x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Los muy ricos y el 99%

Publicada el 05/11/2015 a las 06:00 Actualizada el 04/11/2015 a las 21:27
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Los muy ricos y el 99%

Economist Paul Krugman explains how the United States is becoming an oligarchy - the very system our founders revolted against.

Existen varios tipos de ricos. Una división simple podría ser esta: los que se hicieron millonarios gracias al talento, la inventiva y la suerte –unido a una cierta dosis de mala leche y de poca conciencia–, y los que tenían amigos colocados en los puestos oportunos en el momento adecuado. Esto segundo es algo típicamente mediterráneo, aunque no exclusivo.

También podríamos dividirlos entre los que aportan a la sociedad en la viven, y no me refiero solo a impuestos, sino al impacto de su actividad en la mejora de la calidad de vida de la mayoría, y los que esquilman el bien común en beneficio privado.

También están los ricos y los asquerosamente ricos. El barón Thyssen-Bornemisza dijo a Luis Gómez Acebo, durante las negociaciones para traerse la colección a España: “Aún vuelas en líneas comerciales”. Este podría ser un medidor entre las dos categorías.

Luego están los insoportables. Y los que viven del cuento, es decir de endeudarse tanto que su quiebra sería un problema de todos.



Las nuevas tecnologías abren nuevos campos para los emprendedores globales, incluso para los más vagos, como sugiere la publicación The Richest. Muchos de los millonarios más recientes nacen en Internet: Google, Facebook…

Ser rico es un sueño muy extendido. Basta ver las colas ante las loteras más afamadas en Navidad. Nadie es inmune al encanto de vivir a lo grande. Le pasó a Tony Blair y a algún que otro ex líder socialista español.

Ser rico no es una bicoca: la mayoría trabaja mucho para ser más ricos. Vivir no tiene que ver con la cantidad de dinero, aunque ayuda, sino con la inteligencia de saber disfrutar. En esto, el Tercer Mundo ofrece grandes lecciones de generosidad.



Afirmar que los ricos carecen de principios, aunque a menudo lo parezca, y que los no ricos son un compendio de virtudes es un estereotipo y, posiblemente, una sandez. Los pobres o los mediopensionistas de la decreciente clase media tenemos menos posibilidades de poner en juego nuestros principios por falta de oportunidades. Decía el poeta místico Juan de la Cruz que la verdadera virtud es la que se mantiene en medio de las tentaciones, no encerrado en un monasterio.

La clase media desaparece incluso del lenguaje.

Siempre han existido ricos y pobres, una división que está bastante unida: son necesarios muchos no-ricos para mantener y acrecentar la riqueza de un rico. El que fuera primer presidente de Tanzania, Julius Nyerere, dijo: “No somos pobres por un castigo de Dios o por nuestra torpeza, sino porque hemos sido esquilmados por las potencias colonizadoras”. La idea se extiende como un reguero con la globalización. El 1% frente al 99%.




Se ha publicado la lista de los españoles más ricos. Algunos medios de comunicación presumieron de que Amancio Ortega, el dueño de Inditex, era el hombre más rico del mundo, según la revista Forbes. Aunque lo fue solo por unas horas, según el valor de sus acciones en la Bolsa. Bill Gates, el fundador de Microsoft, volvió a ser el primero antes del cierre de Wall Street.

También se ha publicado que Primark, la empresa irlandesa de ropa barata, paga 700 euros a sus trabajadores, y que fabrica en Bangladesh.



Es decir el nombre de este país asiático y brota, o nos debería brotar, las condiciones laborales de las trabajadoras que fabrican nuestra ropa barata, más próximas a la esclavitud que a la decencia. Pocos se preguntan por los sueldos de muchas de las empresas textiles españolas con fábricas por delegación en el Tercer Mundo. Tampoco nos preguntamos por los impuestos que pagan. Gates, al menos, dedica una parte de su fortuna a luchar contra enfermedades que asolan a los más pobres, como la malaria, la polio. ¿A qué dedican su fortuna nuestros millonarios?



En EEUU hay ejemplos de éxito por talento: Apple, Microsoft, Google, Facebook... Pero Apple, una empresa que transmite modernidad y eficacia fabrica en China con condiciones laborales precarias y evita pagar impuestos en muchos países. O Amazon acumula denuncias por explotación laboral. O Wallmart. ¿Recuerdan el escándalo de las mordidas en México? No es una cuestión geográfica ni cultural, es el ser humano, el depredador más temible de la naturaleza, ante el que huyen la mayoría de los animales.





El capitalismo funciona porque es un sistema depredador, darwiniano, que se basa en la ley del más fuerte y en la desigualdad. La democracia es un sistema que pone límites a los depredadores, que les prohíbe comerse más piezas de las que pueden asumir. Es un sistema de contrapesos y vigilancias, que no impide que existan los ricos, algo posiblemente saludable para el sistema y la creación de empleo, si no que fomenta la igualdad ante la ley y la libre competencia, que impide los abusos.



Estos límites han desaparecido, a la par que el disimulo. Ahora la codicia no tiene limites. Aunque sin esa superioridad ética de la democracia y sus controles, resulta difícil distinguir entre los buenos y los malos. Solo sabemos que los ricos son cada vez más ricos y los pobres, más pobres. Hasta que reviente. Reventar es también un acto darwiniano.


Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

11 Comentarios
  • Maria garcia Maria garcia 10/11/15 05:03

    Don Ramon, La vida le va dando todo aquello que va a necesitar..Para soportar los padecimientos de la guerra hace falta una dureza extraordinaria. De haber nacido asiático no podría haber nadado entre LOBOS..

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viaje_itaca viaje_itaca 06/11/15 23:02

    Muy interesante. En primer lugar, para evitar simplificaciones excesivas. Algunos detalles: lo de la proporción ricos/pobres la sacó, quizás el primero, el mismísimo Adam Smith, en el Riqueza... La segunda es la cuestión de los principios de la clase media: efectivamente, el ser humano depende enormemente del entorno, y tiene una enorme facilidad para olvidarse quién era hace una semana. Es muy ilustrativo (y realmente espectacular) al respecto el experimento Stanford: en una semana gente libre y normal había adoptado el papel de guarda o de prisionero sin rechistar. Una persona de clase media que se vea en una situación diferente puede perder los papeles rapidísimamente. La única forma de mantener a uno con la cabeza fría y mantenerse en los principios previos parece ser tener sólidos vínculos con el pasado. Por ejemplo, a los soldados de élite consiguen que no tiren el arma  y sigan luchando estúpidamente a base de traumatizarlos. Sobre el éxito por talento, habría que pensar qué hubiera ocurrido si Steve Jobs hubiera nacido en Siria y tuviera que intentar emigrar. Por ejemplo. O sus padres no hubieran podido darle educación. Sí puede ocurrir que el talento ayude a una larga seie de factores sociales, familiares, históricos... y el desarrollo de la informática por el ejército de EEUU, la potencia dominante. Y, por supuesto, el capitalismo es un sistema demenciado, que hay que marcar estrictamente, cosa en la actualidad, imposible. Que no nos pase ná...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • losdel38 losdel38 06/11/15 20:20

    ...Y yo tambien lo felicito.Magnifico, un escrito para que cualquiera con mas o menos Cultura lo entiende...Y he llegado a la conclusion que hay muchas Hienas con careta de Cordero,eso si, todas estas hienas por la Gracias de Dios... A los currantes Dios siempre nos abandona.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 05/11/15 14:59

    Felicidades por el artículo. Con independencia de coincidir o no en alguna apreciación concreta, da gusto leer un artículo inteligente y bien escrito.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MASEGOSO MASEGOSO 05/11/15 13:25

    ¿Cómo laten el 99% de los corazones humanos? ¿Cómo intentan que sigan latiendo el 1% restante? La explotación acaba cuando la paciencia se extingue, lo peor es que cuando se extingue la paciencia se suele extinguir la vida de gran parte del 99%. Gracias Sr. Lobo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • nolose nolose 05/11/15 12:08

    Y reventará entre otras cosas porque la tensión tiende a la ruptura por muchos muelles que se pongan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • asereje asereje 05/11/15 10:05

    Muy buenos sus artículos y sus comentarios. Los leo y le escucho siempre con mucho interés. Muchas gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Falín Falín 05/11/15 09:40

    Sigo con mucho interés sus notas señor Lobo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maria garcia Maria garcia 05/11/15 07:22

    La Clase media de ahora, es mucho mas Rica Que La Rica De Antaño. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • xiblatu xiblatu 05/11/15 12:19

       No María, no es más rica; simplemente ahora es más escasa.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Maca Maca 05/11/15 00:52

    Sr. Lobo, aún no he terminado de escuchar y leer. Espero terminar mañana. MUCHAS GRACIAS, por tan buena información. Lo siento, pero necesito procesarla, y, en este caso concreto, más de una vez. Repito las gracias. Un beso. Maca 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.