x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

La dualidad de la izquierda

Ángel Viviente Core
Publicada el 22/02/2016 a las 06:00
Ante los hechos que leo estos días en la prensa, vivo en una especie de lío mental que no acabo de entender. Tal vez me esté volviendo loco. Es una especie de situación esquizoide por mi parte ante la visión de hechos contrapuestos.

Yo entendía que las actitudes de lo que se llama izquierda ha de ser firme y en defensa de las causas que considere justas para las capas menos favorecidas de la ciudadanía. Esa firmeza habría de ser clara y basada en el planteamiento de alternativas factibles que les sean beneficiosas y que no pueden basarse en la imposición o la arrogancia.

Sin embargo, por un lado, están las actitudes del Ayuntamiento de nuestra capital que en una serie de hechos acaecidos últimamente, reflejan un entreguismo total a las acusaciones que les llueven por todas partes. Acusaciones, en todos los casos, sin una base jurídica mínima para ser tenidas en cuenta en buena lógica.

El caso de los titiriteros es una prueba pasmosa de cómo el poder y los medios pueden desatar una cadena de despropósitos ante unos hechos que, en cualquier Estado de Derecho, en ningún caso se tendrían en cuenta. Con esas acusaciones cualquier texto literario podría ser puesto bajo la picota por enaltecer el terrorismo o vaya usted a saber qué valores. Cualquier planteamiento o discurso en una obra ficticia, de un elemento contrario a esos valores sería considerado como tal. Nadie debería de pedir perdón por esto, más bien nuestras autoridades municipales deberían haber exigido aclaraciones de lo ocurrido. Entreguismo.

En el caso de la Memoria Histórica, unos errores de principiante han llevado a un ataque desaforado, a una serie de instituciones y personas, que están muy lejos de lo que debería haber sido un análisis objetivo y consensuado de un proyecto por el que muchas personas llevan muchos años peleando. La Universidad, la famosa catedra de la Memoria, con su presidenta a la cabeza, han sufrido ataques injustificados ante lo que el Ayuntamiento, o más bien sus representantes de “la izquierda”, no han sabido responder con firmeza. Entreguismo.

En el caso del ataque a los sentimientos religiosos de las personas, véase la manifestación en una capilla de la Universidad, se utiliza un hecho que simplemente quiso llamar la atención sobre algo que esta fuera de toda lógica, como lo es la utilización de los espacios y el dinero público en beneficio de una parte de la población. No hay iglesias en los campus de otras religiones, pero si incluso los hubiera, también habría que denunciarlo. El Estado permite por el Concordato excepciones para ello tan solo en casos en lugares donde exista movilidad reducida, véase hospitales o cárceles, en donde debería haber espacios para todas las religiones. En cualquier otro caso, cualquier practicante puede acudir a la parroquia que le pertenezca, fuera de esos ámbitos. No acepto que con dinero público, el mío, se favorezcan actividades de las que no participo, y en eso me apoyo en la Constitución: El Estado es aconfesional. Yo me siento todos los días herido en mis sentimientos al abrir el periódico y nunca, nunca, nadie me ha pedido perdón por ello. Se precisaría una defensa muy firme de esta concejal por parte del resto de concejales del grupo a que pertenece. Entreguismo.

Todo ello habría de estar claro para un Ayuntamiento que, mayoritariamente, esta gobernado por ediles votados por ciudadanos con planteamientos de lo que se ha venido en llamar (que ya no lo sé) de izquierdas.

Sin embargo, su respuesta, la de este Ayuntamiento, ha sido la de pedir perdón por esos pecados y que han sido justificados por su alcaldesa por ser unos concejales sin la experiencia suficiente. Para mí eso no puede ser nunca una excusa, porque una ciudad de millones de habitantes no se merece gobernantes sin experiencia y un mínimo conocimiento de los temas. Y decir eso, esa justificación ahora, después de haber sido elegidos, me parece un engaño que debería de corregirse en algún momento. Se supone que hemos elegido a los más capaces, gente con experiencia o que, al menos, se saben rodear y se dejan aconsejar por aquellos que la tienen.

Frente a esa falta de firmeza y de entreguismo por parte del Ayuntamiento, en el enfrentamiento con los valores que han prevalecido en nuestro país durante muchos años, nos encontramos con unas posturas de total arrogancia en unas negociaciones que todos suponemos no nos llevarán más que a una repetición de las elecciones. Esa arrogancia se traduce en peticiones fuera de todo entendimiento lógico. Nadie se plantea iniciar unas negociaciones con imposiciones y ninguneando al otro. Nadie en su sano juicio puede defender la independencia de la judicatura y al mismo tiempo exigir nombramientos en ella condicionados a la sumisión a unas políticas. Nadie emplaza al adversario dando por hechos unos sillones en el Gobierno y una vicepresidencia que, por sus atribuciones, se convierte en el auténtico primer Ministro que controla los temas más fundamentales. No me creo que un partido que tanto ha medido hasta ahora sus mensajes en cada momento (la casta, las puertas giratorias, etc), lance esos mensajes pensando que pueden ser bien recibidos por aquél con el que pretende gobernar. No me lo creo.

Y así vemos que lo que en un caso es entreguismo y disculpas, en otro es arrogancia, ninguneamiento y firmeza mal entendida.

Creo que la izquierda no debe de moverse en esos patrones, en esa dualidad, ni en una ni en otra. Ni entreguismo ni arrogancia. Creo que la izquierda debe defender unos valores claros para la ciudadanía, con argumentos de peso y defendibles. Y en los debates con una derecha que tiembla al ver peligrar sus privilegios, han de apoyarse mucho en sus votantes y en los movimientos sociales que les han aupado y les auparán a los gobiernos de ciudades o del Estado. La separación con los movimientos sociales y en general los ciudadanos que les han votado, los condenará a la imposibilidad de defenderse de los desaforados ataques de la derecha, muy unida y organizada, por cierto.

Firmeza y defensa respetuosa de unos argumentos y búsqueda de apoyos en todos los que ven en ellos la posibilidad de un cambio real para sus vidas. Más cercanos, más unidos y sin mensajes encontrados. Y sobre todo claridad ante sus votantes.
___________

Ángel Viviente Core es coordinador general de Convocatoria Cívica.

Más contenidos sobre este tema




8 Comentarios
  • pescador pescador 22/02/16 19:08

    Despues de leer algunas opiniones sobre el articulo y obviar algunos calificativos como Podemitas, coleta, soberbia, prepotencia, altaneria etc. creo que estos calificativos se deben a que, aquellos que durante tanto tiempo nos saquearon no entienden que 5.000.000 millones de ciudadanos votamos que le digan claro y a la cara sin complejo que no estamos conforme con la forma de gobernar que nos llevo a la destrución del empleo de calidad, la sanidad, la educación al aumento de la deuda, el saqueo del fondo de las pensiones etc. sin olvidar que el que acusa de no saber donde esta en realidad tiene 300.000 votos mas que al que denomina perdido.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Ragnar Ragnar 22/02/16 20:48

      Chapeau!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • cepeda cepeda 22/02/16 17:58

    No salgo de mi asombro. 1.En el caso de los titiriteros todo parte de unos padres que denuncian lo que están presenciando sus hijos. La metida de pata será del programador o de la concejal o del ayuntamiento.... nunca de los "medios". 2.En un estado de derecho la justicia es un poder independiente y los jueces son respetados... nos  gusten más o menos sus actuaciones. Para eso están los recursos.... y si se piensa que el juez ha prevaricado... ahí están los tribunales para recoger la oportuna denuncia. 3.Lo del ayuntamiento con lo de la memoria histórica, empezando con la retirada de la placa de los carmelitas asesinados, ha sido todo un puro desvarío propio del sectarismo con el que actúan los que se creen "dueños de la verdad". 4.No hay ninguna justificación posible a lo que Rita y sus amigos hicieron en la capilla. Serán los jueces quienes decidan si tiene o no relevancia penal PERO no hay NINGÚN DERECHO a entrar en la capilla, a montar el número y a ofender a los sentimientos religiosos de las personas. Además, Rita mintió en el juicio negando unos hechos que TODOS HEMOS VISTO porque ellos mismos se encargaron de distribuir el vídeo. Claro que.... sabido es que solo miente, escracha y roba la derecha.... los "puros" jamás... 5.Van a ser legión los que no se apunten a eso del "NO acepto que con dinero público, el mío, se favorezcan actividades de las que no participo.... empezando por los "liberales" con lo ajeno. 6.Si ahora resulta que el problema es que el ayuntamiento de Madrid "no es suficientemente de izquierdas"... apaga y vámonos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • angelitos angelitos 22/02/16 13:17

    Estoy de acuerdo con su opinión y no me queda más remedio que referirme a Podemos, con esa altanería de sus mensajes y que según ellos les incumbe la única respuesta, "hay cuanto me recuerdan al PP con su sentido común". . A esta nueva izquierda le recomendaría humildad, cosa difícil en sus dirigentes, que vayan aprendiendo de los que llevan años en los diferentes gobernantes ya que si continúan en esta situación, me harían recordar un dicho muy popular entonces, yo ya soy mayor, "Es como si una monja la metieras en Pasapoga" Una a discoteca en pleno Callao en Madrid o lo mismo que meter un elefante, en una cacharrería. Calma y aprendijarce para formar un buen gobierno.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • terrícola terrícola 22/02/16 12:32

    Muy cierto lo que afirma Ángel Viviente en su artículo. Detalles aparte, el núcleo duro argumental, blandura-entreguismo de la izquierda actual, no de los orígenes, tiene explicación. Dígo explicación,no justificación. Confieso cierta envidia con la actitud, eterna, desde siempre, de la derecha.Esta firmeza, esta natural fortaleza. Esta actitud de los bién pensantes, de la llamada gente de orden, tiene una universidad para educarse: el dinero como arquetipo eterno. Y único. La izquierda, como demuestra la historia, lo tiene mucho más difícil.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • unacompatriota unacompatriota 22/02/16 09:42

    Con todo mi respeto hacia los podemitas y a sus votantes, debo decir que la actitud de ciertos líderes y en particular de Pablo Iglesias es, casi siempre, arrogante y soberbia. Incluso cuando baja el tono y el volumen de sus intervenciones, no deja de fastidiarlo todo lanzando alguna expresión o frase de aquel que está dispuesto a perdonar vidas. Y todo ello, junto con las puestas en escena al amparo de sus colaboradores que sonríen o se parten la caja ante las ocurrencias de su líder, hacen que precisamente resulte especialmente antipático el llamado "coletas". No se lo que va a ocurrir en los días venideros con el asunto de la no o si investidura de Pedro Sánchez, pero todo parece indicar que a Podemos no le interesa un gobierno que eche de una vez a esta derechona insufrible y llena de corruptos. Le interesa más unas nuevas elecciones en las que aspiran al sorpasso , a aniquilar al PSOE. Pero me temo que estén errando el tiro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ragnar Ragnar 22/02/16 09:39

    No parece muy congruente este artículo de opinión con lo que podemos ver en la página web de la plataforma  Convocatoria Cívica. Y pongo el mensaje literal: "Convocatoria Cívica lanza un llamamiento para trabajar de forma coordinada a todas las agrupaciones, partidos, sindicatos y movimientos que tengan el mismo objetivo de acabar con la actuar situación de deterioro político y económico en nuestro país y optar por el cambio social que España necesita." No sé que habrá cambiado desde el 2 de Julio de 2015 en que Baltasar Garzón hacía un llamamiento a la confluencia de las fuerzas "progresistas" (ver http://www.europapress.es/nacional/noticia-plataforma-baltasar-garzon-llama-fuerzas-progresistas-confluir-20150702143736.html), pero dificil imaginar que realmente se persiga ese objetivo dando palos a diestro y siniestro a esa mismas fuerzas. Ya ni nos acordábamos de Convocatoria Cívica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pescador pescador 21/02/16 22:43

    Porque casi todos los articulistas despues de multiples rodeo terminan dandole caña a Podemos...y lo mas dificil de entender que todo esto es impropio de la izquierda y aqui surge la pregunta, donde esta la izquierda la real no la de carnet, esa que cambio el 135, la que en Europa vota junto con la derecha, la que rechaza las lineas rojas pero impone las otras, desde cuando las izquierdas estan contra las consultas o sus lideres ven bien que formen una Gran Coalición con la derecha o trata de pactar con fuerzas que denominaron las juventudes del PP, esto nos lleva a mucgos tradicionales votantes de la izquierda a preguntarnos que es ocurriendo en este Pais, donde por primera vez capital, partidos y prensa trabajan juntos para demonizar a un partido que tiene mas de 5.000.000 millones de votantes y que de momento deben tener la prensución de inocencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión