X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A la carga

¿Pero qué le pasa al PSOE?

Publicada 27/01/2016 a las 06:00 Actualizada 26/01/2016 a las 21:33    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 123

El PSOE ha perdido algo más de la mitad de sus votantes desde las elecciones de 2008. En siete años, uno de cada dos votantes ha abandonado al partido socialista. En 2008, el PSOE consiguió 11.289.355 votos; en 2015, 5.530.779. El descenso no se ha detenido a pesar de que el partido ha estado en la oposición desde diciembre de 2011.

En un partido vivo, una tendencia negativa como esta habría activado todas las alarmas. Se habrían constituido grupos de trabajo plurales, con gente de dentro y de fuera del partido, se habría consultado a expertos, se habría abierto un gran debate, tratando de encontrar una respuesta y un remedio. Nada de esto ha sucedido en el PSOE. El partido, por no tener, ya ni tiene una fundación que se ocupe de los grandes temas políticos e ideológicos y desde la cual se puedan generar ideas y alternativas. El encefalograma intelectual del PSOE es casi plano.

Debate serio y de fondo apenas hay. Hasta el momento, no he sido capaz de encontrar un análisis mínimamente solvente procedente de las filas del PSOE que explique la profundidad de la caída en los apoyos que recibe.

En lugar de un debate abierto y con contenido, la iniciativa la ha tomado un grupo de barones territoriales que conspiran en contra del secretario general del partido, por primera vez elegido por la militancia (y elegido hace bien poco, en julio de 2014, con el apoyo, por cierto, de muchos de quienes ahora quieren deshacerse de él). El discurso político de estos barones se articula en frases que caben en un titular de periódico y suelen apelar al “España se rompe” para exorcizar a los espíritus secesionistas, en un registro que recuerda bastante al del PP en su campaña contra el Estatuto catalán. Estos barones creen que el pacto de izquierdas es un error y que el problema del PSOE es de liderazgo. Con otro líder, piensan, las cosas irán mejor. Así, apuestan por elecciones anticipadas, con la confianza de que el PSOE remontará con un candidato distinto. ¿Es un diagnóstico realista de la situación actual?

No está de más recordar que desde 2008 el PSOE ha tenido tres líderes, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y Pedro Sánchez: ninguno de los tres ha podido evitar la caída. ¿De verdad alguien piensa que por elegir a otro líder, aupado mediante los juegos de poder de estos barones que controlan buena parte del aparato del partido, el PSOE va a remontar?

Supongamos, en cualquier caso, que la operación conspiratoria de estos barones tiene éxito, ponen a un líder con más fuerza que Sánchez y, ya es suponer, el PSOE, en unas nuevas elecciones en primavera, consigue avanzar cuatro o cinco puntos, rompiendo la tendencia bajista de los últimos siete años. Aun así, volverá a plantearse el dilema de cómo formar gobierno y Podemos estará todavía ahí. La posibilidad de que el PSOE pueda gobernar en solitario, sea quien sea el líder, es remota.

Francamente, creo que el problema del PSOE no es de liderazgo. Puede que con otro líder las cosas vayan algo mejor, pero el problema de fondo es más profundo. El PSOE, en mi opinión, tiene graves dificultades para hacer creíbles sus propuestas. Buena parte del electorado de izquierda y centro izquierda está de acuerdo con las mismas, pero piensa que si el PSOE llega al poder, no las pondrá en práctica. El origen de esta desconfianza es el siguiente: en los dos periodos en los que el PSOE ha gobernado, ha habido conflictos serios en torno a si las políticas realizadas desde el poder eran acordes con sus principios socialdemócratas o se habían desviado hacia posiciones liberales. Pasó en la etapa de Felipe González, como se vio con la huelga general de diciembre de 1988 que paralizó el país, y pasó con José Luis Rodríguez Zapatero tras el paquete de recortes impuesto por las instituciones europeas en mayo de 2010. En ambos casos, se produjo posteriormente un fuerte ascenso de las fuerzas más a la izquierda: IU creció mucho en la primera mitad de los noventa y Podemos en estos últimos años. Por limitarnos a la etapa más reciente, muchos votantes socialistas no entendieron que, además de los recortes, la reforma de las pensiones, la reforma del mercado laboral y la reforma constitucional del artículo 135, no se llevaran a cabo políticas para acabar con las injusticias en el reparto de sacrificios y para paliar las situaciones sociales más extremas, todo lo cual dio lugar a un aumento de la desigualdad sin precedentes en nuestro periodo democrático.

A mi juicio, el PSOE no volverá a sus niveles de apoyo anteriores mientras no dé pasos para resolver su problema de credibilidad. Dicho problema, como antes he apuntado, no va a desaparecer de la noche a la mañana por el hecho de que se cambie de líder. Creo, más bien, que el PSOE, con Sánchez o con quien sea, puede empezar a salir de su agujero si apuesta por una alianza de izquierdas que se traduzca en políticas distintas a las realizadas hasta ahora, más ambiciosas y claramente orientadas a combatir la desigualdad. Si se estudian los programas económicos y sociales de PSOE y Podemos, se verá que las diferencias no son insalvables. De hecho, el grado de solapamiento es muy alto. De lo que se trata en estos momentos es de que los dos partidos sumen fuerzas para que esas políticas se hagan realidad y la ciudadanía de izquierdas (que sigue siendo la mayoría social de España) recupere la ilusión y la confianza.

Una alianza de izquierdas es además la opción favorita de la opinión pública. Así lo avalan las encuestas desde hace un año y así lo ha vuelto a mostrar la encuesta de esta semana de MyWord para la Cadena Ser. Y no es una opción insólita, como muestra el reciente ejemplo de Portugal (aunque allí las condiciones eran más favorables en términos parlamentarios).

Es evidente que surgirán múltiples resistencias a un pacto de esta naturaleza, fuera de la izquierda, pero también en el PSOE y en Podemos. El factor humano (los dirigentes de Podemos y el PSOE) puede ser determinante y hasta ahora todos los análisis se están centrando en él. Pero conviene coger un poco de perspectiva y entender lo que hay en juego políticamente más allá de las tácticas y añagazas que emplean unos y otros en un espectáculo hasta el momento poco edificante, y más allá también del nombre y apellidos que tengan los protagonistas que puedan sellar esa alianza.



Hazte socio de infolibre



13 Comentarios
  • vimo vimo 26/09/16 19:14

    El PSOE no ha perdido los votantes, sino el interés de los españoles, con tanto traidor entre sus dirigentes. Le sobran los dirigentes, hay que sustituirlos por otros que no tengan vicios de poder ni alejamiento del pueblo, hay que volver a empezar, que se puede, con paciencia. Del PP no hablo, no quiero hablar de cadáveres porque esos no pueden recomenzar, esos solo pueden ser llevados ante el juez.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vimo vimo 26/09/16 19:03

    Todos, o casi todos, los votantes que se le han ido del PSOE hacia Podemos lo han hecho huyendo de los García Page, la Susana, El Pepin Blanco, el Felipe González , etc. Me cuento entre ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Falín Falín 02/02/16 09:31

    Los salvadores de la patria socialista que deberían estar jugando al dominó en alguna taberna de lujo, se están cargando a sus bases y a quienes de buena fe, aún creen y los votan

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Fredi Fredi 01/02/16 11:41

    Están rompiendo el partido desde dentro, todo mundo quiere dar su opinión y al final quien vota son los ciudadanos, que están hartos de todo lo que pasa dentro del partido, al mismo tiempo llegan nuevos rivales y al final que pasa, lo que está ocurriendo....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • unaopiniónmas unaopiniónmas 01/02/16 10:11

    Creo que la contradicción entre discursos de izquierdas y políticas de derechas es la clave (por lo menos en mi caso) de desafección hacia este partido. Y que Zapatero y Rajoy cambiaran la constitución de modo exprés para permitir que cobren antes los bancos que proteger a la ciudadanía, justifica más aún mi opinión.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Andrew Andrew 29/01/16 19:05

    Ni antes ni después fue  el Sr. Felipe González santo de mi devoción, al principio por su labia y su poco fondo. Ahora porque una vez asentado en sus feudos es si cabe más conservador que Rajoy. El PSOE debe definir sus siglas pues de socialista obrero no le queda sino el nombre o refundarse de nuevo. (dejando atrás tanto lastre o casta) Podemos e IU UP se tendrán que dar cuenta que al PSOE actual no le queda en su ADN la suficiente fuerza para pactar por un cambio real. Ya no son válidos para capitanear un pacto de izquierda reformador. El Sr. Sánchez se encuentra en la encrucijada con los sentimientos encontrados. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Lunilla Lunilla 30/01/16 08:05

      Escuchandole cada vez que esta dando la sensaciòn  de asistir a una reepresentacion del "Teatro del Absurdo" caracterizado por la alteraciòn del lenguaje  en cuanto al contenido, la insistencia de mostrar al hombre ridìculo en su necesaria lucha por "hacer imposible un universo ininteligible". Molete.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Lunilla Lunilla 29/01/16 21:22

      A ndrew: cio tº nº 116[...][ Son sentimientos encontrados; En una època  en la que todo es reebuscar aunque sea en la basura, exibir interioridades y ahondar en temàticas  subjetivas e intangibles, resulta extraño en una propuesta con la simpleza de siempre, cargando la prueba de la limpieza ideològica de la izquierda a favor del PP. : y aquì el inclito no por ilustre  sino por conocido,l nos objetiviza conque Rajoy  es mas de izquierda  que el expresidente Socialistas Gonzalez.  Como dijo mi superrebuscador  de basuras; No se puede desbarrar màs en la acciòn crìtica, pero esto es un verdadero desatino...y  ele tipo este Andrew se queda tan fresco y llevo conociendole desde hace mas de dos años...¿Que pasa Aquì..? nos hemos vuelto locos..¡¡¡?.   MOlete.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • paloma paloma 29/01/16 16:55

    Me da verguenza que Felipe Gonzalez haya pasado a ir contra los trabajadores. Le admiraba de joven, ahora con 46 años creo que por su culpa este pais sigue dominado por las clases altas, la Iglesia y la Banca. Una pena.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Itsasmir Itsasmir 29/01/16 16:21

    Vd. ha sintetizado perfectamente lo que nos ha sucedido a muchos, para los que nos constituyó un cierto trauma pasarnos primero al voto en blanco (los que vivimos el franquismo nos es imposible dejar de ir a votar) y luego, según el tipo de comicios, a unos o a otros o seguir en el blanco: la falta absoluta de credibilidad que tienen los políticos del PSOE. Y Podemos sabe perfectamente que esa falta de credibilidad es lo que está haciendo que muchos le voten, a pesar de su bisoñez, para que le marque firmemente al PSOE y se pueda reconstruir la socialdemocracia en España. Nada más y nada menos...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Manuel Ramos Iglesias Manuel Ramos Iglesias 28/01/16 19:22

    Tiene mucha razon en lo que dice, pero Ud. cree posible entenderse con un socio que antes de hablar, plantea unas condiciones chulescas e impresentables?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Sofocles Sofocles 28/01/16 21:23

      completamente de acuerdo... podemos negocia de buena fe o solo trata de dejar en mal lugar al psoe de cara a nuevas elecciones ? Entiendo y coincido con que el psoe debe de intentar llegar a un acuerdo con podemos, pero no a cualquier precio, si pablo iglesias no esta dispuesto a seguir las reglas basicas de una negociacion, pues lo siento mucho , pero no. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Tuilagi Tuilagi 28/01/16 12:24

    Las estructuras el bipartidismo se tambalean, y ha sido el psoe, con su falta de orientación y la falta de apoyos en las urnas la primera víctima. Es momento de ver la verdadera cara y altura de estado de nuestros ¿representantes?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    Será demasiado tarde

    Ahora, ante los fuegos del norte, nos echamos las manos a la cabeza, pero llevamos décadas de maltrato ciudadano, de egoísmo de especie y de pésima gestión política.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    Los pirómanos sin cerillas

    Existe otro tipo de pirómanos. Estos no queman bosques, pero abrasan el día a día del personal.
  • La Mirada Internacional

    Impaciencia Electoral

    El periodista Fernando Berlín analiza qué opina la prensa internacional sobre la gestión que el Gobierno de España está haciendo del conflicto en Cataluña.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre