x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Elogio de la ingobernabilidad

Publicada el 16/12/2015 a las 06:00 Actualizada el 14/12/2015 a las 18:23
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Desde 1977 y 1979 los españoles no teníamos una oportunidad como la del domingo 20 de diciembre para votar como verdaderamente nos apetezca en unas elecciones generales; para escoger entre una variada oferta de candidaturas en función de nuestras ideas, nuestros sentimientos y nuestros intereses. Durante los últimos lustros, el llamado “voto útil” –voto a éste sobre todo para que no gane el otro– ha pesado cual losa de plomo sobre la libertad de elección de la ciudadanía. El sistema puesto en pie por la Transición, diseñado para favorecer la “gobernabilidad”, prima un bipartidismo muy conveniente para el establishment. Derecha o centroizquierda: esto es lo que hay. Si se optas por una tercera, cuarta o quinta alternativa, ya sabes que es como tirar tu voto a la papelera. O, peor aún, regalárselo al que salga primero.

El perverso mecanismo electoral sigue siendo el mismo, pero la rebelión pacífica iniciada con el 15–M ha abierto resquicios de libertad. Para empezar, ha conseguido introducir en la agenda política y mediática las verdaderas preocupaciones de la gente: el paro, la corrupción, los desahucios, el empobrecimiento, la injusticia fiscal, los recortes… Y, además, ha dado alas a dos fuerzas nuevas –Podemos y Ciudadanos– que, a tenor de los sondeos, tienen posibilidades de contar con una importante presencia en el próximo Parlamento. Los medios, incluso esos tan poderosos que controla el Ibex 35, se han visto obligados a recoger en sus informaciones, debates y encuestas que existe vida política más allá del PP y el PSOE.

Esta vez, los electores saben que, al menos en las grandes circunscripciones, su voto al tercero, el cuarto y hasta el quinto puede traducirse en algún escaño. Esta vez, los electores que deseen una reforma a fondo del edificio pueden soñar con que en la Carrera de San Jerónimo se sentará un grupo amplio que los represente. Siempre a tenor de los sondeos, no habrá allí una mayoría absoluta y tiránica a partir del 20–D. El gobierno y las leyes tendrán que pactarse entre dos, tres o cuatro; las minorías contarán con voces difíciles de silenciar.

Este escenario, el de una pluralidad parlamentaria más conforme con la existente en la calle, aterra a los conservadores. A los poderosos, por aquello de que dificulta esa “gobernabilidad” que reclaman el Ibex 35 y los mercados financieros internacionales. A los que no son poderosos -ese “hombrecillo” siempre acobardado sobre el que escribiera Wilhelm Reich-, porque añade incertidumbre a sus existencias.

A mí me encanta la pluralidad. Y me gustaría que el futuro Parlamento diera pasos serios para consolidarla institucionalmente. Para que el sistema electoral fuera más proporcional, garantizará más aquello de que todos los votos valen lo mismo. Para que se comenzara a asumir oficialmente que España es una nación tan grande que en su seno caben varias naciones, que el federalismo es la fórmula acorde con nuestra diversidad. Para que las radios y televisiones públicas fueran de todos y no sólo de los gobiernos de turno.

Soy progresista, más de raíz libertaria que marxista. No me convence al 100% ninguna de las candidaturas de izquierdas –PSOE, Podemos, IU y discúlpenme si me olvido de alguna– con posibilidad de obtener escaños en Madrid, mi circunscripción. Pero, carajo, no estoy de acuerdo al 100% con nadie, ni tan siquiera conmigo mismo. La vida no funciona así, y mucho menos los procesos electorales. No te casas con nadie hasta que la muerte os separe cuando introduces una papeleta en una urna; tan sólo le das una palmada en la espalda a quien piensas que se aproxima más en esa fecha concreta a tus ideas, sentimientos e intereses. Una palmada con fecha de caducidad: la siguiente cita electoral.

En unos comicios franceses de los años 1950, Albert Camus declaró que pensaba votar a una determinada candidatura. Hubo quien se rasgó las vestiduras: ¿cómo Camus, que se proclamaba libertario, expresaba su apoyo a tal fuerza política? El escritor respondió que el ideal libertario no era incompatible en su caso con apoyar en un momento histórico de particular gravedad a alguien que pretende arreglar de inmediato algunas cosas intolerables. También en esta materia intento seguir su ejemplo. Aquí y ahora, en la España de la segunda década del siglo XXI, votaré a favor de la ingobernabilidad, o sea, de la pluralidad. Y, ya que estamos, de un poquito más de equidad.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

22 Comentarios
  • Bacante Bacante 21/12/15 09:21

    En resumen, digan lo que digan los ciudadanos en las urnas, ustedes tienen siempre la razón. Olé. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Angels Angels 21/12/15 07:53

    Ingobernabilidad. Pensemos en lo elogiable, porque de lo contrario, caeremos en la melancolia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • EAJ49radio EAJ49radio 18/12/15 20:05

    Me ha gustado mucho su Art. Sr. Valenzuela, pero el último párrafo lo suscribo y aplaudo desde la primera  hasta la última letra, saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Carlos Martin M Carlos Martin M 18/12/15 00:46

    El apellido de Cospedal, yo creía que era sólo durante su mandato.  Ya me había acostumbrado a decir (de Cospedal)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • losdel38 losdel38 17/12/15 21:34

    ...Y no y no,en España votes lo que votes no puede haber Democracia en toda su significado como en otros Países de Europa por la sencilla razón de que los Obispo/curas tienen voz y voto en todos los gobiernos que salgan,lo dice el Concordato con el Vaticano y ademas tenemos que pagarle 12,000 millones € por Cojones y no pagan Impuesto de sus muchos negocios y pueden Violar y robar y no hay ninguno en la Carcel.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Carlos Martin M Carlos Martin M 18/12/15 00:42

      Pero como dice usted esas cosas.  Santa María y el niños Jesús.  La iglesia ayudó a que en España no entraran los malos, pero que malísimos,  después de leer eso dudo poder dormir esta noche.  

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • gusalo gusalo 17/12/15 18:54

    Lo llaman “gobernabilidad”; pero en realidad es un eufemismo para esquivar la expresión “unificación de los poderes (sobre todo, legislativo y ejecutivo; aunque no sólo), controlados por un partido”.     ¶      En nuestro sistema (y con la vigente ley electoral), cuando un partido consigue la mayoría absoluta en el Congreso (del Senado ya ni hablo), el jefe de ese partido “ganador” –no siempre elegido directamente por sus militantes– se convierte en el jefe del ejecutivo, y es también quien, más o menos indirectamente, dirige también lo que se aprueba en el Congreso y quien decide cuántos recursos se aportan para que los jueces puedan ejercer su función. En este sentido, un país cuyo Congreso lo ocupan dos partidos tiende a ser más “gobernable” (y con un solo partido –como hace 40 ó 70 años– lo sería aún más).   ¶    Yo tampoco estoy de acuerdo al 100% con nadie; pero sí coincido con casi todo lo que dice en el artículo; y además, me gusta; así que, gracias y un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Dossy Dossy 16/12/15 18:48

    Escribe aquí tu comentario (máx. 2200 caracteres)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • nicanor nicanor 16/12/15 18:41

    Totalmente de acuerdo, espero que a partir del 20 comience en este pais una verdadera democracia y se termine la dictadura votada que padecemos. Costarà, pero hay que intentarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • cepeda cepeda 16/12/15 21:12

      La verdadera democracia es que ganen los suyos y se haga lo que a usted le parece y le interesa... en caso contrario no vale, verdad?. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • laguncar laguncar 17/12/15 17:58

        Unos datos sacados del INE (las operaciones son mías): El domingo, teóricamente, pueden votar 36.510.952 personas (hoy ya, menos los residentes fuera que no han podido votar cuya cifra total posible era de 1.875.272) Elegiremos 350 diputados, lo que representa una media de 104.317 votos para cada diputado. Hay 153 diputados que se elegirán en 35 provincias - incluidas Ceuta y Melilla - con menos votantes que la media necesaria y que van desde los 36.661 que se necesitan en Teruel para conseguir un Diputado, a los 103.173 de Murcia. Para el resto, 197 diputados, se eligen en 17  provincias con más votos necesarios que la media y va desde los 104.328 de Alicante a los 136.496 de Madrid. ¿ES ESTO DEMOCRACIA? Y así llevamos desde nuestra constitución. En España nunca hemos podido decidir en igualdad NI EN LAS URNAS, QUE YA NOS VALE. Me gustaría que la próxima vez que vayamos a votar, mi voto valga lo mismo que el voto de un turolense o un soriano, que ya estoy harta de este mangoneo "democrático". Y es precisamente por este mangoneo "legal" que el próximo Congreso, como los anteriores, puede seguir coloreado por los mismos que nos han dejado tirados en la cuneta. Bienvenidos todos los demás colores que consigamos a pesar de los injustos requisitos para conseguir un diputado según sea de una provincia u otra.  

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • cepeda cepeda 18/12/15 16:34

          1.Ese es un sistema electoral manifiestamente mejorable que debe modificarse cuanto antes. 2.Ponerse de acuerdo en cómo modificarlo, en que dirección, va a ser más difícil que ponerse de acuerdo en reformarlo. 3.Es una democracia el reino unido de la gran bretaña?. Pues allí tampoco vale igual el voto de cada ciudadano porque tienen un sistema mayoritario.... 4.Hay sistemas como el griego que le apunta al partido ganador una pila de escaños "gratis". 5.A mi me gusta bastante el sistema alemán PERO nada es perfecto...

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • laguncar laguncar 19/12/15 17:28

            Pues, en general, cuando me encuentro ante un asunto que no conozco a fondo, acostumbro a aplicar todo mi mejor sentido común. En este caso, que también lo es, aplicándolo, no perdería de vista la máxima de "un ciudadan@, un voto". Sabemos cómo se lo montaron en la "Transición", para no revolucionar más a los franquistas, ideando nuestra "inmutable" ley para que el PCE no tuviera posibilidades de gobernar nunca, marcando las provincias como circunscripción. Les daba igual la desproporción tanto teórica como final del valor de los votos. Mi cuenta, como has debido imaginar, es teórica, antes de aplicar la fórmula D'Hondt para los votos emitidos. El amigo D'Hondt debió ser muy importante en el XIX, pero estamos en el XXI y con unas poblaciones muy diferentes. Así que, partiendo de la máxima que comento, se podrían idear otras fórmulas donde también se tuvieran en cuenta finalmente los votos emitidos totales a cada partido, con independencia del lugar donde se les ha votado: no en vano son las votaciones para el parlamento general del país.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • cepeda cepeda 16/12/15 12:08

    De qué sirve la pluralidad parlamentaria si los nuevos tampoco entienden la realidad del mundo en el que nos toca vivir. Si no quieren admitir que somos un país de la UE en un mundo globalizado... lo que comporta determinadas obligaciones e impone determinadas disciplinas. ¿Qué se puede esperar de gente que dice que va a arreglar a los problemas metiéndole mano a los mercados ya que estos no se presentan a las elecciones y ellos si... ¿Con semejante nivel a dónde se supone que vamos a ir....? Su opinión es que España es una nación tan grande por lo que caben varias naciones... Otros pensamos que somos amplia mayoría los que pensamos que España es UNA NACIÓN y que es la patria común de nuestros padres, abuelos y antepasados... y la de nuestros hijos y nietos. Además tenemos a la historia y a la ley de nuestra parte. Además pensamos que tenemos el país más descentralizado de Europa y que no hay otro que constitucionalice, proteja y considere cooficiales a las lenguas minoritarias como se hace en España y que eso no ha hecho cambiar de opinión a los separatistas ni lo hará... así que seguir por el mismo camino y pretender pactar con los que quieren romper unilateralmente las reglas de juego es una absurda pérdida de tiempo que no conduce a ningún sitio.  Si conduce a un sitio, muy malo por cierto, eso de quitarle el derecho a decidir a TODOS los ciudadanos españoles para entregárselo solo a los de las "nacionalidades históricas"... y encima pretender que eso es democrático y progresista... ¿Desde cuándo es progresista dividir a los ciudadanos de un país en ciudadanos de primera (CON DERECHO A DECIDIR) y en ciudadanos de segunda, la mayoría, sin derecho a decidir pero con la obligación de pagar impuestos como todos los demás.... Igual que le dije en su día que lo de la primavera árabe era solo para los "primos" que se quisieran creer el invento, y que mientras no cambie el islam (y no tiene pinta de que esté cambiando mucho) es imposible una verdadera democracia en esos países porque nunca aceptarán que la ley de los hombres esté por encima de la ley de Diós en esto le digo lo mismo. Derecho a decidir de TODOS no solo de algunos por importantes que se crean...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 21/12/15 09:19

      En resumen, digan lo que digan los ciudadanos en las urnas, ustedes tienen siempre la raón. Olé. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • cepeda cepeda 16/12/15 11:55

    ¡Cómo que en el 78 y en el 79 no teníamos la misma libertad para votar a quien quisiéramos!. Eso dígaselo a quienes votaron al PCE y a los que estaban a la izquierda del PCE (ORT-PTE, Liga...etc, etc) pues si que empiezas bien tu artículo, Javier. Se supone que ese bipartidismo lo puso en pie la UCD... que acabó desapareciendo... y que al principio AP, antecedente del PP actual, era más residual que el PCE.. no hay más que mirar los resultados. El PSOE tuvo un gran líder, Felipe González, que conectó con las mayorías y durante 14 años nadie le tosió en las elecciones. A Felipe se lo cargó... su partido. El PSOE hizo cosas muy buenas (por ejemplo en materia sanitaria...) y cosas muy malas (en educación... y en todo lo que llevó a la extensión de la corrupción). El PP de Aznar hizo cosas muy buenas, en el primer mandato, (conseguir que entráramos en el euro, estabilizar y poner a crecer el país) pero hizo cosas muy malas en el segundo mandato (Irak, burbuja inmobiliaria, "liberalismo" (con lo ajeno) a base de compañeros de pupitre y "asimilados" que es lo que les ha traído hasta aquí) y, lo peor, lo letal, dejar a alguien como Zapatero en la Moncloa... alquien del que puede decirse que no se enteró de que era presidente hasta que en una reunión con sus pares europeos lo tiraron del caballo y le abrieron los ojos a la realidad a la que estaba conduciendo a España....

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Raúl Suárez Raúl Suárez 16/12/15 13:06

      ¿En serio? ¿En serio a Felipe GALzález se lo cargó el propio PSE? Uuuffffff,.. Mire, ESPAÑA ES UNA NACIÓN DE NACIONES y el sistema político que democráticamente le pertenece por derecho y que le fue arrebatado a sangre y fuego desde dentro y desde el exterior es LA REPÚBLICA, de la que tantos "constitucionalistas" ahora reniegan.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • cepeda cepeda 16/12/15 21:11

        Más concretamente los guerristas de aquel tiempo... con el auxilio del "movimiento sindical". ¡Oh tiempos "gloriosos" con Sarazibar and company jugando a ministros de economía...!. A lo mejor es usted muy joven para acordarse de aquello... o a lo peor es que no se quiere acordar... España ES lo que TODOS LOS ESPAÑOLES DECIDAMOS QUE SEA. España es UNA NACIÓN, PATRIA COMÚN E INDIVISIBLE porque así lo acordaron TODAS las fuerzas democráticas incluida CIU y porque así lo refrendó TODO el pueblo español.... en Cataluña con el 91%... por si tampoco se acuerda del "detalle". Puede usted hacerse todas las trampas que quiera en su solitario pero no cuela. Las reglas que están en vigor las acordamos entre todos... y se reformarán según lo establecido en la constitución. Lo demás es GOLPISMO y no están los tiempos ni Europa para "aventuras del siglo XIX".

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.