X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Podemos año dos: la furia, las líneas rojas y la voluntad de poder

Miguel del Fresno Publicada 27/12/2015 a las 06:00 Actualizada 28/12/2015 a las 11:49    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 59

Hace un año, cuando Podemos era aún considerado como un movimiento marginal, publiqué en este mismo medio Podemos año uno: la furia y la búsqueda de equilibrio donde, en síntesis, presentaba a Podemos como la irrupción política más importante de las últimas décadas en España, explicaba que su creciente calado y potencial social residían en entender a qué corrientes y demandas sociales profundas estaba poniendo discurso, y mostraba que estaba funcionando como un gran agregador de la desafección y la ira social debido al durísimo castigo social a las clases medias y bajas infligido por el PP.

Además, proponía que Podemos no perseguía recuperar un equilibrio perdido, sino organizar a su alrededor una voluntad de decisión colectiva apelando, casi en solitario, al discurso del bien común. También detallaba cómo se estaba beneficiando del embelesamiento del bipartidismo y de su impermeabilidad ante la pobreza, la corrupción, el desempleo, el deterioro de la educación y la sanidad públicas, los desahucios, que han quebrado el contrato social existente desde la transición y, por tanto, lo invalidan de forma progresiva desde dentro.

La comunicación de Podemos ya era analizada como un hito en eficacia, al conectar su lenguaje con la percepción de la realidad que tiene gran parte de la población, fabricando metáforas o enmarcados lingüísticos eficaces ("casta", "candado del 78", derecho a decidir). Enmarcados que han sido utilizados, incumpliendo las normas más elementales de la comunicación política, incluso por sus oponentes ideológicos, para ser convertidos después en algo de sentido común, llevando a crecientes capas sociales a comprender la realidad de forma diferente o en oposición a la comunicada de manera oficial.

La diana, el enemigo objetivado de Podemos desde el inicio, fue el bipartidismo. El partido de Pablo Iglesias se apropió de manera progresiva del concepto #PPSOE, que llevaba a la indiferenciación interna del bipartidismo, una bandera que Ciudadanos también ha querido compartir, mano a mano, después.

Esa comunicación eficaz uniendo lenguaje con percepción, un mosaico ideológico en redefinición constante y la omnipresencia en las televisiones y otros medios, acabaron por convertir a Podemos en un interlocutor racional legítimo antes de tener representación oficial. Además, ser subestimados y despreciados por el embelesamiento soberbio o pasivo del PP y del PSOE ayudó a convertir el camino de Podemos en crecientes plazas de contagio y adhesión social.

Durante 2015 Podemos no ha aportado grandes novedades ideológicas a su proceso de agregación social y sí retrocesos tácticos importantes sobre su línea de salida y muchos ajustes electorales para reducir las aristas con segmentos de audiencia más heterogéneos. Mientras tanto, el bipartidismo seguía negando la evidencia de que en situaciones de crisis profundas las sociedades buscan siempre nuevos equilibrios, aunque puedan ser sorprendentes o irracionales para quienes se obstinan en ver inmóvil una realidad que no deja de mutar.

Analizando los datos del CIS –más allá de los ejercicios adivinatorios sobre las horquillas de escaños–, se comprueba que la intención de voto a Podemos la acaparaban hombres, muy críticos con el PP y con Mariano Rajoy, y pesimistas con la situación socioeconómica pasada y próxima del país. La ira social que contribuyó al 15-M y el posterior germen de apoyo recibido en las elecciones europeas hicieron crecer el tallo de Podemos tras las municipales y autonómicas.

Una prueba añadida de la claridad de ideas con que Podemos gestiona la comunicación es la rapidez con la que en la noche electoral salieron a marcar sus líneas rojas al resto de los partidos. La iniciativa les dio, de nuevo, protagonismo y cierta ventaja escenográfica. Así consiguieron marcar el arranque del debate poselectoral, aceptando o negando esas líneas.

Es significativo que tres de sus cuatro líneas rojas no estuvieran entre las principales demandas con las que Podemos conectó percepción y realidad política en sus inicios: la reforma electoral, la moción de confianza y el derecho a decidir –concesión obligada como red de arrastre de votos en las franquicias regionales– son demandas de estricta carga política; sólo el blindaje de los derechos sociales forma parte del ideario embrionario de Podemos, junto con el señalamiento de los problemas sociales derivados de la política del PP y otras propuestas de automarginalidad política (impago de deuda, banca pública, salida del euro, de la OTAN, renta básica generalizada) que han sido abandonadas en las cunetas antisistema.

De esas líneas rojas de la noche electoral es muy llamativa la reforma de la ley electoral. Lo cierto es que ni Podemos ni sus franquicias regionales se han visto seriamente perjudicados por la ley electoral; un sistema proporcional puro les habría dado sólo entre dos y tres diputados más. Si el verdadero damnificado ha sido Unidad Popular con IU al frente, ¿por qué Podemos dibuja esa línea roja de manera tan prioritaria?

Primero, porque así Podemos ha tomado el estandarte de los perjudicados o víctimas, sin serlo. Segundo, porque enmarca la ley electoral como parte de lo viejo. Como politólogos, sus líderes saben que la Ley D'Hondt es un sistema proporcional que, aunque tiende a beneficiar a los partidos más votados, no es de los modelos que más fuerzan el bipartidismo, dejando de lado que sí ha tendido a sobrerrepresentar tradicionalmente a los nacionalismos regionales, que han obtenido victorias electorales reseñables. Y, tercero, muchos hablan de la reforma de la ley electoral, pero nadie ha presentado una sola idea a debate público de cómo debería ser esa nueva ley.

También merece la pena recordar que, cuando IU estaba dirigida por Cayo Lara, Pablo Iglesias –que había estado colaborando con la coalición como asesor desde 2011– fue rechazado como candidato en sus listas para las elecciones europeas de 2014. Así fue como nació Podemos. En junio de 2015 fue Pablo Iglesias quien escenificó, en una clásica escena de sofá, una ruptura más simbólica que cruenta con IU, pero con declaraciones agresivas que objetivaban a IU como el rival electoral. Haciendo un ejercicio de política ficción, imaginemos que Podemos y sus franquicias (5.189.463 votos) hubieran ido en coalición con Unidad Popular (923.133 votos) el 20-D. En teoría, ambos grupos habrían sumado 6.112.596 votos; esto es, 581.817 más que el PSOE y 1.103.156 menos que el PP, lo que les habría otorgado la segunda posición y entre 102 y 104 diputados.

¿Por qué razón la reforma de la ley electoral, que a quien más ha perjudicado es a IU y que tampoco supone cambios significativos para Podemos, se presenta como una línea roja tan marcada? Esta cuestión se explica mejor desde la estrategia política que desde la justicia política. Primero, hace desaparecer del primer plano de cualquier debate la decisión de Pablo Iglesias de no llegar a ningún acuerdo con Alberto Garzón. Segundo, Podemos persigue la hegemonía política en todo el espectro de la izquierda ideológica. Al carecer de rival directo por su izquierda, ya amortizada hasta lo anecdótico IU, su próxima cantera de votos es la de PSOE, erosionando a Pedro Sánchez en su liderazgo y capacidad simbólica. Y tercero, opaca la cada vez más evidente voluntad de poder de Pablo Iglesias y la élite de Podemos que, utilizando el discurso asambleario, va conformando, en realidad, un partido jerárquico y tan abocado al culto a la personalidad como los viejos partidos.

Desde este punto de vista es como se entienden mejor las otras tres líneas rojas. En realidad, es simple. Son un juego de limitaciones y un procedimiento de exclusión de terceros para que Podemos se refuerce, manteniendo muy por encima el paraguas de mayor legitimidad: la línea roja social. Podemos marca esas líneas no para sus votantes, sino frente al PP, el PSOE y Ciudadanos, porque de lo contrario el partido de Iglesias parecería muy consciente de las dificultades derivadas de la ingobernabilidad. Quizás las líneas rojas acaben por demostrar la hipótesis de que los miembros de Podemos creen ser los únicos a quienes puede beneficiar la ingobernabilidad o el debate precipitado sobre las alianzas antinaturales (por ejemplo, PP-PSOE) al que se ha apresurado a entrar Ciudadanos.

El discurso de Podemos ha evolucionado con tanta astucia como inteligencia creciendo en sus ajustes táctico-sociales y mantiene la bandera de lo social bien enarbolada, pero ya no parece responder a una voluntad de verdad: ya no es la herramienta que muestra las contradicciones sociales, que traduce una lucha de ideas y desvela las maniobras de esa casta y por qué la desigualdad es una decisión política. En términos de Foucault, el discurso de Podemos es en sí mismo aquello por lo que se lucha, la objetivación de la voluntad de poder, de aquello que se persigue para adueñarse de él, la construcción de una doctrina.

El primer damnificado de Podemos tenía que ser IU, aunque Podemos lo opaque usando la ley electoral; el segundo es el PSOE, que se siente observado desde la mira telescópica de Podemos. La búsqueda de equilibro de Podemos de hace un año ha tomado un desvío, la distancia entre el discurso y el pensamiento no deja de ensancharse, su voluntad de poder ha quedado explicitada en una separación y un rechazo como principio de exclusión: las líneas rojas como frontera, lo viejo y lo nuevo, los otros y nosotros, como si fuera suficiente para explicar todo en política o como si de eso dependiera el bien común.

 
________________________________________
Miguel del Fresno es sociólogo y profesor de la UNED


Hazte socio de infolibre



28 Comentarios
  • viaje_itaca viaje_itaca 28/12/15 00:14

    Bueno, si la historia es así, parece que los de IU no andaban muy finos cuando lo rechazaron. Sobre la influencia de la ley electoral, eldiario.es mostró un cálculo de cómo quedarían los escaños con sistema proporcional de circunscripción única. Esta aquí: http://www.eldiario.es/politica/GRAFICO-quedaria-Congreso-unica-circunscripcion_0_465103627.html Parece que tienen mucho campo para mejorar, aparte de la obvia injusticia de que el voto de un soriano valgacuatro veces má que el de un madrileño, y siempre ha cortado de raíz cualquier tipo de ambición que pudiera tener IU, así que me parece perfecto que opten por reformar la ley electoral. Ciertamente, también es cierto que ir sin IU le ha costado a Podemos, ver este otro cálculo de la misma fuente http://www.eldiario.es/politica/GRAFICO-Congreso-Podemos-confluencias-IU_0_464754323.html Cosa para la que yo no veo explicación alguna. Y sin duda que Podemos ha optado por convertirse en maquinaria electoral, en vez de quedarse en un movimiento de democracia participativa. Por supuesto que ha ido evolucionando en el mensaje que ha dado y en los tiempos de lo que puede ser posible. En todo caso, este artículo me parece francamente tendencioso y hace acusaciones falsas. Y creo que no pierdo en absoluto la crítica hacia Podemos, de las que arriba van dos muestras, pero se trata de intentar ser justo. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maioio Maioio 27/12/15 22:23

    Fronteras, antagonismos, hegemonía, articulación,... pues claro que el bien común (y la democracia) dependen de ello. Más allá de las Ciencias Políticas del consenso y los mundos de Yupi, no son simplemente tácticas para alcanzar el poder por alcanzarlo. Son insoslayables para el cambio social. Y la frontera ahora es un bipartito de tres (con C´s) frente a la fuerza antagónica que pueda construir el cambio: Podemos, IU, Equo y las izquierdas nacionalistas. Y a escala europea lo mismo, sin contrahegemonía regional no habrá cambio nacional, eso lo saben bien en Grecia. Por cierto, el problema de proporcionalidad electoral no es la ley d´Hont, es la circunscripción provincial.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • luiselotro luiselotro 27/12/15 17:46

    Dice Pablo Echenique que, en breve, va a ser difícil distinguir el discurso de Susana Díaz del de Esperanza Aguirre.    Para no vomitar ante esta futura certeza hay que mentir mucho: hay que decir que Podemos tiene muchos programas (en contradicción con el Psoe, que sólo tiene uno, que siempre ha cumplido), que sólo les interesa el poder, no cambiar las cosas (todos sabemos que el Psoe ha cambiado la ley electoral, la de financiación de partidos, ,,, que nunca ha presionado al poder judicial, sino que ha zanjado la separación de poderes, ,,, hasta el Concordato se le atravesó a la Iglesia Católica de lo duros que se pusiero, ,,,)     Muchos sapos se ha habido que tragar para mantenerse enel machito.    Después de eso, cualquier cosa se puede afirmar.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    0

    0

    • luiselotro luiselotro 27/12/15 18:57

      Lo digo por lo de que Podemos quiere romper España que dice Susana. Y otras lindezas

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      0

      0

      • cepeda cepeda 27/12/15 21:17

        Podemos quiere darle el derecho a decidir a los catalanes.... al tiempo que nos lo quita a los demás. Eso es lo que ellos dicen publicamente. Son muy buenos manipulando el cabreo contra la corrupción pero son absolutamente inútiles para resolver los problemas económicos del país... por eso se dedican a hablar de los recortes y de la corrupción. El estado de bienestar no se podrá mantener si no incrementamos drasticamente nuestra producción de riqueza. La SS no se podrá mantener si no bajamos el desempleo muy por debajo del 10%... En definitiva, y para que se entienda, no podremos tener un estado de bienestar como el alemán o el danés mientras no tengamos su mismo nivel de empleo y de competitividad.... y no veo ninguna idea de Podemos al respecto.... solo su conocido discurso sobre el monotema recortes-corrupción. Todo muy escasito, de muy bajo nivel, muy populista....

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 6 Respuestas

        0

        0

        • Quintanilla Quintanilla 27/12/15 22:33

          Su discurso lo veo muy simplista, a la par que poco analítico, el derecho a que los catalanes resuelvan su tema en un referéndum es de primero de Democracia, si conoce un poco el ambiente catalán, entenderá que hasta lo no partidarios de la independencia ven en en las urnas la salida al tema.  En cuanto a los problemas que Podemos plantea resolver, mire solo con que el fraude fiscal, por cierto esta semana se ha publicado una lista de grandes morosos con hacienda, bajara a la mitad del actual pues se arreglarían muchos problemas de nuestra economía, cambiar la elección del poder judicial a mayor independencia, también ayudaría a controlar a los chorizos de guante blanco. ¿le suena, por ejemplo, como el fiscal del caso Noos parece el abogado defensor de Dª Cristina..........

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 5 Respuestas

          0

          0

          • cepeda cepeda 27/12/15 23:15

            1.Lo que es de primero de democracia ese respetar la constitución que aprobaron todas las fuerzas democráticas españolas incluida CIU y que el pueblo refrendó. 2.Lo que es de primero de democracia es que los que quieran reformar lo que dice la constitución lo hagan siguiendo las reglas que la propia constitución establece.... en lugar de intentar dar un golpe de estado. 3.Lo que es de primero de democracia es que el derecho a decidir el presente y el futuro de ESPAÑA lo tienen, lo tenemos, TODOS los ciudadanos españoles.... no solo los catalanes o vascos... 4.No hay país más democrático que Francia y antes de ayer el primer ministro francés le dijo a los corsos..": “Córcega está en Francia y en la República y ningún discurso, en corso o en francés, podrá cuestionar ese vínculo”.  “¿La amnistía de los prisioneros políticos? No hay prisioneros políticos. ¿Lo cooficialidad [de dos idiomas, corso y francés]? No hay más que un idioma en la República, y ese es el francés. ¿Un estatuto de residente para los corsos en el ámbito fiscal? Sería contrario a la República”, enunció Valls, en una entrevista al telediario de la noche de TF1, rechazando así una tras una las principales reivindicaciones de los nacionalistas.... DE PRIMERO DE DEMOCRACIA. En cuanto a lo del fraude fiscal.... Soy partidario de reforzar el poder del ESTADO también para luchar contra el fraude fiscal y para acabar con la economía sumergida (esa que alimenta a los millones que están en paro y sin subsidio....) PERO me temo que eso llevará su tiempo... y España necesita crear empresas, empleo y riquezas... YA. Los que nos prestan el dinero para financiar el déficit... y la deuda, solo lo harán si están convencidos de que vamos a poder devolver lo que nos presten... Ya vimos la prima de riesgo en 600 puntos... volver ahí sería ir derechito al rescate... y está claro que el plan B de Podemos es muy parecido al que tenía Tsipras....

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 4 Respuestas

            0

            0

            • Quintanilla Quintanilla 29/12/15 21:01

              Cepeda, de primero de democracia es que los asuntos de la sociedad se resuelvan votando, no consentir votar es de poca democracia. es verdad que la constitución tiene algunas limitaciones, en el caso catalán la misma constitución deja abierto que si el gobierno "lo permite" o aprueba pueda realizarse, por lo tanto no sería nada del otro mundo.  De cualquier modo la revolución francesa no estaba autorizada por la constitución y no me negará que ha tenido sus resultados. De no haberse producido seguramente en vez de profesor de Universidad me vería labrando la tierra, tirando yo del arado.  Volviendo al tema del referéndum no tenga ninguna duda que es la única manera de resolver este asunto, por un lado están los catalanes que por nada del mundo quieren seguir siendo españoles, mi cuñada y por otro los que no quieren por nada del mundo dejara de ser españoles en cataluña, los dos tienen familia, casa, hijos médicos y la caixa. dígame si no votan como se resuelve el asunto. Gobiernos conservadores como Cámeron en Inglaterra lo han resuelto civilizadamente con un referéndum. Es más estoy convencido que saldría no a la independencia, si pasa el tiempo cada vez hay mas cabreados con el tema que votarían si a la independencia.  Yo personalmente me veo mejor en un gobierno del  mundo pero son posiciones que no tienen solución salvo votando. Lo de que los votemos todos pues es una jilipollada, es como si ud se quiere divorciar y tiene que hacer una votación con su pareja. 

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 3 Respuestas

              0

              0

              • cepeda cepeda 29/12/15 21:23

                Por una lado están los catalanes... que son tan españoles como los demás... y que son solo una parte de los españoles. Por otra están los nazional separatistas de cataluña, QUE NO SON LOS CATALANES sino una parte de ellos que quieren convertirse en ciudadanos de primera ellos solitos al tiempo que nos degradan al resto a la condición de ciudadanos de segunda (obligados a pagar impuestos pero sin derecho a decidir...) en nuestro propio país... Esos mismos nazional separatistas que pusieron en marcha todo este akelarre al grito, mentiroso, del ESPAÑA NOS ROBA... para ROBARNOS A LOS DEMÁS nuestro derecho a decidir... y para rompernos el país... Sabe lo que le digo, Sr Quintanilla?. Que va a ser que no. Tenemos la razón, la historia, la ley y la constitución de nuestra parte... y además, la voluntad, de no permitir que una minoría por muy importante que se crea.... nos robe lo que es nuestro. Aquí no habrá nada parecido a lo que pasó en Ucrania.... ¿sabe por qué?. Porque allí detrás de unos está occidente... y de los otros está Rusia. Aquí detrás de nosotros está la razón, la ley, la constitución... y detrás de los nazional separatistas están... los pirineos y más allá... la Francia de Valls, de Sarko y de Marine Le Pen...

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 1 Respuestas

                0

                0

                • Quintanilla Quintanilla 30/12/15 19:56

                  Cepeda, se lía mucho, no es tan raro pensar que este conflicto se pueda arreglar como lo hizo Cameron en Escocia, o  los Canadienses con los quebetianos, no quiero ser Rusia ni  Ucrania. Ya daría yo algo por tener la política francesa, independencia del poder judicial, laicismo de verdad, y poder votar a mi presidente de la República cada 4, 5 o 7 años. Agarrarse a la constitución para no arreglar el tema catalán es de pocas luces, no olvide que la constitución se hizo con "los rifles apuntando" como se demostró el 23 F de aquel 81 (la constitución es de 78 por si no lo sabe). Hay que arreglarla sin duda. Zapatero y Rajoy la cambiaron para asegurar el pago de la deuda por encima de los derechos de las personas y lo hicieron sin consultarnos, de la noche a la mañana. Igual lo han pagado un poco en las urnas.  Para terminar estas mis reflexiones, le digo que no ha aportado ni una solo idea de como arreglar el asunto catalán, dígame que postura tomo yo este fin de año que ceno con mi cuñada independentista y mi otro cuñado que está el la postura opuesta y yo que daría algo gordo por un gobierno europeo de verdad. Buen fin de año

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  0

                  0

              • cepeda cepeda 29/12/15 21:17

                Quintanilla... acabamos de votar y en Cataluña van por la enésima votación en pocos años. Quintanilla...la democracia, el estado DEMOCRÁTICO de derecho es votar y muchas más cosas... empezando por el respeto a la CONSTITUCIÓN que contiene las reglas de juego que pactaron las fuerzas democráticas y que el pueblo refrendó... Quintanilla, quien no esté de acuerdo con las normas, puede proponer cambiarlas.... siguiendo lo establecido en la propia constitución, en el TITULO X... Quintanilla, hay que respetar las reglas.... Quintanilla, sobre lo que es de todos, decidimos TODOS, votamos TODOS. Aquí no hay ciudadanos de PRIMERA (con derecho a decidir) y ciudadanos de segunda (obligados a pagar impuestos como los demás pero sin derecho a decidir...). ¡Pero Quintanilla... qué tipo de "progresismo" es el suyo!. Me dice que, en el caso catalán, no sería nada del otro mundo que el gobierno permitiera que los catalanes decidieran por su cuenta y sin que el resto de los españoles pudiera hacer nada... si España se rompe o no se rompe... ¿Se da cuenta usted de la BARBARIDAD ANTIDEMOCRÁTICA que está defendiendo? Progresista por progresista yo prefiero al socialista francés Valls... ese que dijo antes de ayer: "“Córcega está en Francia y en la República y ningún discurso, en corso o en francés, podrá cuestionar ese vínculo”. “¿La amnistía de los prisioneros políticos? No hay prisioneros políticos. ¿Lo cooficialidad [de dos idiomas, corso y francés]? No hay más que un idioma en la República, y ese es el francés. ¿Un estatuto de residente para los corsos en el ámbito fiscal? Sería contrario a la República”,... es decir, Quintanilla, que en Francia todos los franceses son iguales y tienen derecho a decidir... y que los ciudadanos del rosellón tienen los mismos derechos que el resto de los franceses... y no tienen el autogobierno que tienen aquí ni el catalán tiene el reconocimiento de lengua cooficial y la protección que tiene aquí... No le parece suficientemente democrática Francia, señor Quintanilla?. A ver si después de pretender darle lecciones a Suecia de progresismo ahora le van a dar lecciones de democracia a la república francesa... Lo que nos quedaba por ver....

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                0

  • Angels Angels 27/12/15 17:13

    No siempre saber leer es entender lo que ser lee.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Irenepaz Irenepaz 27/12/15 21:02

      Tiene usted toda la razón

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • María Malva-Roja María Malva-Roja 27/12/15 17:00

    A ver cómo consigo explicaros lo que acaba de pasarme... Empiezo a leer el artículo y llego a este parrafo: "Analizando los datos del CIS –más allá de los ejercicios adivinatorios sobre las horquillas de escaños–, se comprueba que la intención de voto a Podemos la acaparaban hombres, muy críticos con el PP y con Mariano Rajoy, y pesimistas con la situación socioeconómica pasada y próxima del país". A partir de aquí, he seguido leyendo como si diera por hecho que el autor iba a aportar alguna diferenciación que justificara mi "espera". Y no. He terminado sin que mi espera tuviera recompensa. Me explico, me explico. Voy a copiar el mismo párrafo cambiando una sola palabra para que me entendáis. Ahí va: "Analizando los datos del CIS –más allá de los ejercicios adivinatorios sobre las horquillas de escaños–, se comprueba que la intención de voto a Podemos la acaparaban CASTELLANOS muy críticos con el PP y con Mariano Rajoy, y pesimistas con la situación socioeconómica pasada y próxima del país". Lo lógico es que se siga leyendo en espera de lo que el autor tenga que decir, para diferenciarlos, sobre madrileños, catalanes o vascos. Porque lo que sería un disparate sería pensar que el autor, al decir CASTELLANOS, pretendía que todas las nacionalidades nos sintiéramos representadas. ¿Al decir castellanos quería usted decir españoles? Lo hago notar porque yo, que soy andaluza, no me siento representada en ese párrafo. Al leerlo, me he sentido, pues, por un lado, indignada; pero, por otro, al hacérselo leer a una persona que tenía a mi lado, me he llevado una gran alegría... Porque, sin necesidad de advertencia previa, le ha pasado lo mismo que a mí.  Es una alegría descubrir que ya hemos avanzado lo bastante como para que a cualquiera le chirríe tener que tragar que los castellanos nos representan a todos por extensión, como en tiempos de Fanco. Porque resulta que NO, QUE NO NOS REPRESENTAN, Y DESDE MUCHO ANTES DEL 15 M. Si yo fuera socióloga, me tomaría con mucho interés el estudio de lo que sea que reivindiquen ustedes, los hombres, porque ustedes representarían nada menos que el 47 % de mi objeto de estudio. Son minoría ustedes, pero yo no los minusvaloraria por eso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • toñi toñi 27/12/15 16:34

    Miguel, según Ud.  De todos los partidos que se presentan a la elecciones, solo podemos aspira al poder. Venga hombre que se le ve el plumero.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • itnas itnas 27/12/15 12:54

    Pido de antemano excusas si alguno de los de este foro se siente ofendido por el comentario que sigue. Si mi opinión es 'Frutanito es un miserable delincuente de madre desconocida' ¿entonces estoy excusado por faltar al respeto a Frutanito? Evidentemente el ejemplo ilustrativo es exagerado, pero leo con cierta frecuencia y poco placer que con 'es mi opinión' algunos tratan de justificar cosas poco justificables. En general, la opinión nace como consecuencia de una serie de factores, y de lo que se trata de averiguar es la verosimilitud de dichos factores.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • Lunilla Lunilla 27/12/15 13:24

      itnas comtº nº 29[...] El Odio per se, es la ponzoña que envenena el pensamiento.  Molete.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Angels Angels 27/12/15 13:07

      Cierto, todas las opiniones.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      0

      • itnas itnas 27/12/15 14:51

        Lleva razón, veámoslo. Su #6 ¿cuál es la verosimilitud de que Podemos busca el poder por encima de ideologías y cambio social, otra que la de ser su opinión? Su #8 ¿dónde podemos encontrar semejante conclusión acerca de la naturaleza gregaria y la apuesta por caballo ganador de la humanidad, además de en su comentario? Su #10, ¿dónde ha leído la variedad de programas que Ud. reclama a Podemos? Por favor visite unpaiscontigo.es, sección programa. Su #27 ¿qué verosimilitud tiene que diga que no pretende impartir doctrina, otra que confiar en su comentario? Su #30 es llamativo,  es decir, como todo son opiniones es legítimo decir lo que opino. Y lo cierto es que el computador que, probablemente, está utilizando para opinar no es una opinión, más bien es un artefacto que se genera porque en este mundo hay cosas más allá de las opiniones, es decir, existen la ciencia, la técnica que se origina en la ciencia, la lógica y, por citar sólo unas pocas, la epistemologia que permiten obtener conclusiones con validez más general que la de las opiniones personales. Mire Ud., contrariamente a lo que pueda parecerle, ahora se trata de aunar esfuerzos con el objetivo de desplazar al neoliberalismo, de forma que bienvenidos sean los espíritus de izquierda real, sea en el espacio de Podemos, sea en el del PSOE, o IU. No entremos en la polémica cuyo beneficiario es la derecha gobernante (¿desea que le razone esta opinión?)

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        0

        • Lunilla Lunilla 27/12/15 15:30

          ........"Y porque no debatrir razonadamente a partir del ccomentario de lunilla, pasando por l comentario 31, agarraando el bicho por los cuernos o, comenzamos por el comentario nº 28, donde se gesta todo el evento: "La ponzoña que envenena el pensamiento;  el nivel psicòtico del Anguitismo comtº 32; y de la neolengua con que se trata al Socialismo por poarte de aquellos que en cien años no han hecho nada y, ahora pretenden  pasar facturas por atrasos inesistentes desde la comodidad de su propio Politburò. Molete.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • Angels Angels 27/12/15 15:28

          Por cierto, existen articulos, informaciones en prensa, en articulos, el publicaciones. Solo hay que buscarlos.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • Angels Angels 27/12/15 15:25

          Tiene todo el derecho a opinar sobre mis opiniones. Tengo todo el derecho de no entrar al trapo de sus increibles argumentos. Lo dejamos.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Leoni Leoni 27/12/15 11:35

    Pues para mi se tendrian que haber unido Podemos e IU no se porque no llegarian al acuerdo entre los dos, yo espero que para las proxima elecciones vayan juntos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • itnas itnas 27/12/15 10:57

    Me llama la atención, fundamentalmente, la forma en la que se estructura el artículo. Opiniones hay todas las que se quieran, es cierto y bienvenidas sean, pero sería muy deseable que las conclusiones obtenidas pudieran demostrarse. En la práctica política imagino que, como en las ciencias empíricas, la demostración es el contraste, es decir, observar la coincidencia o no entre la hipótesis y el resultado de un experimento; y el problema es que, de momento, no hay resultados (dependiendo de si se examina lo que ocurre, a nivel local, en las alcaldías de Madrid o Barcelona). Por tanto, bienvenidas las ideas para formular hipótesis, pero no tratemos de convertir dichas ideas en conclusiones. Dicho lo cual, también llama la atención alguna contradicción lógica del discurso. Por ejemplo, da la impresión de que, según el articulista, Podemos es el resultado de una concienzuda labor para alcanzar el poder (por cierto, ¿no es esto lo que hacen todos los partidos?) y, sin embargo, ¿cómo rechazan la coalición con IU si, según el autor, se hubieran alcanzado más diputados (104 en lugar de 69 con la reforma de la ley electoral)? Además, si la conexión entre el lenguaje de Podemos y la realidad observada por la población es evidente, ¿el objetivo de Podemos es acabar con el bipartidismo? ¿no será más bien el objetivo de la población? De otra parte se habla de mosaico ideológico en redefinición constante, a lo que se le puede llamar de dos modos, oportunismo o evolución, de forma que sería conveniente aclarar a cuál ns referimos y demostrar la aclaración.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • laguncar laguncar 27/12/15 12:25

      Gracias Itnas por tu comentario: creo que explicas perfectamente bien las contradicciones del artículo y es de agradecer la lógica empleada. Si no has leído el artículo de del Fresno de hace un año, pincha arriba y lo encuentras, verás más. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Angels Angels 27/12/15 10:16

    Sin intención de polemizar, dice que Miguel Freso no hace un analisis profundizando en su programa. Pero ¿cual de todos?.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • laguncar laguncar 27/12/15 12:11

      Agnes, Podemos tiene UN programa para estas generales. Yo no pido a del Fresno que lo analice, sólo digo que habla sin conocer el programa de Podemos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Angels Angels 27/12/15 10:17

      Era una respuesta a Floren.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión
  • @cibermonfi Javier Valenzuela Javier Valenzuela

    ¿Hacia un Estado de Excepción?

    La libertad, primera víctima del emponzoñamiento de la crisis política catalana. A uno y otro lado del Ebro.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    ¿Irán los catalanes a votar en bici?

    La cuestión no es baladí, porque la forma en la que nos movemos representa el 40% de las emisiones de CO2 y es una de las principales causas de contaminación atmosférica en nuestras ciudades.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Madrid

    Pido que me comprendan si me niego a aceptar la caricatura facha de Madrid que se utiliza estos días en muchas declaraciones, porque yo he vivido y vivo en otro Madrid y me reúno a hablar de poesía o a tomar cerveza con otro Madrid.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre