x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Verso Libre

Sobre un futuro Gobierno

Publicada el 24/01/2016 a las 06:00
La propuesta de Pablo Iglesias de pactar con el PSOE y participar como vicepresidente en un gobierno de progreso me parece buena, me parece feliz, me parece oportuna, me parece necesaria. Utilizo la retórica de la anáfora para darme ánimos, porque me apena que lo normal se haya convertido en algo tan justificadamente sospechoso. Y quiero convencerme de que más allá de las estrategias y las interpretaciones, lo bueno es bueno, lo feliz es feliz, lo oportuno es oportuno, y lo necesario es necesario.

Suscribo las palabras de Pablo Iglesias. Hace falta en España un Gobierno de progreso que acabe con las políticas clasistas del neoliberalismo radical, y para eso es necesario ahora que gobierne el PSOE, pero que no gobierne solo. Podemos debe entrar en el gobierno. Los resultados electorales ofrecen una ocasión que no se puede perder. Si quiere consolidar una verdadera utilidad política, el verbo Poder deberá meditar tanto en lo que se puede ganar como en lo que no se puede perder.

¿Queda en peligro el futuro del PSOE por aceptar el reto y negociar con Podemos? Reacciones de indignación como la de Pérez Rubalcaba me invitan a participar en la nutrida serie de cábalas sobre las actuales necesidades del PSOE. ¿Qué es peligroso para el PSOE en la España de 2016? Mi respuesta: figuras como la de Felipe González y Pérez Rubalcaba, aliadas de forma escandalosa con el mundo del dinero, la banca y los medios de comunicación que obedecen las órdenes del IBEX-35.

Dentro de unos días van a ser juzgados 8 sindicalistas de Airbus por ejercer el derecho legítimo de huelga en la jornada del 29 de septiembre de 2010. El fiscal pide 8 años y 3 meses de cárcel para cada uno. Cuando Rodríguez Zapatero decidió obedecer las órdenes del capitalismo neoliberal más duro en su segunda legislatura, se encontró con la oposición de los sindicatos. Su ministro de interior, Pérez Rubalcaba, planeó una estrategia de desmantelamiento de los sindicatos. El día de la huelga general contra la reforma laboral mandó dos dotaciones de policía a las puertas de Airbus, la empresa simbólica del sindicalismo español desde la que Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez habían convocado la protesta. Los policías presionaron a los trabajadores, llegando a utilizar sus pistolas para provocar un altercado grave. La madurez y experiencia de los enlaces sindicales evitaron una tragedia. La policía ni siquiera pudo hacer detenciones.

Pero a la mañana siguiente, en la rueda de prensa de los sindicatos para valorar la huelga, se colocaron sobre la mesa los 7 casquillos de las balas disparadas por la policía. Al ministro Rubalcaba se le subió la soberbia autoritaria a la cabeza y se inventó una trama de castigo para acusar de agresiones a sus propias víctimas. Dejó una alfombra de lujo para las leyes represoras del PP. Son figuras como Rubalcaba las que han dejado sin crédito al PSOE. Y la misión prioritaria de Pedro Sánchez es la difícil tarea de intentar recuperarlo, negándose a firmar ese acuerdo con el PP del que parecen tan partidarios los felipistas. Más que con Rajoy, el PSOE debe entenderse con la UGT.

Para cambiar la política europea es conveniente que haya gobiernos progresistas en el Sur. Y para eso es importante que los partidos socialistas rompan con el neoliberalismo salvaje y dejen de confundir la estabilidad con la desigualdad. Hace falta también que la izquierda reconozca una evidencia: debido a la configuración social europea, es imposible un cambio de política si no se cuenta con la militancia y los votantes de los partidos socialdemócratas.

Como lector de Walter Benjamin, entiendo la historia como una forma del pasado incompleto. Creo que el ayer está inacabado, y que tomar decisiones sobre el presente significa no sólo un acto de compasión con las antiguas víctimas, sino un desacato contra los viejos gobernantes. Me ha renovado estas ideas la lectura de Esperanza sin optimismo (Taurus, 2016), un libro del crítico literario Terry Eagleton. Confieso que la alegría ante la propuesta de un gobierno del PSOE, PODEMOS e IU tiene que ver con mi opinión sobre los dos políticos que en los últimos años más se han opuesto a esta posibilidad: Felipe González, una persona muy lista, pero muy deshonesta, y Julio Anguita, una persona muy honesta, pero falta de luces y de solvencia intelectual. En España hay gente que tiende a confundir la solemnidad del púlpito con la inteligencia. Y esto es un error grave, como denunció Antonio Machado al descubrir que debajo de los birretes y los profetas hay mucha cabeza hueca.

Emily Dickinson afirmó en un verso que había muerto dos veces antes de morir. Julio Anguita se ha cargado dos veces a Izquierda Unida antes de la muerte final de IU. Y las dos veces ha sido por culpa de su obsesión contra el PSOE. Primero se inventó lo del sorpasso y la pinza con la derecha para acabar con los socialistas. Los devotos monaguillos de Anguita dicen que todo fue un invento del grupo Prisa y de Felipe González. Bueno, Prisa y González aprovecharon la ocasión desde luego. Pero en la faena de González, Anguita se prestó a actuar como vaquilla. Se reunió con Aznar, se reunió con Pedro J. Ramírez, pactó la estrategia, fracasó y hundió a Izquierda Unida en una España que mantenía como prioridad su experimentado miedo a la derecha.

El segundo capítulo se puso en marcha con la dichosa idea de “Unidad Popular”. En Europa campaba el neoliberalismo. En España, ese mismo neoliberalismo convertía la idea de “organización colectiva” en su máximo enemigo, ya fuese en su aspecto sindical o político, con la ayuda inestimable de los populismos televisivos. El pacto de IU y el PSOE daba frutos en Andalucía. Las encuestas profetizaban que IU podía contar con el 20 % de los votos… Y entonces llegó Julio Anguita y puso en marcha la idea de Unidad Popular para un movimiento de masas que alcanzase el gobierno sin pactar con nadie y menos aún con el enemigo socialista. ¡Qué gran idea para destruir una organización!

Aunque hayamos soportado muchas idas y vueltas, celebro la propuesta de Pablo Iglesias. Me da igual que pueda ser una estrategia, me da igual que antes dijera una cosa y ahora otra, me da igual que Alberto Garzón haya practicado sin escrúpulos el anguitismo para acabar gobernando junto a Pedro Sánchez…, yo sigo celebrando lo que creo correcto: organización y acuerdos de gobierno contra el neoliberalismo. No se trata de buscar cargos. Es que resulta imprescindible desalojar al PP de las instituciones, resulta imprescindible una mayoría de gobierno progresista, resulta imprescindible un PSOE que no se someta al neoliberalismo y resulta imprescindible una izquierda real y sin califas. Porque en su búsqueda fundamentalista del paraíso suelen acabar dinamitando su propio cuerpo y su propia organización.

Más contenidos sobre este tema




62 Comentarios
  • Rimagu Rimagu 30/09/16 16:41

    Muy de acuerdo con lo que dices que paso que es cierto y muy de acuerdo que por encima de todo hay que hacer lo posible para DESALOJAR AL PP

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • DEDE DEDE 08/02/16 09:04

    Que simplismo !! Como puede plantear que el PSOE deje el neoliberalismo salvaje !! Esta en su esencia socialdemocrata !!! es infantil,ridiculo plantear que el PSOE deje el neoliberalismo salvaje El Sr Sanchez platea un neoliberalismo no salvaje L o máximo que aspira el PSOE Confunde el neoliberalismo con la corrupción Acabar con la corrupción del PP no retrocedera el neoliberalismo Totalmente de acuerdo con un gobierno PSOE Podemos IU Pero Podemos e IU tiene que desconfiar del PSOE porque este es un partido con una política neoliberal en sus raíces

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Adolfogga Adolfogga 28/01/16 13:03

    Nos quieren equivocar. LLanares ha puesto el foco en el objetivo: BANCO CENTRAL EUROPEO.  ¿Quien ocupa esta institución? ¿Quien ha puesto ahí sus miembros? ¿Es fruto de la democracia? ¿Es publica o es privada? Muchas preguntas y mucho desconocimiento. Tanto en Europa como en España la PRODUCTIVIDAD es altisima, pero como se reparte? En fin que aquí andamos peleándonos entre reinos de taifas.  Cuanto bien le hubiera hecho Felipe al socialismo y al PSOE si cuando acabó se nos hubiera vuelto a Sevilla y hubiera montado un buen despacho laboralista para defender gratuitamente a los trabajadores en vez de acabar en tan patetica figura.  Las guerras de los dioseses son muy dañinas (Felipe-Guerra, Felipe-Redondo, Anguita-Felipe, etc.). Ojalá Pedro Sanchez pudiera reconducir al PSOE, cosa harto dificil. Gracias Luis.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rafael María Rafael María 27/01/16 23:51

    Me encantas como escritor y como persona. Cuando entras en política no acabo de entenderte. ¿Aún no te has dado cuenta de que Pablo es un admirador de Anguita? El mal llamado Califa para nada es el máximo responsable de la caída de IU si no mas bien una de las víctima  del aparato del PCE al que tanto parece que admiras. Los viejos camaradas no han permitido la evolución de IU de ahí la necesidad de Podemos. Y menos mal que Pablo y sus camaradas dieron el paso valiente de crear esta nueva alternativa superadora de la vetusta izquierda anclada a su peor imagen estalinista en su forma de actuar como muleta de la derechizada y vendida socialdemocracia. El PSOE es uno de los más vendidos al capital alemán. Su anticomuunismo en estos años de transición ha sido claro y ha frenado cualquier posible unidad de las izquierdas. Me encantaría poder dialogar contigo. Me encanta como escribes. Un abrazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • baldos baldos 01/02/16 07:29

      TOTALMENTE DE AUERDO.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Folgo Folgo 27/01/16 00:42

    Luis ha escrito: "Primero se inventó lo del sorpasso y la pinza con la derecha para acabar con los socialistas. Los devotos monaguillos de Anguita dicen que todo fue un invento del grupo Prisa y de Felipe González. Bueno, Prisa y González aprovecharon la ocasión desde luego. Pero en la faena de González, Anguita se prestó a actuar como vaquilla. Se reunió con Aznar, se reunió con Pedro J. Ramírez, pactó la estrategia, fracasó y hundió a Izquierda Unida en una España que mantenía como prioridad su experimentado miedo a la derecha." Desde que te conocí en Granada en la última década del siglo pasado, nunca te había visto mentir tan descaradamente como lo has hecho en este artículo. El sorpasso sí es una elaboración de Anguita para las elecciomesde 1993, cuando era Coordinador Federal de IU. ¿No sabes, no conoces o no quieres contar lo que ocurrió en la comida en La Ancha en Madrid en la precampaña de esas elecciones? ¿No recuerdas los artículos y editoriales escritos por Javier Pradera y Cebrián... contra IU y su sorpasso, y mintiendo con su falsa ppinza entre IU y PP? ¿Tampoco recuerdas que tú estabas de acuerdo con la "teoría de las dos orillas" que con insistencia y razón exponía Anguita y en IU muchos, entre los que me incluyo? Lo de las reuniones con Aznar y Pedro J. es de traca. ¿Cuándo y en qué lugar, con quienes interlocutores tuvieron lugar? No recuerdo que en la época se publicara nada al respecto. Quizás sea porque después de la comida en La Ancha dejé de compprar el pperiódico global del Ibex-35 y de Felippe. Te voté en las elecciones, cuando representaste a IU. Si hubieras escrito las mentiras que aquí acabo de leer, no lo habría hecho.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • PONCE PONCE 25/01/16 19:11

    Cepeda, me recuerda usted a marhenda en la sexta noche. desde luego no dejare de leer este periódico por sus intervenciones, estas me las paso y punto, como ya he hecho con la sexta noche, ya el estamago no me da mas de si, menos mal que me voy a la cama con la sonrisa en la boca gracias al gran yoming y los artistas que le rodean.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Falín Falín 25/01/16 11:16

    Y ahí siguen decretando los dinosaurios del PSOE. Me recuerdan el cuento de Augusto Monterroso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • taxista y rojo taxista y rojo 25/01/16 10:30

    Estoy perplejo D. Luis. Los que no tenemos su nivel intelectual y sólo podemos admirarlo y, quizá, envidiarlo, nos guiamos más por las vísceras.  Creo deducir de sus palabras que debemos echarnos, más tarde o más temprano, en brazos de quien nos viene vilipendiando, despreciando, insultando, dándonos lecciones (infantiles por cierto). No voy a negar que cualquiera tenga derecho a abrir un nuevo arco electoral, pero nunca he sentido apego a ningún "líder" sino a las ideas y nunca a las religiosas, que hay que aceptar aunque no se comprendan. Sin respeto no hay nada y Pablo debería empezar por dirigirse a quienes haya podido ofender con sus descalificaciones.  Todo el que ha llegado a viejo es porque antes ha sido joven, tanto las personas como las organizaciones y a la juventud se le llama "adolescente" , precisamente porque adolece de experiencia y, por tanto de sabiduría. Así que si empezamos por el respeto... se verá.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JM Candal JM Candal 25/01/16 01:10

    Sencillamente genial .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Llaranes Llaranes 24/01/16 22:06

    De acuerdo con el señor Montero.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión