juego.



La presión migratoria, las opiniones públicas (muy generosas) y los equilibrios políticos de muchos gobiernos, aconsejan solucionar primero la guerra de Siria. Sin guerra no habrá refugiados. Para acabar con la lucha es necesario un plan y correr riesgos. El menor de todos, es que se encargue Asad, que ya nos encargaremos de él después. Ese planteamiento cínico es la base de la política internacional. Funcionó con Sadam Husein mientras sirvió para detener al Irán de Jomeini. Ahora Sadam está muerto e Irán esta a punto de convertirse en la novia o en el novio de la boda. Todo es una gigantesca pirueta sin memoria.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

6 Comentarios
  • Sofocles Sofocles 05/10/15 09:51

    Lo mas interesante del caso es:  A) Al mundo occidental le preocupan los problemas humanitarios mientras no tengo que quedarse con refugiados. B) Cuando tiene un problema de refugiados llega a la siguiente conclusion: Acabar con el "menos malo" de los dos regimenes sirios C) Bombardear nosotros? ¿Jugarnos la imagen? ¿Para que? Si Rusia lo hace por nosotros sin coste politico! 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • barbogart barbogart 02/10/15 15:11

    De bombardeos a los kurdos se habla ?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cromwell cromwell 01/10/15 22:49

    No debía haber ninguna duda de que Basar el Asad es el legítimo gobernante de Siria y la mejor prueba es que sean los EE.UU. los empeñados en quitarle de en medio.  ¿Por qué vemos tan mal  que siguiendo sus costumbres en algunos países los hijos sucedan a en el poder a sus padres cuándo aquí los Borbones lo vienen haciendo desde hace alrededor de 300 años y lo vemos normal? Llamar guerra civil a la de Siria es una mala broma cuando ha sido provocada por los sionistaa y los occidentales para ganar posiciones estratégicas o ¿acaso olvidamos que según ha admitido la Sra. Clintos el ejército islámico fue una creación de USA que se les ha ido de las manos? EEUU y Rusia saben lo que hacen y lo que quieren  y a los europeos nos toca pagar las consecuencias de nuestro seguidismo al Imperio. ¿Están mejor ahora los pueblos de Libia, Irak, Afganistán, Líbano, Siria, Egipto, Palestina y Ucrania que antes de las "benéficas" intervenciones e injerencias  occidentales, saudíes y sionistas? por no mencionar la destrucción de Yugoslavia con bombardeos de la OTAN a mayor gloria del IV Reich. Si hasta cuando bombardean los americanos y franceses los colores son de bonitos fuegos artificiales y cuando bombardean los rusos el humo es negro y causan víctimas civiles. Como dice Ramón lobo todo es una gigantesca pirueta sin memoria.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 01/10/15 19:00

    Muy bien, señor Lobo, como casi siempre. No hay que perderse sus artículos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • christopher lee christopher lee 01/10/15 07:14

    En estos países, siempre miro a los cristianos que con el régimen del partido baas, han sido ciudadanos de primera, (como los de cualquier religión). Y también recuerdo el ensayo de Amín Malouf "El desbarajuste del mundo". Y el intento de acabar con el partido Baas, es una continuación de lo que ya se hizo con este partido en Iraq, para mayor gloria de los criminales wahabíes de Arabia Saudí, y de los terroristas israelíes. Y creo que lo mejor hubiera sido dejar a Al Assad desde en principio, que cuando se estaba ya habkando de reformas democráricas, sufrieron la invasión de yihadistas, y vemos los resultados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maria garcia Maria garcia 30/09/15 23:45

    MEMORIA HAY: POR ESO ESTA VEZ EEUU HABLA ANTES CON RUSIA...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.