x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Buzón de Voz

España no es Portugal (¿o sí?)

Publicada el 06/10/2015 a las 06:00
El Gobierno de Mariano Rajoy está encantado con los resultados electorales en Portugal, y su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha encargado de propagar la pertinente lectura: “Han hecho (los portugueses) muchos esfuerzos que están mereciendo la pena, están encarando la recuperación y creo que eso se ha reconocido ahora”. A diez semanas y media de las elecciones generales del 20-D, se trata de alentar una especie de “ola de resignación”, con un razonamiento simple: si nuestros vecinos, cuyo país ha sufrido un rescate en toda regla (no “sólo” bancario) y unos recortes sociales brutales, han votado mayoritariamente a la derecha, será por algo. Se reconfirma la estrategia esencial del discurso del PP: o nosotros o el caos. No hay duda sobre la posible eficacia del mensaje, pero también tiene sus riesgos. Conviene tener en cuenta algunos elementos que diferencian (y mucho) la realidad política de Portugal y la de España.

   - En Portugal ha logrado un 38,5% de los votos y 104 escaños (a 12 de la mayoría absoluta) una coalición de centro derecha encabezada por el actual primer ministro Pedro Passos Coelho. Salvando las muchas distancias ideológicas, a efectos electorales sería como si aquí se presentaran ahora en coalición el PP y Ciudadanos.

   - En Portugal, los dos grupos que forman esa coalición de centro derecha (el PSD y el Centro Democrático Social-PP) sumaron por separado en las anteriores elecciones de 2011 el 50% de los votos. Es decir que juntos han caído doce puntos. Por cierto, con un nivel de abstención que en 2011 fue del 41% y este domingo subió hasta el 43%. (En España se registró una abstención del 26% en las generales de 2008 y del 28% en las de 2011).

   - En Portugal, Coelho, por lo demás, se parece a Rajoy como un huevo a una castaña. Se trata de un economista, un tecnócrata decidido a privatizar en Portugal hasta el Cabo de San Vicente aunque no se lo pida la troika, pero que a la vez deja caer la Banca Espírito Santo o liberaliza algún oligopolio para demostrar que el que manda es él y no el poder financiero o empresarial. (Casi como aquí). 

   - En Portugal las opciones fragmentadas de la izquierda han sumado 121 escaños, una mayoría absoluta clara, aunque imposible de articular como coalición de gobierno. El Partido Socialista obtiene el 32,4% de los votos (85 escaños); el Bloco de Esquerda, el 10,2% (19 escaños) y el Partido Comunista en coalición con los Verdes, el 8,3% (17 escaños). Pero el mayor enemigo de los comunistas son los socialistas, y viceversa. Los primeros quieren sacar a Portugal del euro, y los segundos tienen en la cárcel (bajo graves acusaciones de corrupción aún no juzgadas) a su anterior líder José Sócrates, que fue el primer ministro que solicitó el rescate para Portugal. Hoy por hoy, la izquierda española se parece a la portuguesa tanto como Rajoy a Passos Coelho. 

   - En Portugal el Bloco de Esquerda (la referencia en España de Podemos) triplica el número de diputados respecto a 2011. Ha expresado su voluntad de llegar a acuerdos con los socialistas, pero el líder de estos últimos y sucesor de Sócrates, António Costa, ha dejado claro que prefiere dar apoyos puntuales a Passos Coelho antes que pactar con el resto de la izquierda.

   - En Portugal parece cantado que el Partido Socialista se encamina a un congreso extraordinario en el que podría caer Costa y ser sustituido por algún dirigente más dispuesto a un giro a la izquierda que a sostener a un Gobierno conservador que ha recortado derechos sociales y servicios públicos como si se acabara el mundo. Si se confirmara ese pronóstico de algunos analistas políticos lusos, antes de un año el Gobierno de Passos Coelho podría verse forzado a convocar nuevas elecciones.

¿De qué se alegra tanto entonces el Gobierno de Rajoy? Obviamente de esa fragmentación de la izquierda que permitirá tomar posesión a Passos Coelho, pero sobre todo de un hecho que, elección tras elección, viene confirmándose en las últimas décadas: las elecciones generales las pierde el gobierno de turno, no las gana la oposición. Dicho de otra forma, quien maneja los Presupuestos Generales, el BOE, la mayoría de los medios de comunicación y la capacidad de sembrar el miedo o de tranquilizar a la población sólo perderá el poder ejecutivo si comete graves errores de última hora o afronta de mala manera cualquier tipo de catástrofe. Y ello aunque haya incurrido en contradicciones absolutas, engañado al electorado o aplicado políticas antisociales. De hecho al PP, aunque no lo exprese públicamente, tampoco le pareció tan mal la victoria en Grecia de Syriza, porque sirve también para confirmar que es muy difícil desalojar a un Gobierno en una sola legislatura, y más aún si consigue trasladar la imagen de que “no hay alternativa”, que “más vale lo malo conocido”, que “son lentejas”… y otros cuantos eslóganes muy propios del espíritu navideño.

España no es Grecia ni Portugal por la misma razón por la que no se produjo un rescate total sino bancario, es decir porque la economía española es la cuarta de la zona euro y su rescate completo supondría el fin del euro. Pero esa misma diferencia debería condicionar la valoración de una gestión de gobierno con mayoría absoluta que no ha sido capaz de frenar una sola imposición de la troika ni distribuir con un mínimo de equidad los sacrificios. (Y sin conseguir tampoco los objetivos que esos sacrificios supuestamente pretendían: controlar el déficit y reducir la deuda). 

La otra gran diferencia respecto a Grecia y Portugal es que aquí entran y salen de la cárcel o se sientan en el banquillo exvicepresidentes del Gobierno y extesoreros del partido de la mayoría absoluta sin que su máximo líder asuma la menor responsabilidad política ni se plantee siquiera renunciar al liderazgo.
Más contenidos sobre este tema




15 Comentarios
  • JorgeF JorgeF 09/10/15 17:12

    La clave de todo el artículo es el último párrafo. Chapó !!! 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Irenepaz Irenepaz 07/10/15 16:16

    Despues de leer los comentarios de los lectores, me pregunto. ¿Si todos deseamos lo mismo, es decir un reparto mas humano, sin corrupción y con servicios sociales de calidad, como es posible que ningún partido recoja este anhelo y lo materialice en una sola propuesta?. Los telediarios son apestosos las tertulias nos tienen agotados, la misma mierda  una y otra vez el fatalismo se esta apoderando de la ilusión que un día nos hizo tener el 15M. Un saludo 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • LUIS RAMON LUIS RAMON 06/10/15 19:40

    Dándote la razón a ti y a la mayoría de los comentarios precedentes, yo, con mi habitual candidez, quiero ser más optimista. Si en España se dieran los mismos resultados, es decir, que la suma de PP y Cs no diera mayoría absoluta y los votos de izquierda sí, estoy convencido de que el PSOE no le iba a dar el gobierno a Rajoy. Tampoco lo harían PODEMOS e IU. Sería un suicidio político. Estarían condenados a entenderse y lo harían. No digo esto por decir. No hay más que ver lo que ocurrió en la autonómicas y municipales donde PODEMOS, PSOE, IU y Compromis en Valencia, por ejemplo, han llegado a acuerdos para evitar que gobierne el PP. A priori, todos quieren ganar, ir con sus siglas y sus cabezas de lista y todos dicen que no pactarán, pero después de las elecciones, con los resultados en la mano, la cosa cambia mucho. En mi opinión, los que somos de izquierdas, lo que tenemos que hacer es no quedarnos en casa e ir a votar cada uno a su opción y conseguir que en el parlamento haya mayoría de izquierdas. Luego vendrán los pactos seguro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paleologo paleologo 06/10/15 19:37

    Maraña, excelente

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maria Jose Maria Jose 06/10/15 19:12

    Admirado Maraña por fin leo "por la que no se produjo un rescate total sino bancario, es decir porque la economía española es la cuarta de la zona euro y su rescate completo supondría el fin del euro. " Porque ni en televisiones, ni en periódicos se dice cuando se habla del tema. La pena de este pais es que la izquierda es incapaz de dejar sus diferencias de lado y pensar en el beneficio del pais y de los españoles. Mientras eso no ocurra nos seguirán esquilmando la derecha franquista (PP) o la  de Ciudadanos. de la cual no me fio , demasiado "liberal" . La verdad es que estoy muy harta de las mentiras continuas y de este ambiente electoral de haber quien miente mejor y quien saca mas trapos sucios . Gracias por sus artículos ponen un poco de aire fresco en medio de la podredumbre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MASEGOSO MASEGOSO 06/10/15 18:52

    Leido artículo y comentarios no tengo más remedio que asentir con ellos. Sr. Maraña Ud. nos expone la verdad de forma cruda y real. No hay duda alguna. Ursos, Jesús, Angels, Alfar, J.M. Larra, Macrons y viaje _itaca coinciden con mis temores. Pero quisiera salir de este dilema. Si voto C,s voto al mismo perro que nos gobierna. Su cara es exactamente la misma. Oigo hablar a la jerezana-catalana y me recuerda exactamente a Sorayita. El guaperas es, eso y sólo eso, un guaperas. Podemos, IU, etc. etc. no saben cual es su camino, ni tan siquiera como salir del embrollo montado. Sólo escucho una voz serena: Pablo Echenique. El PSOE que, de izquierda no tiene nada, es invotable, se aliaría con el PP a las primera de cambio o, acaso, con C,s que viene a ser lo mismo. En este callejón sin salida parece que la abstención será lo más razonable, pero sería dar la razón al gallego más imbecil que ha nacido desde que Galicia existe y, así, tenemmos las opciones cerradas a quienes tenemos un pen samiento libre, democratico y consciente. Será como jugar a la lotería. Que el futuro nos pille confesados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viaje_itaca viaje_itaca 06/10/15 15:34

    Bueno: en España se regaló la mayoría absoluta a Rajoy como se le pudo regalar a Rato si hubiera sido la voluntad de Aznar. Con un electorado con semejante nivel de estupidez y masoquismo, se puede esperar cualquier cosa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alfar Alfar 06/10/15 14:01

    Escalofríos me han dado al pensar en la posibilidad de que se repitan aquí los resultados de Portugal. También me dan escalofríos, cuando veo día tras día la desunión de la izquierda, con lo que eso conlleva de oportunidad para la derecha. Y lo de los coqueteos del Psoe con Ciudadanos, eso ya me deja totalmente KO.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Angels Angels 06/10/15 13:59

    ....O si. Desgraciadamente, o si. Destrozamos lo posible para que las mil astillas, se conviertan en serrin. Ya lo hizo una vez Aznar, con sus conspiraciones y compañeros de cama que hacian ver que eran lo contrario y lo estan volviendo a hacer con nuevas estrategias y compañeros de cama que les da igual que reviente todo. Examen de conciencia...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jesús Jesús 06/10/15 11:08

    Rajoy; el político de la mirada larga y paso corto, como aquel paisano suyo que gobernó cuarenta años. Puede que la estrategia le sirva hasta las elecciones. Porque ya no se trata de cómo estoy yo sino también de cómo están los demás. Si el PP tiene motivos para estar preocupado, ahora por el irresistible encanto de C,s al que todo el mundo parece admirar, desde el otro lado de la orilla, la izquierda, en sus distintas modalidades, no tiene motivos para lanzar cohetes. Parece que la estrategia del PSOE sea quedarse quieto, no perder más de lo perdido, y esperar a un posible acuerdo con C,s si es que éstos consiguen tan buen resultado como parece que ahora se les adivina. En cuanto al resto de la izquierda, van de victoria en victoria hasta la derrota final. Cuanto mayor es el llamamiento a la unidad, más variables crecen cada día. Parece algo tradicional en cierta izquierda española: hay muchos que necesitan una lista para ellos solos, eso sí, dejando claro que es la que mejor opciones tiene. Se les olvida de nuevo escuchar a los ciudadanos, a sus incondicionales pero también a los posibles votantes que no captan, que han perdido y que están perdiendo por desilusión, desengaño, hartazgo de discusiones donde se ponen por delante intereses particulares escudándose en una unidad de acción que en el fondo muy pocos parecen desear. Visto así, Rajoy puede seguir jugando su estrategia del más vale lo malo conocido. En cuanto a C,s, y su resultado en Catalunya, ¿es factible en el resto del país? ¿Esas encuestas que les dan tanto apoyo están elaboradas por los mismos que hace un año colocaban a Podemos como primera fuerza en intención de voto? Desde luego, España no es Grecia, ni Portugal....es España (Rajoy dixit)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión