X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Un Auschwitz asfixiante e imprescindible

Publicada 14/01/2016 a las 06:00 Actualizada 02/02/2017 a las 13:14    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 10

Un Auschwitz asfixiante e imprescindible

Son of Saul "Official Trailer" 2015

¿Se puede narrar una tragedia inconmensurable como la del Holocausto desde la ficción? ¿Se puede trasmitir un horror masivo desde un horror concreto, casi individual? La película El hijo de Saúl de Laszlo Nemes, su ópera prima, demuestra que sí.

Se trata de una apuesta arriesgada que ha recibido excelentes críticas y algunos varapalos, e incluso el Globo de Oro a la mejor película en idioma extranjero, preámbulo del Óscar que a que a buen seguro se llevará. Es una película abrumadora, que deja exhausto al espectador. En Cannes, enamoró.



Existen asuntos como Auschwitz-Birkenau, símbolo de todos los campos de la muerte, que no admiten ejercicios literarios ni de narrativa cinematográfica, ni experimentos de mover la cámara desde el punto de vista de un solo personaje, o acercarse a la tragedia desde una cierta dosis de humor. Le sucedió al escritor británico Martin Amis con su novela La Zona de Interés.

De alguna manera también le sucedió a Roberto Benigni con su oscarizada La vida es bella, que se consideró un banalización de los crímenes nazis. O La lista de Schindler de Steven Spielberg.

Lo esencial de una película sobre los crímenes nazis es que transmita la realidad, es decir, el horror, la deshumanización y la locura que supuso la Shoah, el asesinato masivo e industrial de seis millones de judíos y de otros cinco millones de comunistas, gitanos, homosexuales y opositores al nazismo.

El personaje central de la película de Nemes, un sonderkommando (que colaboraba con los nazis en el asesinato de otros judíos y la limpieza de las cámaras de gas) se impone como misión el rescate del cuerpo de un niño judío, a quien considera su hijo, porque en él está su salvamento moral. La lucha por darle un enterramiento digno es la lucha por redimirse y sostener la dignidad de todos. Es una película hermosa, y terrible, asfixiante. De ahí su eficacia.



Entiendo a aquellos que ven en El hijo de Saúl un juego intelectual, pero ese tipo de artefactos narrativos logran aplastar al espectador, dejarlo sin palabras pero colmado de información y de sentimientos. También lo logra el monumental documental Shoah de Claude Lanzmann.



Pienso en el libro Voces de Chernóbil de la premio nobel de Literatura de 2015, la bielorrusa Svetlana Aleksiévich. En él asegura que la catástrofe nuclear detuvo la historia porque el hombre no estaba preparado para una tragedia así, carecía de la posibilidad de medirla.



Cuando se revisa lo ocurrido en los campos de exterminio nazis aprendemos de los antecedentes de lo impensable, y de que resulta mucho más terrible la destrucción masiva de mano del hombre que un accidente nuclear. De Fukushima se puede regresar; del Holocausto, no. Del Holocausto no regresa nadie. Pienso en Primo Levi y en su Trilogía de Auschwitz.

Son frecuentes las críticas a Sebastião Salgado por la belleza de sus fotografías. Parece que la pobreza, el hambre, la explotación no tuvieran derecho al arte o que el arte en cualquiera de sus formas y manifestaciones fuera incapaz de transmitir. Es como si el hambre exigiera una escritura parca, casi hambrienta. Lo importante es la eficacia: el mensaje y el cerebro del espectador y del lector después de un bombardeo de realidad. Se busca conmocionar para despertar.



Lo esencial es que el espectador quede conmocionado, que piense aunque sea por un instante. Hay personas que muestran su cansancio ante la supuesta utilización del Holocausto, son los mismos que se cansan de la Memoria Histórica y de las violaciones masivas de derechos humanos. Quienes se cansan de escuchar y recordar están condenados a repetir los errores.

La reflexión permanente es esencial porque sigue habiendo antijudaísmo en Europa (prefiero esta palabra a la de antisemitismo, una palabra ocupada). Sigue palpitando una fobia hacia lo judío cuando fueron los judíos europeos los primeros soñadores de una Europa sin fronteras.

Ese odio al diferente se manifiesta hoy además en una islamofobia creciente y en los nacionalismos sectarios; y en el miedo al refugiado, al diferente olvidando que nosotros somos los diferentes de otro. El hijo de Saúl no construye puentes, no es su misión. Solo pretende recordarnos qué sucede cuando se construyen muros, alambradas.

Algunos textos sobre la película:

Cómo describir lo indescriptible, de José Emilio Burucúa en El País.

–La corresponsal cultural del The New York Times en Europa, Rachel Donadio, habla con el director y ayuda a contextualizar el filme.

–La crítica de A.O Scott en el mismo periódico.

–A.J. Goldmann escribe en Foward: Son of Saul Captures Intense Brutality of Auschwitz.

–Peter Brandshow en The Guardian: An outstanding, excoriating look at evil in Auschwitz.

–Este enlace le lleva a varias criticas, casi todas elogiosas; hablan de una obra maestra.

Y tres libros:

Todo lo que tengo lo llevo conmigo, de Herta Müller, pese a que trata de los campos rusos, la brutalidad, la deshumanización y el hambre es la misma. Una técnica de destrucción.

Vía Férrea, de Aaron Appelfeld.

Sin destino, de Imre Kertész (Acantilado).


Hazte socio de infolibre



10 Comentarios
  • cepeda cepeda 03/02/17 18:58

    Y a usted le extraña que después de lo del 11-S, de lo de Atocha, de las masacres de Londres, París, Bruselas, Niza, Berlín...etc la gente en Europa esté mosqueada con los musulmanes?. Si eso es islamofobia.... las masacres que cometen los musulmanes en Europa y en otras partes qué es HUMANOFOBIA?. Los nazis exterminaron a los judíos, gitanos, ESLAVOS... y muy especialmente a los soviéticos porque querían implantar un gran imperio alemán... los jihadistas de hoy tienen un propósito muy parecido... y por eso están en jihad (dura y blanda) para extender el islam todo lo que puedan... llevándose por delante al resto... incluidos los musulmanes chiitas y los sunnitas no suficientemente "puros".¿Por qué se producen estas masacres en Europa Occidental y no en la Oriental?. ¿Por qué se producen en EEUU o en Australia pero no en Japón?.Espero que este comentario si se publique... y que quien pueda responder a estas preguntas... que lo haga...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 03/02/17 11:46

    Es una pena que no aparezca mi primer comentario...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Uerda Uerda 03/02/17 09:47

    Sr. Lobo, recuperación semántica de dos palabras: SEMITA: Originario de los pueblos de Oriente Medio: hebreos, árabes y malteses, incluyendo sus idiomas y costumbres. JUDIO: persona que profesa la religión judaica o descendiente de antepasados judíos, sea o no creyente o practicante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 03/02/17 09:20

    1.¿Por qué hay odio hacia Israel y hacia los judíos en Palestina?. ¿Habrán hecho algo los israelíes que justifique las intifadas y los ataques de una población basicamente desarmada contra el ocupante?.2.Pues lo mismo en Europa contra los musulmanes sunnitas wahabitas que están en jihad en nuestros países.3.No es muy difícil de entender... ni de explicar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pintaius Pintaius 17/01/16 11:43

    A ver si de esta lo consigo: Colocar en el buscador de youtube "david cole en auschwitz español" y, por favor, ver el documental antes de hacer valoraciones. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alfar Alfar 16/01/16 09:05

    Para cuando una pelicula sobre la masacre a los palestinos? Porque sobre el holocausto, ya hemos visto muchas. Claro que esa no concurriria ni a los Globos de Oro ni a los Oscars, solo a premios europeos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • juanito34ib juanito34ib 14/01/16 15:30

    Por otro lado, estoy de acuerdo con la observación de Marlboro: la Shoah fue un hecho horrible. Sin embargo, el actual gobierno israelí está llevando a cabo su particular genocidio (y uso esa palabra que definió Lemkin...) sobre los palestinos, a fin de seguir con su propia política de Lebensraum. Parece que Israel y sus palmeros están todo el día recordando el Ghetto o los campos de exterminio, pero cuando ellos crean un Ghetto en Gaza, similar al de Varsovia, el mundo mira para otro lado. Cada cierto tiempo los sionistas se empeñan en emular a Stroop bombardeando los territorios ocupados y, al igual que Stroop, se sorprenden cuando se les resisten. Parece que pasar de víctima a verdugo es fácil. Claro que no fue a los sionistas a los que se masacró, sino a ciudadanos europeos que eran judíos practicantes sin las aspiraciones supremacistas que tiene la doctrina sionista. Junto con gitanos, resistentes (entre los que había miles de españoles),comunistas alemanes, homosexuales u otros grupos que los nazis marcaron para el exterminio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • juanito34ib juanito34ib 14/01/16 15:19

    Hay una película anterior que trata el tema desde un punto de vista casi idéntico: "La Zona Gris" , de Tim Blake Nelson. Claro que no se le dió la misma difusión ni el bombo que ésta. Probablemente, sea "El Hijo de Saul" una buena película, pero la similitud con el argumento de la otra es pasmosa. En la película de Blake Nelson, los operarios del Sonderkommando de Auschwitz tratan de salvar a una niña que ha sobrevivido a la cámara de gas, sin conseguirlo, mientras fraguan la insurrección que destruyó uno de los crematorios.  Sugiero al señor Ramón Lobo que la vea y compare....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • marlboro marlboro 14/01/16 09:28

    Señor Lobo: De los Palestinos ¿que dice?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bacante Bacante 14/01/16 08:50

    Señor Lobo, hay quienes niegan el Holocausto, sostienen que hay muchas mentiras tras la leyenda de Hitler y la Segunda Guerra Mundial y aseguran que lo que hace EEUU no es menos salvaje y cruel y salvaje que lo que llevaron a cabo los nazis. Gente de orden, muy franquista, sí, pero culta e ilustrada. Gente que quiere a su familia y tiene muchísimos amigos. Este país es desesperante. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Cataluña vota a ciegas

    Esa inclinación a imaginar el pacto como algo negativo me remite a los principios religiosos en los que se pide un acto de fe inquebrantable, como si un acuerdo fuera una traición, en lugar de un acto de inteligencia.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Rabiosa actualidad

    Puesto a hablar de degradación democrática, nada es más hiriente que la capacidad de distinguir entre el concepto de ciudadanía y los derechos humanos.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    Guía esencial para ver el debate de esta noche

    Faltarán los dos principales líderes de los partidos independentistas. Se trata de una situación excepcional que forma parte de una etapa política llena de situaciones poco habituales. 
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre