x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

Un palo en la puerta giratoria

Publicada el 29/12/2015 a las 06:00 Actualizada el 28/12/2015 a las 22:10
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios


“Que cuando la mentira llame a tu puerta, hayas salido en busca de la verdad”.



¿En qué se parecen una escuela, un hospital y un periódico? En que deberían ser lo mismo: un bien público, un derecho esencial de los ciudadanos, porque sin una educación y una sanidad al alcance de todos no hay democracia; y sin información, tampoco. ¿En qué se diferencian? En que para que puedan cumplir con su tarea los dos primeros debe tenerlos bajo su control el Estado, mientras que los medios de comunicación necesitan ser autónomos para ser independientes. La pregunta es si en el tipo de sociedad en la que vivimos se puede recibir dinero sin quedar en deuda con quienes te lo dan o sólo hay dos formas de devolverle al poder su ayuda: la obediencia y el silencio. Más bien lo segundo, porque con esa gente no hay medias tintas: si te pones a sus pies, estarás en sus manos.

En su libro Salvar los medios de comunicación, recién publicado por la editorial Anagrama, la ensayista Julia Cagé, que es doctora en economía por la Universidad de Harvard y profesora del Instituto de Estudios Políticos de París, hace un análisis de las horas bajas que viven la gran mayoría de los diarios de Europa y Estados Unidos, golpeados por la crisis financiera, la caída de la publicidad, el encarecimiento del papel, el desprestigio al que los ha conducido la sumisión a determinados intereses, convencidos de que la única forma de sobrevivir era suicidarse, y el huracán de internet, que se lo ha llevado todo a su paso.

En la red se ha establecido una competencia en la que todos luchan y nadie gana, donde cualquiera opina, difunde, comenta... Los agregadores de noticias hacen que corran como la pólvora y de pantalla en pantalla lo mismo una gran exclusiva que un rumor sin fundamento o incluso un infundio. En las redacciones, los periodistas son sustituidos por informáticos o pasan tanto tiempo ante la pantalla de sus ordenadores que no pueden casi nunca pisar la calle. Eso los que tienen la fortuna de esquivar un ERE, que es un palíndromo, una palabra que dice lo mismo al derecho que al revés, como oro o radar, y por lo tanto no tiene escapatoria.

En el planeta virtual, sigue Julia Cagé, el éxito es más que nunca un espejismo y las cifras que parecen representarlo no significan gran cosa, si tenemos en cuenta que las ediciones digitales de Le monde o The New York Times, por ejemplo, reciben más de 600 millones de visitas al año pero el promedio de lectura de los internautas que acceden a ellas no alcanza los cinco minutos diarios. Para rematar la faena, en España, Francia y otros países el IVA que se aplica a los medios digitales es muy superior al que pagan los tradicionales, lo que supone una discriminación que tal vez se explique por la dificultad de controlarlos.

Es decir, que se trata de una estrategia parecida a la que siguen para limitar la financiación solidaria, el famoso crowdfunding, o penalizar el uso de energías limpias, que ellos ven como un palo en las puertas giratorias que tantos beneficios les proporcionan. No hay más que recordar cómo al ver que la gente ponía dinero de su bolsillo para colaborar desinteresadamente con proyectos en los que confiaba, el Gobierno del PP se apresuró a torpedear las plataformas cívicas, limitando su inversión, obligándoles a registrarse en la CNMV y en el Banco de España, a presentar una relación de socios y administradores y a tener un capital social de 50.000 euros o un seguro de responsabilidad civil con una cobertura anual de 150.000. Aquí hay que tener cuidado con la generosidad, porque quien la practique puede acabar con las esposas puestas, acusado de obstaculizar la injusticia.

El resultado de ese combate, que se libra de Washington a Moscú y de Madrid a Londres y que vuelve a ser el de David contra Goliat, es que muchas cabeceras históricas han sido compradas por millonarios que prefieren tenerlas a sueldo que en su contra o, simplemente, desean jugar a magnates de la prensa igual que otros se compran un equipo de fútbol para convivir con las estrellas del deporte y viajar de palco en palco. En todas partes hay políticos que aspiran a manipular la realidad en su provecho y grupos de presión a los que no les gusta que se saque a la luz la verdadera naturaleza de sus negocios. Y unos y otros luchan a cara de perro por establecer monopolios que garanticen que la verdad no pueda perjudicar sus intereses.

¿Cómo evitar que se produzca “una concentración del poder en pocas manos que no siempre son las más competentes ni las más desinteresadas”?, se pregunta Thomas Piketty en el prólogo a esta obra. Su autora responde que la solución podría estar en hacer que los periódicos funcionasen como algunas universidades, convertidos en fundaciones que alternaran el capital público y el privado, lo primero mediante incentivos fiscales y exenciones de impuestos y lo segundo gracias al mecenazgo, las donaciones y el apoyo de los crawdfounders que respaldasen un producto que consideren necesario aunque no sea rentable y a sabiendas de que “los beneficios deben reinvertirse y no repartirse.”

Hay que conseguir que el pluralismo llegue a la propiedad, dice Julia Cagé, y que allí donde hasta ahora han fracasado la autogestión y las cooperativas, triunfe la militancia romántica de quienes sientan como algo suyo un periódico que esté de su lado y no tenga más objetivo que la búsqueda de la verdad. También habría que hacerle entender a los Estados que una de sus obligaciones es proteger y fomentar una prensa libre. “Los propietarios de las diligencias no son quienes construyen los ferrocarriles”, dice el economista Joseph Schumpeter, y tal vez esa frase explique bien la necesidad de un cambio generacional que lleve a los parlamentos a dirigentes capaces de entender que otra época requiere no sólo otros hábitos, sino también otra mentalidad.

No estoy muy seguro de que el periodismo fuese algún día el cuarto poder, pero sí de que le ha pasado igual que a los otros tres: ha sido cercado por las tropas del neoliberalismo. La única forma de romper el asedio es juntar un ejército aún mayor. Los que dividen, vencen. Los que suman, se hacen invencibles.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

32 Comentarios
  • eduvicus eduvicus 02/01/16 20:10

    Muy acertado el artículo, se resume en tu frase que: "si te pones a sus pies, estarás en sus manos". El poder se ha hecho con los medios de comunicación no tanto para generar dinero como negocio, sino para proteger y esconder la forma en cómo lo ganan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • quisierasaber quisierasaber 02/01/16 11:49

    gracias Benjamin por esa claridad y valentia. Lo mejor es ser realistas y pedir lo imposible. Feliz año

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 31/12/15 23:22

    Me quedo con el esperanzador lema: "todas las revoluciones empiezan en un callejón sin salida".  Gracias, Benjamín y lectores, por este rinconcito de reflexión y tranquilidad que me parece una fortuna. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 02/01/16 11:15

      Gracias a ti, Bacante, y a todos los lectores de infoLibre: los "rincones de reflexión" sólo pueden existir si alguien va a descansar a ellos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • terrícola terrícola 31/12/15 11:53

    Benjamín  Prado, si no hubieras nacido, habría que nacerte. Gracias por escribir.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 31/12/15 17:20

      ¡Gracias, Terrícola! Entraré en 2016 con esas palabras en el oído.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Irenepaz Irenepaz 30/12/15 23:53

    Aveces cuando escucho a gente joven muy bien formada que se  han marchado a otros países en busca de oportunidades me pregunto ¿Y aquí quién va ha echar andar el carro?. se les  ha formado muy bien en todo menos en ser solidarios, comprometidos y luchadores. Es como vivir en una burbuja de confort  que ponga por favor no molesten yo solo quiero ser feliz. En una sociedad hedonista donde solo cabe el interés personal es  muy difícil   ir transformando las condiciones de vida, creó que solo cuando no se posee nada se da el primer paso. Un placer leer sus artículos 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 31/12/15 00:12

      Muchas gracias, Vel e Irenepaz. Yo tengo muchísimas esperanzas depositadas en los jóvenes de este país, los que están y los que se han tenido que ir pero volverán.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • vel vel 30/12/15 17:22

    Gracia a ti, a la verdadera prensa que pertenecéis, me habéis enseñado que estar informado es un regalo muy deseado. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • marasme marasme 30/12/15 12:39

    "hay que tener cuidado con la generosidad, porque quien la practique puede acabar con las esposas puestas, acusado de obstaculizar la injusticia." Sí, la ley mordaza en la calle no ha sido suficiente, te pueden regalar esas pulseras por intentar parar un desahucio, por gritar demasiado cerca de un poderoso o sin gritar, pero mirar demasiado a un policía, por tener energía solar sin pagar a las eléctricas... La esclavitud del conformismo y el miedo amenaza de forma constante. Ese es el silencio buscado. la solidaridad y el compromiso se pagan muy caro.  Qué placer leerle, señor Prado. Gracias por no permanecer en silencio. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 30/12/15 16:54

      Gracias, Marasme. La expresión «la esclavitud del conformismo l» es tremenda.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • cheflo cheflo 30/12/15 00:42

    Un caso que yo considero paradigmatico de los niveles que puede alcanzar la censura y el boicot en los medios, incluyendo la actuacion abyecta del sistema judicial, con el objeto de invisibilizar todo lo posible a una persona "prohibida" por el sistema, es el de Garcia Trevijano. Se comprende, pues sus palabras, e incluso yo diria que su sola existencia, por lo que ha sido su vida (tiene cerca de 90 años), dejan en evidencia, con claridad y contundencia, a esta Oligarquia de Partidos que pretende representarnos. El discurso del pasado dia 19 tuvo que hacerlo en una sala privada, al prohibirsele pronunciarlo en la Plaza de Sant Jaume. http://www.diariorc.com/2015/12/19/el-discurso-prohibido/

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MC-AR MC-AR 29/12/15 20:26

    Una muy buena reflexión, empezando por el pensamiento del encabezado. La verdad es que es muy rara la vez en la que leyendo uno de sus artículos no me siento completamente de acuerdo con sus reflexiones. Espero poder seguir leyendo muchas más gracias a medios independientes y no serviles que arriesguen. Pido a InfoLibre que no flojee, que mantenga la línea editorial crítica, sin miedo. Seguro los "militantes románticos" se lo agradeceremos y permaneceremos fieles, lectores y socios. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 29/12/15 21:06

      Muchas gracias, MC-AR, me siento muy orgulloso de lo que me dice, con lectores tan generosos, infoLibre saldrá adelante y su independencia se afianzará porque ustedes serán sus únicos jefes.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • huesitos huesitos 29/12/15 19:48

    La revolución comienza con uno mismo. Y a partir de ahí las verdades del alma y no del alma avanzan. La necesidad de comunicarlas y expandirlas inventa el instrumento. Y hoy en día con poco se puede hacer mucho. Opino, no sé si me explico.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 29/12/15 20:05

      Gracias, Huesitos, te explicas de maravilla. Eso sí, hay que sumar uno mismos suficientes como para salir adelante.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.