X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

La verdadera línea roja

Publicada 06/01/2016 a las 06:00 Actualizada 06/01/2016 a las 02:25    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 48

Andan hablando desde el minuto uno de “líneas rojas”. Mal camino. Cada cual tiene las suyas, más o menos subjetivas, inspiradas o no por intereses propios o ajenos. Nos ocurre a todos en cada circunstancia de la vida. Y elegimos. Acierto o error. La democracia consiste (también) en eso. El problema surge cuando uno percibe que la decisión no sólo es subjetiva sino que está (o pretende estar) manipulada. Ahí radica la diferencia entre libertad y dominación. No han pasado tres semanas desde las elecciones generales y ya procede gritar: ¡Un respeto! Porque escuchamos muchos más mensajes destinados a blindar las opciones propias de cara a unas (probables) elecciones anticipadas que argumentos elaborados con la intención de gestionar los intereses de la mayoría.

Damos por descontadas (o nos venden como tales) demasiadas cosas que en absoluto están claras.

– Se da por hecho que la “estabilidad” sólo se garantiza por la vía de una gran coalición PP-PSOE o PP-PSOE-Ciudadanos. La primera trampa siempre está en el lenguaje. ¿Qué entiende usted por estabilidad? No hay nada más estable que un cementerio, al que sólo cabe añadir cadáveres que no se moverán. Cuando política y mediáticamente se alude a la “estabilidad” lo que se transmite es una supuesta garantía de “felicidad”, que en estos tiempos exige crecimiento económico y empleo. Bastaría repasar (sin gafas sectarias) los datos conocidos este mismo lunes sobre paro registrado (por no mencionar el retroceso en desigualdad o el crecimiento de la pobreza) para poner en entredicho el discurso único sobre la “estabilidad” y plantearse si no caben alternativas más eficaces (y justas) a las medidas practicadas hasta ahora, que se reducen a la devaluación salarial y a la máxima presión fiscal sobre quienes no tienen escapatoria: los que (aún) conservan una nómina pública o privada. ¿Hablamos de una gran coalición para acabar con la desigualdad y el fraude fiscal y mejorar los salarios de las clases medias y bajas o de la “estabilidad” que ha supuesto hasta ahora la crisis para las rentas muy altas? (Por cierto, poco parece importar lo que prefieren los ciudadanos. Como recordaba aquí Ignacio Sánchez-Cuenca, sólo un 0,1% de los españoles aprobaría, según el CIS, esa coalición PP-PSOE-Ciudadanos que tanto le gusta a Rajoy).

– Se da por hecho que cualquier gobierno sustentado por una mayoría de votos de izquierda sólo puede dar lugar al pánico de los mercados y a la inestabilidad económica. Citemos a alguien poco sospechoso de bolchevique ni perroflauta. Adam Posen, director del Instituto Peterson para la Economía Internacional, contaba hace cuatro días en un medio nada sospechoso de bolchevique (El Mundo): “No hay razón para que las carteras se ajusten y España vuelva a tener problemas (…) El BCE ha comprendido que su política estaba causando pánicos inesperados (…) La situación de España no debe generar tensión en los mercados”. Dicho de otra forma: no queda experto sin carné político que no reconozca que lo que ha variado el rumbo suicida de la economía española (y de la periferia del euro) ha sido el cambio de estrategia del BCE, sus inyecciones de liquidez y su anuncio de que las mantendrá el tiempo que sea necesario para evitar nuevos ataques al euro o que se disparen las primas de riesgo. Si no el pánico, la preocupación (y la autocrítica) debería estar en el núcleo duro de la UE, en la Comisión Europea, en Berlín o en Francfort, donde se deberían examinar los daños provocados por un discurso único neoliberal que ha llevado ya a la formación de gobiernos de izquierda (o progresistas al menos) en Grecia, Italia, Portugal, Francia y quizás en España si hubiera pactos de izquierda y nacionalistas.

– Se da por hecho que hacer cambios en los liderazgos de PP y PSOE en estas circunstancias contribuiría aún más a la inestabilidad política. Así lo sostienen editorialmente los grandes altavoces de la prensa tradicional, que dan por natural algo inimaginable en otras democracias: que no hayan dimitido aún Mariano Rajoy (tras la pérdida de 3,6 millones de votos y 63 escaños) ni Pedro Sánchez (tras la pérdida de 1,5 millones de votos y 20 escaños). Al contrario. Aquí ambos anunciaron al día siguiente del 20-D que seguirán al frente de sus partidos y como candidatos a la presidencia si se repiten elecciones.

– Se ha dado por hecho desde el PP que la hoja de ruta soberanista en Cataluña sería un argumento definitivo para que el PSOE cediera a alguna forma de acuerdo (aunque fuera para una legislatura corta) que acelerara la formación de un Gobierno capaz de “responder al reto independentista”. La CUP liquidó este domingo la utilización (actual) de ese argumento al vetar definitivamente a Artur Mas y provocar la convocatoria de nuevas elecciones en Cataluña. Y Mas ha dado por hecho este mismo martes que todavía alguien puede creer que la principal responsabilidad de su fracaso la tiene la CUP (o la mitad de sus miembros) por confirmar su compromiso electoral de no apoyarle.

– Se ha dado por hecho desde Podemos que trazar como línea roja (o exigencia "irrenunciable") para cualquier acuerdo postelectoral la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña no sólo responde al programa pactado con sus aliados en Cataluña, Galicia y la Comunidad Valenciana sino que además identifica al PSOE con el PP sobre el modelo de Estado y ensancha el espacio electoral que el partido de Pablo Iglesias ha arañado ya a los socialistas.

– Se ha dado por hecho desde el PSOE que la única respuesta posible al planteamiento de Podemos era exigirle que retirara esa “línea roja”, en lugar de tomar la iniciativa de sentarse a debatir primero las 23 importantes coincidencias de programa entre PSOE y Podemos en políticas económicas y de urgencia social. O en discutir a fondo el modelo de Estado federal y la relación entre Cataluña y España que se podría proponer en un referéndum que más pronto que tarde todo el mundo sabe que habrá que celebrar. O en comprometer la decisión final sobre ese asunto (como Podemos hace con tantos otros temas) a la votación de los pactos por parte de la militancia socialista (como ha propuesto el diputado Odón Elorza).

– Se da por hecho, especialmente desde el grupo Prisa en los últimos días, que la tensión interna en el PSOE puede llevar al liderazgo a Susana Díaz y que lo primero que haría la presidenta andaluza es dar su apoyo a Rajoy para una legislatura corta. El PSOE andaluz lo desmiente. Que las mismas voces que alientan acuerdos o “miniacuerdos de Estado” hagan ahora una defensa numantina de Pedro Sánchez sólo induce a pensar que confían en que Sánchez no logre un acuerdo por la izquierda y pueda decir, en un par de meses, que ha hecho todo lo posible y que repetir elecciones sería un desastre para España y para el PSOE. Es decir, que finalmente sea Sánchez quien cumpla (con más docilidad que la que apodan como sultana andaluza) el deseo que no disimulan ilustres ‘ex’ del PSOE ni representantes de los principales poderes económicos y financieros. (Ya sea con Rajoy o con otro dirigente del PP o incluso con un tecnócrata en la Moncloa).

– Se da por hecho en amplios círculos del PSOE que Susana Díaz conseguiría fuera de Andalucía frenar la sangría de votos que viene sufriendo su partido, de modo muy contundente en los grandes núcleos urbanos y entre las generaciones más jóvenes y dispuestas a protagonizar el cambio. No hay constancia (que sepamos) de carácter demoscópico sobre ese dibujo de futuro, aunque distintos barones socialistas sostienen que no se trata ya de recuperar voto sino de “salvar el partido”.

– Se da por hecho (y sin vuelta de hoja) que el presidente del Congreso de los Diputados debe ser alguien del PP o del PSOE. En la primera opción porque es el partido que más votos obtuvo, y en la segunda porque la fragmentación parlamentaria recomienda que no coincida la presidencia del Congreso con la militancia en el partido gobernante. Esta es una democracia parlamentaria, no presidencialista, y ese puesto (importante aunque no siempre lo parezca) se elige antes que el posible Ejecutivo, así que lo coherente sería que no perteneciera a ninguno de los partidos que pueden gobernar. Por complejo que sea el puzle, los únicos partidos que pueden intentar formar gobierno son PP y PSOE, de modo que ambos podrían haberse mostrado dispuestos a apoyar para la moderación parlamentaria a alguien que no milite en ninguna de las dos formaciones mayoritarias. Este martes, el diputado encargado de negociar en nombre de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, reclamó para el partido de Rivera la presidencia provisional del Congreso "hasta que se decida" quién va a ostentar el gobierno.

En definitiva, se dan por descontadas muchas cosas apenas tres semanas después de unas elecciones que han reflejado en el Congreso una pluralidad de la sociedad española que obliga también a nuevos modos de gestionar la gobernación. La mayor parte de los mensajes políticos se pronuncian (y se escuchan) en clave electoralista. Lo único que aparentemente no se da por descontado es precisamente el riesgo que puede encerrar la verdadera línea roja: que se dispare la irritación (y/o la abstención) ciudadana si se ven decepcionadas (y muy pronto) sus expectativas.      
EL AUTOR Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



13 Comentarios
  • Pitágoras Pitágoras 09/01/16 00:25

    Enhorabuena por el artículo. Como siempre,  estudiado a fondo y concreto en las afirmaciones. Pero yo estoy empezando a hechar de menos información sobre las reuniones que tienen o puedan tener los representantes de los partidos políticos de cara a los posibles pactos. Me gustaría que dichas reuniones se produjeran con luz y taquígrafos. Ya sé que soy un poco ingenua pero no puedo creerme que las únicas reunones que han tenido lugar son las que hemos visto todos. Si es así, mal vamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • eleusipo eleusipo 08/01/16 20:30

    Tal vez esté ocurriendo que, lo que deberá hacerse durante una serie de años - 18-20 años - estemos pretendiendo que los pollíticos lo hagan o construyan en unas pocas semanas. Es obvio que todos tenemos - o casi todos - ganas de arreglar una serie de cosas rápidamente, pero advirtamos que algunas de ellas, por su propia naturaleza, no permiten arrear tanto y salir victoriosos. Pido sensatez. Creo que el GRAN CAMBIO DE ESPAÑA y también el de Europa, el cual no ha empezado en los paises centrales, va a influir mucho sobre nuestra marcha, pues por allí soplan y por aquí nos tambaleamos como pajas al viento. Jesús Marañas, la inmensa mayoría de los periodistas, de los comentaristas y los ciudadanos en general, estamos cruzados por preferencias subjeticas, pero es natural, eso conforma ese mundo variopinto que da esencia a la democracia y al futuro. Decir por último que, entre una serie o batería de cuestiones urgentes sociales y el acomter un proceso constituyente y a fondo - si es posible - puede mediar algún tiempo. Aunque si no nos ponemos nerviosos, esta sociedad civil aguantará y podrá con todo. Ánimo, pues, y saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • gviel gviel 08/01/16 15:52

    Si, se dan demasiadas cosas por supuesto. Yo estoy mas del lado de los comentaristas, expertos sociólogos y estadísticos en que unas nuevas elecciones volverían a dar mas o menos la misma suma. Y como estamos en terreno desconocido, nos estamos poniendo todos muy nerviosos. Yo entiendo que mucha gente piense que la situación de Pedro Sánchez es la misma que la de Mariano Rajoy, es decir, que ambos deberían haber dimitido ante sus fracasos electorales. Pero yo no lo veo exactamente así. Pedro Sánchez lleva año y medio al frente del PSOE. Aún perdiendo votos, se recuperó mucho poder territorial y local que se había perdido hace tiempo y potenció que se negociara en aquellos territorios donde se podía llegar a gobernar. Se enfrentó a una campaña de "todos contra Sánchez" y que le auguraba unos resultados mucho peores. Solo intenta gobernar su partido, díscolo donde los haya, pero no ha gobernado nada mas. Yo creo que se ha ganado el derecho a intentarlo. Mariano Rajoy: lleva treinta años en política con mando en plaza: ha sido de todo. Ministro con Aznar, Vicepresidente de los "hilillos de plastilina" con la mayoría absoluta de Aznar. Jefe de la inclemente oposición a Zapatero y finalmente la gloria. Presidente del Gobierno de España con mayoría absolutisima que ha ejercido sin ningún complejo. Ha perdido  66 diputados, bueno alguno mas por 3 pertenecen a Foro Asturias y UPN. ¿Quien ha sufrido una mayor catástrofe electoral?. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • apinelbarbes apinelbarbes 08/01/16 23:03

      Considero muy bien detallada y realista tu exposición.Es cierto que todos los que deseamos que este pais tenga un futuro en el que nuestro destino lo redactemos nosotros y no, que nos venga impuesto desde las oligarquias y los intereses financieros.Veo muy dificil el acuerdo entre las diferentes opciones progresistas, nacionalistas e independentistas, pero si primero son los intereses del ciudadano y en sengundo plano la cuestión territorial, bien merecería la pena establecer una periodo de tiempo donde se puedan solucionar las necesidades sociales, laborables y de protecccion para la ciudadanía, que en definitiva es lo que hoy mas urge, para despúes estudiar las diversas fórmulas de soberanía territorial.La situación actual es deprimente, de pleno desasosiego e incertidumbre, y hasta aquí nos han traido todos los que defienden " la unidad de España por encima de todo", por eso, ellos mismos deberían poner mucho más de su parte,servir al pueblo,respetárlo y reconocer sus graves errores.La pruralidad de España es evidente,hay que respetarla, reconocerla y acordar normas de convivencia.La fragmentación de la sociedad se ha producido por los abusos e intereses de los partidos dominantes, deben mirarse al espejo y reflexionar sobre nuestro futuro, esta situación es compleja, pero no sin solución.En esa línea parece que pretenden ir una parte del PSOE, a la que aplaudo y no sería mala idea profundizar y llegar acuerdos, en los aspectos prioritarios, y aplazar el debate de soberanía territorial una vez puesta en marcha lo más necesario, el futuro de nuestro pueblo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Yayo Carlos Yayo Carlos 08/01/16 15:28

    Felicidades Jesús Maraña, por éste articulo tan extraordinario y por las verdades que contiene. ¿Que pretenden estos, no nuestros, políticos con el poco conocimiento de lo que es la DEMOCRACIA y sus deberes con los ciudadanos, que están incumpliendo. Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • isa54 isa54 07/01/16 20:10

    Genial; porque de electoralismo e intereses va el juego. Y en este juego, Podemos también se desgastará si no toma la iniciativa de sentarse a hablar con el PSOE e UP -IU, los puntos de reforma social y política en que pueden confluir. Pero la falta de cultura democrática no sólo afecta a los ciudadanos, a los dirigentes de los partidos también. No hay más que se parezca a un partido que sus votantes.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Felipe Vl_timo Felipe Vl_timo 07/01/16 17:31

    Puede que Podemos se convierta en la tabla de salvación del PSOE si termina pactando con él, ya que la repetición de la elecciones, y mucho más si el PSOE se presenta liderado por Susana Díaz, condenaría al PSOE a no liderar ni gobierno, ni oposición y mostrar su apoyo al PP de Bárcenas a cambio de tapar la corrupción del PSOE de Andalucía. El PSOE puede suicidarse como quiera, pero gobernar los próximos dos años de bonanza económica segura y terminar una legislatura corta con la convocatoria de unas cortes constituyentes, donde se puede hablar de referéndum para el territorio que cumpla determinadas condiciones, de la necesidad de cuestionar la monarquía o redefinir la representación del voto en las cámaras parlamentarias y cambiar el senado para que sea algo que represente el voto de los ciudadanos y no que regale un montón de puestos casi vitalicios a cargos del PP, sería un gran éxito para la democracia española.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MASEGOSO MASEGOSO 07/01/16 13:34

    Sí la esperanza de los partidos mayoritarios (PSOE y PP) es la convocatoria de unas nuevas elecciones se puede encontrar con dos cosas: ABSTENCIÓN MASIVA y DECANTACIÓN DE VOTOS A OTROS PARTIDOS (Podemos). Que Pedro Sánchez y Rajoy no hayan presentado su dimisión demuestra sola y únicamente que no tienen ni pajolera idea de lo que debe ser "decencia democrática" y dicho esto deberíamos, la ciudadanía, empujar lo suficiente para que si existen 23 coincidencias en los programas de PSOE y  PODEMOS estos dos partidos tengan , al menos por respeto a sus votantes, serias intenciones de pacto. La ciudadanía progresista lo vemos con muy buenos ojos. Gracias Sr. Maraña por los apuntes hacia el BCE y el "miedo" de cara a la galería de banca, empresarios afines a PP, etc. etc. Esos le tienen miedo a que existan intervenciones estatales de control de verdadero calado que descubrirían los componentes de sus oscuros lodos y demás basura que hay en los sectores financieros e industriales de altura. Gracias por la contundencia real de su artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • LUIS RAMON LUIS RAMON 07/01/16 11:30

    Pues a mí me parece un artículo lleno de sentido común. Lo malo es que todas esas cosas que se dan por hecho se dan sin ni siquiera sentarse a hablar. Es muy difícil que dos personas se pongan a negociar si antes de ello se pasan dos meses diciendo lo que no están dispuestos a negociar. El problema es que aquí nadie piensa en el país, sólo hacen cuentas de como les iría en unas nuevas elecciones. Como dice Pepa Antón, hagan su trabajo de una vez y, si no pueden o no saben, lárguense a sus casas que hay mucho trabajo que hacer.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Marimé Marimé 07/01/16 08:44

    Tenía ganas de decir una cosa desde que escuché al gran Iglesias la noche de su victoria electoral exclamar desde su propio éxtasis que para cualquier negociación era requisito sine qua non el referéndum en Cataluña.  Entonces pensé que se lo había puesto en bandeja a los otros. ¡Qué va! Los otros, en lugar de proponer negociaciones basadas en un bien común de mínimos como punto de partida, entraron al trapo y se enzarzaron con la ruptura de España. Y mientras tanto, la casa España sin barrer. También tenía ganas de decir que los medios de comunicación no opinaron sobre aquella irreflexiva insensatez de Iglesias con la misma garra con la que se dedican a descuartizar al PSOE y sin embargo cuando hace un par de días Iglesias, perspicaz como pocos y atento consumidor de los oráculos de las encuestas, ha hablado de tender la mano a la buena gente, sus fieles cronistas han alabado su gesto. En la base de todo y en el lado opuesto de la casta está el pueblo y la ciudadanía pero los referéndums y las rupturas no lo dejan ver.  

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • 359gcu 359gcu 07/01/16 01:34

    Buen intento, digo muy bueno, pero no logra superar la satisfaccion que me a producido el articulo "no hay por que mentir",  donde.Wyomig define la gran verdad, pos 20D y manipulaciones. Sin animo de hacer conpara ciones, lo dicho me quedo con la version de Wyomig, hay mucha tela y unos presupuestos aprobados, con los que va a ser muy dificil lidiar, y que supongo que no facilitan los acuerdos entre partidos, por otra parte tenemos que seguir aguantando los errores de los politicos de derechas, por que C's es eso un error un tiro en el pie de la derecha, al igual que IU el error de la izquierda, a eso llamo yo que dos diputados cuesten 900 mil votos, podemos decir 1 millon de votos tirados a la basura. Ahora podemos hacer todo tipo de conjeturas pero todo esta atado y bien atado, y usted. MARAÑA lo vislunbra pero no lo dice hace bien, todos saben que todo esta atado, por eso me quedo con Wyomig, da mas en el clavo, su esposicion esta mas acorde con lo que esta pasando. ¡¡Happy new year!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 07/01/16 08:03

      Efectivamente, las comparaciones son odiosas y de un mal gusto subido. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • 359gcu 359gcu 07/01/16 10:38

        + 1

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre