x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El Vïdeo de la Semana

Tiempos de impostura

Publicada el 10/10/2015 a las 06:00

Tiempos de impostura

Es el primer directivo de Volkswagen que da explicaciones tras el escándalo, bajo juramento. El presidente de la compañía en Estados Unidos ha comparecido ante una comisión de congresistas. "Pido disculpas de parte de Volkswagen. Vamos a cooperar con las autoridades, a encotrar la solución para nuestros clientes y podemos asegurar que esto nunca volverá a ocurrir", ha dicho Michael Horn. Tras pedir disculpas, ha reconocido que ya en la primavera del año pasado le comunicaron que había algunos coches afectados, aunque ha sido este mes de septiembre cuando ha sabido que era un problema a gran escala. Un problema que no estará resuelto hasta 2017, según este directivo, que contradice al presidente del grupo en Alemania, que ayer aseguró que todos los coches estarían reparados antes de finales de 2016. Por su parte, el Congreso de Estados Unidos ha exigido responsabilidades penales a la compañía y sus directivos. Mientras, en Alemania, la Fiscalía ha ordenado el registro de varias sedes de Volkswagen para recabar documentación que pueda aportar pistas sobre la identidad de los implicados en los hecho delictivos que investiga a raiz de varias denuncias.

Ya piden los norteamericanos penas de cárcel para los directivos de Volkswagen. Tiene sentido. El fraude a clientes, gobiernos y empresas, su gran mentira medioambiental, deberá tener consecuencias más allá de las que le tocará pagar a los trabajadores por las pérdidas que la compañía ya ha empezado a sufrir. Dice el nuevo presidente en Alemania que los 4.200 millones de inversiones previstas para España no se van a ver afectados. Permítanme que lo dude. Es tal el latigazo a la marca que parece difícil pensar que pueda haber parte alguna de la corporación que no se vaya a ver tocada, mutilada o recortada. Por eso sería bueno que cuando se consiga ir centrando el tiro y encontrando responsabilidades haya gente con capacidad de gestión y decisión que tenga que pasarse un tiempo purgando de manera ejemplar.

Volkswagen y su estafa es un ejemplo palmario del tiempo de impostura que nos toca vivir. Estamos rodeados: el jefe del gran banco que sale a bolsa, a cuyo cargo estuvo la vigilancia de la estabilidad financiera mundial, se va desvelando como un comisionista de altos vuelos; el gran deportista que emociona a las masas, se va desvelando como un defraudador que en sentido estricto elude su compromiso con la sociedad que le aclama; el padre de familia ejemplar con cinco hijos a su cargo y una apacible vida en el campo francés, se va desvelando como un tipo que fue capaz de violar y asesinar a una adolescente en una noche de copas y sangre. Hay mentiras en el barrio, en el banco, en el coche, en el fútbol…¿qué más nos queda?

Más impostura en lo público. Mienten con la historia los que necesitan inventarse una nación y para ello fabrican un enemigo y falsean un pasado con el que consiguen votos y trascendencia. Mienten con sus formas, o mintieron antes, quienes a poco de otra cita electoral, tienden la mano al ciudadano y se juntan con la gente y bailan y dicen que hay salir a esa calle que en años sólo vieron desde el coche oficial, e inauguran e invierten lo que en cuatro años no les ocupó ni una mala tarde (en sólo dos meses, recordaba ayer este diario, se han licitado 24 veces más carreteras que en el último quinquenio). Nos engañan con el IVA, que trata mejor la cultura del porno que la que hace crecer a nuestros hijos; y me malicio que me engañan en los precios, y en las facturas, y en las estadísticas…tanto es lo malo conocido que, como cualquiera de ustedes, no puedo evitar la sospecha de que es peor lo por conocer porque lo que sabemos es sólo una mínima parte de lo que nos hurtan (en sentido literal, también).

NO es que sea pesimista, simplemente ciudadano observador.

Tengo la impresión de que lo único real, preciso y justo que hemos vivido esta semana de impostura ha sido la muerte en Santiago de la pequeña Andrea después de que la presión popular y la acción de la justicia hayan quebrado la voluntad del médico cuyos principios religiosos pesaron más que la dignidad de su paciente.

La verdad sigue siendo un bien escaso. Todo parece una gran impostura. Se diluyen los referentes y casi no quedan ya ejemplos.

Subrayo lo que escribió hace décadas el periodista italiano Corrado Alvaro: “la forma más negra de desesperanza que a veces se adueña de una comunidad es el temor de sus gentes a que vivir de forma honesta sea un gesto vano”. Pues eso.
Más contenidos sobre este tema




13 Comentarios
  • nicanor nicanor 13/10/15 17:24

    Totalmente de acuerdo Juanra, los que ya tenemos algunos años, por lo menos yo, no creemos nada de lo que vemos asi como para creer lo que oimos. La mentira es el medio de vida de muchos poderosos y sobre todo me preocupa las de la clase politica que padecemos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pati Pati 12/10/15 09:15

    Espléndido artículo, sin embargo, aunque entiendo perfectamente el final, no creo que sea "en vano vivir honestamente". Es lo que cada cual podemos aportar a la sociedad... Por lo demás, seguimos aprendiendo. "Solo sé que no sé nada", o tan poco, que no tengo tiempo de perder el tiempo.... Dicho con todo respeto, naturalmente. Son elucubraciones mías, que es para lo que estamos aquí. En todo caso, Europa es un continente viejo, por eso necesitamos más acción, tal vez más niños y niñas

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Criticon Criticon 11/10/15 00:22

    J. Ramón, escelente observacíón que comparto de principio a fín. A veces me pregunto si hay mucha gente que, como yo, se siente idiota por ser correcto, en un momento en que no parece estar de moda, y estamos llegando a ese punto de desesperanza que apuntaba Corrado Alvaro. Y si fuera así ¿que haremos cuando no soportemos más?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • bic20 bic20 10/10/15 21:10

    Ser ciudadano observador amarga mucho. Miente Volkwagen y también el que nos quiere hacer creer que el medio ambiente le importa un bledo. Como bien dices, la verdad es un bien escaso

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jucasade jucasade 10/10/15 13:26

    Una reflexión de fin de semana: nos manipulan constantemente y fehacientemente...... y lo sabes.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 10/10/15 15:57

      Para sus intereses criminales, sin escrúpulos y sin conciencia. ¿Nadie puede, podemos, hacer algo? Yo creo que SÍ SE PUEDE. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • mabrac mabrac 10/10/15 10:06

    ¡Joder!, ¿tan difícil es vivir sin hacer daño al prójimo y, si puedes, ayudarle? Reflexiono.... es verdad, todo es una gran impostura.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Macrons Macrons 10/10/15 09:49

    Lo de VW es de una impudicia asombrosa. Descubierto el asunto (uno se pregunta cómo algo tan obvio tardo tanto en ser detectado) aún trataron de negarlo durante más de un año, en infinidad de reuniones con los reguladores medioambientales estadounidenses, a los que los representantes de VW acusaban de no saber hacer adecuadamente los análisis. Tuvieron que descubrir finalmente el modulo del programa informático que detectaba que se estaba en pruebas y se debían trucar las emisiones. Ahora, el máximo responsable, sigue mintiendo afirmando que su predecesor (dimitido) no sabía nada y que unas emisiones, que superan 40 veces los límites en 11 millones de vehículos, fueron obra de unos pocos técnicos, que no lo notificaron. Pero VW fue de las pocas firmas cuyos ejecutivos no asistieron a la ceremonia de Obama para presentar las nuevas regulaciones medioambientales y la propia Merkel, intervino (llamando al menos que se sepa a Cameron y al premier irlandés) para alterar (con éxito) regulaciones europeas medioambientales ya acordadas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 10/10/15 09:45

    Sí, Juan Ramón, lo expone usted espléndidamente, provocando aquello que yo, lo reconozco, suelo escaquear: un malestar profundo, con náusea añadida, el asco y la vergüenza por este mundo repugnante que vamos a legar a nuestros hijos. Hemos bregado y hemos cavilado, confusos, ante los retos que la modernidad nos planteaba,  y no hay derecho a este resultado y a este desencanto ante lo que nos rodea. No merecemos los gobernantes que nos engañan y se nos burlan ni merecemos ese orden internacional creado por psicópatas e impostores. Es agotador saber qué otra vez hemos de recomenzar nuestro trabajo de ciudadanos decentes. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paco arbillaga paco arbillaga 10/10/15 08:55

    Totalmente de acuerdo en que la impostura está muy generalizada, sobre todo en los ámbitos de poder, en el de los negocios, en la difusión de ideas, en la venta de productos de necesidad o de consumo. Lo triste es que a muchos de esos impostores  los ha elegido el pueblo y más triste todavía, por lo menos para mí, el apoyo que recibe tanto impostor de los medios de confusión y de periodistas o tertulianos al servicio, a sueldo, de los impostores. Es vergonzante, inaguantable a veces, escuchar los comentarios de ciertas personas en programas de TV, radio, o leerlos en la prensa, defendiendo con mentiras posturas que van contra la mayoría de la sociedad. Juanra, tu columna no me ha parecido una impostura. Zorionak!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • juliag juliag 10/10/15 08:23

    asi es como me siento...defraudada por todo el engaño de esta podrida sociedad llena se suciedad que lavamos con nuestraa mentiras.  pero quiero creer que de alguna manera habra una posibilidad de que todo evolucione hacia una sociedad mas justa en la que no tengamos que aparentar lo que no somos.....para que nos tomen en consideraciòn, en la que puedas expresarte libremente sin que te miren mal y te violenten y, en definitiva,  en la que vivir no sea una condena para tanta gente que se ve obligada  a huir de su vida.....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión